Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Frio. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Frio. Mostrar todas las entradas

No me iré muy lejos, por si un día, te da por aparecer..

Los días pasan. Es inevitable. Pasan las horas y los minutos. Y el tiempo te va cambiando. El tiempo te hace más fuerte, más sabio, más constante y coherente…o todo lo contrario. El tiempo te hace pensar que quizás no merece la pena esperar tanto por nada, o te dice a gritos que cuando le encuentres, quizás haya merecido la pena tanto tiempo. Las arrugas no solo aparecen en la piel de las personas. Todo acaba arrugándose. Los recuerdos, las letras de canciones, los papeles en los que escribías aquellos versos, las sábanas donde un día compartimos más que un sueño y un abrazo. Se arrugan y se secan como hojas de el otoño. Si. El otoño ya mismo volverá y con él la nostalgia y los días más tristes y largos. Los días con ese sabor a frió y helado que trae el invierno. Y será entonces cuando de nuevo recuerdes el calor que desprendía su corazón al latir cerca del tuyo…Esperaré paciente. Si. No sé cuánto tardará en pasar el tiempo. Pero no creo que los días duren más de 24 horas. Mientras, seguiré viviendo un verano especial. Un verano cualquiera de cualquier año. Seguiré disfrutando de los días de Sol que traen luz a mi vida. Mientras tanto…seguiré aquí. No me iré muy lejos, por si un día, te da por aparecer..


No me iré muy lejos, por si un día, te da por aparecer..

Tenemos para gozar la nieve del invierno y las flores de la primavera.


Deberíamos dedicarnos a leer sobre temas que nos aporten cosas buenas a nuestra vida y no que nos depriman. Hoy quiero compartir con ustedes estas palabras de Facundo Cabral. Tenemos para gozar la nieve del invierno y las flores de la primavera, el chocolate de la Perusa, la baguette francesa, los tacos mexicanos, el vino chileno, los mares y los ríos, el fútbol de los brasileros, Las Mil y Una Noches, la Divina Comedia, el Quijote, el Pedro Páramo, los boleros de Manzanero y las poesías de Whitman, Mäiller, Mozart, Chopin, Beethoven, Caraballo, Rembrandt, Velásquez, Picasso y Tamayo, entre tantas maravillas. ¡A vivir se ha dicho! Y ¡Menos quejas! ¿No crees?.
-Facundo Cabral.


 Deberíamos dedicarnos a leer sobre temas que nos aporten cosas buenas a nuestra vida y no que nos depriman. Hoy quiero compartir con ustedes estas palabras de Facundo Cabral. Tenemos para gozar la nieve del invierno y las flores de la primavera, el chocolate de la Perusa, la baguette francesa, los tacos mexicanos, el vino chileno, los mares y los ríos, el fútbol de los brasileros, Las Mil y Una Noches, la Divina Comedia, el Quijote, el Pedro Páramo, los boleros de Manzanero y las poesías de Whitman, Mäiller, Mozart, Chopin, Beethoven, Caraballo, Rembrandt, Velásquez, Picasso y Tamayo, entre tantas maravillas. ¡A vivir se ha dicho! Y ¡Menos quejas! ¿No crees?.  Facundo Cabral.

Hoy mi pasado me vuelve a atrapar.


Sábanas revueltas. Lágrimas, sombras y recuerdos.

El pasado vuelve, la atrapa, y la sumerge.

De repente, despierta.

Mira por toda la habitación, está asustada.

La ventana sigue abierta, pero todo es oscuridad.

Saca los pies de la cama, se incorpora y va al baño.

Está pálida y sudorosa. Tiene un aspecto horrible..

Recoge su pelo en una coleta alta, 

y se apoya en el lava-manos. 

Se lava la cara y regresa a su cuarto.

Son las cuatro y media de la mañana,

pero no tiene sueño.

Parece como si hubiera dormido

tres días sin pausa.

Se asoma a la ventana y una ráfaga de viento frío

hace que se le erice la piel.


Quisiera decirte que te extraño.


Quisiera decirte que te extraño, que me haces falta en estas noches tan frías, que una cena romántica con velas seria el momento ideal para celebrar nuestro aniversario, quisiera decirte tantas cosas mi amor. Lo malo es que no se si existes ni en lugar del mundo que estas. (para mi amor imaginario).


Lágrimas, Soledad y Mucho Frió.

 Soy el tipo de persona que se sienta en el baño y llora, luego sale como si nada hubiese ocurrido.

Tengo frío pero no estoy muy segura de a qué se debe. Hace mucho tiempo que tengo frío. Me siento ser de un material, duro, pesado, resistente, pero a la vez demasiado penetrable. Me siento ser de madera, mi primavera y me otoño. Al cerrar los ojos, me convierto en una sensación. Me convierto en una sensación completamente diferente. Es como si mis párpados lucharan contra mis ojos de vidrio pulido, y no pudiesen hundirse. Me pregunto si de frío, soledad y sufrimiento me habré convertido en muñeca o en piedra. Soy el tipo de persona que se sienta en el baño y llora, luego sale como si nada hubiese ocurrido.

Me quedé esperando en vano. Me quedé imaginando mentiras. Ahora tan sólo me quedan aquellas lágrimas que estoy derramando. Lágrimas que he de llorar en momento como este. Desearía tanto desvanecerme, desaparecer, chasquear los dedos y no existir más… Pero, tengo tanto miedo. Tanto miedo que ni siquiera soy capaz de alcanzar eso. Quisiera soltar las caricias que guardo en el alma Y gritar mis angustias…

Me quedé esperando en vano. Me quedé imaginando mentiras. Ahora tan sólo me quedan aquellas lágrimas que estoy derramando. Lágrimas que he de llorar en momento como este. Desearía tanto desvanecerme, desaparecer, chasquear los dedos y no existir más… Pero, tengo tanto miedo. Tanto miedo que ni siquiera soy capaz de alcanzar eso. Quisiera soltar las caricias que guardo en el alma Y gritar mis angustias…

Fue en una noche de invierno cuando el frío lastimaba mis entrañas, tu recuerdo llegó como una ráfaga de viento.


Fue en una noche de invierno cuando el frío lastimaba mis entrañas, 


tu recuerdo llegó como una ráfaga de viento impregnando de tristeza, 


A mis pensamientos llamé y te pedí con mi alma que volvieras a mi lado,


que buscaras en tus anhelos el amor que me tenías, 


que sintieras mis caricias que con la brisa te mandaba, 


y en tu alma percibieras, lo mucho que te extrañaba fue imposible. 


No quisiste nuevamente intentarlo y dejaste a la deriva mis deseos,


junto al amor que para ti tenía guardado,


hoy vencida mi mundo se derrumba por el tiempo que ha pasado


ya no puedo pedirte que regreses 


sólo quiero que en el punto que te encuentras seas feliz. 


De mi parte, hoy y siempre tu recuerdo me acompaña.

Original del blog de Ame


Fue en una noche de invierno cuando el frío lastimaba mis entrañas,  tu recuerdo llegó como una ráfaga de viento

Adoro la arruga que se te forma en la cara cuando sonríes.



Me gusta que tengas frío cuando afuera hace 21ºC, me gusta que te cueste una hora y media pedir un sándwich, adoro la arruga que se te forma en la cara cuando sonríes, me gusta oler tu perfume en mi ropa después de pasar el día contigo y quiero que seas la última persona con la que hable antes de dormirme todas las noches.


Me gusta que tengas frío cuando afuera hace 21ºC, me gusta que te cueste una hora y media pedir un sándwich, adoro la arruga que se te forma en la cara cuando sonríes, me gusta oler tu perfume en mi ropa después de pasar el día contigo y quiero que seas la última persona con la que hable antes de dormirme todas las noches.

Me gusta que tengas frío cuando afuera hace 21ºC, me gusta que te cueste una hora y media pedir un sándwich, adoro la arruga que se te forma en la cara cuando sonríes, me gusta oler tu perfume en mi ropa después de pasar el día contigo y quiero que seas la última persona con la que hable antes de dormirme todas las noches.