Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Envidia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Envidia. Mostrar todas las entradas

No juzgues solamente comprende y si no puedes comprender, siempre respeta.


El respeto es aceptar y comprender tal y como son los demás, aceptar y comprender su forma de pensar aunque no sea igual que la nuestra, aunque según nosotros esta equivocado. Respetar las opiniones del otro, es una de las mayores virtudes que un ser humano puede tener.
Las personas son diferentes, por lo tanto actúan diferente y piensan diferente. No juzgues…solamente comprende…y si no puedes comprender, siempre respeta. Nos dicen que nos pongamos en el zapato del otro y ha algunos que ni zapatos tienen.

No juzgues solamente comprende y si no puedes comprender, siempre respeta.


Todo en la vida se paga así de simple.


A veces no nos damos cuenta ni somos conscientes del daño que podemos provocar en el otro, dejamos que todo lo que está en nuestro interior salga de alguna manera y no nos fijamos cómo. El herir a alguien no es solamente herirlo, las consecuencias que traen pueden ser fatales. Mucha gente, en el día de hoy, se va por simples rumores, que en realidad terminan siendo simples para los que lo crearon, y lo más difícil para los que se fueron. Por eso, es momento que empecemos a pensar antes de hablar, nada dice que no podamos cometer un error.. pero estemos conscientes de que lo hacemos. Y para los que lo hacen conscientes.. para los que saben que hieren al otro, todo en la vida se paga así de simple. "Cuida que tus palabras sean dulces, algún día te las tendrás que comer..."


Todo en la vida se paga así de simple.

La envidia se arrastra por el suelo como una serpiente venenosa.

He estado pensando en abrir los ojos. Sería una buena idea, realmente lo es, 
si la planeo del todo, a la perfección, con detalles, coordenadas, cada movimiento.
 A fin de cuentas tan sólo es eso, abrir los ojos. ¿Sólo eso? Y si me parece tan sencillo, ¿por qué no lo he hecho antes? No tengo ni la menor idea. Quiero abrir los ojos, mirar lo que el futuro tenga para mí. Me gustaría que la gente no fuera tan metiche, me encantaría que la gente pudiese preocuparse de su propia vida sin meterse en la de los demás, sin criticar, porque cada decisión es de uno, Ahora me está invadiendo la duda de que, la persona que yo quería, retrocedió por todas las cosas que murmuraron los demás... Son esos susurros crueles que te cortan con las cuchillas de la envidia, de la maldad, de todo lo que es despiadado. La envidia es, el mas mezquino de los vicios, se arrastra por el suelo como una serpiente venenosa.


Hay dolores que no se expresan y te rompen por dentro.

Hay palabras que es mejor no pronunciar,
 porque tarde o temprano tendrás que tragártelas.
Hay muchas cosas que no se dicen, y que seguro que si hubiesen sido dichas
 hubiese sido todo muy diferente.

Hay mucha gente con la lengua demasiado larga mientras
que los que de verdad merecen la pena se callan.
Hay palabras que fueron dichas y que jamás serán olvidadas;
 ya sea para bien o para mal.

Hay dolores que no se expresan y te rompen por dentro
 hasta que te dejan hecho mierda.
Hay demasiadas cosas que todavía no sé decir
porque tengo un cacao de pensamientos.


Hay personas que jamás olvidaremos, 
pero tenemos que aprender a dejar de querer por nuestro bien.
Hay amigos que te dan tanto calor que dices "
¿Para qué necesito más? Si ellos saben darme amor".

Hay veces en las que te das cuenta de que lo que necesitabas era quererte a ti mismo, 
y no que te quieran, porque irremediablemente todo el mundo se va tarde o temprano, 
y al final del camino solo estás tú mismo.

Hay pasado, presente y futuro; 
pero tienes que aprender a diferenciar que el pasado ya no volverá, 
que el presente hay que vivirlo al máximo, 
y que del futuro ya te preocuparás mañana.

Aprende a disfrutar lo que tienes hoy.


Debemos aprender a querernos como somos, a olvidarnos de todo aquello que no poseemos físicamente ya que tal vez eso sea tan solo una mascara, que no te deja ver más allá. ¿Cuantas personas existen que se sienten felices solo por lo que traen puesto o por todo lo que tienen?, y ¿Cuántas que se sientes felices con lo que la vida les ha dado?. Creo que la cifra es algo baja, ya que todos nos encontramos alguna vez de nuestra vida en un punto en que queremos todo lo que no tenemos, queremos lo más nuevo, lo que esta de moda o lo que simplemente no podemos obtener.
Ojala la vida se tratara o midiera de cuantas cosas materiales tenemos, sí tal vez la vida fuera un desastre. No hemos podido enseñarnos a ver las cosas como son, a ver más allá de lo que significa un coche nuevo, una alhaja o algo de lujo. Debemos dejar de criticar, de ver por lo que otros tienen, y que no tenemos. La vida nos da grandes regalos , que a veces ni siquiera los vemos, apesar de que nos pasaron justo frente a nuestros ojos. No envidies, no guardes rencor, no sufras por lo que no te toco, y aprende a disfrutar lo que tienes hoy.
Aprende a disfrutar lo que tienes hoy.

No compares, por el bien tuyo y de las personas que te rodean.


No compares, jamás lo hagas, te condenas a ser infeliz toda tu vida. Recuerda que las personas no son las mismas, ni el tiempo, mucho menos las circunstancias. No compares, las experiencias vividas jamas serán las mismas, todas pasarán a formar una antología de sentimientos vividos. No compares, por el bien tuyo y de las personas que te rodean.

 No compares, jamás lo hagas, te condenas a ser infeliz toda tu vida. Recuerda que las personas no son las mismas, ni el tiempo, mucho menos las circunstancias. No compares, las experiencias vividas jamas serán las mismas, todas pasarán a formar una antología de sentimientos vividos. No compares, por el bien tuyo y de las personas que te rodean.

Nadie me aplasta, nadie me puede, nadie me retiene, nadie me detendrá.

Quizás confié en la gente equivocada, quizás debí fijarme mejor con quien me relacionaba, con quien compartía mi tiempo, mi sagrado tiempo. Todos esos "amigos" que duraron sólo un verano, esos que me usaron, que me dejaron en los momentos más difíciles de mi vida, los que me fueron indiferentes, los que me quisieron hacer la vida imposible, los que me envidiaron en vez de felicitarme, los que colocaron piedras para que me caiga en el camino, los que sumaron un granito de arena diciendo que no iba a poder, que era una tonta, que no entendía nada de la vida, que soñaba demasiado, que pedía mucho, que no alcanzaría, que en este mundo se necesitaba más que eso, más que ganas, voluntad y esfuerzo.
Aquí me tienen, parada con la cabeza bien en alto, me río, sí, me río. Nadie me aplasta, nadie me puede, nadie me retiene, nadie me detendrá. Si algo malo me sucede será porque lo he provocado, porque soy obra de mis causas, soy lo que resultan de ellas. Y si me caigo me levantaré, porque eso es lo que hacen las que no se rinden y yo no me rindo. Puedes ir soñando que un día no podré, que un día no alcanzará. Sueña, porque eso, no pasará.
Debemos buscar los amigos como se buscan los buenos libros.


Tantas cosas que no me gustan y no puedo cambiar.



1.         Tener que ir a algún lado o ir a visitar a alguien por compromiso.
2.       Estar hablando de algo y olvidarme de lo que estaba diciendo.  
3.       Tener a algo o alguien en la punta de la lengua y no me salga. 
4.       Los que te llaman a las 7 de la mañana o a las 4 de la madrugada y te preguntan "Uhhh, te desperté?" 
5.       La pasta dental destapada. 
6.       La mediocridad como estilo de vida.
7.       La gente con el pelo sucio.
8.       Que las noticias en el televisor todas sean chismes de artistas o muertos.
9.       El exceso de sal en la comida.
10.     La gente dramática.
11.       Los criticones que se meten en la vida ajena.
12.     La gente envidiosa.
13.     Las mujeres que son fáciles y hacen que los hombres piensen que toda somos iguales.
14.     Las gente que vive pendiente de todo lo que yo hago.
15.     Las personas sucias y regadas. Creo que vivir humilde no tiene que ver nada con no ser limpio. 
16.      Que  la gente tire papel en el suelo o por la ventanilla del carro.
17.     Ufffffffffff se me olvidaba toda esas personas que les gusta ser victimas.
18.     Las personas con baja autoestima. El mundo es para pobres, ricos, gordos y flacos. 


Me río de quien vive por si mismo y no piensa en nadie más.

Me río de la gente que dice algo por compromiso, 
de la que busca quedar bien a toda costa, 
de la que cree tener estilo y sólo sabe seguir modas.

 Me río de quien cree saber quién eres y qué es lo que te pasa, 
de quien cree saberlo todo y en realidad no sabe nada.

Me río de quien vive por si mismo y no piensa en nadie más,
 de quien cree tener derecho a ser mejor que los demás.

Hay personas que te hacen pensar
 que no quieres, no puedes, no vales, 
cuando sí quieres, sí puedes y sí vales.


Existen cosas que no tienen precio.



Siento tranquilidad...Paz...Calma...no siento ansiedad. Esas cosas "NO TIENEN PRECIO." La madurez que uno adquiere a través de los años lleva a uno a tener una vida más tranquila.. Mi consejo amigas(o): Se tu siempre sin importar que los demás piensen sobre ti, haz el bien siempre y no intentes complacer a todo el mundo por aceptación porque por cada uno que te critique, habrá diez que en silencio crecen con tu ejemplo, y tu coraje los impulsará a buscar en sí mismos la fuerza que tú tienes. "Nada te puede traer paz más que tú mismo"


Mientras las malas lenguas hablan de mi, las buenas me besan.

La opinión ajena me tiene perfectamente sin cuidado; lo que los demás murmuren de mí no me ha hecho ni me hará variar jamás mi conducta. Pero cuando he sabido que una persona me difamaba, 
le he retirado el saludo de un modo automático. Con este sistema, que recomiendo, me he suprimido el trabajo de hablar con mucho imbécil. Mientras las malas lenguas hablan de mi, las buenas me besan.


El que esté libre de pecado, que arroje la primera piedra.


"El que esté libre de pecado, que arroje la primera piedra."  Una frase con mucho peso y valor que ha servido para taparle la boca a personas que se creen con la fuerza moral de señalar y juzgar a sus semejantes... Cuantas veces nosotros hemos arrojado la piedra sin piedad, olvidando que también nosotros somos imperfectos propensos a fallar y que cuando nos encontráramos en una situación similar desearíamos que alguien, nos de la mano y nos ayude a levantar sin condiciones.



Es bueno ser fuerte pero es una mierda también cuando la gente sabe que eres fuerte y ellos piensan que esta bien herirte.


Es bueno ser fuerte pero es una mierda también cuando la gente sabe que eres fuerte y ellos piensan que esta bien herirte. Y todos los que me conocen dicen que soy fuerte, atrevida y llena de vida pero también saben que mi fortaleza se derrumba a menudo, que mi atrevimiento es timidez muchas veces, y que mi vida aunque ahora llena, no ha sido del todo fácil. "Soy quien soy, y orgullosa de serlo ".




Amar es llorar por ti en silencio.


El amor es paciente, es bondadoso; el amor no tiene envidia; el amor no es jactancioso, no es arrogante; Amar no es decir que te amo en la cara, amar es llorar por ti en silencio. Encontrar el amor es una lucha de todos los días, nosotros siempre queremos encontrar a esa personal ideal que nos haga reír y sentir la persona mas feliz del mundo, pero no siempre se tiene suerte.


La envidia nunca es sana.

¿Cuántas veces nos visitan en nuestra pagina, personas que no te quieren nada, sin embargo siempre están pendientes de ti?. Nunca voy a entender por que hacen eso, La envidia nunca es sana aunque dice un refrán que "Hay una envidia sana y otra malévola." “La envidia sana”, muy al uso hoy en día. La describiríamos como el sentimiento de alegrarnos por lo que el otro tiene y que nosotros también deseamos. ¿Es esto realmente envidia? ¿Echarás de menos la envidia malévola de los vecinos, la ironía cuando te digan “maravillosa?. Yo mejor me quedo con esta frase: "No me envidies mejor IGUÁLAME y después hablamos."


¿Cuántas veces nos visitan en nuestra pagina, personas que no te quieren nada, sin embargo siempre están pendientes de ti?. Nunca voy a entender por que hacen eso, La envidia nunca es sana aunque dice un refrán que "Hay una envidia sana y otra malévola." “La envidia sana”, muy al uso hoy en día. La describiríamos como el sentimiento de alegrarnos por lo que el otro tiene y que nosotros también deseamos. ¿Es esto realmente envidia? ¿Echarás de menos la envidia malévola de los vecinos, la ironía cuando te digan “maravillosa?. Yo mejor me quedo con esta frase: "No me envidies mejor IGUÁLAME y después hablamos."



"No me envidies mejor IGUÁLAME  y después hablamos."