Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta dolor. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta dolor. Mostrar todas las entradas

Me bebí tu recuerdo para que jamas vuelva a lastimarme.


En mi mano izquierda tome tu retrato, 
en la otra mano una copa de vino 
y brinde contigo sin estar presente
y brinde contigo por tu amor ausente 
y me ti la foto dentro de mi copa,
 en allá tu imagen se fue disolviendo 
y poquito a poco y muy lentamente
 todo tu recuerdo me lo fui bebiendo;
 y me bebí tu recuerdo
 para que jamás vuelva lastimarme. 
Hoy ni de tu nombre quiero recordarme.


Soledad, para muchos el fin, para otros el comienzo.

"Soledad" Lugar solitario y sombrío, compañía de muchas personas, contraste de recuerdos invisibles, realidades que se esfumaron, ruido silencioso, reflejo de verdades y resultado de errores, vía para reflexionar, sendero oscuro o lleno de luz. Esa podría ser una simple, muy simple definición, para muchos el fin, para otros el comienzo. Hay quienes la odian, otros la aman, a veces para evitar dolor, otras veces para evitar la gente. Siento que puede ser un camino de transformación, reflexión y comunión con nosotros mismos, pero sobre todo de aprendizaje...Muchos la prefieren porque huyen de la realidad y creen que en ella evitan el dolor y el sufrimiento, pero creo que estar solo, la aumenta. Hay quienes huyen de ella buscando siempre con quién estar, sea como sea evitan estar solos, por el temor a la soledad. Otros están solos simplemente porque lo deciden y ven en ese estado una forma de reflexionar y aprender de sus errores, así estudian qué hicieron mal y lo toman como experiencia y ensayo...Hay personas que simplemente están solas no porque quieran sino porque así se labraron su futuro. Pienso que no debe ser vista como algo malo, sino como un espacio necesario para encontrarnos con nosotros mismos, para reflexionar, para saber qué queremos y para donde vamos...La soledad es esa que te grita recuerdos en la obscuridad, es esa que te abraza cuando las personas que más quieres se van, es esa que se convierte en tu amistad enemiga, amistad porque no te abandona, enemiga porque se encarga de mostrarte tus errores, la tristeza, el dolor y aflicción que sientes cuando ese ser querido no está contigo..."En esta soledad te busco, te llamo, vagamente te espero."

Soledad, para muchos el fin, para otros el comienzo.

Y al final tienes un cúmulo de cosas negativas luchando por recuerdos positivos.


Dicen que la gente que los amigos vienen y van. Hay personas que conoces en una estación de paso y eso ya condiciona la relación. Va a ser solo eso, una parada. Luego cada cual se ira y seguirá su camino. Quizá alguna vez recuerdes ese amigo de paso, pero no trascenderá. Solo se queda en eso. Hay otras personas que llevas contigo siempre, aunque no las puedas ver todos los días, aunque incluso pasen meses…da igual, son personas que han calado hondo, han dejado huellas y pase lo que pase, siempre te acordarás de ellas. Incluso aunque a veces el recuerdo duela. Es inevitable. Si una marca se graba con fuego, no se puede quitar. Y luego están otras personas, que empiezan siendo amigos, gente con la que compartes muchas cosas, risas, noches, días, películas, llantos, miles de cosas. Gente con la que te sientes bien, pero un día las cosas se tuercen. Las personas cambian, nosotros cambiamos, y si el cambio se produce por ambas partes, se produce una escisión en la amistad, una rotura por ambas partes, por lo que se nota menos. Sin embargo si el cambio solo viene de parte de uno entonces surgen la distancia y el dolor, porque es solo uno el que ve. Porque uno no puede luchar por acercarse cuando el otro solo le pone barreras. Puedes tener paciencia, pero seamos realistas, la paciencia no cura las heridas, y no puedes esperar eternamente a que esa persona que era, aparezca de nuevo. No va a aparecer porque si ha cambiado ha sido por algo, quizá simplemente ha dejado una parte de su ser de lado, la pena es que sea la parte que te hacía estar ahí por él (o por ella). Cuando eso pasa te ves en una situación complicada. Tienes muchos recuerdos buenos, pero tienes también muchas rencillas producidas por el cambio. Rencores, o frases que te has callado por hacer caso a la paciencia (que a escondidas de todos te susurraba: chsss no digas nada, tiene un mal día, no le des importancia a tal o cual comentario). Y al final tienes un cúmulo de cosas negativas luchando por recuerdos positivos. Estás en guerra, una guerra que si no acabas te hace meterte en un círculo difuso que parece no tener fin (por algo los círculos son infinitos). No le dices nada porque ya apenas le ves pero si tienes oportunidad de verle luchas por estar callado y no causar problemas (porque para una vez que le ves no merece la pena gritar). Entonces asumes la realidad, que ese amigo con el que tienes años de recuerdos ya no está, y lo que más duele, no va a volver. Te das cuenta de que solo compartís los mismos silencios incómodos, que es eso lo que tenéis en común, las pausas eternas donde nadie dice nada porque ninguno se atreve a lanzar ,al aire o a la cara, la excusa adecuada para rechazar la invitación ( y así no tener que verse) Y cuando descubres todo esto, cuando te paras a pensar y ves lo que fuisteis y lo que nunca más volverás a ser, te envuelve una nostalgia extraña. Pero el tiempo pasa, y al final lo que es nostalgia se convierte en indiferencia. Aunque es cierto que a veces esa indiferencia viene porque, el cambio ha producido tantos golpes, que ya eres inmune. Eres inmune a las frases mal dichas, a desprecios, desplantes y a cualquier cosa que pueda herirte. Y con esa indiferencia como arma podrías romper el círculo, pero en realidad no se rompe. Sigue ahí, con el silencio de palabras que todo el mundo sabe pero nadie se atreve a decir. Bueno yo creo que ya es hora de decir algo, algo que me he dicho a mi misma: Felicidades, has perdido un amigo. La parte positiva es que, no merece la pena ponerse triste. Si se ha ido, ha sido por cuenta propia. Uno solo no puede tirar del carro. Esto es ley de vida. Y como último consejo: las cosas nunca vuelve a ser como antes. Nunca. Mejor asumir y seguir sonriendo junto a las personas que de verdad quieran tu sonrisa. Estas son mis reflexiones y así las he contado. . Y deja de coser tu sombra a mis pies.

Y al final tienes un cúmulo de cosas negativas luchando por recuerdos positivos.

Perdiendo también se gana.


Date y dale la oportunidad al mundo, de demostrar que, perdiendo también se gana,  y no permitas que el remordimiento y la amargura formen parte de tus sentimientos, y tengas que arrepentirte, de haber dejado pasar la felicidad...



Hoy mi pasado me vuelve a atrapar.


Sábanas revueltas. Lágrimas, sombras y recuerdos.

El pasado vuelve, la atrapa, y la sumerge.

De repente, despierta.

Mira por toda la habitación, está asustada.

La ventana sigue abierta, pero todo es oscuridad.

Saca los pies de la cama, se incorpora y va al baño.

Está pálida y sudorosa. Tiene un aspecto horrible..

Recoge su pelo en una coleta alta, 

y se apoya en el lava-manos. 

Se lava la cara y regresa a su cuarto.

Son las cuatro y media de la mañana,

pero no tiene sueño.

Parece como si hubiera dormido

tres días sin pausa.

Se asoma a la ventana y una ráfaga de viento frío

hace que se le erice la piel.


Aveces es mas fácil expresar penas que alegrías.

Creo que la parte de mi corazón que no encuentro, te la llevaste tu.


Creo que la parte de mi corazón que no encuentro, te la llevaste tu. Que lastima que aveces escribimos solo cuando estamos pasando cierto dolor y sufrimiento. Aveces es mas fácil expresar penas que alegrías... o es que las alegrías son pocas y nos convertimos en musa con lápiz. "Escribir me lleva donde mis sueños habitan donde el tiempo no existe."


Aveces es mas fácil expresar penas que alegrías...

Fui a tocar los recuerdos con mis propios dedos.

“Cuando pensaba que mejor estaba recaí. Pasé horas llorando, sentía que tenía que expulsar algo de mí que si seguía dentro acabaría matándome. Fui a tocar los recuerdos con mis propios dedos y sentada en medio de la nada, mientras la gente pasaba, volví a caer y todavía no me he levantado. Empiezo a sentirme a gusto en el suelo, me da miedo levantarme y encontrarme con que todo sigue igual allí arriba. Empiezo a acostumbrarme al dolor y eso me da miedo.”



El amor siempre ha sido un salto al vacío.

Como si se pudiera elegir en el amor,
como si no fuera un rayo que te parte los huesos
y te deja estoqueado en la mitad del patio.

Se trata de bailar, de cantar, de andar descalzo, de dormir hasta tarde,
de compartir tazas, vasos y comidas, de llorar, de discutir,
de manejar lejos y no querer volver, de sentirnos volar, de abrazar, besar,
 tocar y volver a abrazar, de hablar por los codos,
de imaginar futuros a años luz de distancia.

Se trata de permitirnos equivocarnos, de apostar a lo incierto,
de desafiarse a uno mismo.
Porque, a fin de cuentas, el amor siempre ha sido un salto al vacío.
Nadie nos da las garantías ni nos lee los derechos,
aunque muchas veces sintamos que nos rige un contrato invisible.


Para sentirse decepcionado de algo, primero hay que haber creído
en el mundo y sus posibilidades antes.

Mírate en el espejo suspira y date un beso en el alma.



Un día me levante y dije hasta aquí. Me cansé de llorar. Aprendí que mis lágrimas tenían demasiado valor para gastarlas en quien no valía la pena. Aprendí que las depresiones son como las tormentas se oscurece el cielo, llueve mucho durante algún tiempo y después llega la calma y el sosiego. Aprendí que A veces se gana y Aveces se pierde y que perdiendo Aveces ganamos. Me gustaría que un día dejes de llorar igual que yo. !Mírate en el espejo suspira y date un beso en el alma! y declarate amor eterno. Queriéndote mas cada día porque solo queriéndote mas, podrás dar y recibir amor sin angustias, temores ni falsas expectativas .


Mírate en el espejo suspira y date un beso en el alma.


Se me acabo el amor.

Si yo pudiera encontrar hoy las palabras 
Y marcharme sin dejar dolor en tu corazón 
Si encontrara la manera de explicar mi despedida 
Sin dejar un mal sabor.

No es culpa de tus besos de tus manos que sin miedo me acarician 
No busques algo que ya sé ha perdido 
en una tonta discusión 
No tiene no le encuentro 
No existe explicación. 

Se me acabo el amor, se fue así nomás 
Sin avisármelo 
Y no pensó jamás en el dolor que viviría en ti 
Se me acabo el amor 
Se fue. 

Si yo pudiera encontrar hoy las palabras  Y marcharme sin dejar dolor en tu corazón  Si encontrara la manera de explicar mi despedida  Sin dejar un mal sabor.  No es culpa de tus besos de tus manos que sin miedo me acarician  No busques algo que ya sé ha perdido  en una tonta discusión  No tiene no le encuentro  No existe explicación.   Se me acabo el amor, se fue así nomás  Sin avisármelo  Y no pensó jamás en el dolor que viviría en ti  Se me acabo el amor  Se fue.

Como olvidar esos momentos que vivimos 
La intensidad de cada día lo descubierto junto a ti 
Los momentos compartidos, lo felices que hemos sido 
Mas no se como se fue.

No se como pedirte perdón por mis palabras sin sentido 
No se como encender de nuevo el corazón 
Solo tengo este adiós 
No tienen no le encuentro No existe explicación. 


Lágrimas, Soledad y Mucho Frió.


Tengo frío pero no estoy muy segura de a qué se debe. Hace mucho tiempo que tengo frío. Me siento ser de un material, duro, pesado, resistente, pero a la vez demasiado penetrable. Me siento ser de madera, mi primavera y me otoño. Al cerrar los ojos, me convierto en una sensación. Me convierto en una sensación completamente diferente. Es como si mis párpados lucharan contra mis ojos de vidrio pulido, y no pudiesen hundirse. Me pregunto si de frío, soledad y sufrimiento me habré convertido en muñeca o en piedra. 

Me quedé esperando en vano. Me quedé imaginando mentiras. Ahora tan sólo me quedan aquellas lágrimas que estoy derramando. Lágrimas que he de llorar en momento como este. Desearía tanto desvanecerme, desaparecer, chasquear los dedos y no existir más… Pero, tengo tanto miedo. Tanto miedo que ni siquiera soy capaz de alcanzar eso. Quisiera soltar las caricias que guardo en el alma Y gritar mis angustias…


Me acuerdo de ti y mi mundo se hace trizas.




Ahora ya no hay mas dolor, ahora al fin vuelvo a ser yo. Pero me acuerdo de ti y otra vez pierdo la calma. Pero me acuerdo de ti y se me desgarra el alma. Pero me acuerdo de ti y se borra mi sonrisa. Pero me acuerdo de ti y mi mundo se hace trizas.


Quiero vivir la vida intensamente.

Creo que la vida también nos deja a veces la resaca de sus vivencias, pero no puedo ni quiero quedarme en la orilla contemplándola, viéndola pasar desde una estación de arena y sol, por muy bello y seguro que sea el paisaje desde fuera, prefiero ahogarme en su bravura, vivirla intensivamente, sentirla beso a beso de forma salvaje, aunque haya algún momento en que la sal de su agua impregne de dolor mi piel y mi ser. Me gusta la vida, me gusta, aunque haya muchas veces que no sea capaz de comprender porque vivo algunas cosas de la forma en que las vivo, con tanta intensidad, porque me produce dolor, y el dolor no me gusta, sin embargo aceptaré mi sensibilidad como una parte de mí.

Creo que la vida también nos deja a veces la resaca de sus vivencias, pero no puedo ni quiero quedarme en la orilla contemplándola, viéndola pasar desde una estación de arena y sol, por muy bello y seguro que sea el paisaje desde fuera, prefiero ahogarme en su bravura, vivirla intensivamente, sentirla beso a beso de forma salvaje, aunque haya algún momento en que la sal de su agua impregne de dolor mi piel y mi ser. Me gusta la vida, me gusta, aunque haya muchas veces que no sea capaz de comprender porque vivo algunas cosas de la forma en que las vivo, con tanta intensidad, porque me produce dolor, y el dolor no me gusta, sin embargo aceptaré mi sensibilidad como una parte de mí.

Dichosos aquellos que han encontrado la felicidad en el amor.

¿Qué es el amor?
Definición del amor.
¿Creen que el amor pueda tener una definición? 
Yo creo que no, porque definir es limitar y el amor no tiene limites!!
 El amor es algo muy parecido a la fe.
 Siempre me he cuestionado eso,
 he leído tanto sobre el tema y creo que no existe respuesta.

 Muchas son definiciones:

  1. El amor es algo que tu sientes dentro del pecho y desde el pensamiento, es lo que tu haces sin querer y lo haces para bien.
  2.  El amor es el sentimiento que existe sin importar edad y es algo que no se puede comparar con un te quiero, porque es mas puro que el agua.
  3.  El amor es vida.
  4.  El amor es el sentimiento mas hermoso que haya creado Dios en nosotros, porque el sentirlo es nacer, es vivir, es creer, es sentir una fuerza superior que te impulsa, te motiva, te da la alegría de ser"
  5.  "El amor es: "El comienzo de un amanecer con su mirada y la oscuridad de la noche cuando deja de mirarte"" 
   "EL AMOR LO ES TODO PARA EL QUE LO GOZA,
 Y ES DOLOR PURO PARA EL QUE LO SUFRE.
 AMAR ES UN PRIVILEGIO,
 SER CORRESPONDIDO ES UNA BENDICIÓN 
Y SENTIR UN AMOR PERDIDO ES UNA LÁGRIMA SILENCIOSA" .


"Dichosos aquellos que han encontrado la felicidad en el amor,
porque han encontrado el mayor misterio del universo, 
si tu eres uno de ellos aprovéchalo ya son muy pocos los afortunados"



La vida es demasiado corta, la gente demasiado estúpida.

Te hierve la sangre. Llevas demasiado tiempo intentando aparentar que estás bien con el mundo, que no odias tanto como pueda parecer, que hay cosas buenas , que tienes fuerza suficiente para enfrentar cualquier cosa. Pero ahora te hierve la sangre porque llevas demasiado tiempo intentando controlar ese impulso, esas ganas atroces de destruir todo lo que tienes alrededor, porque las cosas rotas siempre han sido tu favoritas, y el orden establecido por la sociedad te parece tan insulso y estúpido como todas las putas personas. Y ahí esta de nuevo lo que has intentado controlar con todas tus fuerzas, ese lado antisocial, esas voces que te susurran siempre al oído que el mundo esta podrido y toda la gente no son más que animales intentando ser otra cosa. Pero la naturaleza es más fuerte y por más que luchen ,como tú, al final siempre aflora su esencia real.

Lo has intentado, de verdad, pero a veces no sirve solo con intentar, se tiene que hacer, y no has podido hacerlo. Por eso te hierve la sangre, porque tienes que estar 24 horas al día luchando contra quien eres, contra lo que eres, callando las voces , callando los pensamientos, dejando la mente en blanco para ser mejor persona o simplemente para poder ser. Y a veces, hay días, que por más que quieras, no puedes. Te sale ese instinto animal, esas ganas de saltar por la ventana , no con la finalidad de matarte, sino para poder volar, lejos de todo, y llegar a un mundo donde las sonrisas merezcan la pena de verdad y los juicios y sentencias sean irrelevantes.

Y te hierve la sangre. Empiezas tus respiraciones. Eso es, respira hondo mientras cuentas hasta 10.
1, 2, 3...Hazlo las veces necesarias para calmarte, porque tú eres así, no vas a tirar la toalla, no vas a convertirte en un monstruo para luchar contra ellos. 4,5,6. No eres un monstruo. 7,8,9. Puedes reponerte, puedes dejar la rabia a un lado y volver al rin. 10. Puedes vencerte. Y como puedes, lo vas a hacer.

¿Lo entiendes? Lo vas a hacer.
Fuera los gritos, el malestar, el sentirte un cáncer de páncreas. La vida es demasiado corta, la gente demasiado estúpida. Nadie tiene que pagar por eso. Así que sigue contando y respirando profundamente. Porque hay cosas más importantes, hay gente muriéndose de hambre mientras tú tienes una disputa más. Hay gente secuestrada por el mundo mientras a ti te echan algo más en cara.

Hay gente que quiere vivir con toda su alma mientras las condenan a la muerte. Y como el mundo esta lleno de miserias, tú, no puedes darte por vencida. Porque no vas a ser como ellos, centrándote solo en ti , porque hay más cosas ahí fuera.

Vas a salir de esa habitación, con la sangre fría y la mente en blanco.
Vas a esconder esa parte de ti. Eres buena persona. Quédate con eso. Y lo que digan los demás, como de costumbre, no te va a importar nada, ¿entiendes? No te puede importar.

Sigue respirando. Coge todas las etiquetas que te cuelgan, todos los prejuicios, todas las acusaciones , y mételas en una bañera con gasolina. Prende fuego. Y adiós.

Ahora abre los ojos. Has quemado todo lo negativo.
Ya puedes volver a ser esa parte de ti que puede con todo.

Sonríe.

Abrir el corazón significa estar dispuesto a perder.


Fui lastimada, una y otra vez. Me dejé hacer algunas de las muchas cicatrices que llevo en la piel, y muchas otras, me las infringí. Quería ser querida, quería que la gente, aquel hombre y mis conocidos me quisieran. Lo quise con tanta desesperación que dejé de respetarme, de quererme, olvidé que soy humana y me duele que me pongan en segundo lugar, que no les importe si me duele, que le de igual tenerme a su lado, que un día me quería y al otro, me despreciaba. Me han matado, pero sobreviví. Y ahora soy yo quien debe llevar las heridas día a día como marcas que el tiempo grabo en mí, como si no fuesen las huellas que dejaron quienes me lastimaron, quienes rompieron mi corazón y dejaron los restos para que los recoja. Me dicen que abra mi corazón, que confíe, que no me dañarán pero todos en el fondo sabemos que cuando uno confía, es cuando las peores cosas pasan. Abrir el corazón significa estar dispuesto a perder.


Cada vez duermo más y sueño menos.


Las personas se parecen a los árboles. Para saber la edad que tiene un árbol sólo necesitas contar los anillos que tiene en el tronco, y para saber la edad de una persona te basta con medir el brillo que tiene en los ojos. Y me da rabia, no debería ser así. Cada vez duermo más y sueño menos, cada vez la gente tiene menos ganas de comerse el mundo, y cada vez quiero rendirme antes. Los años, los daños, ya no sé como llamarlo, afectan a todos...Pero yo intento ser más fuerte.


Porque no todos los días bloqueas recuerdos.


Querido pasado,

Esta noche ha empezado como otra cualquiera. Planificando qué hacer, cómo distribuir el tiempo de la que es una bonita noche por delante para mí, pensando en cómo desarrollar mi Yo, en cosas sin más. Y pensando en cosas, he pensado que era un buen momento para desempolvar esa parte del armario que todos tenemos y que hace mucho tiempo que no nos atrevemos a tocar por miedo a lo que pueda haber ahí. Además, que la parte de mi armario en cuestión es la más alejada, arriba al lado de la pared… es decir, bastante intocable. El caso es que me he puesto a hurgar, teniendo suerte de ser de siempre bastante escrupulosa y esta ordenado. Lleno de polvo, pero ordenado. Sacando cosas y más cosas, he sacado triunfal una caja. No es más grande que un cuaderno mediano de anillos. Y con querubines como decoración. Algo ñoños, con caras algunos a punto de disparar su flecha mortal, con cartas selladas en una mano otros. Lo primero que he pensado ha sido en contarlas. Y lo siguiente, en abrirla… claro. Al momento un olor a papel cerrado me ha golpeado. Y encuentro la caja llena. Hasta arriba. De cartas.

Me ha sorprendido no haber reconocido antes esa caja. Pero ahí estaban. Todas las cartas de mi pasado. Perdón. Mi Pasado. Porque creo que no tengo en mi vocabulario una palabra con mayor propiedad que esa, Pasado. ¿Por qué? Muy simple, porque de él no queda hoy NADA. Bueno, eso creía hasta esta noche. Ahora tengo esta caja, y estas cartas. Muchos de esos pasados simplemente fueron disolviéndose, haciéndose difusos al principio para finalmente desaparecer. Otros están ahí, latentes pero tan lejanos que posiblemente no les reconocería hoy en día. Y luego está ese otro Pasado. El que hizo daño. El que dejó una herida que nunca va a cerrar y que sé que va a ser la causa de muchas de mis decisiones y actitudes. Ese Pasado. El único que todas las mañanas me repito que no es pasado porque, simplemente, niego su existencia. Es un ejercicio duro, porque no todos los días bloqueas recuerdos. Y lo consigo. Y lo he conseguido.  Lo sé porque esta noche ha sido cuando lo he comprobado. No he sentido nada. Ni rabia, ni pena, ni siquiera lo he echado de menos. Tan sólo lo he visto, y he sonreído. Porque ese pedacito es enteramente mío. Y aunque el día de hoy sé que niego la existencia de las personas que escribieron ese Pasado en esas cartas, también sé que hubo un día en que esas personas eran diferentes, éramos diferentes. Y era bonito. Así que he tomado una decisión. Tras desempolvar las un poco, coger algunas que aún danzaban por otra caja que sí tengo localizada y reunirlas con sus hermanas, y mirarlas por última vez hasta la próxima vez, he cerrado cuidadosamente la tapa. He limpiado el polvo que tenía por encima y la he vuelto a dejar donde estaba, en el hueco olvidado del armario.   Pero ahora será diferente. Ya puedo olvidar tranquila.

Me ha sorprendido no haber reconocido antes esa caja. Pero ahí estaban. Todas las cartas de mi pasado. Perdón. Mi Pasado. Porque creo que no tengo en mi vocabulario una palabra con mayor propiedad que esa, Pasado. ¿Por qué? Muy simple, porque de él no queda hoy NADA. Bueno, eso creía hasta esta noche. Ahora tengo esta caja, y estas cartas. Muchos de esos pasados simplemente fueron disolviéndose, haciéndose difusos al principio para finalmente desaparecer. Otros están ahí, latentes pero tan lejanos que posiblemente no les reconocería hoy en día. Y luego está ese otro Pasado. El que hizo daño. El que dejó una herida que nunca va a cerrar y que sé que va a ser la causa de muchas de mis decisiones y actitudes. Ese Pasado. El único que todas las mañanas me repito que no es pasado porque, simplemente, niego su existencia. Es un ejercicio duro, porque no todos los días bloqueas recuerdos. Y lo consigo. Y lo he conseguido.  Lo sé porque esta noche ha sido cuando lo he comprobado. No he sentido nada. Ni rabia, ni pena, ni siquiera lo he echado de menos. Tan sólo lo he visto, y he sonreído. Porque ese pedacito es enteramente mío. Y aunque el día de hoy sé que niego la existencia de las personas que escribieron ese Pasado en esas cartas, también sé que hubo un día en que esas personas eran diferentes, éramos diferentes. Y era bonito. Así que he tomado una decisión. Tras desempolvar las un poco, coger algunas que aún danzaban por otra caja que sí tengo localizada y reunirlas con sus hermanas, y mirarlas por última vez hasta la próxima vez, he cerrado cuidadosamente la tapa. He limpiado el polvo que tenía por encima y la he vuelto a dejar donde estaba, en el hueco olvidado del armario.


Pero ahora será diferente.
Ya puedo olvidar tranquila.


Tengo ganas de gritar, de sacar a flote el alma desgarrada.

Tengo ganas de enamorarme con la luz de la luna,
 con el canto del silencio y el cobijo de las estrellas........
Tengo ganas de reírme de la tristeza acumulada, 
de la soledad instalada y del llanto incesante que reclama el amor.......

Tengo ganas de gritar, de sacar a flote el alma desgarrada,
 de vaciar al corazón de los sentimientos
 profundos que solo causan dolor.......

Tengo ganas de ti,
 que aún sin conocerte mi alma te reclama,
 mis ojos buscan tu mirada,
 mi ser ya siente que te pertenece.......

Tengo ganas de sentir,  de que las palabras se expresen en miradas,  de que las caricias sean tatuadas,  tatuadas por siempre en lo profundo de mi alma  y que al recordarlas las vuelva a vivir......  Tengo ganas de vivir,  de que el amor me envuelva,  de volver a reír,  tengo ganas de creer que el amor es para siempre,  de que tu estas en un lugar esperándome impacientemente.......

Tengo ganas de sentir, 
de que las palabras se expresen en miradas, 
de que las caricias sean tatuadas, 
tatuadas por siempre en lo profundo de mi alma 
y que al recordarlas las vuelva a vivir......

Tengo ganas de vivir,
 de que el amor me envuelva,
 de volver a reír,
 tengo ganas de creer que el amor es para siempre, 
de que tu estas en un lugar esperándome impacientemente.......

Que difícil es poner punto final a una historia de amor.



Claro que no estoy sola,
 detrás de esa puerta esta la felicidad esperando por mí,
lo difícil de reunirme con ella es cruzar el umbral del olvido...
Las cajas llenas de recuerdos que están amontonadas a mis espaldas, 
tienen mi nombre escrito y siento como si me sujetaran, sin embargo, 
el aire tiene olor a derrota irrevocable y el piso esta todo inundado de lágrimas y dolor.
¡Las paredes curtidas de este espacio desierto, 
no tienen ya ni un mínimo espacio para que yo escriba tu nombre una vez más,
por las ventanas hace tiempo que no pasa la luz de la esperanza!
Me encojo de hombros, me siento confusa...
¿Es aquí de veras donde quiero quedarme?
¿Es aquí donde quiero gastar mis días?
Afuera la soledad me aguarda con una sonrisa y aquí adentro, 
la sombra de tu adiós me rodea de tristeza.
¿Porqué es tan difícil cambiar todo este dolor por una nueva ilusión? 
¡Que difícil es poner punto final a una historia de amor inconclusa, 
que difícil es... Remendar mi corazón!

La Soledad.