Seguidores

Visitor

Translate

Quizás, dentro de unos 10 a 15 años, nos encontremos por casualidad, no ahora... definitivamente no ahora.

  Quizás, dentro de unos 10 a 15 años, nos encontremos por casualidad, no ahora... definitivamente no ahora... y nos sentaremos a conversar de las locuras que hicimos y de todo lo que nos guardamos dentro.

  De todo el orgullo que nos alejó y de todas las heridas que nos hicimos... esbozaremos una sonrisa, con los ojos llenos de lágrimas y quizá... solo quizá, sin rencores, ni daño, nuestras miradas se crucen y nos reconozcamos, como alguna vez supimos hacerlo.

Quizás, dentro de unos 10 a 15 años, nos encontremos por casualidad, no ahora... definitivamente no ahora.


No me arrepiento de quererte al fin y al cabo me diste las noches de insomio mas bonitas de mi vida.

 Te di lo mejor de mi, te quise como se quieren pocas cosas, te consenti, te dedique letras que nadie escribio, te amé mas alla de lo imposible... pero nunca estuviste para mi, que pena..

 Sin embargo siempre supiste como atarme, un gesto, una palabra, un mensaje, que me llenaba de ilusión y tu lo sabias, pero tal vez aunque no querias, necesitabas que yo te quisiera. 

 Y eso es lo que mas deteste de ti. Pero no me arrepiento de quererte al fin y al cabo me diste las noches de insomio mas bonitas de mi vida que nunca olvidare.


No me arrepiento de quererte al fin y al cabo me diste las noches de insomio mas bonitas de mi vida.


Hay que recordar que la vida tiene dos caras, una de mucha felicidad y la otra de mucha soledad.


Hay que recordar que la vida tiene dos caras, una de mucha felicidad y la otra de mucha soledad.


 Hay que recordar que la vida tiene dos caras, una de mucha felicidad y la otra de mucha soledad. Es importante que siempre sepamos cuidar a los amigos y no olvidarlos en los momentos en los que todo nos sale bien.

 Nadie quiere que lleguen esos días tristes, pero llegan, son inevitables. Hay que vivir la alegría pero sin olvidarnos de los que siempre han estado a nuestro lado tanto en lo bueno como lo malo.

 No permitas que cuando hay alegría en tu vida, tus seres queridos se conviertan en espectadores que te ven alejarte de ellos feliz por lo que estás viviendo.