Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Gifs con Frases. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Gifs con Frases. Mostrar todas las entradas

Voy a encontrar a alguien como tú.



He oído que te has establecido, que encontraste a una chica, y que ahora estás casado, he escuchado que tus sueños se han hecho realidad, supongo que ella te dio cosas que yo no te di. Viejo amigo, ¿por qué eres tan tímido? ¿No puedes detenerte y ocultarte a la luz?, Odio aparecer de la nada sin ser invitada, pero yo no podía permanecer lejos, no podía resistirlo, esperaba que vieras mi cara, y recordaras que para mí. no ha terminado. no importa, voy a encontrar a alguien como tú. Deseo todo lo mejor para ti, también, no me olvides, te lo pido. Recuerdo que dijiste: "A veces el amor dura, pero otras en cambio duele." ¿Sabes cómo el tiempo vuela, ayer mismo fue el tiempo de nuestras vidas, nacimos y crecimos en una bruma veraniega, unidos por la sorpresa de nuestros días de gloria. Nada se le compara, ni problemas, ni preocupaciones. los lamentos y errores son solo ya recuerdos, ¿quién podría haber sabido lo amargo que sería esto?. No importa fueras, voy a encontrar a alguien como tú.      -"Hello" is a song by English singer Adele.He oído que te has establecido que encontraste a una chica, y que ahora estás casado, he escuchado que tus sueños se han hecho realidad, supongo que ella te dio cosas que yo no te di. Viejo amigo, ¿por qué eres tan tímido? ¿No puedes detenerte y ocultarte a la luz?, Odio aparecer de la nada sin ser invitada, pero yo no podía permanecer lejos, no podía resistirlo, esperaba que vieras mi cara, y recordaras que para mí. no ha terminado. no importa, voy a encontrar a alguien como tú. Deseo todo lo mejor para ti, también, no me olvides, te lo pido. Recuerdo que dijiste: "A veces el amor dura, pero otras en cambio duele." ¿Sabes cómo el tiempo vuela, ayer mismo fue el tiempo de nuestras vidas, nacimos y crecimos en una bruma veraniega, unidos por la sorpresa de nuestros días de gloria. Nada se le compara, ni problemas, ni preocupaciones. los lamentos y errores son solo ya recuerdos, ¿quién podría haber sabido lo amargo que sería esto?. No importa fueras, voy a encontrar a alguien como tú. 
-"Hello" is a song by English singer Adele.

He oído que te has establecido, que encontraste a una chica, y que ahora estás casado, he escuchado que tus sueños se han hecho realidad, supongo que ella te dio cosas que yo no te di. Viejo amigo, ¿por qué eres tan tímido? ¿No puedes detenerte y ocultarte a la luz?, Odio aparecer de la nada sin ser invitada, pero yo no podía permanecer lejos, no podía resistirlo, esperaba que vieras mi cara, y recordaras que para mí. no ha terminado. no importa, voy a encontrar a alguien como tú. Deseo todo lo mejor para ti, también, no me olvides, te lo pido. Recuerdo que dijiste: "A veces el amor dura, pero otras en cambio duele." ¿Sabes cómo el tiempo vuela, ayer mismo fue el tiempo de nuestras vidas, nacimos y crecimos en una bruma veraniega, unidos por la sorpresa de nuestros días de gloria. Nada se le compara, ni problemas, ni preocupaciones. los lamentos y errores son solo ya recuerdos, ¿quién podría haber sabido lo amargo que sería esto?. No importa fueras, voy a encontrar a alguien como tú.      -"Hello" is a song by English singer Adele.






Date la oportunidad de conocer a alguien mejor.



Date la oportunidad de conocer a alguien mejor, no de volver a donde ya te hicieron mierda. No vuelvas a ese lugar ... Que nunca terminamos de conocer a una persona. .... aveces desearía volver a decirle Te amo y le temo porque como no lo entiendo... Amor, date la oportunidad de que alguien te ame como te lo mereces. Te perdono todo lo que me hiciste y te agradezco por darme la oportunidad de volver a abrir las alas y volar. He estado dando vueltas a tu recuerdo. Como un gato merodeando al alrededor de la puerta buscando una entrada. Como si pensar en ti te fuera hacerte regresar.!!!

Date la oportunidad de conocer a alguien mejor, no de volver a donde ya te hicieron mierda. No vuelvas a ese lugar ...Que nunca terminamos de conocer a una persona. .... aveces desearía volver a decirle Te amo y le temo porque como no lo entiendo... Amor, date la oportunidad de que alguien te ame como te lo mereces. Te perdono todo lo que me hiciste y te agradezco por darme la oportunidad de volver a abrir las alas y volar. He estado dando vueltas a tu recuerdo. Como un gato merodeando al alrededor de la puerta buscando una entrada. Como si pensar en ti te fuera hacerte regresar.!!!



Frases de Paulo Coelho.

 Paulo Coelho

“El sabio es sabio porque ama. El loco es loco porque piensa que puede entender el amor.”

 Paulo Coelho

“Si me preguntas si me gusta tu compañía, la respuesta es si.
 Sin embargo, si quieres saber si puedo vivir sin ti, la respuesta también es si…”

Paulo Coelho

“No existe amor en paz. Siempre viene acompañado de agonías, éxtasis,
alegrías intensas y tristezas profundas.”

Paulo Coelho

No existe la tragedia, sino lo inevitable. Todo tiene su razón de ser: solo se necesita distinguir lo que es pasajero de lo que es definitivo. ¿què es lo pasajero? - lo inevitable ¿y lo definitivo? -las lecciones de lo inevitable.


 Paulo Coelho

“La felicidad es a veces una bendición, pero por lo general es una conquista.”

 Paulo Coelho

“Nadie pone sus sueños en manos de aquellos que pueden destruirlos.”

 Paulo Coelho

"Cuando alguien desea algo debe saber que corre riesgos y por eso la vida vale la pena." 

 Paulo Coelho

Recordar es vivir.



 Que rica es la sensación que genera devolverse en el tiempo y recordar los buenos momentos que han marcado nuestra existencia. Nunca debes borrar de tu mente todas las citas románticas que has tenido, los inicios de una historia de amor porque son fantásticos, en cierto modo, la vida se llena de magia en esa etapa. Los buenos momentos son los que realmente valen la pena recordar. Olvida los días nublados, y AGRADECE tus horas de sol y tus noches estrelladas. "Sólo porque alguien no te amo como tú quieres, no significa que no te amo con todo su ser." Podemos amar de mil maneras hasta el infinito y tal vez nunca suplir la necesidad de la persona amada.     Recordar es vivir.



Que rica es la sensación que genera devolverse en el tiempo y recordar los buenos momentos que han marcado nuestra existencia. Nunca debes borrar de tu mente todas las citas románticas que has tenido, los inicios de una historia de amor porque son fantásticos, en cierto modo, la vida se llena de magia en esa etapa. Los buenos momentos son los que realmente valen la pena recordar. Olvida los días nublados, y AGRADECE tus horas de sol y tus noches estrelladas. "Sólo porque alguien no te amo como tú quieres, no significa que no te amo con todo su ser." Podemos amar de mil maneras hasta el infinito y tal vez nunca suplir la necesidad de la persona amada. 

Recordar es vivir.




 Que rica es la sensación que genera devolverse en el tiempo y recordar los buenos momentos que han marcado nuestra existencia. Nunca debes borrar de tu mente todas las citas románticas que has tenido, los inicios de una historia de amor porque son fantásticos, en cierto modo, la vida se llena de magia en esa etapa. Los buenos momentos son los que realmente valen la pena recordar. Olvida los días nublados, y AGRADECE tus horas de sol y tus noches estrelladas. "Sólo porque alguien no te amo como tú quieres, no significa que no te amo con todo su ser." Podemos amar de mil maneras hasta el infinito y tal vez nunca suplir la necesidad de la persona amada.     Recordar es vivir.

Empezamos a amar cuando dejamos de estar enamorados.


Nos enamoramos cuando conocemos a alguien por quien nos sentimos atraídos y dejamos caer frente a el o ella las barreras que nos separan de los demás. Cuando compartimos con esa persona nuestros sentimientos y pensamientos mas íntimos, tenemos la sensación de que, por fin hicimos una conexión con alguien.
Este sentimiento nos produce gran placer, hasta la química de nuestro cuerpo cambia; dentro de nosotros se producen unas sustancias llamadas endorfinas. Nos sentimos felices y andamos todo el día de buen humor y “atontados”. "Empezamos a amar cuando dejamos de estar enamorados" Así es, El Amor requiere conocer a la otra persona, requiere tiempo, requiere reconocer los defectos del ser amado, requiere ver lo bueno y lo malo de la relación.
No quiere decir que enamorarse no es bueno, al contrario, es maravilloso. Sin embargo, es solo el principio. Muchas personas son adictas a estar enamoradas. Terminan sus relaciones cuando la magia de haber conocido a alguien nuevo desaparece; cuando empiezan a ver defectos en la otra persona y a darse cuenta que no es tan perfecta como pensaban.
El verdadero amor no es ciego. Cuando amas a alguien puedes ver sus defectos y los aceptas, puedes ver sus fallas y quieres ayudarle a superarlas. El amor verdadero esta basado en la realidad, no en un sueño en el que encontraste a tu príncipe azul o a tu princesa encantada. Encontraste a una persona maravillosa, de acuerdo, pero no es perfecta ni tu tampoco. Encontraste a tu alma gemela, pero también los gemelos discuten y también tienen diferencias.
Amar es poner en una balanza lo bueno y lo malo de esa persona y después amarla. "El amor nace de la convivencia, de compartir, de dar y recibir, de intereses mutuos, de sueños compartidos."


Nos enamoramos cuando conocemos a alguien por quien nos sentimos atraídos y dejamos caer frente a el o ella las barreras que nos separan de los demás. Cuando compartimos con esa persona nuestros sentimientos y pensamientos mas íntimos, tenemos la sensación de que, por fin hicimos una conexión con alguien.  Este sentimiento nos produce gran placer, hasta la química de nuestro cuerpo cambia; dentro de nosotros se producen unas sustancias llamadas endorfinas. Nos sentimos felices y andamos todo el día de buen humor y “atontados”. "Empezamos a amar cuando dejamos de estar enamorados" Así es, El Amor requiere conocer a la otra persona, requiere tiempo, requiere reconocer los defectos del ser amado, requiere ver lo bueno y lo malo de la relación.  No quiere decir que enamorarse no es bueno, al contrario, es maravilloso. Sin embargo, es solo el principio. Muchas personas son adictas a estar enamoradas. Terminan sus relaciones cuando la magia de haber conocido a alguien nuevo desaparece; cuando empiezan a ver defectos en la otra persona y a darse cuenta que no es tan perfecta como pensaban.  El verdadero amor no es ciego. Cuando amas a alguien puedes ver sus defectos y los aceptas, puedes ver sus fallas y quieres ayudarle a superarlas. El amor verdadero esta basado en la realidad, no en un sueño en el que encontraste a tu príncipe azul o a tu princesa encantada. Encontraste a una persona maravillosa, de acuerdo, pero no es perfecta ni tu tampoco. Encontraste a tu alma gemela, pero también los gemelos discuten y también tienen diferencias.  Amar es poner en una balanza lo bueno y lo malo de esa persona y después amarla. "El amor nace de la convivencia, de compartir, de dar y recibir, de intereses mutuos, de sueños compartidos."

Más vale tarde que nunca.

Olvidar es de cobardes.


¿Cómo era esa frase?… ¡Ah, sí!..“Nadie es perfecto.” Y sí, es cierto… Todos cometemos errores, unos más y otros menos, pero al fin y al cabo todos lo hemos hecho mal alguna vez. Pero, ¿sabés qué? Que no me importa equivocarme, porque también hay otras famosas frases que dicen que   “De los errores se aprende” y que “Rectificar es de sabios”. Y creo que yo he aprendido muchas cosas de mis errores, incluso más de lo que puedes imaginar, me han hecho fuerte ¿sabés? Los errores me han enseñado que esta vida no vale la pena si no sonríes, pero no olvidar, eso es de cobardes, lo importante es saber recordar sin que te duela. Es más, he rectificado, o al menos lo he intentado… y si lo he hecho más tarde que pronto, no importa, “Más vale tarde que nunca”.


Más vale tarde que nunca.


¡Ningún copo de nieve cae nunca en el lugar equivocado!


Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará.  ¡Ningún copo de nieve cae nunca en el lugar equivocado!


Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará. ¡Ningún copo de nieve cae nunca en el lugar equivocado!


Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará.  ¡Ningún copo de nieve cae nunca en el lugar equivocado! .
.

Hoy vi..ese primer rayo que se adentró por la ventana.


Hoy vi…  una noche convertida en el día, un susurro que creció hasta convertirse   en el grito de reclamo que llamaba, a esas letras   que caminaron al regazo de los sueños  que habitan tu almohada.  Hoy vi…  como la luz devolvía ese brillo que tu ser desprendía,   como los pasos no se borran en esa arena   que a veces fue tormenta y otras una plácida playa.  Hoy vi…  esa sonrisa que gana siempre a la magia de la media noche,   una estrella que adorna el firmamento y sirve de dulce compañía a la luna.  Hoy vi…  como tus manos guardan esa huella invisible que dejaron las mías,   como de tus labios nacían nuevos besos que entregar en la mañana.  Hoy vi…  el camino recorrido como un inmenso valle,   donde esta primavera crea versos entre las flores que con paciencia colorea.  Hoy vi…  como entre tu pelo el viento jugaba a esconderse,   enredando una y otra vez hasta peinar esa trenza   y dejar allí oculto ese último segundo de un beso.  Hoy vi…  el lugar donde guardas todas las caricias que fueron entregadas,   impregnadas del tacto de seda, del perfume fresco con la que las bañas.  Hoy vi…  como ni mi soledad importaba, como miles de mis anhelos se tornaron en un ciclón,    y como en ti desembocaron para venir a mi vera de nuevo   y entregarme un breve latido de tu corazón.  Hoy vi…  ese primer rayo que se adentró por la ventana   y que dibujó delicadamente nuestras siluetas bajo las sábanas.  Enrique Guisado

Hoy vi…
una noche convertida en el día, un susurro que creció hasta convertirse 
en el grito de reclamo que llamaba, a esas letras 
que caminaron al regazo de los sueños  que habitan tu almohada.
Hoy vi…
como la luz devolvía ese brillo que tu ser desprendía,
 como los pasos no se borran en esa arena
 que a veces fue tormenta y otras una plácida playa.
Hoy vi…
esa sonrisa que gana siempre a la magia de la media noche,
 una estrella que adorna el firmamento y sirve de dulce compañía a la luna.
Hoy vi…
como tus manos guardan esa huella invisible que dejaron las mías, 
como de tus labios nacían nuevos besos que entregar en la mañana.
Hoy vi…
el camino recorrido como un inmenso valle,
 donde esta primavera crea versos entre las flores que con paciencia colorea.
Hoy vi…
como entre tu pelo el viento jugaba a esconderse, 
enredando una y otra vez hasta peinar esa trenza 
y dejar allí oculto ese último segundo de un beso.
Hoy vi…
el lugar donde guardas todas las caricias que fueron entregadas,
 impregnadas del tacto de seda, del perfume fresco con la que las bañas.
Hoy vi…
como ni mi soledad importaba, como miles de mis anhelos se tornaron en un ciclón,  
y como en ti desembocaron para venir a mi vera de nuevo 
y entregarme un breve latido de tu corazón.
Hoy vi…
ese primer rayo que se adentró por la ventana 
y que dibujó delicadamente nuestras siluetas bajo las sábanas.

Hubo tardes en que la arena fue un buen soporte a sus dolores y tambien a sus alegrias.

Miró por última vez el atardecer. La tenue luz del sol ocultándose bajo el mar, se reflejaba en sus ojos. Sabía que esa sería la última vez, dentro de mucho tiempo, en que vería al sol en el mar. Porque allí a donde se marchaba, no había mar; no frente a sus ojos todo el día. Era una buena idea: realmente nunca le había gustado el mar.    Quiso besar la arena, que se escurriese por sus manos, porque de cierto modo también la extrañaría, aunque no le gustaba para nada. Hubo tardes en que la arena fue un buen soporte a sus dolores y también a sus alegrías. Hubo tardes en que la arena aguanto sus pisadas alocadas, porque corría al agua y volvía, corría y escapaba otra vez. El mar había sido bueno con ella, y eso lo podía valorar.    Cerró los ojos y se imagino en aquel lugar. Aquel lugar que necesitaba, que deseaba con todas sus fuerzas. En alguna parte, alguna vez, había leído que la tele-transportación consistía en cerrar los ojos e imaginar el lugar que añorabas, y desearlo con todo tu corazón. Y eso era lo que ella hacía desde que se había separado desde ese lugar, todos los días, a toda hora.    Inhaló. Dejó que esa brisa se apoderara por última vez de sus pulmones. Ese aroma a mar; a peces, a sal. Ni siquiera ahora, que se estaba marchando, le bajaba la melancolía. Ni siquiera ahora, sentía que extrañaría todo aquello.    Observó todo. El mar, los edificios, la gente, los autos, las gaviotas. Desde entonces todo sería mejor. Se rió con fuerzas. Sonrió luego al cielo azul, se dio media vuelta tratando de que el viento no la despeinara por completo, y corrió lo más rápido que pudo hacia las rocas. Abrochó su cinturón de seguridad y miró por última vez todo lo que abandonaba. Y era cierto, a veces tenías que marcharte de un lugar para saber que perteneces a él. Ella estaba volviendo a donde pertenecía.
Miró por última vez el atardecer. La tenue luz del sol ocultándose bajo el mar, se reflejaba en sus ojos. Sabía que esa sería la última vez, dentro de mucho tiempo, en que vería al sol en el mar. Porque allí a donde se marchaba, no había mar; no frente a sus ojos todo el día. Era una buena idea: realmente nunca le había gustado el mar.

Quiso besar la arena, que se escurriese por sus manos, porque de cierto modo también la extrañaría, aunque no le gustaba para nada. Hubo tardes en que la arena fue un buen soporte a sus dolores y también a sus alegrías. Hubo tardes en que la arena aguanto sus pisadas alocadas, porque corría al agua y volvía, corría y escapaba otra vez. El mar había sido bueno con ella, y eso lo podía valorar.

Cerró los ojos y se imagino en aquel lugar. Aquel lugar que necesitaba, que deseaba con todas sus fuerzas. En alguna parte, alguna vez, había leído que la tele-transportación consistía en cerrar los ojos e imaginar el lugar que añorabas, y desearlo con todo tu corazón. Y eso era lo que ella hacía desde que se había separado desde ese lugar, todos los días, a toda hora.

Inhaló. Dejó que esa brisa se apoderara por última vez de sus pulmones. Ese aroma a mar; a peces, a sal. Ni siquiera ahora, que se estaba marchando, le bajaba la melancolía. Ni siquiera ahora, sentía que extrañaría todo aquello.

Observó todo. El mar, los edificios, la gente, los autos, las gaviotas. Desde entonces todo sería mejor. Se rió con fuerzas. Sonrió luego al cielo azul, se dio media vuelta tratando de que el viento no la despeinara por completo, y corrió lo más rápido que pudo hacia las rocas. Abrochó su cinturón de seguridad y miró por última vez todo lo que abandonaba. Y era cierto, a veces tenías que marcharte de un lugar para saber que perteneces a él. Ella estaba volviendo a donde pertenecía.

Miró por última vez el atardecer. La tenue luz del sol ocultándose bajo el mar, se reflejaba en sus ojos. Sabía que esa sería la última vez, dentro de mucho tiempo, en que vería al sol en el mar. Porque allí a donde se marchaba, no había mar; no frente a sus ojos todo el día. Era una buena idea: realmente nunca le había gustado el mar.    Quiso besar la arena, que se escurriese por sus manos, porque de cierto modo también la extrañaría, aunque no le gustaba para nada. Hubo tardes en que la arena fue un buen soporte a sus dolores y también a sus alegrías. Hubo tardes en que la arena aguanto sus pisadas alocadas, porque corría al agua y volvía, corría y escapaba otra vez. El mar había sido bueno con ella, y eso lo podía valorar.    Cerró los ojos y se imagino en aquel lugar. Aquel lugar que necesitaba, que deseaba con todas sus fuerzas. En alguna parte, alguna vez, había leído que la tele-transportación consistía en cerrar los ojos e imaginar el lugar que añorabas, y desearlo con todo tu corazón. Y eso era lo que ella hacía desde que se había separado desde ese lugar, todos los días, a toda hora.    Inhaló. Dejó que esa brisa se apoderara por última vez de sus pulmones. Ese aroma a mar; a peces, a sal. Ni siquiera ahora, que se estaba marchando, le bajaba la melancolía. Ni siquiera ahora, sentía que extrañaría todo aquello.    Observó todo. El mar, los edificios, la gente, los autos, las gaviotas. Desde entonces todo sería mejor. Se rió con fuerzas. Sonrió luego al cielo azul, se dio media vuelta tratando de que el viento no la despeinara por completo, y corrió lo más rápido que pudo hacia las rocas. Abrochó su cinturón de seguridad y miró por última vez todo lo que abandonaba. Y era cierto, a veces tenías que marcharte de un lugar para saber que perteneces a él. Ella estaba volviendo a donde pertenecía.

Y llega esa persona que te cambia tu vida para siempre.


"A veces las cosas que más te interesa no sucede, a veces, lo que nunca esperas que suceda, sucede. Conoces miles de personas, y ninguna de ellos realmente te toca. Y entonces, te encuentras con una sola, y tu vida cambia para siempre ... " Para mi, es simplemente hermoso…y estoy plenamente segura que todos hemos sentido o sentiremos esto por alguien…Y llega esa persona que te cambia tu vida para siempre. Pero lo que en realidad todos queremos, es que alguien sienta esto por nosotros. Sometimes the things you most want doesn’t happen, and sometimes the thing you never expect to happen, does.   You meet thousands of people, and none of them really touch you. And then, you meet one person, and your life is changed… Forever.”


"A veces las cosas que más te interesa no sucede, a veces, lo que nunca esperas que suceda, sucede. Conoces miles de personas, y ninguna de ellos realmente te toca. Y entonces, te encuentras con una sola, y tu vida cambia para siempre ... " Para mi, es simplemente hermoso…y estoy plenamente segura que todos hemos sentido o sentiremos esto por alguien…Y llega esa persona que te cambia tu vida para siempre. Pero lo que en realidad todos queremos, es que alguien sienta esto por nosotros. Sometimes the things you most want doesn’t happen, and sometimes the thing you never expect to happen, does.
 You meet thousands of people, and none of them really touch you. And then, you meet one person, and your life is changed… Forever.”


Aprovecho esta entrada para agradecer a Sandra Bar por este premio del blog
http://rumaniadiferente.blogspot.com
Segundo premio al blog de Idolidia Gonzalez
http://idolidiaglez22.blogspot.com


Gracias a todos por recordarme y Feliz Miércoles.


Siento que no tengo nada pendiente.

Al fin estoy aquí, sumida en mi tranquilidad. Al fin llegué donde quería, donde necesitaba. Siento que no tengo nada pendiente, que nadie me espera a destiempo, que no tengo que mirar hacia algún lado particular. Siento que si me duermo ahora, no cambiaría mi posición…ni mi sonrisa. La mirada se me pierde entre nubes, montañas, agua, gente que no pregunta ni espera respuesta. Mis pasos se sienten en bajada, como cortando la brisa que me viene a encontrar. Siento que todos los vacíos de mi pasado comienzan a rebosarse y derramarse sobre quienes me rodean, sembrando tranquilidades, alegrías, conformidades. Entre los vaivenes de mis párpados alcanzo a recordar a quienes me tendieron su mano y se me llenan los bolsillos de agradecimiento… Gracias a todos.


Al fin estoy aquí, sumida en mi tranquilidad. Al fin llegué donde quería, donde necesitaba. Siento que no tengo nada pendiente, que nadie me espera a destiempo, que no tengo que mirar hacia algún lado particular. Siento que si me duermo ahora, no cambiaría mi posición…ni mi sonrisa. La mirada se me pierde entre nubes, montañas, agua, gente que no pregunta ni espera respuesta. Mis pasos se sienten en bajada, como cortando la brisa que me viene a encontrar. Siento que todos los vacíos de mi pasado comienzan a rebosarse y derramarse sobre quienes me rodean, sembrando tranquilidades, alegrías, conformidades. Entre los vaivenes de mis párpados alcanzo a recordar a quienes me tendieron su mano y se me llenan los bolsillos de agradecimiento… Gracias a todos.


Al fin estoy aquí, sumida en mi tranquilidad. Al fin llegué donde quería, donde necesitaba. Siento que no tengo nada pendiente, que nadie me espera a destiempo, que no tengo que mirar hacia algún lado particular. Siento que si me duermo ahora, no cambiaría mi posición…ni mi sonrisa. La mirada se me pierde entre nubes, montañas, agua, gente que no pregunta ni espera respuesta. Mis pasos se sienten en bajada, como cortando la brisa que me viene a encontrar. Siento que todos los vacíos de mi pasado comienzan a rebosarse y derramarse sobre quienes me rodean, sembrando tranquilidades, alegrías, conformidades. Entre los vaivenes de mis párpados alcanzo a recordar a quienes me tendieron su mano y se me llenan los bolsillos de agradecimiento… Gracias a todos.
 Al fin estoy aquí, sumida en mi tranquilidad. Al fin llegué donde quería, donde necesitaba. Siento que no tengo nada pendiente, que nadie me espera a destiempo, que no tengo que mirar hacia algún lado particular. Siento que si me duermo ahora, no cambiaría mi posición…ni mi sonrisa. La mirada se me pierde entre nubes, montañas, agua, gente que no pregunta ni espera respuesta. Mis pasos se sienten en bajada, como cortando la brisa que me viene a encontrar. Siento que todos los vacíos de mi pasado comienzan a rebosarse y derramarse sobre quienes me rodean, sembrando tranquilidades, alegrías, conformidades. Entre los vaivenes de mis párpados alcanzo a recordar a quienes me tendieron su mano y se me llenan los bolsillos de agradecimiento… Gracias a todos.
Al fin estoy aquí, sumida en mi tranquilidad. Al fin llegué donde quería, donde necesitaba. Siento que no tengo nada pendiente, que nadie me espera a destiempo, que no tengo que mirar hacia algún lado particular. Siento que si me duermo ahora, no cambiaría mi posición…ni mi sonrisa. La mirada se me pierde entre nubes, montañas, agua, gente que no pregunta ni espera respuesta. Mis pasos se sienten en bajada, como cortando la brisa que me viene a encontrar. Siento que todos los vacíos de mi pasado comienzan a rebosarse y derramarse sobre quienes me rodean, sembrando tranquilidades, alegrías, conformidades. Entre los vaivenes de mis párpados alcanzo a recordar a quienes me tendieron su mano y se me llenan los bolsillos de agradecimiento… Gracias a todos.
 Al fin estoy aquí, sumida en mi tranquilidad. Al fin llegué donde quería, donde necesitaba. Siento que no tengo nada pendiente, que nadie me espera a destiempo, que no tengo que mirar hacia algún lado particular. Siento que si me duermo ahora, no cambiaría mi posición…ni mi sonrisa. La mirada se me pierde entre nubes, montañas, agua, gente que no pregunta ni espera respuesta. Mis pasos se sienten en bajada, como cortando la brisa que me viene a encontrar. Siento que todos los vacíos de mi pasado comienzan a rebosarse y derramarse sobre quienes me rodean, sembrando tranquilidades, alegrías, conformidades. Entre los vaivenes de mis párpados alcanzo a recordar a quienes me tendieron su mano y se me llenan los bolsillos de agradecimiento… Gracias a todos.


Todo lo que necesito es una caricia de Buenas noches.


Este blog es mi pedacito de cielo, mi almohada, 
mi diario vivir, mis subida y bajadas.
Aquí escribo en noches que me siento fuerte,
 en días que soy mas débil que el viento.

En una noche como esta así me siento.
Todo lo que necesito es una caricia de  
Buenas noches.

Mensajes que son Caricias al corazón.


Estuve esta tarde 
( mi tarde y tu madrugada)
 en tu blog
"La Soledad".
Búscame cuando estés triste. 
Deja conmigo tu tristeza y vuelve a los tuyos 
con alegría y optimismo.
No me importa que vengas triste; 
me importa que me necesites. 
Me importa que sea parte de tu vida.
Un beso en la rodilla derecha,
Manuel.


 Esto lo recibí anoche de alguien que me lee desde el Japón.
Gracias Manuel por siempre estar cuando necesito gritar.

Buscaba sus besos, sus caricias, su olor.


Sus finos brazos abrazaron aún con más fuerza aquel cojín descosido. Era la quinta vez en esa semana que soñaba con él, y la décima que de sus verdes ojos llovían lágrimas con su nombre y apellido.
En mi calendario había una fecha marcada en rojo: el día en que volvería a verlo. Pero aún quedaba mucho para eso. Su confundida mente no alcanzaba a comprender por qué echaba de menos a alguien que me HABÍA DESPRECIADO TANTAS VECES.
Lo necesitaba tanto como al oxígeno que ambos respiramos. Se había enganchado a algo mejor que cualquier droga, mucho más adictivo. Que colocaba el triple y no traía efectos secundarios.
Buscaba sus besos, sus caricias, su olor. Pero es que lo que no sabía era que mientras yo lloraba su ausencia, él ya no recordaba SOLO el nombre de aquella MUJER a quien había seducido hacía un par de semanas.


Sus finos brazos abrazaron aún con más fuerza aquel cojín descosido. Era la quinta vez en esa semana que soñaba con él, y la décima que de sus verdes ojos llovían lágrimas con su nombre y apellido.  En mi calendario había una fecha marcada en rojo: el día en que volvería a verlo. Pero aún quedaba mucho para eso. Su confundida mente no alcanzaba a comprender por qué echaba de menos a alguien que me HABÍA DESPRECIADO TANTAS VECES. Lo necesitaba tanto como al oxígeno que ambos respiramos. Se había enganchado a algo mejor que cualquier droga, mucho más adictivo. Que colocaba el triple y no traía efectos secundarios.  Buscaba sus besos, sus caricias, su olor. Pero es que lo que no sabía era que mientras yo lloraba su ausencia, él ya no recordaba SOLO el nombre de aquella MUJER a quien había seducido hacía un par de semanas.

El paisaje es evocador, pero el cristal está sucio.


El paisaje es evocador, pero el cristal está sucio. Se puede ver, de vez en cuando, claro, pero no es lo mismo que ven lo demás. Hay manchas atravesadas que no dejan distinguir las aves, ciertos brillos, el río. Me muevo de un lado al otro y no logro la plenitud. Sé que todo está ahí, pero, simplemente, no puedo verlo. No es un cristal que esté incrustado en una pared, que esté incrustado en mi nariz o en mis ojos: es un cristal que llevo dentro de mí, no manipularle, extremadamente difícil de limpiar o quitar. Dondequiera que voy es la misma esclavitud, que comienza en mis ojos y parece no terminar más. He usado todo tipo de medicamentos, pero éstos no encuentran la enfermedad en ninguna parte de mi cuerpo. Al parecer, según los entendedores, debo comenzar por usar mis ojos, por querer abrirlos… pero dicen que, tal vez, cuando lo logre, ya no habrá paisaje.

Sé que todo está ahí, pero, simplemente, no puedo verlo.


You killed me

He perdido mi musa.



No hay música.   Sólo hay un coro desordenado de voces…  muchas voces, altas voces.    No hay ritmos, cadencias, armonías.   Nada desliza.    La musa está ociosa, y, minusválida,   sólo puede describir.    Lo frío del ambiente domina los oídos   esperanzados de quienes  esperamos el sonido de una tecla,  de una cuerda, de un acorde salvador.     Pero nada.  No ocurre nada fuera del rumor de la gente,  del murmullo perenne.    Sólo baila la pluma sobre el papel la danza del aburrimiento.    He perdido la inspiración,   Mi musa a desaparecido.

No hay música.
 Sólo hay un coro desordenado de voces…
muchas voces, altas voces.

No hay ritmos, cadencias, armonías.
 Nada desliza.

La musa está ociosa, y, minusválida,
 sólo puede describir.

Lo frío del ambiente domina los oídos
 esperanzados de quienes
esperamos el sonido de una tecla,
de una cuerda, de un acorde salvador.

 Pero nada.
No ocurre nada fuera del rumor de la gente,
del murmullo perenne.

Sólo baila la pluma sobre el papel la danza del aburrimiento.

He perdido la inspiración,
 Mi musa a desaparecido.


No hay música.   Sólo hay un coro desordenado de voces…  muchas voces, altas voces.    No hay ritmos, cadencias, armonías.   Nada desliza.    La musa está ociosa, y, minusválida,   sólo puede describir.    Lo frío del ambiente domina los oídos   esperanzados de quienes  esperamos el sonido de una tecla,  de una cuerda, de un acorde salvador.     Pero nada.  No ocurre nada fuera del rumor de la gente,  del murmullo perenne.    Sólo baila la pluma sobre el papel la danza del aburrimiento.    He perdido la inspiración,   Mi musa a desaparecido.

Se me seco de poco a poco el alma.

Yo ya no tengo lágrimas, ya se me seco el alma.       Cuantas veces me humille y te rogué que te quedaras.       Mi amor no te importaba y yo tanto tiempo que espere.       Se me seco de poco a poco el alma. Y creo que hasta perdí la fe.       Vivir es una ilusión que se quedo en un Sueño frustrado sin cumplir.       De acero se combirtio mi alma y mi corazón se hizo pedazos en la dura batalla.       No he ganado nada, pero en la lucha se me seco el alma.     Se me endureció el espíritu se me curtió la piel.

Yo ya no tengo lágrimas, ya se me seco el alma. 


Cuantas veces me humille y te rogué que te quedaras. 


Mi amor no te importaba y yo tanto tiempo que espere. 


Se me seco de poco a poco el alma. Y creo que hasta perdí la fe. 


Vivir es una ilusión que se quedo en un Sueño frustrado sin cumplir. 


De acero se combirtio mi alma y mi corazón se hizo pedazos en la dura batalla. 


No he ganado nada, pero en la lucha se me seco el alma. 

Se me endureció el espíritu se me curtió la piel.

Quiero disfrutar mi vida otra vez.

Cuando se parte el corazón se seca una parte del alma…Cuando la razón deja de existir, no cicatrizan las heridas, se anestesia la vida, se vive en la respiración, se siente caminar en el vacío sin rumbo.  Se pierde la edad, los días no tienen nombre, ni color, no hay fecha, la vida no tiene años, las estaciones pierden las temperaturas, se mira el horizonte sin alcanzar vas tratando de agarrar el aire sin pronunciar palabras, se pierden las fuerzas, se asumen las rabias, se olvidan los hechos, no se construye nada, hay hoyos en las estancias,espinas en el camino, desaciertos al palpar, gritos sin lágrimas para llorar, ideas vagas que no se quieren juntar, dolor que solo se siente al mirar, risas que no paran, pero a nadie pueden alegrar. Cuando se pierde la razón se deshabita el corazón, se cierran las puertas a los abrazos y la ternura se busca desolada en cada rincón, se borra el pasado sin encontrar el presente para llegar al futuro. Se pierden los sueños acumulados en el tiempo, las flores pierden la fragancia, los colores del arco iris se visten de negro. La existencia se vuelve preguntas vanas que nadie quiere contestar porque no hay respuestas que puedan llegar, ni frases, ni teorías, todo se vuelve filosofía. Cuando se pierde la razón, no se puede ver la silueta de la verdad, solo la sombra que deja el sol al caminar ¿Sabes por qué? "Por que La vida es un arco iris que incluye el negro"

Cuando se parte el corazón se seca una parte del alma…Cuando la razón deja de existir, no cicatrizan las heridas, se anestesia la vida, se vive en la respiración, se siente caminar en el vacío sin rumbo.
Se pierde la edad, los días no tienen nombre, ni color, no hay fecha, la vida no tiene años, las estaciones pierden las temperaturas, se mira el horizonte sin alcanzar vas tratando de agarrar el aire sin pronunciar palabras, se pierden las fuerzas, se asumen las rabias, se olvidan los hechos, no se construye nada, hay hoyos en las estancias,espinas en el camino, desaciertos al palpar, gritos sin lágrimas para llorar, ideas vagas que no se quieren juntar, dolor que solo se siente al mirar, risas que no paran, pero a nadie pueden alegrar. Cuando se pierde la razón se deshabita el corazón, se cierran las puertas a los abrazos y la ternura se busca desolada en cada rincón, se borra el pasado sin encontrar el presente para llegar al futuro. Se pierden los sueños acumulados en el tiempo, las flores pierden la fragancia, los colores del arco iris se visten de negro. La existencia se vuelve preguntas vanas que nadie quiere contestar porque no hay respuestas que puedan llegar, ni frases, ni teorías, todo se vuelve filosofía. Cuando se pierde la razón, no se puede ver la silueta de la verdad, solo la sombra que deja el sol al caminar ¿Sabes por qué? "Por que La vida es un arco iris que incluye el negro"

Estábamos jugando a un juego en el que utilizar el corazón era trampa.

 Me abrazabas fuerte. Estábamos borrachos, ¿y qué?  Te susurraba al oído, ya no me acuerdo el qué.   Te reías, eran cosas sin sentido.   No sé si alguna vez te lo he dicho, pero adoro tu sonrisa.    Y tu boca, tu piel, tus manos, tu pelo,   tu  pecho tu cuerpo TÚ.  Nos movíamos al ritmo de la música.   Una, dos, siete, noventa;  las canciones pasaban tan rápido   como el nivel de la botella de ginebra bajaba.    Quizás nos caímos, uno o dos cuadros romperíamos.  Estábamos solos.  Te mentiría si te dijera que no me enamoré de ti,  estábamos jugando a un juego en el que utilizar el corazón era trampa.    Por suerte ninguno de los dos fue descalificado.    "No quiero hacerte daño, no me hago responsable", me advertías.   Dices que no tienes corazón, que los sentimientos para ti no existen,   que alguien se los llevó hace tiempo y se le olvidó devolvértelos.    Que ahora tu lema es eso de  "Wild hearts can't be broken",   que besar sin amor te viene bien.     Aunque quizás lo que no todo el mundo sepa es que   en el fondo deseas sentir algo por alguien,  que te has cansado de besar moviendo los labios   descompasados del corazón.    Y ahora te comportas igual con el resto.   Distante y frío. Que ya nada es igual.  ¿Dónde estás? Te busco y no te encuentro.  Me duele, me parte en dos.   El que fue mi todo, que ahora ya no es nada.   Mi risa, mis ganas de ir y buscarlo.  Era amor, yo estaba rota.

 Me abrazabas fuerte. Estábamos borrachos, ¿y qué?
Te susurraba al oído, ya no me acuerdo el qué.
 Te reías, eran cosas sin sentido.
 No sé si alguna vez te lo he dicho, pero adoro tu sonrisa.

Y tu boca, tu piel, tus manos, tu pelo,
 tu  pecho tu cuerpo TÚ.
Nos movíamos al ritmo de la música.
 Una, dos, siete, noventa;
las canciones pasaban tan rápido
 como el nivel de la botella de ginebra bajaba.

Quizás nos caímos, uno o dos cuadros romperíamos.
Estábamos solos.
Te mentiría si te dijera que no me enamoré de ti,
estábamos jugando a un juego en el que utilizar el corazón era trampa.

Por suerte ninguno de los dos fue descalificado.  
"No quiero hacerte daño, no me hago responsable", me advertías.
 Dices que no tienes corazón, que los sentimientos para ti no existen,
 que alguien se los llevó hace tiempo y se le olvidó devolvértelos.

Que ahora tu lema es eso de
"Wild hearts can't be broken",
 que besar sin amor te viene bien.

 Aunque quizás lo que no todo el mundo sepa es que
 en el fondo deseas sentir algo por alguien,
que te has cansado de besar moviendo los labios
 descompasados del corazón.

Y ahora te comportas igual con el resto.
 Distante y frío. Que ya nada es igual.
¿Dónde estás? Te busco y no te encuentro.
Me duele, me parte en dos.
 El que fue mi todo, que ahora ya no es nada.
 Mi risa, mis ganas de ir y buscarlo.
Era amor, yo estaba rota.

Acaparando besos robados de algún poema perdido.


La vida se compone de todos aquellos momentos que nos dejan sin aliento, que nos aceleran el corazón al doscientos por cien y hacen salir de su escondrijo a millones de mariposas que yacían escondidas en el fondo del cajón reservado a los sueños que todos tenemos, aunque a veces nos empeñemos en hacerlo desaparecer o en hacer creer al mundo entero que no existe en nosotros. Pero ahí está, y cuando menos lo esperes, ahí estarás en primera línea de batalla, desarmado y con el pecho descubierto. Acaparando besos robados de algún poema perdido y deseando en silencio que nunca jamás termine lo que quiera que sea que estés viviendo. Y sentirás miedo, auténtico pánico. Todos sentimos miedo cuando nos enamoramos, hasta el ser más duro de la Tierra, y la niña más débil. Todos. Porque cuando sientes que sin esa persona el aire no pasaría a través de tus pulmones, que el aire se quedaría anclado justo a un milímetro de tu cara, sin traspasar la frontera, es normal sentir miedo. Porque sin esa persona una parte de ti muere al instante, una parte que jamás resucita. Pero entonces, aparece, te sonríe, te da un beso tímido en la mejilla, y todos los miedos se esfuman con la facilidad con la que vuela una pluma en los días de viento. Y es inevitable sacar la mejor de tus sonrisas y darle una patada a todos los miedos. Enamorarse, Es un concepto unido desde siempre al miedo. Miedo y vértigo. Pero también es felicidad en estado puro.



La vida se compone de todos aquellos momentos que nos dejan sin aliento, que nos aceleran el corazón al doscientos por cien y hacen salir de su escondrijo a millones de mariposas que yacían escondidas en el fondo del cajón reservado a los sueños que todos tenemos, aunque a veces nos empeñemos en hacerlo desaparecer o en hacer creer al mundo entero que no existe en nosotros. Pero ahí está, y cuando menos lo esperes, ahí estarás en primera línea de batalla, desarmado y con el pecho descubierto. Acaparando besos robados de algún poema perdido y deseando en silencio que nunca jamás termine lo que quiera que sea que estés viviendo. Y sentirás miedo, auténtico pánico. Todos sentimos miedo cuando nos enamoramos, hasta el ser más duro de la Tierra, y la niña más débil. Todos. Porque cuando sientes que sin esa persona el aire no pasaría a través de tus pulmones, que el aire se quedaría anclado justo a un milímetro de tu cara, sin traspasar la frontera, es normal sentir miedo. Porque sin esa persona una parte de ti muere al instante, una parte que jamás resucita. Pero entonces, aparece, te sonríe, te da un beso tímido en la mejilla, y todos los miedos se esfuman con la facilidad con la que vuela una pluma en los días de viento. Y es inevitable sacar la mejor de tus sonrisas y darle una patada a todos los miedos. Enamorarse, Es un concepto unido desde siempre al miedo. Miedo y vértigo. Pero también es felicidad en estado puro.La vida se compone de todos aquellos momentos que nos dejan sin aliento, que nos aceleran el corazón al doscientos por cien y hacen salir de su escondrijo a millones de mariposas que yacían escondidas en el fondo del cajón reservado a los sueños que todos tenemos, aunque a veces nos empeñemos en hacerlo desaparecer o en hacer creer al mundo entero que no existe en nosotros. Pero ahí está, y cuando menos lo esperes, ahí estarás en primera línea de batalla, desarmado y con el pecho descubierto. Acaparando besos robados de algún poema perdido y deseando en silencio que nunca jamás termine lo que quiera que sea que estés viviendo. Y sentirás miedo, auténtico pánico. Todos sentimos miedo cuando nos enamoramos, hasta el ser más duro de la Tierra, y la niña más débil. Todos. Porque cuando sientes que sin esa persona el aire no pasaría a través de tus pulmones, que el aire se quedaría anclado justo a un milímetro de tu cara, sin traspasar la frontera, es normal sentir miedo. Porque sin esa persona una parte de ti muere al instante, una parte que jamás resucita. Pero entonces, aparece, te sonríe, te da un beso tímido en la mejilla, y todos los miedos se esfuman con la facilidad con la que vuela una pluma en los días de viento. Y es inevitable sacar la mejor de tus sonrisas y darle una patada a todos los miedos. Enamorarse, Es un concepto unido desde siempre al miedo. Miedo y vértigo. Pero también es felicidad en estado puro.