Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Detalles. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Detalles. Mostrar todas las entradas

Así somos las mujeres.


Aveces necesitamos de un beso apasionado y sentir que volamos en el espacio, otras veces lo único que queremos es un tierno beso, y hasta un abrazo sincero en el que podamos sentir la mayor seguridad... Somos vulnerables, caprichosas, dulces, tiernas, inocentes, traviesas, arrogantes, orgullosas y hasta odiosas algunas veces... Basta un pequeño detalle,el mas sencillo y eso puede hacer que nuestros ojos brillen como estrellitas, y que en nuestra cara la sonrisa nos acompañe todo el día, basta un minuto de silencio para entristecer, y basta un piropo para que nuestras mejillas se sonrojen...



Nostalgia...Tengo ganas de llorar y no puedo.


¿Alguna vez tuviste ese deseo irrefrenable de llorar? ¿Alguna vez no has tenido el valor para quedarte en un sitio? ¿O el deseo de permanecer allí, pese a todo y aún con todas las lágrimas a tus espaldas por la tonta idea, tonta, de creer que serías feliz? ¿Por qué a veces ir en busca de las cosas bonitas son tan difíciles? ¿Por qué he de quedarme esperando? ¿Por qué tengo que perderme las locuras de la vida que desactivan la razón y agudizan sentimientos que se creían perdidos? Tengo ganas de llorar y no puedo, ese nudo en el estómago y la mudez que se ha posado en mi garganta me indican que, ante la primera lágrima, no habrá marcha atrás. Será por eso que necesito varios segundos para derramar la primera y horas, muchas horas para que mis ojos se cansen y digan: ¡basta!



Tengo ganas de un abrazo de sofá.



Tengo ganas de un abrazo de sofá. De esos que duran horas mientras se charla bajito . Si, de esos en los que el tiempo parece no pasar y te sientes rodeada de una burbuja protectora Y cerrar los ojos … y no sentir nada más que un pecho cálidoy unos brazos que me quieren abrazar.Abrázame.😘



La ternura está en aquello que parece pequeño pero que se hace grande en el corazón.


La ternura es un sentimiento grande y noble que engrandece a las personas. Hay muchas cosas y situaciones que despiertan ternura: la inocencia o la candidez de un niño, las personas desvalidas, el sufrimiento, el dolor... Decimos que se puede hablar con ternura, mirar con ternura, abrazar con ternura. Ternura es ser sensible ante las situaciones del otro. La ternura es el arte de “sentir” a la persona, al ser humano en su totalidad. El beso sincero, el apretón cálido de manos, el abrazo inesperado, una mirada llena de cariño que nos dice: ¡estoy aquí, puedes contar conmigo! La ternura parece por momentos olvidada. Tendríamos que revivirla pues es lo que logra que nuestros días y nuestra vida pasen de ser un mero transitar a ser inolvidables. La Ternura es la fuerza más humilde, y sin embargo la más poderosa, para cambiar el mundo. No es debilidad, no es flaqueza, sino fuerza que surge sólo en un corazón libre, capaz de ofrecer y recibir amor. Es la manifestación de dos exigencias fundamentales del corazón: desear amar y saber ser amado. Es la capacidad que tiene cada ser humano de dar lo mejor de si, para recibir como única recompensa la felicidad del otro. Es el respeto, el reconocimiento y el cariño expresado en la caricia, en el detalle sutil, en el regalo inesperado, en la mirada cómplice, en el abrazo entregado y sincero. La ternura es la expresión más serena, bella y firme del amor y está en aquello que parece pequeño pero que se hace grande en el corazón.



El amor y la magia, no tienen rostro, ni voz, hasta que aparecen y nos cambian la vida.


No se requiere de habilidades especiales para estar bien, tampoco hace falta una vida de ensueño. Lo importante es el amor de nuestros seres queridos, de los pocos, pero fieles amigos, la pureza de los niños, la belleza de lo natural, la salud… Hay infinidad de instantes y de cosas que nos ocurren en nuestra vida cotidiana, las cuales nos gratifican. Cualquiera puede hacer magia, con una sonrisa, una mirada, una caricia, una palabra, esas acciones que consiguen hacer posible lo que parecía imposible.
El amor y la magia, no tienen rostro, ni voz, hasta que aparecen y nos cambian la vida. Podemos hacer magia casi a diario descubrir nuestras artes y cultivarlas. Sin ilusiones ni trucos, hacer magia con lo que se tiene y reír, si uno cree, si tiene fe en lo que ve, entonces es real, solo hay que abrir los ojos y mirar la magia que la vida nos regala día a día. Muchas veces buscamos soluciones ilusorias y no existen fórmulas mágicas, eso solo ocurre en la ficción…La vida en si misma está llena de magia, de misterios, de sorpresas, de sueños, de encuentros inesperados, también de desencuentros. Sería fantástico ser magos por un día, pero nada nos garantiza que algo o alguien nos quiten el encantamiento, la ilusión, el amor, la vida. No creo en las soluciones mágicas… Pero, si creo que, en ocasiones, el amor suele ser mágico y eterno mientras dura...


Tu eres el único que puede volver a encenderme.

Tu eres el único que puede volver a encenderme.

Como una flor esperando florecer. Como una bombilla. En una oscura habitación. Sólo estoy sentada aquí, esperándote ara que vengas a casa y me enciendas. Como el desierto esperando a la lluvia. Como un colegial esperando a la primavera. Sólo estoy sentada aquí, esperándote para que vengas a casa y me enciendas. Mi pobre corazón ha estado tan oscuro desde que te fuiste. Después de todo, eres el único que me ha podido apagar Tu eres el único que puede volver a encenderme Mi wi-fi está esperando un nuevo tono. Mi vaso está esperando algunos frescos hielos. Sólo estoy sentada aquí, esperándote Para que vuelvas a casa y me enciendas.


El amor es cuando no respiras.

Soñamos con el amor, lo perseguimos, lo encontramos y luego acabamos perdiéndolo. 
Día tras día, pensando que lo bueno estaba aún por llegar, esperando... y sin darnos cuenta acabamos perdidos en el presente. El amor es cuando no respiras,  cuando es absurdo, cuando echas de menos, cuando es bonito aunque esté desafinado, cuando es locura...


Cada suspiro es como un sorbo de vida del que uno se deshace.

Dicen que un suspiro es aire que te sobra por alguien que te falta...que es algo que no se dice pero se siente como un beso que no se dio. Es una forma del alma de decir que algo añora, la cercanía de alguien, su voz, su mirada, su aroma en el aire, el roce de sus manos, su piel junto a la suya. Es como expresar un deseo que se siente, es como… un anhelo que nace de un sentir profundo. Suspirar alivia el alma, sea por un amor o añoranza, creo que es la expresión misma de la esperanza, de creer en algo y que desea que nunca muera, es lo que siempre quieres tener a tu lado.


!Un suspiro es el vano afán de llenar el espacio que nuestro corazón reserva en silencio! 
"Cada suspiro es como un sorbo de vida del que uno se deshace"

Lo que me falta son caricias.



Lo que extraño es ser amada,
lo que echo de menos son abrazos,
lo que me da miedo es "soledad",
a lo que no me acostumbro es a dormir sola.

Lo que me falta son caricias,
ese café en las mañanas en mi cama,
el calor de la chimenea cuando tengo frió, 
ese alguien que me hable al oído.

Necesito la pasión de un cuerpo,
 el calor de unas manos que me abracen,
unos ojos donde vea el reflejo de mi cuerpo desnudo,
!extraño tantas noches de intimidad!
ese cosquilleo en el estómago,
esa extraña sensación en el corazón.

!!Dios,
esos pequeños detalles que ya nadie tiene conmigo.
Necesito amar y ser amada.
No, a el no lo extraño,
solo lo que era yo cuando el estaba conmigo.


Parar el tiempo...y amarnos.


Soñar despiertos. Mirarnos cara a cara. Hablar sin pronunciar palabras. Besar sin usar los labios.
Sentir como todo el deseo y la magia del mundo se está reuniendo a nuestro alrededor.... Visitar otros mundos y otros sueños sólo con un chasquido de nuestros dedos. Ver el color de tu Aura... Sentir el roce de tus murmullos. Estar seguros, absolutamente seguros. Asegurar que los sábados son púrpuras y las aves de color turquesa. Estremecernos con los pasos de todos esos duendes que rozan nuestra piel sin querer, intentando no molestar mientras construyen a nuestro alrededor esta pequeña Burbuja... Sentirnos sanos y a salvo. Perder el tiempo y recuperarlo junto a tus pestañas. Besos y retratos con pintura de dedos. Sentir tu piel y notar cómo se eriza el vello poco a poco. Aspirar el olor de esa nube que se forma entre tu cuerpo y el mío, esa que nos asegura que no hay nada más allá... Sentirnos uno. Vivir-nos uno. Crearnos en uno nuevo. Soplar momentos y establecernos juntos. Y después, mucho después de todo eso: ser conscientes de que tu y yo alguna vez conseguimos parar el tiempo.


La envidia se arrastra por el suelo como una serpiente venenosa.

He estado pensando en abrir los ojos. Sería una buena idea, realmente lo es, 
si la planeo del todo, a la perfección, con detalles, coordenadas, cada movimiento.
 A fin de cuentas tan sólo es eso, abrir los ojos. ¿Sólo eso? Y si me parece tan sencillo, ¿por qué no lo he hecho antes? No tengo ni la menor idea. Quiero abrir los ojos, mirar lo que el futuro tenga para mí. Me gustaría que la gente no fuera tan metiche, me encantaría que la gente pudiese preocuparse de su propia vida sin meterse en la de los demás, sin criticar, porque cada decisión es de uno, Ahora me está invadiendo la duda de que, la persona que yo quería, retrocedió por todas las cosas que murmuraron los demás... Son esos susurros crueles que te cortan con las cuchillas de la envidia, de la maldad, de todo lo que es despiadado. La envidia es, el mas mezquino de los vicios, se arrastra por el suelo como una serpiente venenosa.


Te quieros que dolían más que las mentiras.

Echarte de menos. Recuerdos. 
Escuchar canciones dedicadas, románticas, olvidadas. 
Lo que no he olvidado es llorar. 
Qué bonito era todo. 

Mentiras. Verdades a medias. Ilusiones. Sueños sin futuro. 
Esperanzas que se esfumaron. 
Frío. Más llanto. 
Heridas cicatrizando que nunca llegarán a sanarse.
Tacones, fiestas y alcohol. 

Felicidad aparente: 
Sonrisa en la cara y lágrimas en el corazón..
Mensajes baratos; conversaciones. 
Muchas palabras. 

Te quieros que dolían más que las mentiras. 
Dudas. 
Caminar entre el amor y el odio. 
Sentimientos contrarios e incomprensibles. 
Largas historias.
 Quizás juntos o tal vez separados. 



Hemos formado parte de este juego y eso, 
quieras o no, 
a los dos nos dejó marcados.

El amor nunca muere.



Claro que NO. El amor no muere. Lo dejamos marchitar, desvanecer.
 Es nuestro descuido, falta de atención y la pereza que asfixia el amor.
 Pero basta regar con cuidado, cariño y sonrisas, para que el reviva. 
Al igual que las plantas marchitas,
 el amor bebe las palabras que les dirigimos y se reconstituye.
    El amor nunca muere.
 A pesar de que creemos que él está muerto y enterrado, que desapareció,
sólo espera un gesto para hacerlo revivir.
¡Inténtalo! Mira a las personas
con amor, y recuerda las cosas bellas que vivieron.

No dejes que los malos recuerdos te contaminen. 
Enfoca toda tu atención en los momentos más felices. 
Abrase, acaricié, sonrían juntos, exprese lo mucho que los ama.
Y si de repente, tú corazón acelera, tus ojos se humedecen
y una sensación indescriptible de felicidad te envuelve,
no hay duda:
Son los efectos contagiosos y deliciosos del amor.



Odio cuando las cosas quedan grabadas como cicatrices.

Me gustaría que mi memoria estuviera en total conexión conmigo e hiciera lo que yo ordenase. Que guardara plenamente los mejores momentos, que no le faltara ni un solo detalle de esas veces, y que cuando ocurra algo malo lo borre todo, o por lo menos deje ese recuerdo incompleto. Odio cuando las cosas quedan grabadas como cicatrices. Es entonces cuando quisiera tener mi memoria en blanco.


Los pequeños detalles son gestos inesperados por los que este mundo sigue en pie.

Los pequeños detalles siempre son los que más valen: 
por la persona, el momento y la forma que se eligen para hacerlos.... 
Son estos que te dejan sin respirar, son esos que te llegan de verdad,
son aquellos por los que la gente son felices. 
El problema de la gente es que se pasan horas buscándolos,
sin saber que son ellos los que vienen sin avisar:
Los pequeños detalles son gestos inesperados
por los que este mundo sigue en pie.


La vida no es perfecta, pero es esa imperfección la que la hace interesante.

Y hoy entendí que para ser feliz hay que valorar todo eso bueno que la vida nos regala,  por mas mínimo que sea el detalle hay que disfrutarlo y agradecerlo, 
que todos esos momentos que te dibujan una gran sonrisa y te dan esa sensaciones de alegría hay que verlos, y ser protagonistas de ellos, guardarlos como un gran recuerdo  para que de esas pequeñas alegrías ir construyendo la dichosa felicidad.

Pero, siempre hay un pero, solemos dejarnos hundir por eso "malo" que nos pasa, y duramos horas, días y hasta semanas llorando y renegando por ello, 
mi pregunta es: ¿Por qué no reír, disfrutar, y vivir esos grandiosos momentos por horas días o semanas  como solemos hacerlo con lo negativo? Lo estamos haciendo al revés.

Pero pienso yo que todo eso "malo" tiene su propósito, su razón, 
que con el paso del tiempo podemos darnos cuenta de esta,
y te lo digo con toda seguridad, 
porque lo he notado muchas veces en mi vida.
Agradecer también lo malo ¿por qué no? 
así le hacemos saber al universo que somos fuertes 
y que seguiremos viendo hacia adelante.

Agradecerle porque es una enseñanza mas, una experiencia nueva 
que nos guiara y nos ayudara a elegir con mas precisión
 para no volvernos a equivocar.

En fin la vida no es perfecta, pero es esa imperfección la que la hace interesante. 
Imaginen una vida sin ningún tipo de obstáculo que se nos atraviese para llegar a nuestra meta o para cumplir algún sueño, que aburrido seria.


Me gusta la gente que con su energía, contagia.

Me gusta la gente que vibra, que no hay que empujarla, que no hay que decirle que haga las cosas, sino que sabe lo que hay que hacer y que lo hace. La gente que cultiva sus sueños hasta que esos sueños se apoderan de su propia realidad. Me gusta la gente con capacidad para asumir las consecuencias de sus acciones, la gente que arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien se permite huir de los consejos sensatos dejando las soluciones en manos de nuestro padre Dios. Me gusta la gente que es justa con su gente y consigo misma, la gente que agradece el nuevo día, las cosas buenas que existen en su vida, que vive cada hora con buen ánimo dando lo mejor de sí, agradecido de estar vivo, de poder regalar sonrisas, de ofrecer sus manos y ayudar generosamente sin esperar nada a cambio. Me gusta la gente capaz de criticarme constructivamente y de frente, pero sin lastimarme ni herirme. La gente que tiene tacto.Me gusta la gente que posee sentido de la justicia.A estos los llamo mis amigos. Me gusta la gente que con su energía, contagia. Me gusta la gente que sabe la importancia de la alegría y la predica. La gente que mediante bromas nos enseña a concebir la vida con humor. La gente que nunca deja de ser aniñada.. Me gusta la gente sincera y franca, capaz de oponerse con argumentos razonables a las decisiones de cualquiera.Me gusta la gente fiel y persistente, que no desfallece cuando de alcanzar objetivos e ideas se trata.Me gusta la gente de criterio, la que no se avergüenza en reconocer que se equivocó o que no sabe algo. La gente que, al aceptar sus errores, se esfuerza genuinamente por no volver a cometerlos. La gente que lucha contra adversidades.

Me gusta la gente que busca soluciones. Me gusta la gente que piensa y medita internamente. La gente que valora a sus semejantes no por un estereotipo social ni cómo lucen. La gente que no juzga ni deja que otros juzguen.Me gusta la gente que tiene personalidad. Me gusta la gente capaz de entender que el mayor error del ser humano, es intentar sacarse de la cabeza aquello que no sale del corazón. La sensibilidad, el coraje, la solidaridad, la bondad, el respeto, la tranquilidad, los valores, la alegría, la humildad, la fe, la felicidad, el tacto, la confianza, la esperanza, el agradecimiento, la sabiduría, los sueños, el arrepentimiento y el amor para los demás y propio son cosas fundamentales para llamarse GENTE.
  Con gente como ésa, me comprometo para lo que sea por el resto de mi vida, ya que por tenerlos junto a mí, me doy por bien retribuida.
Mario Benedetti......
Gracias a mi querido amigo.
.http://eldulcesusurro.blogspot.com/.....
Por coloborar en este post..


Es difícil tener todas esas cualidades juntas...
pero, sin duda, es una de esas cosas que merecen la pena ser leídas de vez en cuando...

No me vendas amor eterno manoseado.

Quiero alguien que cuando me ponga un poco mareada me lleve a casa en brazos. 
Que me rompa las medias y luego me compre otras.. 
Que saque la espada y me defienda de víboras, pirañas y p...s. 
Alguien que disfrace a mis días malos y los convierta en buenos.

 Que no se enfade si no que me entiende aunque lo mareo. 
Que me saque la lengua cuando me ponga tonta y me haga enmudecer. 
Que no de por hecho que siempre voy a estar ahí pero que tampoco lo dude. 
Que no me haga sufrir porque sí, pero que no me venda amor eterno manoseado. 
Alguien que no pueda caminar conmigo por la calle sin cogerme de la mano. 
Que no me compre con regalos pero que tenga mil detalles de papel.

Que no le guste verme llorar y me haga reír hasta cuando no tenga ganas. 
Que de vez en cuando decida perseguirme y conocerme otra vez. 
Que me mire, le mire, y me tiemblen las piernas sin remedio. 
Alguien que esté loco por mi, y no se le olvide decírmelo los días de resaca.

Que no se acostumbre a mi y deje de inventar nombres nuevos para despertarme. 
Que si mira a otra, luego me guiñe un ojo, y se ría de mis celos de malcriada. 
Y sobretodo que no tenga que perderme para darse cuenta de que me ha encontrado.




Así quiero vivir contigo.

Desayunar tostadas e imaginar cómo sería llevártelas a la cama, yo los martes y tú los miércoles, y los jueves, y los viernes, y el resto de los días de nuestra vida.

Desayunar tostadas e imaginar cómo sería llevártelas a la cama, yo los martes y tú los miércoles, y los jueves, y los viernes, y el resto de los días de nuestra vida. Y salir a la calle a pasear a nuestros perros, y pensar que si vivieras al lado esperaría cinco minutos para cruzarme contigo. Querer repartir el peso de mi vida y de tu vida, meter las dos vidas en un bote y agitarlo rápido, y luego partir la vida que sale a partes iguales. Un trozo para mí y otro para ti, que tú tengas de mí y yo de ti. Y removerme contigo, como se remueve la crema para un pastel,  y tocarte una vez más, y besos y abrazos que no necesiten permiso para pasar, y que tú leas el periódico en la cocina mientras oyes como tarareo Mon amour en el balcón. Y vivir contigo, y vivir de ti, y vivir para ti y tu de mi,  y que todo sea así de simple pero hermoso y único.

Anoche no había estrellas aunque si miles de deseos.

Creo que si me preguntaras el momento en que volví a sonreír,
te lo contaría juntando todos los detalles.
Te podría decir que el cielo estaba gris,
que anoche no había estrellas aunque si miles de deseos,
que el aire era frío.. 

Que me fui a dormir tomando decisiones que me mataban de miedo, 
pero a la vez me hacían sentir algo que no podría describir.
Si me preguntaran ahora, diría que el tiempo no ha pasado,
y que no soy capaz de encontrar las mismas cosas
ni aunque recorra millones de kilómetros.

Que hay tantas manos y tantas caricias, 
pero todo lleno de palabras vacías, 
de gestos que empiezan a llenarte, pero acaban todos en lo mismo.
Yo necesito ese complemento que de fuerzas a mis alas, 
el ingrediente secreto que se esconde debajo de tu almohada.

Creo que si me preguntaras el momento en que volví a sonreír, te lo contaría juntando todos los detalles. Te podría decir que el cielo estaba gris, que anoche no había estrellas aunque si miles de deseos, que el aire era frío..   Que me fui a dormir tomando decisiones que me mataban de miedo,  pero a la vez me hacían sentir algo que no podría describir. Si me preguntaran ahora, diría que el tiempo no ha pasado, y que no soy capaz de encontrar las mismas cosas ni aunque recorra millones de kilómetros.  Que hay tantas manos y tantas caricias,  pero todo lleno de palabras vacías,  de gestos que empiezan a llenarte, pero acaban todos en lo mismo. Yo necesito ese complemento que de fuerzas a mis alas,  el ingrediente secreto que se esconde debajo de tu almohada.