Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Deseos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Deseos. Mostrar todas las entradas

Todos aquellos recuerdos.


Metí en una caja todos tus regalos,
 tus cartas llenas de amor falso., 
los últimos pétalos de las rosas marchitas y.....,
 aunque era poco, en esa caja tan grande
 no entraron todos aquellos recuerdos, 
canciones, momentos, besos, llamadas,
 pasiones, abrazos; deseos y sueños 
que nunca pude hacer realidad.


Frases

Perdonar es dejar que el tren avance y volver a jugar el partido.

Hay deseos muertos, que nos atan, nos detienen en el camino. 
Están los otros, los que nos empujan, los que nos abren el camino.
Los deseos muertos quieren cambiar lo que no se puede cambiar.
 Nos hacen mirar atrás, niegan el perdón y la posibilidad de perdonar.

 Perdonar es dejar en el pasado lo que es de el pasado.
 Es acomodar ese trauma en donde corresponde.
 Es reconstruir desde las ruinas. Es cerrar esa puerta, 
dejar que el tren avance y volver a jugar el partido.

Es afirmar la propia identidad. Es animarse a ser otro.
 Es superar nuestros miedos y enfrentarlos.
 Es reencontrarse con uno mismo.
 Perdonar y perdonarse, es soltar eso 
que nos tiene detenidos en el tiempo,
 y al fin poder avanzar.

Perdonar es dejar que el tren avance y volver a jugar el partido.


Nostalgia...Tengo ganas de llorar y no puedo.


¿Alguna vez tuviste ese deseo irrefrenable de llorar? ¿Alguna vez no has tenido el valor para quedarte en un sitio? ¿O el deseo de permanecer allí, pese a todo y aún con todas las lágrimas a tus espaldas por la tonta idea, tonta, de creer que serías feliz? ¿Por qué a veces ir en busca de las cosas bonitas son tan difíciles? ¿Por qué he de quedarme esperando? ¿Por qué tengo que perderme las locuras de la vida que desactivan la razón y agudizan sentimientos que se creían perdidos? Tengo ganas de llorar y no puedo, ese nudo en el estómago y la mudez que se ha posado en mi garganta me indican que, ante la primera lágrima, no habrá marcha atrás. Será por eso que necesito varios segundos para derramar la primera y horas, muchas horas para que mis ojos se cansen y digan: ¡basta!



Buenos días ya es Jueves.


Es verdad que se puede ser feliz, conseguir los propósitos de la vida, cumplir cada uno de tus deseos,
reír por cada tontería como si dependieras de ello. Levantarte cada mañana y pensar que vas a hacer lo que sea porque ese sea el mejor día de tu vida. Y cuando lo consigas, al día siguiente igual. Sacarle una sonrisa a los demás y otra a ti mismo. Ver las cosas de otro color, como si fuesen mejor de lo que son. Al Fin y al Cabo, No es tan difícil.

 Es verdad que se puede ser feliz, conseguir los propósitos de la vida, cumplir cada uno de tus deseos,  reír por cada tontería como si dependieras de ello. Levantarte cada mañana y pensar que vas a hacer lo que sea porque ese sea el mejor día de tu vida. Y cuando lo consigas, al día siguiente igual. Sacarle una sonrisa a los demás y otra a ti mismo. Ver las cosas de otro color, como si fuesen mejor de lo que son. Al Fin y al Cabo, No es tan difícil.


No hay finales felices..pero si sigo soñando con uno.

¿Y qué hay detrás de los lamentos?... 
Sólo deseos reprimidos de esos que se anhela, que se vive, que se sueña. 
Los de ser, de creer, de saber, de vivir... Esos deseos que busco.
No pretendo cambiar el mundo... es precisamente el mundo el que me ha cambiado a mi,
todos los días, todas las horas, todos los segundos que he respirado. 
Me he asfixiado muchas veces, o he creído estarlo, 
pero finalmente mi capacidad de sobrevivir es más fuerte... 
Continúo viviendo, por costumbre, por falta de innovación, por inercia
 por seguir creyendo en el amor pero aun vivo.
No sé si algún día ésto cambie, por ahora me revuelco
 en mis propios fallidos intentos de alzarme,
 de caerme y levantarme. Estoy bien, o pretendo estarlo...

No soy todo lo que quisiera ser, pero eso es sólo otro detalle
 de los tantos que hoy decoran mi vida... de la colección de malos detalles,
de malos momentos, de malos respiros...de felicidad esfumada.
Y es así, una y otra vez... no hay espacios para detenerse en este remolino
 que a veces me parece la vida... es cierto, 
no hay finales felices..pero si sigo soñando con uno.
Sólo seguiré creyendo tal vez ilusamente en la felicidad, 
en un segundo de duración... en una luz 
que logre esclarecer mis grises días y dudas...


Con una sonrisa busco lo que quiero volver a sentir.


Ha sido de golpe, como un piano saltando por un balcón y precipitándose al vacío, así me ha invadido tu ausencia. En nuestro tiempo pasado sentirte tan cerca y a la vez tan lejos me sumió en un mar de dudas. Es complicado mantener el equilibrio si no sabes donde pisas. Forcé interrumpir el fluir de nuestros días dando forma de palabras a mi incertidumbre, fue una cuestión de supervivencia.
Cada interrogante se enredaba en mi cuello provocándome hipoxia y confusión suprema, por eso me vi obligada a llevarte al abismo y comprobar si se desplegaban tus alas, pero ahí no había nada. Hoy me ahogo en esta confusión. Con una sonrisa busco lo que quiero volver a sentir, que dista mucho de lo que estoy sintiendo. Y es que te echo en falta. Nuestras rutinas se han reducido a ausencias, tu tiempo ahora ya no está pendiente del mío. Cada poro de mi piel te echa de menos y me recuerda lo que nunca tuve. Las risas son silencios en nuestras calles, no hay deseo en los rincones. Sigilosos, los centímetros de mi cuerpo se repliegan rindiéndose a la evidencia y me enredo en mi cama donde una vez tuve el espejismo de sentirte cerca.



Oscuridad hecha de deseos y de ganas.

POEMAS DE AMOR.

Oscuridad. Suspiros repentinos. Manos que se cruzan, divertidas, ligeras.

Desabotonan, buscan, encuentran. Una caricia, un beso.

Y otro beso y una camisa que resbala. Un cinturón que se abre.

Una cremallera que baja lentamente.

 Un salto en la oscuridad pintada de oscuridad.

 Feliz de estar allí...


Oscuridad hecha de deseo, de ganas, de ligera transgresión.

La más hermosa, la más suave, las más deseable.

Coches que pasan veloces por la carretera. Faros que iluminan como un rayo y desaparecen.

Ráfagas de luz que dibujan bocas abiertas, deseos suspendidos,

sufridos, alcanzados, cumplidos, ojos cerrados, luego abiertos.

Y más y más. Como entre las nubes. Cabellos alborotados y asientos incómodos.

Manos que proporcionan placer.

Bocas en busca de un mordisco y autos que continúan pasando,

 tan veloces que nadie tiene tiempo de reparar en aquel amor

 que sigue el ritmo de una música al azar, procedente de la radio.

Y dos corazones acelerados que no frenan, que están a punto de chocar dulcemente.

Una vida sin sueños no podría vivirla…quiero quedarme siempre con uno…


Nunca pedí un solo deseo, sino tantos como era capaz de recordar mientras hinchaba mis pulmones de aire y, poco a poco, lo dejaba escapar entre mis labios…Veía como volaban… y pensaba “Ahí van mis sueños, rumbo a ninguna parte… espero que algún día se cumplan, que alguien los recoja y los mime…”
Aún no sé por qué, pero siempre que lo hacía, nunca quedaba limpio…siempre quedaba uno imposible de arrancar.,,Y hoy lo entiendo… Por muchos sueños que deje volar, siempre me quedará alguno por lanzar y alguno por cumplir…Y es que una vida sin sueños no podría vivirla…quiero quedarme siempre con uno…



Todavía me queda mucho por luchar, mucho por contar.

Pensar en lo que he vivido y en lo que me queda por vivir. 
No sabré si mi felicidad durará demasiado tiempo, 
pero me conformo con disfrutarla día a día. 
Con aprovechar los momentos que me regala la vida 
y tomarme un tiempo para mi.

Todavía me queda mucho por luchar, mucho por contar. 
Muchos deseos por cumplir, muchos sueños que soñar... 
Me queda tanto que es como mirar al horizonte: 
no sabes lo que hay, no sabes lo que te espera, pero tampoco importa.

Tengo ganas de gritar, de sacar a flote el alma desgarrada.

Tengo ganas de enamorarme con la luz de la luna,
 con el canto del silencio y el cobijo de las estrellas........
Tengo ganas de reírme de la tristeza acumulada, 
de la soledad instalada y del llanto incesante que reclama el amor.......

Tengo ganas de gritar, de sacar a flote el alma desgarrada,
 de vaciar al corazón de los sentimientos
 profundos que solo causan dolor.......

Tengo ganas de ti,
 que aún sin conocerte mi alma te reclama,
 mis ojos buscan tu mirada,
 mi ser ya siente que te pertenece.......

Tengo ganas de sentir,  de que las palabras se expresen en miradas,  de que las caricias sean tatuadas,  tatuadas por siempre en lo profundo de mi alma  y que al recordarlas las vuelva a vivir......  Tengo ganas de vivir,  de que el amor me envuelva,  de volver a reír,  tengo ganas de creer que el amor es para siempre,  de que tu estas en un lugar esperándome impacientemente.......

Tengo ganas de sentir, 
de que las palabras se expresen en miradas, 
de que las caricias sean tatuadas, 
tatuadas por siempre en lo profundo de mi alma 
y que al recordarlas las vuelva a vivir......

Tengo ganas de vivir,
 de que el amor me envuelva,
 de volver a reír,
 tengo ganas de creer que el amor es para siempre, 
de que tu estas en un lugar esperándome impacientemente.......

Y llega la noche y de nuevo comprendo que te necesito.


Procuro olvidarte, siguiendo la huella de un pájaro herido. Procuro alejarme, de aquellos lugares donde nos quisimos. Me enredo en amores, sin ganas ni fuerzas, por ver si te olvido. Y llega la noche, de nuevo comprendo que te necesito. Procuro olvidarte, haciendo en el día mil cosas distintas. Procuro olvidarte, pisando y contando las hojas caídas. Procuro cansarme, llegar a la noche apenas sin vida y al ver nuestra casa, tan sola y callada no sé lo que haría, porque estuvieras tú, por que vinieras tú conmigo. Lo que haría porque estuvieras tú, por que vinieras tú conmigo. Lo que haría por no vivir así, por no sentirme así, perdida.

Simone - Procuro Olvidarte




Escribir es un acto de supervivencia.


No hay deseo ni anhelo, a veces ambición de compañía, donde sólo está la cama y un techo con lámpara que no deja de ser solitaria en la inmensidad de la nada y que nos tiene cautivos con la mirada fija. Y eso provoca sentir y recordar que hoy como ayer estamos... Solos... Como diría Paul Auster: "No es que escribir me produzca un gran placer, pero es mucho peor si no lo hago". "Escribir no es una cuestión de libre albedrío, es un acto de supervivencia".


No hay deseo ni anhelo, a veces ambición de compañía, donde sólo está la cama y un techo con lámpara que no deja de ser solitaria en la inmensidad de la nada y que nos tiene cautivos con la mirada fija. Y eso provoca sentir y recordar que hoy como ayer estamos... Solos... Como diría Paul Auster: "No es que escribir me produzca un gran placer, pero es mucho peor si no lo hago". "Escribir no es una cuestión de libre albedrío, es un acto de supervivencia".

¿Cómo hago para olvidarte?


Como hecho de menos lo que un día fuimos, 
lo que por mucho tiempo sentimos juntos. 
Ya no sé como matar estos recuerdos 
que no me dejan avanzar
y sacarte de mi mente, 
de mi piel y de mi memoria. 
No quiero pensar mas en ti, 
ni en todo el bien y todo el dañó 
que nos hemos hecho juntos...
Necesito olvidarte.
¿Cómo LE HAGOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO?


No existe la varita mágica, ni la lámpara de aladino.


Los deseos en realidad no se tratan de pedírselos a cualquier estrella fugaz que te encuentres en una noche de luna llena. Ni tampoco se trata de apagar unas velas, de coger una pestaña que se te haya caído o esperar a una hora exacta en la que coincida con los minutos, porque si fuese así, también tendría que coincidir con los segundos y con las milésimas de éstos y no, no sirve porque mientras que deseas eso que tu quieres, esa exactitud de números desaparece por completo. Los deseos para mí son sueños que sólo podrán cumplirse con las ganas de tenerlos, de saborearlos y cómo no, de admirarlos y valorarlos cuando los tengas en tu poder porque son frutos de tu esfuerzo. No hay deseo que valga, si no pones el alma íntegra en ellos. No existe la varita mágica, ni la lámpara de aladino. No hay mejor deseo que soplar las asperezas que dificultan tu camino, los daños que se van acumulando en tu vida. No hay mejor deseo que deshacerse de ellos y empezar. Empezar de cero con el único deseo de ser feliz ante todas las cosas.



El amor es cuando no respiras.

Soñamos con el amor, lo perseguimos, lo encontramos y luego acabamos perdiéndolo. 
Día tras día, pensando que lo bueno estaba aún por llegar, esperando... y sin darnos cuenta acabamos perdidos en el presente. El amor es cuando no respiras,  cuando es absurdo, cuando echas de menos, cuando es bonito aunque esté desafinado, cuando es locura...


Cada suspiro es como un sorbo de vida del que uno se deshace.

Dicen que un suspiro es aire que te sobra por alguien que te falta...que es algo que no se dice pero se siente como un beso que no se dio. Es una forma del alma de decir que algo añora, la cercanía de alguien, su voz, su mirada, su aroma en el aire, el roce de sus manos, su piel junto a la suya. Es como expresar un deseo que se siente, es como… un anhelo que nace de un sentir profundo. Suspirar alivia el alma, sea por un amor o añoranza, creo que es la expresión misma de la esperanza, de creer en algo y que desea que nunca muera, es lo que siempre quieres tener a tu lado.


!Un suspiro es el vano afán de llenar el espacio que nuestro corazón reserva en silencio! 
"Cada suspiro es como un sorbo de vida del que uno se deshace"

Ojalá pase algo que te borre de pronto.



Ojalá que las hojas no te toquen el cuerpo cuando caigan para que no las puedas convertir en cristal.
Ojalá que la lluvia deje de ser milagro que baja por tu cuerpo. Ojalá que la luna pueda salir sin ti. Ojalá que la tierra no te bese los pasos. Ojalá se te acabe la mirada constante la palabra precisa, la sonrisa perfecta. Ojalá pase algo que te borre de pronto, una luz cegadora un disparo de nieve. Ojalá por lo menos que me lleve la muerte, para no verte tanto para no verte siempre en todos los segundos en todas las visiones. Ojalá que no pueda tocarte ni en canciones. Ojalá que la aurora no dé gritos que caigan en mi espalda. Ojalá que tu nombre se le olvide a esa voz. Ojalá las paredes no retengan tu ruido de camino cansado. Ojalá que el deseo se vaya tras de ti a tu viejo gobierno de difuntos y flores.
Ojalá se te acabe la mirada constante la palabra precisa la sonrisa perfecta. Ojalá pase algo que te borre de pronto, una luz cegadora un disparo de nieve. Ojalá por lo menos que me lleve la muerte para no verte tanto para no verte siempre en todos los segundos en todas las visiones. Ojalá que no pueda tocarte ni en canciones.



Estar a su lado es burlar la muerte.

Un hombre con los ojos del color del tiempo, 
con un fulgor en la mirada que me provoca el deseo incontenible
 de mirarlo también a los ojos, 
disfrutando una lucha de colores y pupilas 
que se encuentran y se afrontan,
se pelean y combaten para ver quién cede primero, 
acercándose y dilatándose al extremo,
buscando el reflejo cada uno en el espejo del otro.

Y es color del tiempo el que se impone, dejándome quebrada, 
ciega y mirado hacia un costado, 
como pidiendo permiso para mirar y perdón por haber mirado. 

Estar a su lado es burlar la muerte.

Saberlo cerca es sentirlo fuerte. 
Y estar a su lado es burlar la muerte.

¿Dónde quedó todo eso para poder recuperarlo?


Me pregunto dónde quedaron todos aquellos amores olvidados, las amistades perdidas, los trenes que dejamos de coger, las personas que nos apreciaban y que rechazamos, los buenos momentos vividos, las promesas que alguna vez hicimos pero que no cumplimos,  los chismes que perdimos en alguna parte, y los besos que nos dejamos dar alguna vez. Me pregunto dónde se han guardado, también, todos los recuerdos que desaparecieron de nuestra mente, y las palabras bonitas que nos dijeron y que se fueron con el viento,  los deseos que pedimos a aquella estrella fugaz, y esas oportunidades que dejamos pasar tan a menudo… ¿Dónde quedó todo eso para poder recuperar-lo?


Me pregunto dónde quedaron todos aquellos amores olvidados, las amistades perdidas, los trenes que dejamos de coger, las personas que nos apreciaban y que rechazamos, los buenos momentos vividos, las promesas que alguna vez hicimos pero que no cumplimos, los chismes que perdimos en alguna parte, y los besos que nos dejamos dar alguna vez.
Me pregunto dónde se han guardado, también, todos los recuerdos que desaparecieron de nuestra mente, y las palabras bonitas que nos dijeron y que se fueron con el viento, los deseos que pedimos a aquella estrella fugaz, y esas oportunidades que dejamos pasar tan a menudo… ¿Dónde quedó todo eso para poder recuperar-lo?

Me pregunto dónde quedaron todos aquellos amores olvidados, las amistades perdidas, los trenes que dejamos de coger, las personas que nos apreciaban y que rechazamos, los buenos momentos vividos, las promesas que alguna vez hicimos pero que no cumplimos,  los chismes que perdimos en alguna parte, y los besos que nos dejamos dar alguna vez. Me pregunto dónde se han guardado, también, todos los recuerdos que desaparecieron de nuestra mente, y las palabras bonitas que nos dijeron y que se fueron con el viento,  los deseos que pedimos a aquella estrella fugaz, y esas oportunidades que dejamos pasar tan a menudo… ¿Dónde quedó todo eso para poder recuperar-lo?


Parar el tiempo...y amarnos.


Soñar despiertos. Mirarnos cara a cara. Hablar sin pronunciar palabras. Besar sin usar los labios.
Sentir como todo el deseo y la magia del mundo se está reuniendo a nuestro alrededor.... Visitar otros mundos y otros sueños sólo con un chasquido de nuestros dedos. Ver el color de tu Aura... Sentir el roce de tus murmullos. Estar seguros, absolutamente seguros. Asegurar que los sábados son púrpuras y las aves de color turquesa. Estremecernos con los pasos de todos esos duendes que rozan nuestra piel sin querer, intentando no molestar mientras construyen a nuestro alrededor esta pequeña Burbuja... Sentirnos sanos y a salvo. Perder el tiempo y recuperarlo junto a tus pestañas. Besos y retratos con pintura de dedos. Sentir tu piel y notar cómo se eriza el vello poco a poco. Aspirar el olor de esa nube que se forma entre tu cuerpo y el mío, esa que nos asegura que no hay nada más allá... Sentirnos uno. Vivir-nos uno. Crearnos en uno nuevo. Soplar momentos y establecernos juntos. Y después, mucho después de todo eso: ser conscientes de que tu y yo alguna vez conseguimos parar el tiempo.