Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Ausencia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ausencia. Mostrar todas las entradas

Quiero aprender lo que de verdad significan las miradas y las sonrisas.


El silencio es piadoso y prudente y guarda secretos profundos.
Quiero aprender todos los secretos que guarda el silencio.
Quiero aprender lo que de verdad significan las miradas y las sonrisas...

Todos los sentimientos que una vez perdí los recuperé.

Todo volvió a su cauce... 
Todos los sentimientos que una vez perdí los recuperé. 
Cogí un barco y los pesqué donde una vez los tiré. 
Los cogí y los guardé en un sitio secreto, bajo llave. 
Donde nadie me los cogiera y volviera a jugar con ellos. 

Donde yo pudiera mostrarlos si quisiera. 
Donde la única que tiene la llave soy yo.
Es un lugar perfecto, hecho a mi manera. 
Porque soy yo la dueña de todo eso.

Allí donde mi imaginación hecha a volar para después volver
 y plasmar mis historias en papel y que la gente lo lea y vea
 que cada uno puede tener su sitio secreto. 
Ese lugar donde podemos guardar recuerdos e historias...
 para soñar y dejarse llevar por la magia de saber plasmar lo que se siente.



Quizás lo único que falta era el color que le ponías a mi vida.

"Tampoco es para tragedias, que vivir sin tí, francamente, es bastante fácil." 
La ausencia da un poquito de ventaja y ya aprendí
 a no revisar el teléfono  ahora que nunca envías mensajes.
 Río a diario y el mundo es exactamente igual a antes de conocerte.
 "Quizás lo único que falta era el color que le ponías a mi vida."


Con una sonrisa busco lo que quiero volver a sentir.


Ha sido de golpe, como un piano saltando por un balcón y precipitándose al vacío, así me ha invadido tu ausencia. En nuestro tiempo pasado sentirte tan cerca y a la vez tan lejos me sumió en un mar de dudas. Es complicado mantener el equilibrio si no sabes donde pisas. Forcé interrumpir el fluir de nuestros días dando forma de palabras a mi incertidumbre, fue una cuestión de supervivencia.
Cada interrogante se enredaba en mi cuello provocándome hipoxia y confusión suprema, por eso me vi obligada a llevarte al abismo y comprobar si se desplegaban tus alas, pero ahí no había nada. Hoy me ahogo en esta confusión. Con una sonrisa busco lo que quiero volver a sentir, que dista mucho de lo que estoy sintiendo. Y es que te echo en falta. Nuestras rutinas se han reducido a ausencias, tu tiempo ahora ya no está pendiente del mío. Cada poro de mi piel te echa de menos y me recuerda lo que nunca tuve. Las risas son silencios en nuestras calles, no hay deseo en los rincones. Sigilosos, los centímetros de mi cuerpo se repliegan rindiéndose a la evidencia y me enredo en mi cama donde una vez tuve el espejismo de sentirte cerca.



He mirado atrás tantas veces y odio ver en lo que me convertí.

A veces miro desde la cumbre,
 aquel lugar alto donde el horizonte se pierde,
 sólo para saberme,
 tomar consciencia que todavía existo 
y miro y siento como la ciudad palpita
 y en ella las personas, el tráfico y el mundo, 
con toda la inocencia y puro sometimiento
 y todo el engaño y bajeza con que son (somos) manejados. 
Miro y me desprendo de mí misma para perdonar, 
¿qué más podría hacer?,
 eso y sentir que quisiera ser
 un haz de luz y no tener pensamiento.


El tiempo anda en mi contra..

Ultimamente siento eso..que el tiempo anda en mi contra..Siempre que encuentro lo preciso para decir mi tiempo se acabo...Siempre ando con la palabra justa en el momento equivocado...¿Sera que estoy lenta para reaccionar o que el tiempo se me pasa rápido? Quién sabe...


En el fondo de mi alma tengo un mar de silencios...

Me callo este dolor. Y te digo que todo esta bien. Que nuestro hijo va creciendo que me entretengo en novelas. Que estoy tan ocupada que no pienso. Lo que no quiero decirte es que detrás de un timón, 
manejo por las calles y no se cual es la luz que alumbra los semáforos. !Dios, me duele tanto perderte!!! Solo quisiera que este dolor desapareciera, poder dormir por las noches, poder vivir día a día, solo quiero estar bien y juro que lo intento. Solo quiero sentirme viva y no vacía como me siento.
Quiero ser feliz. ¿Dios por qué me lo niegas?
En el fondo de mi alma tengo un mar de silencios...

En el fondo de mi alma
tengo un mar de silencios...

Necesito Llorar.


Si hoy dejara correr las palabras bajo mis dedos sólo surgiría melancolía… Mis oído no escucha música cercana que me seduzcan para llevarme lejos de esta infinita ausencia. Un sonido que seguir, una espiral hechizante donde sumergirme. Necesito un rincón donde sentarme y dejar caer mi cabeza entre mis piernas abrazadas...
 
Necesito Llorar.

Lo ilógico de extrañar a tu ex-pareja.

Toda historia de amor tiene un principio y un final. Donde el inicio de la historia es escrito por dos, el argumento por varios y el final por uno. Sin embargo, nunca es fácil decir que la razón del final es “ya no te amo”, ni mucho menos oírlo claro, pero al final de cuentas una persona lo dice y la otra llega a escucharlo, al principio esto no es fácil de aceptar y llegamos a odiar a la persona que amamos, porque no nos ama, aunque después del odio llega la indiferencia y finalmente el olvido, pero para esto se pasa por un proceso muchas veces largo y doloroso, que es “el extrañar”. Lo ilógico de extrañar es que cuando te encuentras llorando por su ausencia, y no soportas mas el olor a soledad que dejo cuando se marcho, el estará con alguien mas, o tal vez solamente pensando en ese alguien, o a lo mejor llorando por otra, y mientras tanto yo aquí estaré escribiendo un nuevo post.

Lo ilógico de extrañar a tu ex-pareja.

"Cuando lo ilógico es lo mas lógico".

Me dediqué a perderte.


Me dediqué a perderte.



Yo me dedique a perder a alguien y soy feliz al saber que el encontró la felicidad en otros brazos,
no lo niego me hubiera encantado pasar con el el resto de mi vida, pero es feliz y estoy segura que tanto el como yo seremos felices....aunque sea uno lejos del otro. Porque cuando se ama de verdad solo quieres lo mejor para la otra persona.
¿Por qué no te bese en el alma cuando aún podía? ¿Por qué no te abracé la vida cuando la tenía? Y yo que no me daba cuenta cuanto te dolía. Y yo que no sabía el daño que me hacía. ¿Cómo es que nunca me fijé que ya no sonreías? Y que antes de apagar la luz ya nada me decías. Que aquel amor se te escapó, que había llegado el día. Que ya no me sentías, que ya ni te dolía. Me dediqué a perderte y me ausente en momentos que se han ido para siempre. Me dediqué a no verte y me encerré en mi mundo y no pudiste detenerme. Y me alejé mil veces y cuando regresé te había perdido para siempre. Y quise detenerte y entonces descubrí que ya mirabas diferente. ¿Por qué no te llené de mi cuando aún había tiempo? ¿Por qué no pude comprender lo que hasta ahora entiendo? Que fuiste todo para mi y que yo estaba ciego. Te dejé para luego este maldito ego. Y me ausenté en momentos que se han ido para siempre. Me dediqué a no verte. Y me encerré en mi mundo y no pudiste detenerme. Y me alejé mil veces. Y cuando regresé te había perdido para siempre. Y quise detenerte y entonces descubrí que ya mirabas diferente. Me dediqué a perderte.

A veces sentimos mas de una vez.


Cuando se aferra un querer al corazón, 
y la conciencia no tiene la razón, 
no valen los consejos...
Cuando se prueba del fruto del querer, 
cuando se aprende a sentir mas de una vez,
no queda más remedio, 
que darle cielo y alas al amor..
Y hacer de lo difícil lo más bello..



 A veces sentimos mas de una vez.

Hoy brindo por ese sentimiento que se niega a morir.

Hoy como otros años yo brindo por ti, 
deseando tu hagas lo mismo, 
como ese mismo tiempo que compartimos
 desde hace ya algunos años. 

Hoy brindo por ese sentimiento que se niega a morir, 
hoy brindo por ti, por tu felicidad, por mi felicidad, 
por este sentimiento que aún con el tiempo sigue fiel, 
hoy te siento a mi lado como antes, como siempre...

Aún cuando sé que no estarás aquí, 
sé también que estarás conmigo en la distancia 
porque tu ausencia es en materia, 
tu mente estará conmigo como la mía estará a tu lado.

Tu y yo estamos unidos mas allá de la carne y la distancia.
Estamos unidos en espíritu y en sentimientos... 
comprendo porque no estas aquí... 
Y no reniego de mi suerte...
Convencida estoy de que te amo y regresaras...