Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Tristeza. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Tristeza. Mostrar todas las entradas

Noviembre sin ti.

Se comienza a sentir el frío en la ciudad.
 Llega noviembre, donde la soledad empieza a doler mas,
 las lágrimas de dolor recorren mi rostro 
y muchas canciones me traen tu recuerdo.

Rechazar la tristeza no acaba con ella.

 Porque te extraño desde aquel Noviembre cuando soñamos juntos en querernos siempre. Me duele este frío Noviembre cuando las hojas caen  a morir por siempre..

La tarde se aleja, el cielo esta gris la noche aparece sin ti, 
callado en la playa te lloro en silencio otra vez.

Me ahoga esta pena no puedo vivir las olas no me hablan de ti 
sentado en la arena escribo tu nombre otra vez. 

Porque te extraño desde aquel Noviembre cuando soñamos juntos en querernos siempre. Me duele este frío Noviembre cuando las hojas caen 
a morir por siempre.. 

Noviembre sin ti es sentir que la lluvia me dice llorando que todo acabó. 
Noviembre sin ti es pedirle a la luna que brille en la noche de mi corazón 
otra vez..  

Quisiera decirte que quiero volver tu nombre va escrito en mi piel 
ya es de madrugada te sigo esperando otra vez. 


Ya nadie apuesta por nadie.

Ya lo se, todo esto pasa. Que es solo un momento. Que un día ya solo será otra parte de mis recuerdos, Que las personas son así, un día te regalan un sueño y al siguiente lo olvidan por otro nuevo. Que todos los momentos compartidos no son más que un puñado de hechos para lograr un objetivo. Que ya nadie apuesta por nadie. Que cruzar una mirada con quien significó tanto para ti y que se quiebren los cristales duele. Que intentas no sentir la tristeza, pero no puedes evitarlo. Que te decepcionaste, te decepcionaron y tú también lo hiciste. Que no sabes dónde ni cómo pudiste llegar a esto. Que ya tienes la última página entre tus manos para pasarla…pero no eres capaz de cerrar el libro.

-Autor Desconocido

Ya lo se, todo esto pasa. Que es solo un momento. Que un día ya solo será otra parte de mis recuerdos. Que las personas son así, un día te regalan un sueño y al siguiente lo olvidan por otro nuevo. Que todos los momentos compartidos no son más que un puñado de hechos para lograr un objetivo. Que ya nadie apuesta por nadie. Que cruzar una mirada con quien significó tanto para ti y que se quiebren los cristales duele. Que intentas no sentir la tristeza, pero no puedes evitarlo. Que te decepcionaste, te decepcionaron y tú también lo hiciste. Que no sabes dónde ni cómo pudiste llegar a esto. Que ya tienes la última página entre tus manos para pasarla…pero no eres capaz de cerrar el libro.

Carta triste a mi madre.


Hola Mamá, 

Quisiera poder descubrir los obstáculos que hacen que entre nosotras dos haya un muro. Valoro mucho todas las cosas que haz hecho por mi, el apoyo que me haz dado en los momentos mas difícil de mi vida, pero tal vez extraño de ti el cariño, materializado en afecto, como los besos, abrazos y atención, que siempre necesite como hija. Todos los hijos necesitan el amor de sus padres para poder crecer y desarrollarse equilibradamente y poder así convertirse en un adulto con éxito. El cariño y el afecto son sentimientos esenciales para el ser humano.
 Encuentro en ti muchos valores pero muchas veces yo quería de ti mas amor, porque mama en la vida no todo es material, yo quería de ti un poco mas de tiempo el dinero no tiene nada que ver cuando estamos hablando de emociones.
 Recuerdo hace poco en mi cumpleaños me regalastes mi perfume favorito... si ese tan caro que yo no me puedo pagar, lo que no recuerdo es -cuándo fue la ultima vez que me abrazastes.
Gracias por traerme al mundo y todos los momentos que te haz sacrificado por mi bienestar, aunque se que nunca fui tu hija favorita. 
Un beso, que casi nunca quieres, pero que no dejo de darte porque te amo. 
Con todo mi amor,
 MaryM.

Carta Triste a mi madre.

No me iré muy lejos, por si un día, te da por aparecer..

Los días pasan. Es inevitable. Pasan las horas y los minutos. Y el tiempo te va cambiando. El tiempo te hace más fuerte, más sabio, más constante y coherente…o todo lo contrario. El tiempo te hace pensar que quizás no merece la pena esperar tanto por nada, o te dice a gritos que cuando le encuentres, quizás haya merecido la pena tanto tiempo. Las arrugas no solo aparecen en la piel de las personas. Todo acaba arrugándose. Los recuerdos, las letras de canciones, los papeles en los que escribías aquellos versos, las sábanas donde un día compartimos más que un sueño y un abrazo. Se arrugan y se secan como hojas de el otoño. Si. El otoño ya mismo volverá y con él la nostalgia y los días más tristes y largos. Los días con ese sabor a frió y helado que trae el invierno. Y será entonces cuando de nuevo recuerdes el calor que desprendía su corazón al latir cerca del tuyo…Esperaré paciente. Si. No sé cuánto tardará en pasar el tiempo. Pero no creo que los días duren más de 24 horas. Mientras, seguiré viviendo un verano especial. Un verano cualquiera de cualquier año. Seguiré disfrutando de los días de Sol que traen luz a mi vida. Mientras tanto…seguiré aquí. No me iré muy lejos, por si un día, te da por aparecer..


No me iré muy lejos, por si un día, te da por aparecer..

Desde el mismo día en que te fuiste ella entró a mi vida.

Desde el mismo día en que te fuiste ella entró a mi vida.

Si te dijeron, que desde el mismo día en que te fuiste ella entró a mi vida..no te mintieron..Llegó a la casa justo en el momento de tu despedida..no la esperaba..sin preguntar abrió la puerta, y entró en mi alma se aprovechó de mi tristeza, de mi nostalgia..y hoy me acompaña..Si te dijeron..que está conmigo a cada instante, a todas horas..no te mintieron..pues como sombra me persigue, no me deja a solas..te conocía, sabía todo, fuiste tu quien le contaste, y al verme solo..no dudó en aprovecharse.. vino a buscarme...y se sienta en la mesa y me acompaña en el café y contempla en silencio tu retrato en la pared..luego pregunta por tí...si te dejé de pensar y me sigue me lleva hasta el cuarto y me dice que tengo que olvidar..y se mete en la cama y siento su respiración, que recorre mi cuerpo..siento que me hace el amor..luego la veo sonreír, creo que se burla de mi..y se acerca y me dice al oído que me olvide de ti....y se sienta en la mesa y me acompaña en el café y contempla en silencio tu retrato en la pared..luego pregunta por tí...y hoy que te encuentro...y me confiesas que me quieres y aun me extrañas..y me preguntas quien es esa que hoy me acompaña, tu la conoces....ella es....LA SOLEDAD......

No hay finales felices..pero si sigo soñando con uno.

¿Y qué hay detrás de los lamentos?... 
Sólo deseos reprimidos de esos que se anhela, que se vive, que se sueña. 
Los de ser, de creer, de saber, de vivir... Esos deseos que busco.
No pretendo cambiar el mundo... es precisamente el mundo el que me ha cambiado a mi,
todos los días, todas las horas, todos los segundos que he respirado. 
Me he asfixiado muchas veces, o he creído estarlo, 
pero finalmente mi capacidad de sobrevivir es más fuerte... 
Continúo viviendo, por costumbre, por falta de innovación, por inercia
 por seguir creyendo en el amor pero aun vivo.
No sé si algún día ésto cambie, por ahora me revuelco
 en mis propios fallidos intentos de alzarme,
 de caerme y levantarme. Estoy bien, o pretendo estarlo...

No soy todo lo que quisiera ser, pero eso es sólo otro detalle
 de los tantos que hoy decoran mi vida... de la colección de malos detalles,
de malos momentos, de malos respiros...de felicidad esfumada.
Y es así, una y otra vez... no hay espacios para detenerse en este remolino
 que a veces me parece la vida... es cierto, 
no hay finales felices..pero si sigo soñando con uno.
Sólo seguiré creyendo tal vez ilusamente en la felicidad, 
en un segundo de duración... en una luz 
que logre esclarecer mis grises días y dudas...


Te veré al otro lado de la cama.


Y pensar en lo triste que es ver cómo se hace cenizas -frente a tus ojos- lo que quieres construir con alguien; el lugar, las esperanzas, todo lo que pusiste en ello: las ganas, las ilusiones, todo. A veces siento que estoy en una caída en un abismo sin fondo y que tú no vendrás a salvarme; a veces siento que estoy por volverme cuerdo y que tú no vendrás a sacarme a bailar. Hay noches en las que me da por desviar la mirada a la luna y querer que tú me eches de menos. De que, en cualquier día de estos, saldrás corriendo y tocarás la puerta, o entrarás por la ventana y te veré al otro lado de la cama. Y haremos temblar al frío.

                                           Benjamín Griss


Quizás lo único que falta era el color que le ponías a mi vida.

"Tampoco es para tragedias, que vivir sin tí, francamente, es bastante fácil." 
La ausencia da un poquito de ventaja y ya aprendí
 a no revisar el teléfono  ahora que nunca envías mensajes.
 Río a diario y el mundo es exactamente igual a antes de conocerte.
 "Quizás lo único que falta era el color que le ponías a mi vida."


Fui a tocar los recuerdos con mis propios dedos.

“Cuando pensaba que mejor estaba recaí. Pasé horas llorando, sentía que tenía que expulsar algo de mí que si seguía dentro acabaría matándome. Fui a tocar los recuerdos con mis propios dedos y sentada en medio de la nada, mientras la gente pasaba, volví a caer y todavía no me he levantado. Empiezo a sentirme a gusto en el suelo, me da miedo levantarme y encontrarme con que todo sigue igual allí arriba. Empiezo a acostumbrarme al dolor y eso me da miedo.”



Que la vida te regale toda la felicidad que puedas aguantar.

No en todos los hogares hay felicidad en este día.
 Muchas personas mueren el día de navidad, 
otros están luchando por su vida en hospitales,
 niño sin juguetes, hambre,
 pobreza y miseria en muchos lugares del mundo. 

Corazones rotos, familias destruidas, pies descalzos, 
hogares sin luz ni pan y guerra en el mundo.

Seamos agradecidos por todo lo que tenemos y no nos quejemos tanto, 
si miras detrás siempre hay alguien peor que nosotros.


Que la vida te regale toda la felicidad que puedas aguantar
 y que estás navidades sean tan felices para ti y los tuyos,
como esa última que quedó en tu recuerdo.


Abrir el corazón significa estar dispuesto a perder.


Fui lastimada, una y otra vez. Me dejé hacer algunas de las muchas cicatrices que llevo en la piel, y muchas otras, me las infringí. Quería ser querida, quería que la gente, aquel hombre y mis conocidos me quisieran. Lo quise con tanta desesperación que dejé de respetarme, de quererme, olvidé que soy humana y me duele que me pongan en segundo lugar, que no les importe si me duele, que le de igual tenerme a su lado, que un día me quería y al otro, me despreciaba. Me han matado, pero sobreviví. Y ahora soy yo quien debe llevar las heridas día a día como marcas que el tiempo grabo en mí, como si no fuesen las huellas que dejaron quienes me lastimaron, quienes rompieron mi corazón y dejaron los restos para que los recoja. Me dicen que abra mi corazón, que confíe, que no me dañarán pero todos en el fondo sabemos que cuando uno confía, es cuando las peores cosas pasan. Abrir el corazón significa estar dispuesto a perder.


Tengo ganas de gritar, de sacar a flote el alma desgarrada.

Tengo ganas de enamorarme con la luz de la luna,
 con el canto del silencio y el cobijo de las estrellas........
Tengo ganas de reírme de la tristeza acumulada, 
de la soledad instalada y del llanto incesante que reclama el amor.......

Tengo ganas de gritar, de sacar a flote el alma desgarrada,
 de vaciar al corazón de los sentimientos
 profundos que solo causan dolor.......

Tengo ganas de ti,
 que aún sin conocerte mi alma te reclama,
 mis ojos buscan tu mirada,
 mi ser ya siente que te pertenece.......

Tengo ganas de sentir,  de que las palabras se expresen en miradas,  de que las caricias sean tatuadas,  tatuadas por siempre en lo profundo de mi alma  y que al recordarlas las vuelva a vivir......  Tengo ganas de vivir,  de que el amor me envuelva,  de volver a reír,  tengo ganas de creer que el amor es para siempre,  de que tu estas en un lugar esperándome impacientemente.......

Tengo ganas de sentir, 
de que las palabras se expresen en miradas, 
de que las caricias sean tatuadas, 
tatuadas por siempre en lo profundo de mi alma 
y que al recordarlas las vuelva a vivir......

Tengo ganas de vivir,
 de que el amor me envuelva,
 de volver a reír,
 tengo ganas de creer que el amor es para siempre, 
de que tu estas en un lugar esperándome impacientemente.......

He mirado atrás tantas veces y odio ver en lo que me convertí.

A veces miro desde la cumbre,
 aquel lugar alto donde el horizonte se pierde,
 sólo para saberme,
 tomar consciencia que todavía existo 
y miro y siento como la ciudad palpita
 y en ella las personas, el tráfico y el mundo, 
con toda la inocencia y puro sometimiento
 y todo el engaño y bajeza con que son (somos) manejados. 
Miro y me desprendo de mí misma para perdonar, 
¿qué más podría hacer?,
 eso y sentir que quisiera ser
 un haz de luz y no tener pensamiento.


Llega otoño y con el se van los recuerdos.


Tristemente caen las hojas de otoño, y tras el cristal de mi ventana veo la tarde gris que cede el paso a la noche que nuevamente invade mi vida triste y sombría desde el día que perdí el amor de mi vida.
Las gotas de lluvia caen lentamente en mi piel, y se confunden con mis lágrimas que derraman mis ojos por el amor que hoy no está a mi lado, la melancolía envuelve mi alma y la soledad nuevamente hace presa de mí. El corazón quiere gritarle al viento que te ama, pero le digo que no puede amarte, que eres un ser efímero que ya no volverá, que te has ido lejos y jamás regresarás, como lejos se van los recuerdos que duelen en el alma. La luna con sus reflejos de plata tratan de iluminar mi alma en la penumbra, esa penumbra que invade mi vida desde que tu no estás, ay corazón como te extraño, cuanta falta me haces, pero esta es la realidad, tu ya nunca más volverás. Tarde gris de otoño, en donde recuerdo tristemente el día de tu partida, solo me queda el dolor, el vacío y el desamor que has dejado después de tu triste huida.


Yo sobreviviré y mientras sepa amar sé que seguiré viva.

Al comienzo tenía miedo, Estaba petrificada
y seguía pensando que nunca podría vivir
sin ti a mi lado 
pero después pasé muchas noches
pensando cómo me heriste Y me hice fuerte.
Y aprendí a continuar
Y ahora has regresado del espacio exterior
Abrí la puerta y te encontré aquí 
con esa triste mirada en tu rostro.
Hubiese cambiado ese estúpido cerrojo
hubiese hecho que me dejaras mi llave
Si por un solo segundo
hubiese sabido que volverías para molestarme.
Vete ahora, vete,
sal por la puerta Date media vuelta ahora.
Porque ya no eres bienvenido aquí
¿Acaso no fuiste tú Quien intentó herirme al decir adiós?
Pensaste que me desmoronaría. 
Pensaste que caería y moriría
Yo sobreviviré
y mientras sepa amar sé que seguiré viva.
Tengo toda mi vida por vivir tengo todo mi amor para dar
Y sobreviviré
Necesité de toda la fuerza que tenía
para no quebrarme.
Seguí esforzándome para tratar de arreglar 
las piezas de mi roto corazón y pasé tantas,
tantas noches solo sintiendo lástima por mi misma y solía llorar.
Pero ahora camino con la frente en alto y cuando me ves
ves a alguien nuevo, ya no soy esa pequeña persona encadenada
y aún enamorada de ti, te pareció bien simplemente aparecerte.
Y esperabas que yo estuviese disponible,
pero ahora guardo todo mi amor
para alguien que si me amará.




Me pregunto si alguien me extrañara mañana.


¿Y si me muero mañana quién me recordará?

Si la muerte viene por mí

quisiera no ser solo un fugaz pensamiento,

ni un llanto desechable,

quizás esto que siento sea algo egoísta de mi parte.

Tal vez ya no vuelva a perder un suspiro,

una lágrima, de esas que regalo y nunca me quedo.

¿Si muero mañana?

No cerrare los ojos si estos no se abren,

no me dejare caer si mi cuerpo queda frió e inerte,

no diré tengo miedo por orgullo.

¿Quedare inmortalizada en recuerdos?

¿U olvidada al momento?

¿Seré borrada de este mundo?

¿O añorada por todos?

Que falsa mi sonrisa blanca,

que mentirosos mis ojos secos,

y mi alma que llora en silencio.

Y como cada triste mañana,

con mi corazón herido y el miedo por delante

¿me pregunto si alguien me extrañara mañana ?.


Hoy vuelve a llover.

Por un segundo pensé que la primavera había llegado para quedarse. Por un minuto imaginé mi vida con sol. Por una hora creí que la luz era eterna. Por un día sentí que llegaba el calor. Hoy vuelve a llover. Creo que se ha parado el mes.


Por un segundo pensé que la primavera había llegado para quedarse. Por un minuto imaginé mi vida con sol. Por una hora creí que la luz era eterna. Por un día sentí que llegaba el calor. Hoy vuelve a llover. Creo que se ha parado el mes.


Inexplicable angustia, hondo dolor del alma, recuerdo que no muere.

Me estoy desvaneciendo de a poquito,
mis ojos se van convirtiendo en dos gotitas de líquido salado. 
Es complicado, ¿sabes?
Porque no tengo ni la menor idea de lo que está pasando aquí, 
no sé qué estoy sintiendo, no sé por qué me pierdo en todo esto...

Ahora noté que, necesito apagar la luz. Es complicado,
porque ni siquiera estoy segura de querer salir de este lugar,
de prender la luz, de secarme las lágrimas.

Quiero salir corriendo a un lugar en que nadie me pueda encontrar,
 un lugar en que no pueda recibir noticias de ningún tipo, 
un sitio, en el que, pase lo que pase, yo no me entere.
Siento que me desvanezco,

cierro los ojos e intento abrirlos y me pesan los párpados, 
cada vez un poquito más. 
Siento esa cosa rara a la que todos le llaman angustia,
 pero no puedo definirla, no puedo describirla,
 por qué no estoy segura de qué es, ni cómo es precisamente...

Inexplicable angustia, hondo dolor del alma, recuerdo que no muere.

 Inexplicable angustia, hondo dolor del alma,
 recuerdo que no muere, deseo que no acaba.

Me pregunto si te AMO.

Silencio, espacios vacíos, recuerdos que me pertenecen y que son solo míos. 
No los llamo, no los quiero, solo espero en silencio.
Te llamo pero no me escuchas, te grito pero no me oyes,
Te escribo y no lees las letras que escribí por ti aquella noche.
 Me tiemblan las manos, las piernas, me siento pérdida y ajena,
Te nombro aunque no se tu nombre, no reconozco tu rostro como aquella noche.

Silencio espacios ausentes, te mire tanta veces, 
perdí tu nombre en aquel recuerdo que no era nuestro.
 Palabras gastadas que no me pertenecen, silencios, y nadas me alejan de noche. 
No te abrace tanto como he querido, me alejo la duda y me callo. 

Silencios de besos que se fueron yendo, de abrazos que parten con algún pretexto, 
te deje las letras un espacio en blanco una luz a medias y este triste llanto. 
Me miraste triste, me dejaste sola, te volviste gris, con frío en mis manos,
 una y otra lágrima y estoy llorando.

 Me miras en silencio, me siento pequeña, no consigo hablar y eso me sofoca,
 Me quejo de todo, todo me molesta, vestigios de fantasmas que dejas tan cerca,
 las dudas los miedos me acosas, me gritas, me dejas perpleja. 
Me hablan de confianza, de ser sincera, si digo que siento, 
Ya no hablamos como amigos, me enojo te enojas y nada es la respuesta.

 Silencio en mi alma el corazón no habla, y empieza el proceso del alma que añora.
 Palabras de aire, y siento que preciso mi espacio mi tiempo, y ya no tiemblo tanto, tengo tanto frío, me acosa, me agota y siento que nada es como he querido. 

No soy victima ni héroe, no soy maestra ni alumna, no soy verdad o mentira,
 solo soy una humana con buenos y malos días, no me perteneces, no te pertenezco, 
no hay formulas mágicas, ni cuentos en rosas como en otros tiempos. 

Te miro en silencio no tienes rostro ni nombre, no tienes tonos mas que grises,
 no tienes respuestas solo dudas, no tienes halagos sino esa mirada perdida, 
me alejo de tus silencios que ahogan, me alejo de las conversaciones que nunca llegaron. 

El espacio en blanco se llena de las letras que tanto preciso como el aire mismo,
 te miro sonrío, te miro y te alejas, miro al cielo y me pregunto quien es para mí la fortaleza,
 de esta alma que no quiere perderse en medio de tanta grandeza. 

Hago silencio sin dudas, sin temores, confiando una vez mas, me pregunto si lo AMO, 
y sonrío sin pensar, con o sin tristezas, con buenos y malos días, sin recetas mágicas, 
Solo amando como ley fundamental, pero amando sin ser amada. 
Me pregunto si te AMO.

¿Cómo se vería un grito, un ruego, una palabra de amor?

No todo se ve.
Se ven los colores de las cosas, la luz, el brillo, hasta la oscuridad se ve. 
Pero ¿cómo se vieran las cosas que ahora no se ven?
¿Cómo se vería un grito, un ruego, una palabra de amor?
¿De qué colores se pinta el miedo y el orgullo?
¿Qué grises podría tener el aburrimiento?
¿Qué colores chillones podría tener una calumnia? 
¿Qué contrastes tendrían el abandono y el encuentro? 
¿Qué se podría ver en el aire cuando se dijera una mentira…
tal vez como el humo de un cigarrillo? 
¿Qué tonalidades tendría la tristeza de alguien que duerme?