Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Amor en la vejes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Amor en la vejes. Mostrar todas las entradas

El sufrimiento es lo que nos da fuerza y nos hace crecer.


¿Qué se siente al ser vieja? El otro día, una persona joven me preguntó: -¿Qué sentía al ser vieja? 
-Me sorprendió mucho la pregunta, ya que no me consideraba vieja. Cuando vio mi reacción, inmediatamente se apenó, pero le expliqué que era una pregunta interesante. Y después de reflexionar, concluí que hacerse viejo es un regalo. A veces me sorprendo de la persona que vive en mi espejo. Pero no me preocupo por esas cosa mucho tiempo. Yo no cambiaría todo lo que tengo por unas canas menos y un estomago plano. No me regaño por no hacer la cama, o por comer algunas "cositas" de más. Estoy en mi derecho de ser un poco desordenada, ser extravagante y pasar horas contemplando mis flores. He visto algunos queridos amigos irse de este mundo, antes de haber disfrutado la libertad que viene con hacerse viejo. -¿A quién le interesa si elijo leer o jugar en la computadora hasta las 4 de la mañana y después dormir hasta quien sabe qué hora?-Bailaré conmigo al ritmo de los 50's y 60's. Y si después deseo llorar por algún amor perdido...¡Lo haré! Caminaré por la playa con un traje de baño que se estira sobre el cuerpo regordete y haré un clavado en las olas dejándome ir, a pesar de las miradas de compasión de las que usan bikini. Ellas también se harán viejas, si tienen suerte...Es verdad que a través de los años mi corazón ha sufrido por la pérdida de un ser querido, por el dolor de un niño, o por ver morir una mascota. Pero es el sufrimiento lo que nos da fuerza y nos hace crecer. Un corazón que no se ha roto, es estéril y nunca sabrá de la felicidad de ser imperfecto. Me siento orgullosa por haber vivido lo suficiente como para que mis cabellos se vuelvan grises y por conservar la sonrisa de mi juventud, antes de que aparezcan los surcos profundos en mi cara. Ahora bien, para responder la pregunta con sinceridad, puedo decir: -¡Me gusta ser vieja, porque la vejez me hace más sabia, más libre!-.Se que no voy a vivir para siempre, pero mientras esté aquí, voy a vivir según mis propias leyes, las de mi corazón. No pienso lamentarme por lo que no fue, ni preocuparme por lo que será. El tiempo que quede, simplemente amaré la vida como lo hice hasta hoy, el resto se lo dejo a Dios.
El sufrimiento es lo que nos da fuerza y nos hace crecer.

Nada más atractivo y excitante que una mujer de 50 años sonriente y serena en la vida.


Los 30 fueron una tragedia: me pillaron separada y con dos hijas. Ahora es tiempo para mí. Más que las arrugas o las canas, la fatalidad de que por mucho que hagas ejercicio la piel se suelta. Cuesta mirarte y ver que no tienes una piel de mujer joven. Para mí, los 30 años, los 40, no fueron tema. Pero cumplir 50, medio siglo… Me costó asumirlo. Las arrugas se han marcado y ni las cremas ni las bases las tapan. Veo que el tiempo se va acortando y quiero aprovecharlo. Ya no hago cosas que me dan problemas. Salgo a caminar, leo y me levanto temprano, porque la mañana tiene una energía especial. “Nada más atractivo y excitante que una mujer de 50 años sonriente y serena en la vida”


Vida después de los 40. No me perdería vivir esta etapa por nada.



Me veo al espejo y me rió mientras trato de encontrar a esa "mujer cuarentona", que debe esconderse en algún lado, me rió porque sé que nada tengo que ver con ella, al principio tenía muchas dudas y temores sobre lo que pasaría con el correr del tiempo, pero cuando miro atrás comprendo que todo aquello que viví, me hacen la mujer que ahora soy. Vivo a plenitud, disfruto de los momentos románticos que puedo. Siento que éste es nuestro momento, seguimos siendo mujeres vitales, guapas y llenas de actividad pero con muchas más libertades y tiempo para nosotras. Tal vez con algunas arrugas más, fruto de las vivencias que hemos pasado, pero son esas mismas las que nos han transformado en las mujeres que somos hoy. La Vida después de los 40. No me perdería vivir esta etapa por nada.

Soy una soñadora la que necesita sentir esas mariposas volar dentro de su estómago.

 Entiendo esta sensación de vacío pero también sé que desaparecerá. Es cuestión de limar asperezas, de pensar en las cosas que unen y no en las que separan.. Soy una soñadora,...la que necesita sentir esas mariposas volar dentro de su estómago.



Vive el momento porque vas a envejecer pronto.

"Vive el momento porque vas a envejecer pronto" es una frase que puede representar síntomas de irresponsabilidad así como falta de consciencia en el ser, pero también es la actitud de vivir intensamente cada instante, de afrontar la vida con optimismo y alegría. Mételo en la cabeza: el día de hoy no se volverá a repetir jamás. Vive intensamente cada instante; lo que no significa alocadamente, sino mimando cada detalle, escuchando, aprendiendo, respirando.... Intentando realizar cada sueño positivo. Buscando el éxito y examinándote de la asignatura fundamental de la vida: El amor. Y, todo ello, para que un día no lamentes haber malgastado egoísta e inútilmente, tu capacidad de amar y de vivir.

"Vive el momento porque vas a envejecer pronto" es una frase que puede representar síntomas de irresponsabilidad así como falta de consciencia en el ser, pero también es la actitud de vivir intensamente cada instante, de afrontar la vida con optimismo y alegría. Mételo en la cabeza: el día de hoy no se volverá a repetir jamás. Vive intensamente cada instante; lo que no significa alocadamente, sino mimando cada detalle, escuchando, aprendiendo, respirando.... Intentando realizar cada sueño positivo. Buscando el éxito y examinándote de la asignatura fundamental de la vida: El amor. Y, todo ello, para que un día no lamentes haber malgastado egoísta e inútilmente, tu capacidad de amar y de vivir.

Hoy, hoy ya no tengo besos.

Que increíble que una palabra tan sencilla encierre tantas cosas, cosas que a veces no logramos expresar de manera adecuada Beso cuatro letras que encierran un mundo de sensaciones. Como dice mi querido amigo Salomón: Un beso enamora. Coincido con él, un beso es magia, es una obra de arte. Hoy ya no tengo besos, tal vez alguien me regale o me robe uno antes de que esté aún más vieja y decrépita.



Quiero alguien que limpie mis lágrimas.


Me gusta un hombre por su forma de ser conmigo, por su estatura de la cabeza hacia arriba, por su integridad y honestidad. Al final del camino todos envejecemos, todos nos volvemos feos y todo pierde su firmeza. No quiero un maniquí para admirar, quiero alguien que hable conmigo, que me escuche, que limpie mis lágrimas, que soporte mis neurosis, alguien que me ame aun si ronco o duermo con la boca abierta, que me ame por ser imperfecta, por cometer errores, por ser un poco loca y con el que pueda envejecer enamorada.