Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Llorar. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Llorar. Mostrar todas las entradas

Fui a tocar los recuerdos con mis propios dedos.


“Cuando pensaba que mejor estaba recaí. Pasé horas llorando, sentía que tenía que expulsar algo de mí que si seguía dentro acabaría matándome. Fui a tocar los recuerdos con mis propios dedos y sentada en medio de la nada, mientras la gente pasaba, volví a caer y todavía no me he levantado. Empiezo a sentirme a gusto en el suelo, me da miedo levantarme y encontrarme con que todo sigue igual allí arriba. Empiezo a acostumbrarme al dolor y eso me da miedo.”


“Cuando pensaba que mejor estaba recaí. Pasé horas llorando, sentía que tenía que expulsar algo de mí que si seguía dentro acabaría matándome. Fui a tocar los recuerdos con mis propios dedos y sentada en medio de la nada, mientras la gente pasaba, volví a caer y todavía no me he levantado. Empiezo a sentirme a gusto en el suelo, me da miedo levantarme y encontrarme con que todo sigue igual allí arriba. Empiezo a acostumbrarme al dolor y eso me da miedo.”

No me llores por caprichos.


Sufre el que jamás perdió y está perdido, es tan fácil encontrarse que se busca donde no se está. Sufrir por amor es tener demasiado, porque hay quien sufre por la pérdida de un hijo, la silla que rueda sin esperanza abrazando un cuerpo, la madre en el hospital esperando el final, el que siendo inocente vive preso y hasta el amante, el amante que no tuvo oportunidad de dar un beso. Ámame a mi... Jamás me llores por caprichos.


Sufre el que jamás perdió y está perdido, es tan fácil encontrarse que se busca donde no se está. Sufrir por amor es tener demasiado, porque hay quien sufre por la pérdida de un hijo, la silla que rueda sin esperanza abrazando un cuerpo, la madre en el hospital esperando el final, el que siendo inocente vive preso y hasta el amante, el amante que no tuvo oportunidad de dar un beso. Ámame a mi... Jamás me llores por caprichos.


LLuvia en los ojos.



¿Hace cuánto tiempo que no lloras?  ¿Cuanto tiempo hace que tus ojos no son inundados por lágrimas,   por estas pequeñas gotas que parecen nacer en nuestro corazón?  ¿Desde cuando?    Necesitamos aprender a expresar nuestros sentimientos.   Nuestra cultura posee conceptos arraigados, como el de el   “hombre no llora”, o  “es feo llorar”   Todo lo que dejamos guardado vendrá de vuelta, tarde o temprano.     Las lluvias de los ojos hacen un bien muy grande.   Desahogar, colocar hacia fuera lo que angustia nuestro interior,   o lo que le da alegría, es un ejercicio precioso.   Un hábito saludable.    Decir a alguien cuanto amamos,   cuando este sentimiento surgiera en nuestro corazón   _incluso sin un motivo especial_   será siempre una forma de fortalecimiento de lazos.    El alma descansa cuando echa sus lágrimas;   y el dolor se satisface con su llanto.


¿Hace cuánto tiempo que no lloras?
¿Cuanto tiempo hace que tus ojos no son inundados por lágrimas,
 por estas pequeñas gotas que parecen nacer en nuestro corazón?
¿Desde cuando?

Necesitamos aprender a expresar nuestros sentimientos. 
Nuestra cultura posee conceptos arraigados, como el de el 
“hombre no llora”, o  “es feo llorar” 
Todo lo que dejamos guardado vendrá de vuelta, tarde o temprano.

 Las lluvias de los ojos hacen un bien muy grande. 
Desahogar, colocar hacia fuera lo que angustia nuestro interior,
 o lo que le da alegría, es un ejercicio precioso.
 Un hábito saludable.

Decir a alguien cuanto amamos, 
cuando este sentimiento surgiera en nuestro corazón 
_incluso sin un motivo especial_ 
será siempre una forma de fortalecimiento de lazos.

El alma descansa cuando echa sus lágrimas;
 y el dolor se satisface con su llanto.


Todo lo que necesito es una caricia de Buenas noches.


Este blog es mi pedacito de cielo, mi almohada, 
mi diario vivir, mis subida y bajadas.
Aquí escribo en noches que me siento fuerte,
 en días que soy mas débil que el viento.

En una noche como esta así me siento.
Todo lo que necesito es una caricia de  
Buenas noches.

Eso de que al final te acostumbras es pura patraña.


A ella la marca se la dejó la diferencia de haberse tenido que acostumbrar a casi todo. A entrar sin llamar y salir con la traición clavada en los ventrículos y en las aurículas. También se ha acostumbrado a oír sin escuchar y a que la oigan sin ser escuchada. Pero no se ha acostumbrado a todo. Hace dos semanas dicen que gritó ante las estrellas del cielo rotundo que seguiría la bonita costumbre de permanecer enamorada del amor y de la sonrisa eterna. Lo prometió el día que llorando por dentro se dio cuenta que eso de que al final te acostumbras es pura patraña.

A ella la marca se la dejó la diferencia de haberse tenido que acostumbrar a casi todo. A entrar sin llamar y salir con la traición clavada en los ventrículos y en las aurículas. También se ha acostumbrado a oír sin escuchar y a que la oigan sin ser escuchada. Pero no se ha acostumbrado a todo. Hace dos semanas dicen que gritó ante las estrellas del cielo rotundo que seguiría la bonita costumbre de permanecer enamorada del amor y de la sonrisa eterna. Lo prometió el día que llorando por dentro se dio cuenta que eso de que al final te acostumbras es pura patraña.


Por miedo a llorar, dejamos de reír.


La Felicidad nos da miedo y no es temor a tenerla sino a perderle. Por miedo a mermar, dejamos de crecer. Por miedo a llorar, dejamos de reír. El amar, no lo es todo en la vida, es lo único.

     La Felicidad nos da miedo y no es temor a tenerla sino a perderle. Por miedo a mermar, dejamos de crecer. Por miedo a llorar, dejamos de reír. El amar, no lo es todo en la vida, es lo único.

Sólo quien es capaz de llorar es capaz de amar.

Sólo quien es capaz de llorar es capaz de amar. Cuando se está seguro del amor de una persona, se va siempre por el mundo convencido del afecto de todos. El amor es la piel sensible de la prisa por vivir. Si ninguno de nosotros dos puede dominar al otro, el amor nuestro será imposible. Cuando el amor le llega a una mujer, admira. Cuando le comienza el desamor, respeta, pero cuando definitivamente ha dejado de amar a ese amor, odia. ¡Hay que ver cuánto se aprende de la expresión del rostro infeliz de una mujer! Los amantes y los criminales se asemejan por cuanto ambos reflejan en su rostro la exaltación del pecado consentido. Si se pudiera hablar de celos inteligentes, tendríamos que referirnos a los de las mujeres. El amor y la solidaridad tal vez no atajen a la muerte, pero la retrasan. Piénselo bien, toda infidelidad de mujer es más perdonable. La mejor amante es la que comienza y termina por ser nuestra mejor amiga. En cualquier tipo de ruptura amorosa uno tiene más culpabilidad que el otro. Uno de los mayores encantos de la mujer es su encantadora lucha contra su propia vulnerabilidad. La estabilidad en una relación amorosa depende más de la voluntad de uno que del deseo de dos. Lo que hace más espléndido al amor es su tendencia a objetivarlo todo. Es inevitable que cuando se deja de admirar se comienza a dejar de amar. Mientras las mujeres prefieren hacer el amor con el hombre a quien aman, los hombres prefieren hacerlo con la mujer que los ama.
Las soledades que logran concordancia en un amor hacen del amor el sepulturero de toda soledad. Terminamos siempre por amar en los demás lo que más amamos en nosotros. En toda infidelidad pierden dos. Mientras que el hombre tiene a la pornografía como un placer, la mujer hace del placer erótico un culto. Cuando las necesidades sexuales del hombre son mayores que su sentido común, su sentido del amor queda desplazado. En todo caso, la antesala del amor y su requisito previo, más que el fugaz conocimiento mutuo, es la amistad. No existe, entonces, el amor a primera vista. A la mujer, si no te gusta, déjala; pero lo que no te guste de ella no se lo digas si no quieres que sea ella quien te deje. El amor no nos salva de la muerte, pero al menos impide que tengamos que morir con el corazón arrugado por la soledad.

-Reflexiones existenciales” de Germán Uribe.


Sólo quien es capaz de llorar es capaz de amar. Cuando se está seguro del amor de una persona, se va siempre por el mundo convencido del afecto de todos. El amor es la piel sensible de la prisa por vivir. Si ninguno de nosotros dos puede dominar al otro, el amor nuestro será imposible. Cuando el amor le llega a una mujer, admira. Cuando le comienza el desamor, respeta, pero cuando definitivamente ha dejado de amar a ese amor, odia. ¡Hay que ver cuánto se aprende de la expresión del rostro infeliz de una mujer! Los amantes y los criminales se asemejan por cuanto ambos reflejan en su rostro la exaltación del pecado consentido. Si se pudiera hablar de celos inteligentes, tendríamos que referirnos a los de las mujeres. El amor y la solidaridad tal vez no atajen a la muerte, pero la retrasan. Piénselo bien, toda infidelidad de mujer es más perdonable. La mejor amante es la que comienza y termina por ser nuestra mejor amiga. En cualquier tipo de ruptura amorosa uno tiene más culpabilidad que el otro. Uno de los mayores encantos de la mujer es su encantadora lucha contra su propia vulnerabilidad. La estabilidad en una relación amorosa depende más de la voluntad de uno que del deseo de dos. Lo que hace más espléndido al amor es su tendencia a objetivarlo todo. Es inevitable que cuando se deja de admirar se comienza a dejar de amar. Mientras las mujeres prefieren hacer el amor con el hombre a quien aman, los hombres prefieren hacerlo con la mujer que los ama.  Las soledades que logran concordancia en un amor hacen del amor el sepulturero de toda soledad. Terminamos siempre por amar en los demás lo que más amamos en nosotros. En toda infidelidad pierden dos. Mientras que el hombre tiene a la pornografía como un placer, la mujer hace del placer erótico un culto. Cuando las necesidades sexuales del hombre son mayores que su sentido común, su sentido del amor queda desplazado. En todo caso, la antesala del amor y su requisito previo, más que el fugaz conocimiento mutuo, es la amistad. No existe, entonces, el amor a primera vista. A la mujer, si no te gusta, déjala; pero lo que no te guste de ella no se lo digas si no quieres que sea ella quien te deje. El amor no nos salva de la muerte, pero al menos impide que tengamos que morir con el corazón arrugado por la soledad.


Vive y ama lo que tú eres.



Nadie hace caso del agua que va después de la lluvia, cuando vuelve el sol. Poco importa si sobre esa agua hay lágrimas después de haber llorado, por amor, por dolor. El agua se evapora, vuelve al aire a nuestros pulmones, respirando el viento que sentimos en la cara. Y las lágrimas vuelven a entrar en nosotros, como las cosas que hemos perdido, pero nada se pierde en realidad. Cada segundo que pasa, cada luna que surge no hace mas que decirnos: ¡VIVE! Vive y ama lo que tú eres, como tu seas, por lo que seas. Mira en lo alto hacia el cielo, cierra los ojos. Y no te canses nunca de soñar. La vida es muy corta para no ser felices..


 Nadie hace caso del agua que va después de la lluvia, cuando vuelve el sol. Poco importa si sobre esa agua hay lágrimas después de haber llorado, por amor, por dolor. El agua se evapora, vuelve al aire a nuestros pulmones, respirando el viento que sentimos en la cara. Y las lágrimas vuelven a entrar en nosotros, como las cosas que hemos perdido, pero nada se pierde en realidad. Cada segundo que pasa, cada luna que surge no hace mas que decirnos: ¡VIVE! Vive y ama lo que tú eres, como tu seas, por lo que seas. Mira en lo alto hacia el cielo, cierra los ojos. Y no te canses nunca de soñar. La vida es muy corta para no ser felices..

No se cuanto tiempo hace que no lloro por amor.

Me pregunto una y otra vez
¿Qué es lo que me impide enamorarme de alguien?
y por más vueltas que le doy no encuentro la razón. 
Creo que mi ultima relación me endurecido el corazón...

Ni siquiera lloro..ufffffff no se cuanto tiempo hace que no lloro por amor.
Podría decir que soy feliz sin enamorarme, 
pero es taaaaaannnnnnnnnnn aburrido,
 que no se lo recomiendo a nadie. 
Y como dice mi querido amigo del  
Aveces usamos la autodefensa... 

Me pregunto una y otra vez  ¿Qué es lo que me impide enamorarme de alguien?  y por más vueltas que le doy no encuentro la razón.   Creo que mi ultima relación me endurecido el corazón...    Ni siquiera lloro..ufffffff no se cuanto tiempo hace que no lloro por amor.  Podría decir que soy feliz sin enamorarme,   pero es taaaaaannnnnnnnnnn aburrido,   que no se lo recomiendo a nadie.   Y como dice mi querido amigo del     http://eldulcesusurro.blogspot.com     Aveces usamos la autodefensa...

Como soy adicta a leer frases que encuentro
 hoy apareció esta
"El primer paso al abismo es la dureza del corazón"

El amor es bueno pero a veces te hace llorar.


Seducimos valiéndonos de mentiras y pretendemos ser amados por nosotros ...
Hacer creer a los demás que todo va bien, con una sonrisa, que muestra que eres feliz, esa es la única mentira que saldrá de mí, quisiera salir de esta oscuridad ver de nuevo la luz y con ella la alegría que tanto anhelo. El amor es bueno pero a veces te hace llorar...
He cumplido la mitad de mi promesa, prometí No Amarte y esta vez no me enamoré.


 Seducimos valiéndonos de mentiras y pretendemos ser amados por nosotros ...  Hacer creer a los demás que todo va bien, con una sonrisa, que muestra que eres feliz, esa es la única mentira que saldrá de mí, quisiera salir de esta oscuridad ver de nuevo la luz y con ella la alegría que tanto anhelo. El amor es bueno pero a veces te hace llorar... He cumplido la mitad de mi promesa, prometí No Amarte y esta vez no me enamoré.

Amar es llorar por ti en silencio.

El amor es paciente, es bondadoso; el amor no tiene envidia; el amor no es jactancioso, no es arrogante; Amar no es decir que te amo en la cara, amar es llorar por ti en silencio. Encontrar el amor es una lucha de todos los días, nosotros siempre queremos encontrar a esa personal ideal que nos haga reír y sentir la persona mas feliz del mundo, pero no siempre se tiene suerte.

El amor es paciente, es bondadoso; el amor no tiene envidia; el amor no es jactancioso, no es arrogante; Amar no es decir que te amo en la cara, amar es llorar por ti en silencio. Encontrar el amor es una lucha de todos los días, nosotros siempre queremos encontrar a esa personal ideal que nos haga reír y sentir la persona mas feliz del mundo, pero no siempre se tiene suerte.


La verdadera lagrima es la que duele en el corazón y resbala por el alma.


Nunca hagas florecer una sonrisa diciendo "te amo"...para después hacer rodar una lágrima diciendo "olvídame"...Pues el amor es más bonito que una ilusión, y tú podrías sentir la misma lágrima que alguien ya lloró por ti.
Recuerda que la verdadera lágrima no es la que cae de los ojos y resbala por la cara, sino la que duele en el corazón y resbala por el alma...esas lágrimas no necesitarán ser recordadas porque son las que nunca se olvidan.
 Recordar es fácil para quién tiene memoria, olvidarse es difícil para quién tiene corazón. Quien sabe amar jamás hace sufrir.

Nunca hagas florecer una sonrisa diciendo "te amo"...para después hacer rodar una lágrima diciendo "olvídame"...Pues el amor es más bonito que una ilusión, y tú podrías sentir la misma lágrima que alguien ya lloró por ti. Recuerda que la verdadera lágrima no es la que cae de los ojos y resbala por la cara, sino la que duele en el corazón y resbala por el alma...esas lágrimas no necesitarán ser recordadas porque son las que nunca se olvidan. Recordar es fácil para quién tiene memoria, olvidarse es difícil para quién tiene corazón. Quien sabe amar jamás hace sufrir.

Esto lo leí en un libro y quería compartirlo con ustedes...

When I Cry, i see you in my Tears

but I clean my tears so that no one else can see you.

Cuando yo lloro te veo en mis lágrimas

por eso limpio mis lágrimas para que nadie mas pueda verte.


Un monumento a la persona que todavía llora por amor.

  Todavía lloramos y que bueno que así sea, las lágrimas rara vez hacen mal. Son siempre una catarsis, una liberación, una forma de decir que nadie es auto-suficiente. En ésta confesión de franqueza humana, se esconde un acto de humildad de quien reconoce que llegó a una encrucijada, y cuando esto hiere demasiado, los ojos dicen lo que la boca no consigue pronunciar. Hay quien llora por cualquier cosa y hay quien tiene vergüenza de llorar, cuando llorar es la única cosa decente que puede hacerse. Es muy probable que existan cosas mucho más bonitas que una persona llorando en paz. Pero, después de las siete maravillas del mundo, muy bien se podría proponer la que sigue como la octava.  Un monumento a la persona que todavía llora por amor y que además no tiene vergüenza de mostrar que dentro de ella habita un sentimiento noble. De las cosas más bonitas que conozco, una de ellas es la sonrisa de una persona …y otra, la lágrima silenciosa de alguien que desea comenzar de nuevo…


Todavía lloramos y que bueno que así sea, las lágrimas rara vez hacen mal. Son siempre una catarsis, una liberación, una forma de decir que nadie es auto-suficiente. En ésta confesión de franqueza humana, se esconde un acto de humildad de quien reconoce que llegó a una encrucijada, y cuando esto hiere demasiado, los ojos dicen lo que la boca no consigue pronunciar.
 Hay quien llora por cualquier cosa y hay quien tiene vergüenza de llorar, cuando llorar es la única cosa decente que puede hacerse. Es muy probable que existan cosas mucho más bonitas que una persona llorando en paz. Pero, después de las siete maravillas del mundo, muy bien se podría proponer la que sigue como la octava.
Un monumento a la persona que todavía llora por amor y que además no tiene vergüenza de mostrar que dentro de ella habita un sentimiento noble. De las cosas más bonitas que conozco, una de ellas es la sonrisa de una persona …y otra, la lágrima silenciosa de alguien que desea comenzar de nuevo…


  Todavía lloramos y que bueno que así sea, las lágrimas rara vez hacen mal. Son siempre una catarsis, una liberación, una forma de decir que nadie es auto-suficiente. En ésta confesión de franqueza humana, se esconde un acto de humildad de quien reconoce que llegó a una encrucijada, y cuando esto hiere demasiado, los ojos dicen lo que la boca no consigue pronunciar. Hay quien llora por cualquier cosa y hay quien tiene vergüenza de llorar, cuando llorar es la única cosa decente que puede hacerse. Es muy probable que existan cosas mucho más bonitas que una persona llorando en paz. Pero, después de las siete maravillas del mundo, muy bien se podría proponer la que sigue como la octava.  Un monumento a la persona que todavía llora por amor y que además no tiene vergüenza de mostrar que dentro de ella habita un sentimiento noble. De las cosas más bonitas que conozco, una de ellas es la sonrisa de una persona …y otra, la lágrima silenciosa de alguien que desea comenzar de nuevo…


Yo también me quedé sin lágrimas un día.

Pensaba que nunca sería capaz de volver a llorar, de volver a sentir. Pero cuando pasó la tormenta el corazón volvió a ponerse en marcha. Yo también he sufrido por amor hasta que me di cuenta que me tenía a mí misma…Buceando en las profundidades de mis sombras, un día descubrí que siempre lloramos por nosotros mismos. No por el novio, amante o marido que partió, por nosotros, por nuestras frustraciones, por no verse cumplido lo que anhelamos, porque nuestro ego no es escuchado ni atendido. El ser cuando esta conectado a la vida, cuando confía, cuando se sabe parte y todo, vive con más alegría. Es verdad no es fácil llegar a esas instancias pero tampoco imposible. Se puede, si somos capaces de dejar de apoyarnos en el drama y el dolor. Creo que sí sufrimos por amor, o mejor dicho falta de amor. El amor POR NOSOTROS MISMOS.

Pensaba que nunca sería capaz de volver a llorar, de volver a sentir. Pero cuando pasó la tormenta el corazón volvió a ponerse en marcha. Yo también he sufrido por amor hasta que me di cuenta que me tenía a mí misma…Buceando en las profundidades de mis sombras, un día descubrí que siempre lloramos por nosotros mismos. No por el novio, amante o marido que partió, por nosotros, por nuestras frustraciones, por no verse cumplido lo que anhelamos, porque nuestro ego no es escuchado ni atendido. El ser cuando esta conectado a la vida, cuando confía, cuando se sabe parte y todo, vive con más alegría. Es verdad no es fácil llegar a esas instancias pero tampoco imposible. Se puede, si somos capaces de dejar de apoyarnos en el drama y el dolor. Creo que sí sufrimos por amor, o mejor dicho falta de amor. El amor POR NOSOTROS MISMOS.