Visitor

Translate

Estábamos jugando a un juego en el que utilizar el corazón era trampa.


 Me abrazabas fuerte. Estábamos borrachos, ¿y qué?
Te susurraba al oído, ya no me acuerdo el qué.
 Te reías, eran cosas sin sentido.
 No sé si alguna vez te lo he dicho, pero adoro tu sonrisa.

Y tu boca, tu piel, tus manos, tu pelo,
 tu  pecho tu cuerpo TÚ.
Nos movíamos al ritmo de la música.
 Una, dos, siete, noventa;
las canciones pasaban tan rápido
 como el nivel de la botella de ginebra bajaba.

Quizás nos caímos, uno o dos cuadros romperíamos.
Estábamos solos.
Te mentiría si te dijera que no me enamoré de ti,
estábamos jugando a un juego en el que utilizar el corazón era trampa.

Por suerte ninguno de los dos fue descalificado.  
"No quiero hacerte daño, no me hago responsable", me advertías.
 Dices que no tienes corazón, que los sentimientos para ti no existen,
 que alguien se los llevó hace tiempo y se le olvidó devolvértelos.

Que ahora tu lema es eso de
"Wild hearts can't be broken",
 que besar sin amor te viene bien.

 Aunque quizás lo que no todo el mundo sepa es que
 en el fondo deseas sentir algo por alguien,
que te has cansado de besar moviendo los labios
 descompasados del corazón.

Y ahora te comportas igual con el resto.
 Distante y frío. Que ya nada es igual.
¿Dónde estás? Te busco y no te encuentro.
Me duele, me parte en dos.
 El que fue mi todo, que ahora ya no es nada.
 Mi risa, mis ganas de ir y buscarlo.
Era amor, yo estaba rota.