Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Amigos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Amigos. Mostrar todas las entradas

Este brindis va por ellos. ¡Muy Feliz Navidad!



Ya estamos de fiesta, 
así que a todas aquellas personas que festejan les deseo que tengan ..
¡Muy Feliz Navidad!... Y a los que no festejan, sean FELICES también, a su manera...
Por el ayer... por el hoy... por el mañana...Por los que se fueron pero no abandonaron mi alma...Por los amigos, los que dejaron de ser lo y los que lo serán...Por los que amo y los que amé...Por todos va este Brindis..

Este brindis va por ellos. ¡Muy Feliz Navidad!

Expulsa el veneno, llora las penas, que cuando acabes quiero fumarme la vida a medias contigo.


¿ Para qué negadlo? Todos necesitamos a alguien, más allá del amor, más allá del hombre o mujer perfecta... Todos necesitamos que alguien, cuando no podemos más, Cuando el mundo nos pesa; nos abrace y nos diga: !Expulsa el veneno, llora las penas, que cuando acabes quiero fumarme la vida a medias contigo! Oír eso, y sentir como con cada calada el mundo va perdiendo peso, como esa persona está ayudándote a sostener tu mundo, gana peso para que tú puedas volver a nadar. Y un día, cuando tengas esa misma sensación, sabes que siempre, cuando el mundo vuelva a coger peso, cuando de nuevo te sientas incapaz de todo, en ese momento sabes que volverá y te dirá: ¿ Tengo una cajetilla entera Nos encendemos otro?.


 ¿ Para qué negadlo? Todos necesitamos a alguien, más allá del amor, más allá del hombre o mujer perfecta... Todos necesitamos que alguien, cuando no podemos más, Cuando el mundo nos pesa; nos abrace y nos diga: !Expulsa el veneno, llora las penas, que cuando acabes quiero fumarme la vida a medias contigo! Oír eso, y sentir como con cada calada el mundo va perdiendo peso, como esa persona está ayudándote a sostener tu mundo, gana peso para que tú puedas volver a nadar. Y un día, cuando tengas esa misma sensación, sabes que siempre, cuando el mundo vuelva a coger peso, cuando de nuevo te sientas incapaz de todo, en ese momento sabes que volverá y te dirá: ¿ Tengo una cajetilla entera Nos encendemos otro?.


Tenemos para gozar la nieve del invierno y las flores de la primavera.


Deberíamos dedicarnos a leer sobre temas que nos aporten cosas buenas a nuestra vida y no que nos depriman. Hoy quiero compartir con ustedes estas palabras de Facundo Cabral. Tenemos para gozar la nieve del invierno y las flores de la primavera, el chocolate de la Perusa, la baguette francesa, los tacos mexicanos, el vino chileno, los mares y los ríos, el fútbol de los brasileros, Las Mil y Una Noches, la Divina Comedia, el Quijote, el Pedro Páramo, los boleros de Manzanero y las poesías de Whitman, Mäiller, Mozart, Chopin, Beethoven, Caraballo, Rembrandt, Velásquez, Picasso y Tamayo, entre tantas maravillas. ¡A vivir se ha dicho! Y ¡Menos quejas! ¿No crees?.
-Facundo Cabral.


 Deberíamos dedicarnos a leer sobre temas que nos aporten cosas buenas a nuestra vida y no que nos depriman. Hoy quiero compartir con ustedes estas palabras de Facundo Cabral. Tenemos para gozar la nieve del invierno y las flores de la primavera, el chocolate de la Perusa, la baguette francesa, los tacos mexicanos, el vino chileno, los mares y los ríos, el fútbol de los brasileros, Las Mil y Una Noches, la Divina Comedia, el Quijote, el Pedro Páramo, los boleros de Manzanero y las poesías de Whitman, Mäiller, Mozart, Chopin, Beethoven, Caraballo, Rembrandt, Velásquez, Picasso y Tamayo, entre tantas maravillas. ¡A vivir se ha dicho! Y ¡Menos quejas! ¿No crees?.  Facundo Cabral.

Y al final tienes un cúmulo de cosas negativas luchando por recuerdos positivos.


Dicen que la gente que los amigos vienen y van. Hay personas que conoces en una estación de paso y eso ya condiciona la relación. Va a ser solo eso, una parada. Luego cada cual se ira y seguirá su camino. Quizá alguna vez recuerdes ese amigo de paso, pero no trascenderá. Solo se queda en eso. Hay otras personas que llevas contigo siempre, aunque no las puedas ver todos los días, aunque incluso pasen meses…da igual, son personas que han calado hondo, han dejado huellas y pase lo que pase, siempre te acordarás de ellas. Incluso aunque a veces el recuerdo duela. Es inevitable. Si una marca se graba con fuego, no se puede quitar. Y luego están otras personas, que empiezan siendo amigos, gente con la que compartes muchas cosas, risas, noches, días, películas, llantos, miles de cosas. Gente con la que te sientes bien, pero un día las cosas se tuercen. Las personas cambian, nosotros cambiamos, y si el cambio se produce por ambas partes, se produce una escisión en la amistad, una rotura por ambas partes, por lo que se nota menos. Sin embargo si el cambio solo viene de parte de uno entonces surgen la distancia y el dolor, porque es solo uno el que ve. Porque uno no puede luchar por acercarse cuando el otro solo le pone barreras. Puedes tener paciencia, pero seamos realistas, la paciencia no cura las heridas, y no puedes esperar eternamente a que esa persona que era, aparezca de nuevo. No va a aparecer porque si ha cambiado ha sido por algo, quizá simplemente ha dejado una parte de su ser de lado, la pena es que sea la parte que te hacía estar ahí por él (o por ella). Cuando eso pasa te ves en una situación complicada. Tienes muchos recuerdos buenos, pero tienes también muchas rencillas producidas por el cambio. Rencores, o frases que te has callado por hacer caso a la paciencia (que a escondidas de todos te susurraba: chsss no digas nada, tiene un mal día, no le des importancia a tal o cual comentario). Y al final tienes un cúmulo de cosas negativas luchando por recuerdos positivos. Estás en guerra, una guerra que si no acabas te hace meterte en un círculo difuso que parece no tener fin (por algo los círculos son infinitos). No le dices nada porque ya apenas le ves pero si tienes oportunidad de verle luchas por estar callado y no causar problemas (porque para una vez que le ves no merece la pena gritar). Entonces asumes la realidad, que ese amigo con el que tienes años de recuerdos ya no está, y lo que más duele, no va a volver. Te das cuenta de que solo compartís los mismos silencios incómodos, que es eso lo que tenéis en común, las pausas eternas donde nadie dice nada porque ninguno se atreve a lanzar ,al aire o a la cara, la excusa adecuada para rechazar la invitación ( y así no tener que verse) Y cuando descubres todo esto, cuando te paras a pensar y ves lo que fuisteis y lo que nunca más volverás a ser, te envuelve una nostalgia extraña. Pero el tiempo pasa, y al final lo que es nostalgia se convierte en indiferencia. Aunque es cierto que a veces esa indiferencia viene porque, el cambio ha producido tantos golpes, que ya eres inmune. Eres inmune a las frases mal dichas, a desprecios, desplantes y a cualquier cosa que pueda herirte. Y con esa indiferencia como arma podrías romper el círculo, pero en realidad no se rompe. Sigue ahí, con el silencio de palabras que todo el mundo sabe pero nadie se atreve a decir. Bueno yo creo que ya es hora de decir algo, algo que me he dicho a mi misma: Felicidades, has perdido un amigo. La parte positiva es que, no merece la pena ponerse triste. Si se ha ido, ha sido por cuenta propia. Uno solo no puede tirar del carro. Esto es ley de vida. Y como último consejo: las cosas nunca vuelve a ser como antes. Nunca. Mejor asumir y seguir sonriendo junto a las personas que de verdad quieran tu sonrisa. Estas son mis reflexiones y así las he contado. . Y deja de coser tu sombra a mis pies.

Y al final tienes un cúmulo de cosas negativas luchando por recuerdos positivos.

Cometí muchos errores porque la vida no viene con manual de instrucciones.

Cometí muchos errores, lloré por quien no debía y reí con falsas amistades. 
Tropecé dos veces con la misma piedra y cuando pensaba que no lo haría más, 
me empujaron y caí estampada contra la tercera. 
Perdoné mucho, demasiado; callé tantos "te quiero" que, 
por miedo o por inseguridad se quedaron en el aire, 
a veces los digo camuflados en besos.

Regalé bastantes "te quiero" simplemente por cumplir,
 muchas veces me desperté con ganas de comerme al mundo 
y otras me parece que el mundo me comía a mí, 
grite con fuerza pero mi voz nunca salía. 

Callé verdades por no hacer daño.
 Salí de fiesta sin ganas, y volví con los tacones rotos de tanto bailar. 
Hay días que dormía solo para poder verte en mis sueños
 y días en los que no podía dormir pensando
 que a la mañana siguiente te tendría a mi lado. 

Fui una niña inmadura e insensible y madure a base de palos.
 Creí en lo imposible hasta que se destrozaron mis metas,
abrace a la persona que pensé que nunca me haría daño
 y me di cuenta de que esa persona no se merecía ni el roce de mi piel. 

Canté en la ducha hasta que mi garganta no podía más.
 Hubo días que me sentía preciosa y otros que no quería ni mirarme al espejo. 

Disfruté de pequeños detalles, y aprendí poco a poco en que consiste la vida...

*El secreto de la vida esta en no arrepentirse de nada y afrontar todo con una sonrisa,
 el secreto de la vida esta en vivirla.

Cometí muchos errores, lloré por quien no debía y reí con falsas amistades.  Tropecé dos veces con la misma piedra y cuando pensaba que no lo haría más,  me empujaron y caí estampada contra la tercera.  Perdoné mucho, demasiado; callé tantos "te quiero" que,  por miedo o por inseguridad se quedaron en el aire,  a veces los digo camuflados en besos.  Regalé bastantes "te quiero" simplemente por cumplir,  muchas veces me desperté con ganas de comerme al mundo  y otras me parece que el mundo me comía a mí,  grite con fuerza pero mi voz nunca salía.   Callé verdades por no hacer daño.  Salí de fiesta sin ganas, y volví con los tacones rotos de tanto bailar.  Hay días que dormía solo para poder verte en mis sueños  y días en los que no podía dormir pensando  que a la mañana siguiente te tendría a mi lado.   Fui una niña inmadura e insensible y madure a base de palos.  Creí en lo imposible hasta que se destrozaron mis metas, abrace a la persona que pensé que nunca me haría daño  y me di cuenta de que esa persona no se merecía ni el roce de mi piel.   Canté en la ducha hasta que mi garganta no podía más.  Hubo días que me sentía preciosa y otros que no quería ni mirarme al espejo.   Disfruté de pequeños detalles, y aprendí poco a poco en que consiste la vida...  *El secreto de la vida esta en no arrepentirse de nada y afrontar todo con una sonrisa,  el secreto de la vida esta en vivirla.

Creo en los sueños.


Creo en el cambio. Yo creo en la individualidad. Yo creo en la suerte. Creo en el amor. Yo creo en la magia. Creo en la familia. Creo en la amistad. Creo en un mundo nuevo. Yo creo en Dios. Yo creo en los milagros. Creo en el aprendizaje de todo lo que pueda. Creo en el karma. Creo en la creatividad. Yo creo en las segundas oportunidades. Creo en la belleza de la naturaleza. Creo en ser todo lo que puede ser. Creo en la libertad. Creo en no tomar las cosas por sentado. Creo en la paz mundial. Yo creo en la elección de su propio camino. Creo en los sueños. Yo creo en el destino. Yo creo en la esperanza. Creo en la felicidad. Yo creo en el trabajo duro. Creo que mañana es un nuevo día. Yo creo en hacer lo que quiero porque quiero y no por otra razón. Yo creo en creer. Creo en mí.
 
Creo en los sueños.


Callé TE QUIERO, que por miedo, se quedaron en el aire.

Cometí MUCHOS errores... Lloré por quien no debía y reí con falsas amistades... Callé te quiero, que por miedo, se quedaron en el aire. Callé VERDADES por no ...hacer daño... Abracé a personas que NO SE MERECÍAN ni el roce de mi piel. ...y aprendí poco a poco en qué consiste vivir... Y el secreto está en NO ARREPENTIRSE DE NADA.

Callé TE QUIERO, que por miedo, se quedaron en el aire.


Besitos de su Amiga "La Soledad".


Necesito tantos abrazos que a veces me falta el aire.

Tengo guardados tantos recuerdos en cajas que a veces olvido que están ahí,
 tengo almacenados tantos sentimiento que a veces exploto, 
tengo escritas tantas palabras que a veces pierden sentido, 
tengo reservados tantos besos que a veces dejan de tener sentido.

Me falta tanta gente que quiero que a veces me veo sola,
 necesito tantos abrazos que a veces me falta el aire, 
tengo tantos sueños que a veces me pierdo,
 he derramado tantas lágrimas que a veces creo que no puedo llorar mas.

 He perdido tantas sonrisas que a veces creo que no volveré ha hacerlo, 
me han roto tantas veces el corazón que creo que ya no lo uso,
 me han demostrado tantas veces que la amistad no es nada
 que ya desconfió de todo el mundo,
 me han dicho que pida perdón y a veces 
soy yo la que espera que le pidan perdón.

Tengo guardados tantos recuerdos en cajas que a veces olvido que están ahí,  tengo almacenados tantos sentimiento que a veces exploto,  tengo escritas tantas palabras que a veces pierden sentido,  tengo reservados tantos besos que a veces dejan de tener sentido.  Me falta tanta gente que quiero que a veces me veo sola,  necesito tantos abrazos que a veces me falta el aire,  tengo tantos sueños que a veces me pierdo,  he derramado tantas lágrimas que a veces creo que no puedo llorar mas.   He perdido tantas sonrisas que a veces creo que no volveré ha hacerlo,  me han roto tantas veces el corazón que creo que ya no lo uso,  me han demostrado tantas veces que la amistad no es nada  que ya desconfió de todo el mundo,  me han dicho que pida perdón y a veces  soy yo la que espera que le pidan perdón.


Y, de repente, ya no tienes miedo.

Hace un par de años inicié una nueva etapa de mi vida, intensa y un tanto extraña. La verdad es que cuando parece que ya te quedan pocas cosas nuevas por experimentar a nivel de emociones, sentimientos y vivencias, te das cuenta de que la vida es un constante ir y venir, un fluir permanente de experiencias nuevas que te siguen sorprendiendo a cada paso y te hacen descubrir nuevos recovecos en lo más hondo de ti misma, por donde nunca te habías adentrado.

Sin ninguna duda, lo más sorprendente para mí y lo que más me ha marcado estos últimos meses, ha sido el ver como se tambaleaban bajo mis pies algunos de los cimientos sobre los que había construido mi vida. Aprender a caminar por la vida guardando silencios, practicando el oficio de soltar algunas de las cosas a las que me había ido aferrado sin darme cuenta, y aceptar su pérdida.

Tengo que reconocer que he llorado mucho en estos meses y que tuve que aprender a vivir con muchos miedos nuevos que nunca había experimentado, y aprender a enfrentarme a ellos para seguir caminando.

A veces me tambaleaba y, cuando estaba a punto de caer, conseguía abandonarme a la vida, acallar mi mente, incluso ir más allá del corazón, más allá de mí misma, más allá del más allá. Entonces me sentía renacer y el único sentimiento que me embargaba era el de la profunda gratitud a la Vida por su infinita generosidad.

Voy, vengo, vengo, voy..., hoy me pierdo, mañana me encuentro y me vuelvo a perder...Pero anoche, bajo un cielo plagado de estrellas, en la soledad de la noche, volví a agradecer a la vida por tanto y tanto. Y, mirando ese cielo, volví a recocer en cada estrella a cada amigo y en cada amigo, cada sueño compartido y cada abrazo.

Estamos solos, es verdad. En el fondo, todos lo sabemos. Pero qué dulce es saber que aunque caminamos solos siempre hay una estrella que te guía y un amigo que te abraza y sueña contigo. Y, de repente, ya no tienes miedo. Tan solo, esa infinita gratitud que aletea con cada latido de tu corazón y con cada bocanada de aire que respiras.



Nadie siente el amor sin probar sus lágrimas.

  1.  Nadie alcanza la meta con un solo intento, ni perfecciona la vida con una sola rectificación, ni alcanza altura con un solo vuelo. 
  2. Nadie camina la vida sin haber pisado en falso muchas veces. 
  3. Nadie recoge cosechas sin probar muchos sabores, enterrar muchas semillas y abonar mucha tierra. 
  4. Nadie mira la vida sin acobardarse en muchas ocasiones, ni se mete en el barco sin temerle a la tempestad, ni llega al puerto sin remar muchas veces. 
  5. Nadie siente el amor sin probar sus lágrimas, ni recoge rosas sin sentir sus espinas. 
  6. Nadie hace obras sin martillar sobre su edificio, ni cultiva amistad sin renunciar a si mismo. 
  7. Nadie llega a la otra orilla sin haber ido haciendo puentes para pasar. 
  8. Nadie puede juzgar sin conocer primero su propia debilidad. 
  9. Nadie consigue su ideal sin haber pensado muchas veces que perseguía un imposible. 
  10. Nadie reconoce la oportunidad hasta que esta pasa por su lado y la deja ir. 
  11. Nadie debe vivir sin cambiar, ver cosas nuevas, experimentar otras sensaciones, y tener la capacidad de corregir sus errores.
  12. Nadie tiene el derecho de consumir el amor o la amistad de las personas si uno mismo no la produce. 
  13. Nadie puede intercambiar un apretón de manos con el puño cerrado.
Lo que aprendí de otros.


El mundo te quiere veloz para recordar sólo el sonido de tus pasos.

Fuera de mi ventana sólo veo coches veloces, 
motos alocadas, que dejan el tráfico atrás. 
He aprendido una pequeña verdad:
El mundo te quiere rápido para que llegues a tiempo,
te quiere veloz para recordar sólo el sonido de tus pasos 
y es por eso que cuando te acuerdas que no vas a ningún lado 
aceleras.

No quiere volar, no sabe cómo hacerlo.





Escritos desde una agenda, en momentos de soledad, de espera, en medio de su rutina diaria. 


Ella siempre espera algo, o a alguien. Sigue una luz, es la fe la que la acompaña. 


Escribe a diario, no lo comparte con nadie. Piensa que Dios la lee. 


Ella nunca saldrá del nido, ahí se siente segura. No quiere volar, no sabe cómo hacerlo.


Cada día mira al cielo y sonríe. Ella espera, siempre espera.

http://mujerdenido.blogspot.com
Quería hacerte este regalo el que espero te guste.
Tienes un corazón gigante amiga.

Y es que a pesar de todo la vida sigue.



En mi mesita de noche siempre guardo un libro de Neruda
 que me encanta y lo leo bastante amenudo.
Hoy quiero resaltar un verso que siento especialmente:

"La misma noche que hace blanquear los mismos árboles".
"Nosotros, los de entonces ya no somos los mismos"

Algunas veces en nuestra vida conocemos a personas que nos tocan el corazón
y les prometemos que nunca va a cambiar nada entre nosotros,
que todo va a estar siempre como en ese momento tan especial
en el que las miradas hablan por si solas.
Lo cierto es que la vida da muchas vueltas y que las situaciones nos cambian.
No dejamos de querer, si no que las cosas son diferentes.

Me ha costado mucho darme cuenta y aceptar esas cosas.
En este último bajón, me he dado cuenta de que necesitaba estar sola
 y ver que puedo con lo que me pasa.
Me ha costado un poco pero al final parece que las cosas
 más o menos han vuelto a su cauce.

También he recordado otra que tenía aprendida
 pero que a veces se me olvida un poco.
"Y es que a pesar de todo la vida sigue."


El amor y la magia, no tienen rostro, ni voz, hasta que aparecen y nos cambian la vida.


No se requiere de habilidades especiales para estar bien, tampoco hace falta una vida de ensueño. Lo importante es el amor de nuestros seres queridos, de los pocos, pero fieles amigos, la pureza de los niños, la belleza de lo natural, la salud… Hay infinidad de instantes y de cosas que nos ocurren en nuestra vida cotidiana, las cuales nos gratifican. Cualquiera puede hacer magia, con una sonrisa, una mirada, una caricia, una palabra, esas acciones que consiguen hacer posible lo que parecía imposible.
El amor y la magia, no tienen rostro, ni voz, hasta que aparecen y nos cambian la vida. Podemos hacer magia casi a diario descubrir nuestras artes y cultivarlas. Sin ilusiones ni trucos, hacer magia con lo que se tiene y reír, si uno cree, si tiene fe en lo que ve, entonces es real, solo hay que abrir los ojos y mirar la magia que la vida nos regala día a día. Muchas veces buscamos soluciones ilusorias y no existen fórmulas mágicas, eso solo ocurre en la ficción…La vida en si misma está llena de magia, de misterios, de sorpresas, de sueños, de encuentros inesperados, también de desencuentros. Sería fantástico ser magos por un día, pero nada nos garantiza que algo o alguien nos quiten el encantamiento, la ilusión, el amor, la vida. No creo en las soluciones mágicas… Pero, si creo que, en ocasiones, el amor suele ser mágico y eterno mientras dura...


¡Como estoy empezando a confiar en ese gran arco iris que está sobre mi cabeza!


Siempre que comienzo a escribir, muchas veces sin ánimo y sin pasión, 
de pronto me encuentro encontrando un tema nuevo que me seduce y me enamora 
y entonces boto lo que escribía y me lanzo por el texto que me  despierta la cosquillita. 

Hoy voy hablar de paz, esa que sentí al salir esta noche
 y sentarme hablar por horas con dos amigas que no veía por mucho tiempo, 
disfrutar de unos tragos en lugar tranquilo y una música que se escuchaba cerca de nosotras.
 Paz porque no hablamos de amores frustrados ni de lágrimas.

 Paz porque el dolor se fue junto con el amor que un día sentí y me hizo tanto daño. 
Paz porque estoy en dieta, me corte el pelo. 
Paz porque tengo tiempo para mis hijos y para mi. 
Paz porque ya no tengo dolor que me quite el sueño, ni rencores que alimentar.

Paz porque me siento relajada, hablo despacio, no me altero por todo, 
salgo a caminar en las tardes pensando en quemar las calorías de mi comida. 
Paz porque me veo en el espejo y me gusto, porque sonrió mas seguido
 y creo que hasta se me fueron las arrugas.
Nunca pensé que dejarlo ir me hiciera tanto bien.


¡Como estoy empezando a confiar 
en ese gran arco iris 
que está sobre mi cabeza!


Mensajes que son Caricias al corazón.


Estuve esta tarde 
( mi tarde y tu madrugada)
 en tu blog
"La Soledad".
Búscame cuando estés triste. 
Deja conmigo tu tristeza y vuelve a los tuyos 
con alegría y optimismo.
No me importa que vengas triste; 
me importa que me necesites. 
Me importa que sea parte de tu vida.
Un beso en la rodilla derecha,
Manuel.


 Esto lo recibí anoche de alguien que me lee desde el Japón.
Gracias Manuel por siempre estar cuando necesito gritar.

Tal vez deba despertarme...y dejar de soñar.


Casi no respiro..siento el aire pasar por mi rostro,como si no estuviera en este plano y pudiera ver todo desde arriba.
Qué debo hacer con este vacío, lo único que llena mi vida. Debo ser feliz porque estoy viva, porque logré mucho, porque tengo amigos, porque existe el sol, porque alguna vez..... sentí el amor.
Solo tengo un deseo y es volver a sentirlo. No puedo vivir si no siento  fuego en mi cuerpo. No puedo si no siento esas mariposas  en mi vientre. Tampoco sin volar. Quiero volar como antes. Quiero volar con alguien que adore cruzarse en mi vuelo. Quiero vivir sin redes, pero atada a un corazón. Quiero vivir pensando que voy a morir de amor. Necesito de esa pasión como el aire que me falta. No voy a poder respirar hasta no volver a sentirla. Solo espero...Miro mi habitación y no la reconozco. Creo que no estoy en ella, tal vez sea un sueño, esos en los que quiero despertar. Tal vez si no despierto, te vea en ese sueño y vuelvas a ser el que me hizo sentir mujer hasta la médula. Tal vez deba despertarme...y dejar de soñar. Tal vez es el momento de volver a vivir. Tal vez...no debería haber vuelto a escribir.

¿Dónde quedó todo eso para poder recuperarlo?


Me pregunto dónde quedaron todos aquellos amores olvidados, las amistades perdidas, los trenes que dejamos de coger, las personas que nos apreciaban y que rechazamos, los buenos momentos vividos, las promesas que alguna vez hicimos pero que no cumplimos,  los chismes que perdimos en alguna parte, y los besos que nos dejamos dar alguna vez. Me pregunto dónde se han guardado, también, todos los recuerdos que desaparecieron de nuestra mente, y las palabras bonitas que nos dijeron y que se fueron con el viento,  los deseos que pedimos a aquella estrella fugaz, y esas oportunidades que dejamos pasar tan a menudo… ¿Dónde quedó todo eso para poder recuperar-lo?


Me pregunto dónde quedaron todos aquellos amores olvidados, las amistades perdidas, los trenes que dejamos de coger, las personas que nos apreciaban y que rechazamos, los buenos momentos vividos, las promesas que alguna vez hicimos pero que no cumplimos, los chismes que perdimos en alguna parte, y los besos que nos dejamos dar alguna vez.
Me pregunto dónde se han guardado, también, todos los recuerdos que desaparecieron de nuestra mente, y las palabras bonitas que nos dijeron y que se fueron con el viento, los deseos que pedimos a aquella estrella fugaz, y esas oportunidades que dejamos pasar tan a menudo… ¿Dónde quedó todo eso para poder recuperar-lo?

Me pregunto dónde quedaron todos aquellos amores olvidados, las amistades perdidas, los trenes que dejamos de coger, las personas que nos apreciaban y que rechazamos, los buenos momentos vividos, las promesas que alguna vez hicimos pero que no cumplimos,  los chismes que perdimos en alguna parte, y los besos que nos dejamos dar alguna vez. Me pregunto dónde se han guardado, también, todos los recuerdos que desaparecieron de nuestra mente, y las palabras bonitas que nos dijeron y que se fueron con el viento,  los deseos que pedimos a aquella estrella fugaz, y esas oportunidades que dejamos pasar tan a menudo… ¿Dónde quedó todo eso para poder recuperar-lo?


Las horas pasaron muy despacio, y mis lágrimas contaron mis recuerdos.

Ahora ya todas las horas que pase contigo me saben a poco; 
siempre quise más, nunca fue suficiente. 
Y, la verdad es que no pasamos tantas horas juntos, 
si te das cuenta solo fueron un puñado de minutos, que formaron horas, 
los momentos más felices de mi vida.

Deje de lado a mis amistades, con las que lleve toda la vida, para estar contigo.
 Llegue tarde a casa, soporte broncas monumentales, 
discutiendo con mis padres y desatendido mis obligaciones por ti. 
Que  llegaste a mi vida y la has pusisteis patas arriba, me has dejado huella, ya no soy la misma.

 Si en una noche fuiste capaz de quedarte con mi corazón,
 imagina lo que nos hubiese quedado por delante. 
No tienes idea de lo que te quise, de lo que hubiese sido capaz de hacer por estar contigo. 
Fuiste muchísimo... más que eso, mucho más.

No encuentro una palabra que exprese
 lo mucho que significaste para mí, así que, mejor,  
déjame que te lo explique con un beso.
¿Y si nos dejamos de tonterías, y nos decimos ya de una vez que nos queremos?
 Las horas pasaron muy despacio, y mis lágrimas contaron mis recuerdos.


Aquello que no tiene precio no se compra.



Las Cosas que no tienen precio. Para mi entre tantas otras cosas esta: El Amor Incondicional, La Fe,
Los momentos inolvidables que paso con las personas especiales que conozco, La ayuda de alguien extraño en el momento que mas necesito, El como descubro en situaciones difíciles quienes son mis amigos, Los sentimientos que tengo por alguien especial, Aquello que no tiene precio, porque no se compra: Como el rayo de sol que entra en mi ventana, las gotas de lluvia. Mis hijos que corren, en forma espontánea a mi encuentro. No nos perdamos nada de lo que realmente nos importa, porque la vida se va y esas pequeñas cosas son las que no tienen precio. Todo el mundo trata de realizar algo grande, sin darse cuenta de que la vida se compone de cosas pequeñas.