Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Llorar. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Llorar. Mostrar todas las entradas

Expulsa el veneno, llora las penas, que cuando acabes quiero fumarme la vida a medias contigo.


¿ Para qué negadlo? Todos necesitamos a alguien, más allá del amor, más allá del hombre o mujer perfecta... Todos necesitamos que alguien, cuando no podemos más, Cuando el mundo nos pesa; nos abrace y nos diga: !Expulsa el veneno, llora las penas, que cuando acabes quiero fumarme la vida a medias contigo! Oír eso, y sentir como con cada calada el mundo va perdiendo peso, como esa persona está ayudándote a sostener tu mundo, gana peso para que tú puedas volver a nadar. Y un día, cuando tengas esa misma sensación, sabes que siempre, cuando el mundo vuelva a coger peso, cuando de nuevo te sientas incapaz de todo, en ese momento sabes que volverá y te dirá: ¿ Tengo una cajetilla entera Nos encendemos otro?.


 ¿ Para qué negadlo? Todos necesitamos a alguien, más allá del amor, más allá del hombre o mujer perfecta... Todos necesitamos que alguien, cuando no podemos más, Cuando el mundo nos pesa; nos abrace y nos diga: !Expulsa el veneno, llora las penas, que cuando acabes quiero fumarme la vida a medias contigo! Oír eso, y sentir como con cada calada el mundo va perdiendo peso, como esa persona está ayudándote a sostener tu mundo, gana peso para que tú puedas volver a nadar. Y un día, cuando tengas esa misma sensación, sabes que siempre, cuando el mundo vuelva a coger peso, cuando de nuevo te sientas incapaz de todo, en ese momento sabes que volverá y te dirá: ¿ Tengo una cajetilla entera Nos encendemos otro?.


!Llora! No te avergüences.

Llora y llora hasta que el cuerpo te diga basta, luego descubrirás,
 que nada es lo suficientemente malo, que todo tiene su lado positivo..
 Las lágrimas pueden ser un verdadero bálsamo para el alma.
Llorar es de hombres y mujeres,
y el mejor alivio después de un problema o alegría.
No interrumpas lo que tu cuerpo quiere hacer. 
!Llora! No te avergüences.





Necesito tantos abrazos que a veces me falta el aire.

Tengo guardados tantos recuerdos en cajas que a veces olvido que están ahí,
 tengo almacenados tantos sentimiento que a veces exploto, 
tengo escritas tantas palabras que a veces pierden sentido, 
tengo reservados tantos besos que a veces dejan de tener sentido.

Me falta tanta gente que quiero que a veces me veo sola,
 necesito tantos abrazos que a veces me falta el aire, 
tengo tantos sueños que a veces me pierdo,
 he derramado tantas lágrimas que a veces creo que no puedo llorar mas.

 He perdido tantas sonrisas que a veces creo que no volveré ha hacerlo, 
me han roto tantas veces el corazón que creo que ya no lo uso,
 me han demostrado tantas veces que la amistad no es nada
 que ya desconfió de todo el mundo,
 me han dicho que pida perdón y a veces 
soy yo la que espera que le pidan perdón.

Tengo guardados tantos recuerdos en cajas que a veces olvido que están ahí,  tengo almacenados tantos sentimiento que a veces exploto,  tengo escritas tantas palabras que a veces pierden sentido,  tengo reservados tantos besos que a veces dejan de tener sentido.  Me falta tanta gente que quiero que a veces me veo sola,  necesito tantos abrazos que a veces me falta el aire,  tengo tantos sueños que a veces me pierdo,  he derramado tantas lágrimas que a veces creo que no puedo llorar mas.   He perdido tantas sonrisas que a veces creo que no volveré ha hacerlo,  me han roto tantas veces el corazón que creo que ya no lo uso,  me han demostrado tantas veces que la amistad no es nada  que ya desconfió de todo el mundo,  me han dicho que pida perdón y a veces  soy yo la que espera que le pidan perdón.


El amor siempre ha sido un salto al vacío.

Como si se pudiera elegir en el amor,
como si no fuera un rayo que te parte los huesos
y te deja estoqueado en la mitad del patio.

Se trata de bailar, de cantar, de andar descalzo, de dormir hasta tarde,
de compartir tazas, vasos y comidas, de llorar, de discutir,
de manejar lejos y no querer volver, de sentirnos volar, de abrazar, besar,
 tocar y volver a abrazar, de hablar por los codos,
de imaginar futuros a años luz de distancia.

Se trata de permitirnos equivocarnos, de apostar a lo incierto,
de desafiarse a uno mismo.
Porque, a fin de cuentas, el amor siempre ha sido un salto al vacío.
Nadie nos da las garantías ni nos lee los derechos,
aunque muchas veces sintamos que nos rige un contrato invisible.


Para sentirse decepcionado de algo, primero hay que haber creído
en el mundo y sus posibilidades antes.

Y, de repente, ya no tienes miedo.

Hace un par de años inicié una nueva etapa de mi vida, intensa y un tanto extraña. La verdad es que cuando parece que ya te quedan pocas cosas nuevas por experimentar a nivel de emociones, sentimientos y vivencias, te das cuenta de que la vida es un constante ir y venir, un fluir permanente de experiencias nuevas que te siguen sorprendiendo a cada paso y te hacen descubrir nuevos recovecos en lo más hondo de ti misma, por donde nunca te habías adentrado.

Sin ninguna duda, lo más sorprendente para mí y lo que más me ha marcado estos últimos meses, ha sido el ver como se tambaleaban bajo mis pies algunos de los cimientos sobre los que había construido mi vida. Aprender a caminar por la vida guardando silencios, practicando el oficio de soltar algunas de las cosas a las que me había ido aferrado sin darme cuenta, y aceptar su pérdida.

Tengo que reconocer que he llorado mucho en estos meses y que tuve que aprender a vivir con muchos miedos nuevos que nunca había experimentado, y aprender a enfrentarme a ellos para seguir caminando.

A veces me tambaleaba y, cuando estaba a punto de caer, conseguía abandonarme a la vida, acallar mi mente, incluso ir más allá del corazón, más allá de mí misma, más allá del más allá. Entonces me sentía renacer y el único sentimiento que me embargaba era el de la profunda gratitud a la Vida por su infinita generosidad.

Voy, vengo, vengo, voy..., hoy me pierdo, mañana me encuentro y me vuelvo a perder...Pero anoche, bajo un cielo plagado de estrellas, en la soledad de la noche, volví a agradecer a la vida por tanto y tanto. Y, mirando ese cielo, volví a recocer en cada estrella a cada amigo y en cada amigo, cada sueño compartido y cada abrazo.

Estamos solos, es verdad. En el fondo, todos lo sabemos. Pero qué dulce es saber que aunque caminamos solos siempre hay una estrella que te guía y un amigo que te abraza y sueña contigo. Y, de repente, ya no tienes miedo. Tan solo, esa infinita gratitud que aletea con cada latido de tu corazón y con cada bocanada de aire que respiras.



Mírate en el espejo suspira y date un beso en el alma.



Un día me levante y dije hasta aquí. Me cansé de llorar. Aprendí que mis lágrimas tenían demasiado valor para gastarlas en quien no valía la pena. Aprendí que las depresiones son como las tormentas se oscurece el cielo, llueve mucho durante algún tiempo y después llega la calma y el sosiego. Aprendí que A veces se gana y Aveces se pierde y que perdiendo Aveces ganamos. Me gustaría que un día dejes de llorar igual que yo. !Mírate en el espejo suspira y date un beso en el alma! y declarate amor eterno. Queriéndote mas cada día porque solo queriéndote mas, podrás dar y recibir amor sin angustias, temores ni falsas expectativas .


Mírate en el espejo suspira y date un beso en el alma.


Sola, a pesar del murmullo que la acompañaba.

Llovía en su interior...
De pie entre dos mundos, la joven sentía perdida la mirada al otro lado de su ser.
Contemplaba en su reflejo impasible, como una a una iban resbalando las lágrimas por su rostro,
 lo recorrían lentamente, algunas reposaban entre sus pestañas  antes de lanzarse
 a la aventura de su recorrido.

Estaba de espaldas al mundo, cubierta solo por un manto de impotencia y un sentimiento de pérdida.
El espejo robaba su reflejo, aprovechándose de su vulnerabilidad.
Cada uno de los poros de su piel sentía la tristeza que la acontecía y en ese momento, era mucha.
No luchaba contra la humedad ni ejercía resistencia sobre sus emociones, 
sencillamente las reconocía, las aceptaba, las dejaba pasar, 
como si a su marcha todo pudiera quedar como antes de su inesperada aparición, 
pero nada fue igual a partir de ese momento.

Dejo por momentos de llorar, aunque no pudo abandonar la tristeza así que la llevó consigo
como si fuera parte de su equipaje de mano sin mediar palabra.
Comenzó a avanzar, no estaba segura de hacía adonde se dirigía, solo tímidamente lo intuía, 
necesitaba ayuda, pero no estaba segura de poder obtenerla, así que primero un paso y luego el otro, 
 'Sola', a pesar del murmullo que la acompañaba. 'Sola'...
Dejo de oír su propia voz, reconoció su respiración junto a sus huellas, 
en el silencio del camino y en su mente solo lograba construir un pensamiento
 "Esperanza".

 Sola, a pesar del murmullo que la acompañaba.

Llega otoño y con el se van los recuerdos.


Tristemente caen las hojas de otoño, y tras el cristal de mi ventana veo la tarde gris que cede el paso a la noche que nuevamente invade mi vida triste y sombría desde el día que perdí el amor de mi vida.
Las gotas de lluvia caen lentamente en mi piel, y se confunden con mis lágrimas que derraman mis ojos por el amor que hoy no está a mi lado, la melancolía envuelve mi alma y la soledad nuevamente hace presa de mí. El corazón quiere gritarle al viento que te ama, pero le digo que no puede amarte, que eres un ser efímero que ya no volverá, que te has ido lejos y jamás regresarás, como lejos se van los recuerdos que duelen en el alma. La luna con sus reflejos de plata tratan de iluminar mi alma en la penumbra, esa penumbra que invade mi vida desde que tu no estás, ay corazón como te extraño, cuanta falta me haces, pero esta es la realidad, tu ya nunca más volverás. Tarde gris de otoño, en donde recuerdo tristemente el día de tu partida, solo me queda el dolor, el vacío y el desamor que has dejado después de tu triste huida.


Me pregunto si alguien me extrañara mañana.


¿Y si me muero mañana quién me recordará?

Si la muerte viene por mí

quisiera no ser solo un fugaz pensamiento,

ni un llanto desechable,

quizás esto que siento sea algo egoísta de mi parte.

Tal vez ya no vuelva a perder un suspiro,

una lágrima, de esas que regalo y nunca me quedo.

¿Si muero mañana?

No cerrare los ojos si estos no se abren,

no me dejare caer si mi cuerpo queda frió e inerte,

no diré tengo miedo por orgullo.

¿Quedare inmortalizada en recuerdos?

¿U olvidada al momento?

¿Seré borrada de este mundo?

¿O añorada por todos?

Que falsa mi sonrisa blanca,

que mentirosos mis ojos secos,

y mi alma que llora en silencio.

Y como cada triste mañana,

con mi corazón herido y el miedo por delante

¿me pregunto si alguien me extrañara mañana ?.


Me pregunto si te AMO.

Silencio, espacios vacíos, recuerdos que me pertenecen y que son solo míos. 
No los llamo, no los quiero, solo espero en silencio.
Te llamo pero no me escuchas, te grito pero no me oyes,
Te escribo y no lees las letras que escribí por ti aquella noche.
 Me tiemblan las manos, las piernas, me siento pérdida y ajena,
Te nombro aunque no se tu nombre, no reconozco tu rostro como aquella noche.

Silencio espacios ausentes, te mire tanta veces, 
perdí tu nombre en aquel recuerdo que no era nuestro.
 Palabras gastadas que no me pertenecen, silencios, y nadas me alejan de noche. 
No te abrace tanto como he querido, me alejo la duda y me callo. 

Silencios de besos que se fueron yendo, de abrazos que parten con algún pretexto, 
te deje las letras un espacio en blanco una luz a medias y este triste llanto. 
Me miraste triste, me dejaste sola, te volviste gris, con frío en mis manos,
 una y otra lágrima y estoy llorando.

 Me miras en silencio, me siento pequeña, no consigo hablar y eso me sofoca,
 Me quejo de todo, todo me molesta, vestigios de fantasmas que dejas tan cerca,
 las dudas los miedos me acosas, me gritas, me dejas perpleja. 
Me hablan de confianza, de ser sincera, si digo que siento, 
Ya no hablamos como amigos, me enojo te enojas y nada es la respuesta.

 Silencio en mi alma el corazón no habla, y empieza el proceso del alma que añora.
 Palabras de aire, y siento que preciso mi espacio mi tiempo, y ya no tiemblo tanto, tengo tanto frío, me acosa, me agota y siento que nada es como he querido. 

No soy victima ni héroe, no soy maestra ni alumna, no soy verdad o mentira,
 solo soy una humana con buenos y malos días, no me perteneces, no te pertenezco, 
no hay formulas mágicas, ni cuentos en rosas como en otros tiempos. 

Te miro en silencio no tienes rostro ni nombre, no tienes tonos mas que grises,
 no tienes respuestas solo dudas, no tienes halagos sino esa mirada perdida, 
me alejo de tus silencios que ahogan, me alejo de las conversaciones que nunca llegaron. 

El espacio en blanco se llena de las letras que tanto preciso como el aire mismo,
 te miro sonrío, te miro y te alejas, miro al cielo y me pregunto quien es para mí la fortaleza,
 de esta alma que no quiere perderse en medio de tanta grandeza. 

Hago silencio sin dudas, sin temores, confiando una vez mas, me pregunto si lo AMO, 
y sonrío sin pensar, con o sin tristezas, con buenos y malos días, sin recetas mágicas, 
Solo amando como ley fundamental, pero amando sin ser amada. 
Me pregunto si te AMO.

Cuando perdonar es tan difícil.!!!



Que triste es despertar

Y ver la realidad

Ver que es mentira

Lo que sentías

Saber que es el final

Que triste es ver caer

Esa pared que ayer

Me resguardaba

Y no me dejaba ver

Lo que hacías

¿Como se cura una herida

Cuando perdonar es tan difícil?

Cuando olvidar no se consigue

¿Como enfrentarse a la vida

Con el corazón hecho pedazos

Cuando la desilusión

Te quiebra el mundo y pega

Un golpe bajo?

Nunca imaginé

Llorar tu engaño

En medio del dolor

Mi fuerza fue mi fe

Y en mi lamento

Buscando aliento

Miré hacia el cielo y pregunté

¿Como se cura una herida

Cuando perdonar es tan difícil?

Y cuando olvidar no se consigue

Como enfrentarse a la vida

Con el corazón hecho pedazos

Cuando la desilusión

Te quiebra el mundo y pega

Un golpe bajo

Nunca imaginé

Llorar tu engaño

Tu engaño me enseñó

Que no hay nada seguro

Que solo se puede contar con Dios.

Miras sus ojos, el amor brilla en ellos.


Tener alguien a quien amar es suficiente, 
pero imagínese que vive con la persona que amas, por años y años;
 usted come, duerme, ríe, llora, discuten juntos y todavía se aman. 
Es sorprendente encontrar a alguien que se quede con uno para siempre, 
pase lo que pase .. alguien que se preocupa por ti ... 
alguien que te hace sentir bien contigo mismo ... 
alguien que te cuide cuando estás enfermo y cambia tu estado de ánimo 
cuando estas teniendo un día difícil. 
Miras sus ojos, el amor brilla en ellos .. 
Ellos están llenos de alegría .. 
parecen estar fascinados y cautivados en su amor ....


En esta vida hay tiempo para todo.


Tengo calma, esa calma me la da el corazón y el sentimiento. Hace algunos días me dijo una amiga: "Deberías luchar por lo que quieres, háblale todos los días, demuéstrale que lo quieres, búscalo". Fue ahora que me detuve a pensar eso y me di cuenta que hay algo en mi corazón que me da tranquilidad. No se que pasará después y qué pasará conmigo y con lo que siento... pero de algo estoy segura: Que en esta vida hay tiempo para todo, tarde o temprano hay tiempo para todo. Tiempo para pensar, tiempo para dejarse llevar por la pasión y solo escuchar al corazón, tiempo para enojarse con la vida por hacernos la vida misma complicada, tiempo para llorar por las cosas que queremos, tiempo para luchar por aquello que esperamos desde hace mucho tiempo y tiempo para ser feliz... el tiempo sobra. Me va a sobrar el tiempo para poder pensar bien, me falta tanto por aprender que quiero jugármela habiendo pensado bien lo que quiero. No me quiero dejar dominar por la maldita desesperación y la estúpida ansiedad que solo me priva de vivir los momentos lindos y malos como se merecen. Ya es tarde para pensar en lo difícil, recuerdo todos los días mi dolor y por esa razón quiero aprender a ser feliz.

En esta vida hay tiempo para todo.

Con el corazón en la mano...a pedazos así me siento.




Que tengo las rodillas descarnadas de rozar el suelo y suplicar; y las manos las tengo ensangrentadas de agarrar la voluntad... de seguir, de vivir. Y no me quedan uñas para arañar, ni me quedan dientes para morder. No me queda voz para gritar. Y las lágrimas se secan y yo quiero llorar. A pecho descubierto, a brazo partido, a ojos ciegos; con el corazón en la mano... a pedazos así me siento.

No me llores por caprichos.


Sufre el que jamás perdió y está perdido, es tan fácil encontrarse que se busca donde no se está. Sufrir por amor es tener demasiado, porque hay quien sufre por la pérdida de un hijo, la silla que rueda sin esperanza abrazando un cuerpo, la madre en el hospital esperando el final, el que siendo inocente vive preso y hasta el amante, el amante que no tuvo oportunidad de dar un beso. Ámame a mi... Jamás me llores por caprichos.


No me llores por caprichos.


Porque no hay nunca un instante mejor que el ahora, ni un tiempo más cierto que el presente.

La vida es frágil.
Irrumpe, nos bandea de un lado a otro, nos acerca y nos separa. 
Nos atrapa, nos aisla. Nos sorprende, nos conquista, nos convence.

Y, algunas veces, y sin previo aviso, nos golpea con violencia
 y de forma inesperada desaparece.

 A nuestro lado, surge entonces, el silencio, el vacío.
 Las palabras se ahogan en la desesperación;
porque el dolor busca ser compartido
 pero no quiere ser aliviado.

Y la convulsión transforma el ahora en el ayer,
 y el mañana en agonía.
No sabemos esquivarlo,
no podemos ignorarlo y no queremos aceptarlo.

Por eso, si un día a las tres de la madrugada
tienes ganas de dar los buenos días,
 no esperes a que amanezca.

Si una noche el teléfono te despierta, no dejes de contestarlo. 
No renuncies a un paseo porque esté lloviendo,
a encender un fuego
  porque sea verano o a un momento
 porque haga frío.

Porque no hay nunca un instante mejor que el ahora,
 ni un tiempo más cierto que el presente.
Y ahora, estamos, aquí.
Y hoy, el cielo se puede convertir en  lágrimas.


¡Quien riendo la hace, llorando la paga!


Si te molesto, entiendo. Si no te importo, entiendo. Si no tienes tiempo para mi, entiendo. Si me ignoras, entiendo. Si te enojas, entiendo. Pero cuando me pierdas, no preguntes de quien fue la culpa, es tu turno de entender. ¡Quien riendo la hace, llorando la paga! Ley de vida.

¡Quien riendo la hace, llorando la paga!

Recordando a ese alguien que ya no esta.

Hablemos hoy sobre el vacío. De este raro amorío con la soledad, mientras estamos solo con nosotros mismos, recordando a ese alguien que ya no esta o simplemente no ha llegado. Hablemos en este instante de este dolor que ningún otro cuerpo, palabra o sinfonía puede calmar, saciemos esta oscura hambre de plenitud con la verdad. Hablemos de esa verdad tan irreverente y dialéctica-mente inexistente. Veamos en este sucio vacío el esplendor de una muerte mas, Para que lleguen esos labios que nos darán las alas de fénix que nos harán volar a la eternidad. No se si es el calor o si la noche esta triste pero esta noche leyendo un blog  encontré esto y me puse a llorar como quinceañera.

Todo en la vida se paga así de simple.


A veces no nos damos cuenta ni somos conscientes del daño que podemos provocar en el otro, dejamos que todo lo que está en nuestro interior salga de alguna manera y no nos fijamos cómo. El herir a alguien no es solamente herirlo, las consecuencias que traen pueden ser fatales. Mucha gente, en el día de hoy, se va por simples rumores, que en realidad terminan siendo simples para los que lo crearon, y lo más difícil para los que se fueron. Por eso, es momento que empecemos a pensar antes de hablar, nada dice que no podamos cometer un error.. pero estemos conscientes de que lo hacemos. Y para los que lo hacen conscientes.. para los que saben que hieren al otro, todo en la vida se paga así de simple. "Cuida que tus palabras sean dulces, algún día te las tendrás que comer..."


Todo en la vida se paga así de simple.

Soledad eso es todo y nada al mismo Tiempo.

Cuantas veces he querido llorar pero no lo logro, no puedo llorar como si mis ojos o mi alma estuvieran secas al igual que mi vida. La soledad se ha convertido en lo único en mi existencia, extrañar hablarle al oído a esa persona, sentir como late mi corazón sin control y como ilumina el mundo su sonrisa. Soledad es todo y nada al mismo Tiempo.

Gracias por tu aportación a mi blog.