Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Cosas que uno aprende con el tempo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Cosas que uno aprende con el tempo. Mostrar todas las entradas

Algún día todas las sonrisas le ganaran el pulso al dolor.




Y eres consciente de que hay respuestas que quizá deban cambiarse. Que te equivocaste. Es preciso partir para volver a encontrar el camino. Y dice el corazón que no, que me equivoco, que fuimos felices juntos. Me coge por un brazo, me lo aprieta con fuerza. Porque cuando alguien a quien quieres se te va, intentas detenerlo con las manos, con la mente, con todo tu cuerpo. Esperas poder atrapar así también su corazón. Pero no, no es así. El corazón tiene pies que no ves. Y sigo pensando y sigo creyendo. "Algún día todas las sonrisas le ganaran el pulso al dolor".



Una llamada cambia tu vida.

En la vida hay momentos en los que estas arriba, en la cima donde tienes todo y estas en control de absolutamente todo lo que ocurre en tu universo. Y es precisamente cuando estas arriba cuando llegan muchos lobos disfrazados de mansos corderitos. Pero es muy diferente la historia cuando por cosas de la misma vida, te toca descender y tocar fondo, ahí el escenario cambia completamente de repente los corderos (que nunca lo fueron) sacan sus garras y muestran sus colmillos. Aunque hay decepciones cuando se esta Abajo, también hay grandes gratificaciones una de ellas la comparto con ustedes: Hoy cuando estoy en esta situación he descubierto quienes son realmente las personas que me quieren, esas que se quedan, esas que te recuerdan, que te llaman sin ninguna otra intención simplemente para saber de ti, aquellas que permanecen leales aun cuando no te sientas como " La Reina del mundo" aun cuando no estas en la "Cima del Cielo" aun cuando la popularidad escasea o el poder se haya agotado...Es cuando se esta abajo que se encuentran a los verdaderos Corderos, esos que no tuvieron la necesidad de disfrazarse porque siempre lo fueron.



¡Quien riendo la hace, llorando la paga!


Si te molesto, entiendo. Si no te importo, entiendo. Si no tienes tiempo para mi, entiendo. Si me ignoras, entiendo. Si te enojas, entiendo. Pero cuando me pierdas, no preguntes de quien fue la culpa, es tu turno de entender. ¡Quien riendo la hace, llorando la paga! Ley de vida.

¡Quien riendo la hace, llorando la paga!

A veces se gana, a veces se pierde, pero siempre se aprende.



A veces es necesario sentarse a la orilla del camino e intentar descansar, 


reflexionar en uno mismo.


A veces se gana, a veces se pierde, pero siempre se aprende.


Por eso, a veces es tan importante destruir recuerdos,


regalar presentes a veces necesitamos un motor creativo


que nos induzca a caminar nuevos horizontes.


Un capitulo mal terminado en mi vida me provoco estragos en mi alma


pero aquí voy renaciendo de la nada, intentándolo,


creyendo que todo es azul aunque sea negro, pero no me voy a derrumbar, 


se que puedo y me lo merezco.

Enamórate de mí o de alguien como yo, pa que no me duela tanto.

Enamórate de una mujer
 que esté más preocupada por los ceros en sus cheques
 que en los tuyos.

Enamórate de una mujer que te quiera
porque la haces reír y no porque le compras cosas.

Enamórate de una mujer que respire profundo
 para calmarse cuando te ve.

Enamórate de una mujer
 que no pueda esconder nada. 

Enamórate de los ojos que la delaten
 y que te digan lo que necesitas saber.

Enamórate de ella
 porque le brillan los ojos cuando te ve.
Eso significa que está enamorada de ti.

Enamórate de una mujer que ame y deje amar.
Que sea y deje ser.

Enamórate de mí o de alguien como yo,
para que no me duela tanto.