Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Momentos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Momentos. Mostrar todas las entradas

Siempre estoy en espera de que pase algo bueno.



Cada día me desconozco más.....
me he ido desvaneciendo en nada, no puedo salir de la burbuja en la que me encuentro sometida...

 Señal inequívoca estoy mal, todo se me cae de las manos, no logro detener nada por más de dos segundos...todo es un caos, ya no tengo maquillajes para mis ojos pues todos los fui destruyendo diariamente.

 Mentira una a una se han estrellado solas contra el suelo y yo solo veo la sombra desparramada en el suelo sin sentir el más mínimo remordimiento. 

 Sucede que siempre estoy en espera de que pase algo bueno, de que alguien cruce la puerta, de que alguien me hable al celular, pero nada de lo que sucede en la realidad logra mitigar esta depresión.

 En fin, creo que sí estoy mal, y que tengo que hacer algo, pero no puedo porqué estoy esperando que suceda algo y si me descuido puede ser que suceda y yo no lo vea.

  Cada día me desconozco más.....  me he ido desvaneciendo en nada, no puedo salir de la burbuja en la que me encuentro sometida...    Señal inequívoca estoy mal, todo se me cae de las manos, no logro detener nada por más de dos segundos...todo es un caos, ya no tengo maquillajes para mis ojos pues todos los fui destruyendo diariamente.    Mentira una a una se han estrellado solas contra el suelo y yo solo veo la sombra desparramada en el suelo sin sentir el más mínimo remordimiento.     Sucede que siempre estoy en espera de que pase algo bueno, de que alguien cruce la puerta, de que alguien me hable al celular, pero nada de lo que sucede en la realidad logra mitigar esta depresión.    En fin, creo que sí estoy mal, y que tengo que hacer algo, pero no puedo porqué estoy esperando que suceda algo y si me descuido puede ser que suceda y yo no lo vea.

Todos aquellos recuerdos.


Metí en una caja todos tus regalos,
 tus cartas llenas de amor falso., 
los últimos pétalos de las rosas marchitas y.....,
 aunque era poco, en esa caja tan grande
 no entraron todos aquellos recuerdos, 
canciones, momentos, besos, llamadas,
 pasiones, abrazos; deseos y sueños 
que nunca pude hacer realidad.


Metí en una caja todos tus regalos,  tus cartas llenas de amor falso.,  los últimos pétalos de las rosas marchitas y.....,  aunque era poco, en esa caja tan grande  no entraron todos aquellos recuerdos,  canciones, momentos, besos, llamadas,  pasiones, abrazos; deseos y sueños  que nunca pude hacer realidad.

Cuando nadie me ve.


-Alejandro Sanz - Cuando Nadie Me Ve.

A veces te miro y a veces te dejas. Me prestas tus alas, revisas tus huellas. A veces por todo aunque nunca me falles. A veces soy tuyo y a veces de nadie. A veces te juro de veras que siento no darte la vida entera, darte sólo esos momentos ¿Por qué es tan dificil?...Vivir sólo es eso...Vivir, sólo es eso... ¿Por qué es tan dificil? Cuando nadie me ve puedo ser o no ser, cuando nadie me ve pongo el mundo al revés. Cuando nadie me ve no me limita la piel. Cuando nadie me ve puedo ser o no ser. A veces me elevo, doy mil volteretas. A veces me encierro tras puertas abiertas. A veces te cuento por qué este silencio y es que a veces soy tuyo y a veces del viento. Te escribo desde los centros de mi propia existencia donde nacen las ansias, la infinita esencia. Hay cosas muy tuyas que yo no comprendo y hay cosas tan mias, pero es que yo no las veo, supongo que pienso que yo no las tengo. No entiendo mi vida, se encienden los versos. Que a oscuras te puedo, lo siento no acierto. No enciendas las luces que tengo desnudos el alma y el cuerpo. A veces me elevo, doy mil volteretas. A veces me encierro tras puertas abiertas. A veces te cuento por qué este silencio. Y es que a veces soy tuyo y a veces del viento. A veces de un hilo y a veces de un ciento y hay veces, mi vida, te juro que pienso: ¿Por que es tan dificl sentir como siento?


-Alejandro Sanz - Cuando Nadie Me Ve.

Nada vale más que un instante de amor.


Estos días para no perderme me he propuesto, conservar los sonidos del silencio en mi corazón, para ser capaz de sentir el aleteo de esa mariposa que vuela en lo más íntimo de mi ser, acariciándome con suavidad hasta hacerme sentir cosquillas en el alma y en el estómago. Soy consciente de que su aleteo, puede estar produciendo un efecto incontrolable al otro lado de mi vida, pero en estos momentos soy incapaz de hacer otra cosa que sentirlo, hasta convertirme en su movimiento, sin importarme nada más que la sensación de sentir, y amar lo que siento, porque nada vale más que un instante de amor.


Estos días para no perderme me he propuesto, conservar los sonidos del silencio en mi corazón, para ser capaz de sentir el aleteo de esa mariposa que vuela en lo más íntimo de mi ser, acariciándome con suavidad hasta hacerme sentir cosquillas en el alma y en el estómago. Soy consciente de que su aleteo, puede estar produciendo un efecto incontrolable al otro lado de mi vida, pero en estos momentos soy incapaz de hacer otra cosa que sentirlo, hasta convertirme en su movimiento, sin importarme nada más que la sensación de sentir, y amar lo que siento, porque nada vale más que un instante de amor.

Expulsa el veneno, llora las penas, que cuando acabes quiero fumarme la vida a medias contigo.


¿ Para qué negadlo? Todos necesitamos a alguien, más allá del amor, más allá del hombre o mujer perfecta... Todos necesitamos que alguien, cuando no podemos más, Cuando el mundo nos pesa; nos abrace y nos diga: !Expulsa el veneno, llora las penas, que cuando acabes quiero fumarme la vida a medias contigo! Oír eso, y sentir como con cada calada el mundo va perdiendo peso, como esa persona está ayudándote a sostener tu mundo, gana peso para que tú puedas volver a nadar. Y un día, cuando tengas esa misma sensación, sabes que siempre, cuando el mundo vuelva a coger peso, cuando de nuevo te sientas incapaz de todo, en ese momento sabes que volverá y te dirá: ¿ Tengo una cajetilla entera Nos encendemos otro?.


 ¿ Para qué negadlo? Todos necesitamos a alguien, más allá del amor, más allá del hombre o mujer perfecta... Todos necesitamos que alguien, cuando no podemos más, Cuando el mundo nos pesa; nos abrace y nos diga: !Expulsa el veneno, llora las penas, que cuando acabes quiero fumarme la vida a medias contigo! Oír eso, y sentir como con cada calada el mundo va perdiendo peso, como esa persona está ayudándote a sostener tu mundo, gana peso para que tú puedas volver a nadar. Y un día, cuando tengas esa misma sensación, sabes que siempre, cuando el mundo vuelva a coger peso, cuando de nuevo te sientas incapaz de todo, en ese momento sabes que volverá y te dirá: ¿ Tengo una cajetilla entera Nos encendemos otro?.


Nostalgia...Tengo ganas de llorar y no puedo.


¿Alguna vez tuviste ese deseo irrefrenable de llorar? ¿Alguna vez no has tenido el valor para quedarte en un sitio? ¿O el deseo de permanecer allí, pese a todo y aún con todas las lágrimas a tus espaldas por la tonta idea, tonta, de creer que serías feliz? ¿Por qué a veces ir en busca de las cosas bonitas son tan difíciles? ¿Por qué he de quedarme esperando? ¿Por qué tengo que perderme las locuras de la vida que desactivan la razón y agudizan sentimientos que se creían perdidos? Tengo ganas de llorar y no puedo, ese nudo en el estómago y la mudez que se ha posado en mi garganta me indican que, ante la primera lágrima, no habrá marcha atrás. Será por eso que necesito varios segundos para derramar la primera y horas, muchas horas para que mis ojos se cansen y digan: ¡basta!



Te invito a ser feliz. Feliz cumpleaños.


Te invito a descubrir cosas nuevas: reír, reír y reír, hasta no poder más, cantar alguna canción, bailar bajo la lluvia, saborear cada segundo, pedir deseos a las estrellas fugaces, contar un secreto, saltar de alegría, enviar una carta, soplar las velas cada vez que cumples años, sonreír a alguien, llorar, abrazar y ayudar...Te invito a que disfrutes conmigo de cada uno de estos momento y muchos otros.


Te veré al otro lado de la cama.


Y pensar en lo triste que es ver cómo se hace cenizas -frente a tus ojos- lo que quieres construir con alguien; el lugar, las esperanzas, todo lo que pusiste en ello: las ganas, las ilusiones, todo. A veces siento que estoy en una caída en un abismo sin fondo y que tú no vendrás a salvarme; a veces siento que estoy por volverme cuerdo y que tú no vendrás a sacarme a bailar. Hay noches en las que me da por desviar la mirada a la luna y querer que tú me eches de menos. De que, en cualquier día de estos, saldrás corriendo y tocarás la puerta, o entrarás por la ventana y te veré al otro lado de la cama. Y haremos temblar al frío.

                                           Benjamín Griss

 Hay noches en las que me da por desviar la mirada a la luna y querer que tú me eches de menos.

Si pudiera ser tu respirar cuando te ahogas de melancolía por las noches.


Si pudiera despertar tus sentimientos, esos que se quedaron dormidos aquella última vez que hicimos el amor. Si pudiera olvidar por ti tus resentimientos, esos que te alejaron de mí y que por las noches no te dejan dormir. Si pudiera ser tu respirar cuando te ahogas de melancolía por las noches, apagar tus miedos y mostrarte que no hay nada mejor que arriesgarse por amor, lo haría. Si pudiera mi vida, ser tu vida por un momento, y hacer lo imposible por cambiar todo lo que te hiere e incómoda, te juro que lo haría. Si pudiera amor mío, amar por ti lo que estas olvidando, quizás esto no esté perdido.

Si pudiera despertar tus sentimientos, esos que se quedaron dormidos aquella última vez que hicimos el amor.


Hoy mi pasado me vuelve a atrapar.


Sábanas revueltas. Lágrimas, sombras y recuerdos.

El pasado vuelve, la atrapa, y la sumerge.

De repente, despierta.

Mira por toda la habitación, está asustada.

La ventana sigue abierta, pero todo es oscuridad.

Saca los pies de la cama, se incorpora y va al baño.

Está pálida y sudorosa. Tiene un aspecto horrible..

Recoge su pelo en una coleta alta, 

y se apoya en el lava-manos. 

Se lava la cara y regresa a su cuarto.

Son las cuatro y media de la mañana,

pero no tiene sueño.

Parece como si hubiera dormido

tres días sin pausa.

Se asoma a la ventana y una ráfaga de viento frío

hace que se le erice la piel.


Quizás lo único que falta era el color que le ponías a mi vida.

"Tampoco es para tragedias, que vivir sin tí, francamente, es bastante fácil." 
La ausencia da un poquito de ventaja y ya aprendí
 a no revisar el teléfono  ahora que nunca envías mensajes.
 Río a diario y el mundo es exactamente igual a antes de conocerte.
 "Quizás lo único que falta era el color que le ponías a mi vida."


Recordar es vivir.



Sólo porque alguien no te amo como tú quieres, no significa que no te amo con todo su ser



Que rica es la sensación que genera devolverse en el tiempo y recordar los buenos momentos que han marcado nuestra existencia. Nunca debes borrar de tu mente todas las citas románticas que has tenido, los inicios de una historia de amor porque son fantásticos, en cierto modo, la vida se llena de magia en esa etapa. Los buenos momentos son los que realmente valen la pena recordar. Olvida los días nublados, y AGRADECE tus horas de sol y tus noches estrelladas. "Sólo porque alguien no te amo como tú quieres, no significa que no te amo con todo su ser." Podemos amar de mil maneras hasta el infinito y tal vez nunca suplir la necesidad de la persona amada. 

Recordar es vivir.




 Recordar es vivir.

Esas pequeñas sensaciones.

A veces una vieja estación deja de serlo y es un precioso lugar. A veces una sencilla comida servida sin mantel, es un sofisticado manjar lleno de glamour. A veces un parque es una ola azul donde sumergirnos entre risas. A veces por tanto, nada es lo que parece.

Somos nosotros los que dotamos de magia los momentos y les dotamos de vida. 
Somos nosotros los que nos entregamos en una sonrisa, en una mirada, en un silencio, en un abrazo, los que nos dejamos sorprender y sorprendemos, los que nos dejamos descubrir y descubrimos, somos nosotros los de siempre y los que acabamos de nacer, los que encerramos toda la sabiduría del mundo y toda su ingenuidad, y yo me siento feliz por tan bella entrega.

Sentir, sentir, sentir, sin miedo, porque el miedo se fue al sentirse derrotado tal y como la vida le enseñó, y algunos guerreros valientes somos capaces de ganarle cuando él ya sueña en la victoria.

Con los ojos abiertos, con la sonrisa abierta, con la piel abierta, con el corazón y el alma bailando en una balada donde la música no necesita de violines para sonar sublime en nuestros oídos y donde ni siquiera se necesita seguir el ritmo para sentir que estas bailando con el alma entre los brazos.

A veces solo a veces la realidad puede ser más bella que lo imaginado y entonces
 rompes el silencio sin necesidad de palabras y sigues sonriendo y bailando
 sin moverte del sitio y sientes que sientes y sentir te hace feliz. 
Y echas de menos un abrazo y un beso incluso antes de que se hayan separado de tu piel.
 Y sabes que la vida puede estar llena de momentos perfectos solo tienes que dejarte fluir solo eso.


Y echas de menos un abrazo y un beso  Y sabes que la vida puede estar llena de momentos perfectos

Por aquellos amores secretos-va un sorbo de mi cigarrillo.


Hoy durante los 5 minutos que dura un cigarrillo
 me he sentido bien.
Han sido 5 minutos de completo relajamiento, 
paz y tranquilidad. 
5 minutos pensando en ti
y disfrutando del recuerdo por un momento.

Recordé esa frase de
 "Sara Montiel" 
"Fumando espero"

Por aquellos Amores Secretos 
con la Necesidad de Gritarlo a los 4 Vientos
- Va un sorbo de mi cigarrillo-

"Te tengo en mi corazón. Pero no sabes que existo.
Te amo y te imagino en mi en silencio"
" Te espero sin plazo ni tiempo"



Sueños que quedaron por el camino.

Hoy miro atrás en el libro de mi vida
 y veo a una niña que vivió feliz, 
veo tachones y nombres a medio borrar,
 veo experiencias de las que aprendí
 y sueños que quedaron por el camino.

Veo olores y sabores, personas que nunca
 llegaron a saber lo importantes que fueron en mi vida, 
veo miradas ingenuas que aun hoy siguen sin entender, 
pero sobretodo veo cimientos, 
los cimientos que fundaron un camino
 que a día de hoy sigo construyendo.

La humanidad progresa.  Hoy solamente quema mis libros;  siglos atrás me hubieran quemado a mi.

La humanidad progresa.
Hoy solamente quema mis libros;
siglos atrás me hubieran quemado a mi.



Buscando la felicidad.

Y tal vez soy aquella mujer 

que esta al otro lado de cualquier lugar,

buscando su felicidad con la misma sinceridad

 que cualquier otra persona ,

simplemente, quizás en el lugar equivocado, 

de la forma equivocada.


Se me acabo el amor.

Si yo pudiera encontrar hoy las palabras 
Y marcharme sin dejar dolor en tu corazón 
Si encontrara la manera de explicar mi despedida 
Sin dejar un mal sabor.

No es culpa de tus besos de tus manos que sin miedo me acarician 
No busques algo que ya sé ha perdido 
en una tonta discusión 
No tiene no le encuentro 
No existe explicación. 

Se me acabo el amor, se fue así nomás 
Sin avisármelo 
Y no pensó jamás en el dolor que viviría en ti 
Se me acabo el amor 
Se fue. 

Si yo pudiera encontrar hoy las palabras  Y marcharme sin dejar dolor en tu corazón  Si encontrara la manera de explicar mi despedida  Sin dejar un mal sabor.  No es culpa de tus besos de tus manos que sin miedo me acarician  No busques algo que ya sé ha perdido  en una tonta discusión  No tiene no le encuentro  No existe explicación.   Se me acabo el amor, se fue así nomás  Sin avisármelo  Y no pensó jamás en el dolor que viviría en ti  Se me acabo el amor  Se fue.

Como olvidar esos momentos que vivimos 
La intensidad de cada día lo descubierto junto a ti 
Los momentos compartidos, lo felices que hemos sido 
Mas no se como se fue.

No se como pedirte perdón por mis palabras sin sentido 
No se como encender de nuevo el corazón 
Solo tengo este adiós 
No tienen no le encuentro No existe explicación. 


Sola, a pesar del murmullo que la acompañaba.

Llovía en su interior...
De pie entre dos mundos, la joven sentía perdida la mirada al otro lado de su ser.
Contemplaba en su reflejo impasible, como una a una iban resbalando las lágrimas por su rostro,
 lo recorrían lentamente, algunas reposaban entre sus pestañas  antes de lanzarse
 a la aventura de su recorrido.

Estaba de espaldas al mundo, cubierta solo por un manto de impotencia y un sentimiento de pérdida.
El espejo robaba su reflejo, aprovechándose de su vulnerabilidad.
Cada uno de los poros de su piel sentía la tristeza que la acontecía y en ese momento, era mucha.
No luchaba contra la humedad ni ejercía resistencia sobre sus emociones, 
sencillamente las reconocía, las aceptaba, las dejaba pasar, 
como si a su marcha todo pudiera quedar como antes de su inesperada aparición, 
pero nada fue igual a partir de ese momento.

Dejo por momentos de llorar, aunque no pudo abandonar la tristeza así que la llevó consigo
como si fuera parte de su equipaje de mano sin mediar palabra.
Comenzó a avanzar, no estaba segura de hacía adonde se dirigía, solo tímidamente lo intuía, 
necesitaba ayuda, pero no estaba segura de poder obtenerla, así que primero un paso y luego el otro, 
 'Sola', a pesar del murmullo que la acompañaba. 'Sola'...
Dejo de oír su propia voz, reconoció su respiración junto a sus huellas, 
en el silencio del camino y en su mente solo lograba construir un pensamiento
 "Esperanza".

 Sola, a pesar del murmullo que la acompañaba.

Transforma lo cotidiano en extraordinario.

Yo me he propuesto saborear cada segundo de estos días cotidianos durante esta semana: el zumo de naranja recién exprimido, la ducha caliente de la mañana, el primer beso de mis hijos al despertarse, la llamada de teléfono de alguien que me quiera, la onza de chocolate después de la cena y el momento de meterme en la cama por la noche.
Cuántas cosas maravillosas tenemos en la vida y nos la pasamos esperando que sucedan cosas extraordinarias. Esperamos asombrarnos continuamente, dejando escapar la frescura del momento. Elevar lo cotidiano al rango de sublime sólo depende de nosotros, de que nuestro modo de sentir quiera apreciarlo.

Mi Frase Favorita:

Transforma lo cotidiano en extraordinario.

Transforma lo cotidiano en extraordinario.

Preguntándote a solas que vendrá después de la soledad.


Soledades de Mario Benedetti.     Ellos tienen razón esa felicidad al menos con mayuscula no existe ah pero si existiera con minúscula seria semejante a nuestra breve presoledad. Después de la alegría viene la soledad después de la plenitud viene la soledad  después del amor viene la soledad ya se que es una pobre deformación  pero lo cierto es que en ese durable minuto uno se siente solo en el mundo  sin asideros sin pretextos sin abrazos sin rencores sin las cosas que unen o separan  y en es sola manera de estar solo ni siquiera uno se apiada de uno mismo  los datos objetivos son como sigue.  Hay diez centímetros de silencio entre tus manos y mis manos  una frontera de palabras no dichas entre tus labios y mis labios  y algo que brilla así de triste entre tus ojos y mis ojos.  Claro que la soledad no viene sola si se mira por sobre el hombro mustio  de nuestras soledades se vera un largo y compacto imposible  un sencillo respeto por terceros o cuartos ese percance de ser buena gente.  Después de la alegría, después de la plenitud después del amor viene la soledad  conforme pero que vendrá después de la soledad  A veces no me siento tan solo si imagino mejor dicho si se  que mas allá de mi soledad y de la tuya  otra vez estas vos aunque sea preguntándote a solas  que vendrá después de la soledad.  -Poemas de Mario Benedetti.


Soledades de Mario Benedetti.


Ellos tienen razón esa felicidad al menos con mayuscula no existe
ah pero si existiera con minúscula seria semejante a nuestra breve presoledad.
Después de la alegría viene la soledad después de la plenitud viene la soledad 
después del amor viene la soledad ya se que es una pobre deformación 
pero lo cierto es que en ese durable minuto uno se siente solo en el mundo 
sin asideros sin pretextos sin abrazos sin rencores sin las cosas que unen o separan 
y en es sola manera de estar solo ni siquiera uno se apiada de uno mismo 
los datos objetivos son como sigue. 
Hay diez centímetros de silencio entre tus manos y mis manos 
una frontera de palabras no dichas entre tus labios y mis labios 
y algo que brilla así de triste entre tus ojos y mis ojos. 
Claro que la soledad no viene sola si se mira por sobre el hombro mustio 
de nuestras soledades se vera un largo y compacto imposible 
un sencillo respeto por terceros o cuartos ese percance de ser buena gente. 
Después de la alegría, después de la plenitud después del amor viene la soledad 
conforme pero que vendrá después de la soledad 
A veces no me siento tan solo si imagino mejor dicho si se 
que mas allá de mi soledad y de la tuya 
otra vez estas vos aunque sea preguntándote a solas 
que vendrá después de la soledad.


-Poemas de Mario Benedetti.


Soledades de Mario Benedetti.     Ellos tienen razón esa felicidad al menos con mayuscula no existe ah pero si existiera con minúscula seria semejante a nuestra breve presoledad. Después de la alegría viene la soledad después de la plenitud viene la soledad  después del amor viene la soledad ya se que es una pobre deformación  pero lo cierto es que en ese durable minuto uno se siente solo en el mundo  sin asideros sin pretextos sin abrazos sin rencores sin las cosas que unen o separan  y en es sola manera de estar solo ni siquiera uno se apiada de uno mismo  los datos objetivos son como sigue.  Hay diez centímetros de silencio entre tus manos y mis manos  una frontera de palabras no dichas entre tus labios y mis labios  y algo que brilla así de triste entre tus ojos y mis ojos.  Claro que la soledad no viene sola si se mira por sobre el hombro mustio  de nuestras soledades se vera un largo y compacto imposible  un sencillo respeto por terceros o cuartos ese percance de ser buena gente.  Después de la alegría, después de la plenitud después del amor viene la soledad  conforme pero que vendrá después de la soledad  A veces no me siento tan solo si imagino mejor dicho si se  que mas allá de mi soledad y de la tuya  otra vez estas vos aunque sea preguntándote a solas  que vendrá después de la soledad.  -Poemas de Mario Benedetti.