Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Juramentos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Juramentos. Mostrar todas las entradas

Cuando nadie me ve.


-Alejandro Sanz - Cuando Nadie Me Ve.

A veces te miro y a veces te dejas. Me prestas tus alas, revisas tus huellas. A veces por todo aunque nunca me falles. A veces soy tuyo y a veces de nadie. A veces te juro de veras que siento no darte la vida entera, darte sólo esos momentos ¿Por qué es tan dificil?...Vivir sólo es eso...Vivir, sólo es eso... ¿Por qué es tan dificil? Cuando nadie me ve puedo ser o no ser, cuando nadie me ve pongo el mundo al revés. Cuando nadie me ve no me limita la piel. Cuando nadie me ve puedo ser o no ser. A veces me elevo, doy mil volteretas. A veces me encierro tras puertas abiertas. A veces te cuento por qué este silencio y es que a veces soy tuyo y a veces del viento. Te escribo desde los centros de mi propia existencia donde nacen las ansias, la infinita esencia. Hay cosas muy tuyas que yo no comprendo y hay cosas tan mias, pero es que yo no las veo, supongo que pienso que yo no las tengo. No entiendo mi vida, se encienden los versos. Que a oscuras te puedo, lo siento no acierto. No enciendas las luces que tengo desnudos el alma y el cuerpo. A veces me elevo, doy mil volteretas. A veces me encierro tras puertas abiertas. A veces te cuento por qué este silencio. Y es que a veces soy tuyo y a veces del viento. A veces de un hilo y a veces de un ciento y hay veces, mi vida, te juro que pienso: ¿Por que es tan dificl sentir como siento?


-Alejandro Sanz - Cuando Nadie Me Ve.

Si pudiera ser tu respirar cuando te ahogas de melancolía por las noches.


Si pudiera despertar tus sentimientos, esos que se quedaron dormidos aquella última vez que hicimos el amor. Si pudiera olvidar por ti tus resentimientos, esos que te alejaron de mí y que por las noches no te dejan dormir. Si pudiera ser tu respirar cuando te ahogas de melancolía por las noches, apagar tus miedos y mostrarte que no hay nada mejor que arriesgarse por amor, lo haría. Si pudiera mi vida, ser tu vida por un momento, y hacer lo imposible por cambiar todo lo que te hiere e incómoda, te juro que lo haría. Si pudiera amor mío, amar por ti lo que estas olvidando, quizás esto no esté perdido.



Las promesas significan todo, pero cuando no se cumplen las disculpas no significan nada.


Jurar nunca deberíamos. Muchas veces juré no volver y volví, muchas veces juré no irme y me fui, juré amar para toda la vida y olvide. Juré no volver a perdonar pero mentí, perdoné varias veces. Juré no volver a enamorarme y me volvió a pasar.

Y yo juré no volver a llorar y seguí llorando. Nunca le prometí a nadie un mundo, ni un hijo, ni una vida eterna y ser feliz a su lado. Tampoco he prometido nunca más de cuatro besos y dos medios abrazos. Si no lo he hecho, quizás sea porque nunca nadie se lo haya merecido. O no, quizás sea yo soy la que no se lo merece.
Las promesas significan todo,
 pero cuando no se cumplen
 las disculpas no significan nada.


Prometo besar cada lunar que hace lugar en tu cuerpo.


Prometo besar cada lunar que hace lugar en tu cuerpo, 
perder la cuenta y comenzar de nuevo, 
gozar, y desear perfeccionar este juego, 
tirar los dados e intentar algo nuevo. 

Puedo jurar nunca olvidar que fuimos viento,  que fuimos monte, fuimos mar, fuimos cielo.  Llegar a ese lugar donde sentar mis fundamentos,  hacernos vida y ya dejarnos de cuentos.

Puedo jurar nunca olvidar que fuimos viento, 
que fuimos monte, fuimos mar, fuimos cielo. 
Llegar a ese lugar donde sentar mis fundamentos, 
hacernos vida y ya dejarnos de cuentos.

Las noches me saben a puro dolor...

Perdona si te estoy llamando en este momento
Pero me hacia falta escuchar de nuevo
aunque sea un instante tu respiracion.



Disculpa se que estoy violando nuestro juramento. Se que estas con alguien, que no es el momento,
pero hay algo urgente que decirte este hoy. Estoy muriendo, muriendo por verte, agonizando muy lento y muy fuerte. Vida, devuelve me mis fantasías,, mis ganas de vivir la vida. Devuelve me el aire...Cariño mio, sin ti yo me siento vació. Las tardes son un laberinto y las noches me saben a puro dolor...Quisiera decirte que hoy estoy de maravilla. Que no me ha afectado lo de tu partida pero con un dedo no se tapa el sol.





Me cuesta tanto olvidarte.



Entre el cielo y el suelo hay algo con tendencia a quedarse calvo de tanto recordar y ese algo que soy yo mismo es un cuadro de bifrontismo que sólo da una faz. La cara vista es un anuncio de señal. La cara oculta es la resulta de mi idea genial de echarte me cuesta tanto olvidarte me cuesta tanto..
Olvidarte me cuesta tanto olvidar quince mil encantos es mucha sensatez y no sé si ser sensato, lo que sé es que me cuesta un rato hacer cosas sin querer. Y aunque fui yo quien decidí que ya no más y no me cansé de jurarte que no habrá segunda parte me cuesta tanto olvidarte.



¿Por qué es tan difícil sentir como siento?


A veces me elevo doy mil volteretas. A veces me encierro tras puertas abiertas. A veces te cuento porque este silencio. Y es que a veces soy tuyo. Y a veces del viento. A veces de un hilo a veces de un ciento. Hay veces mi vida te juro que siento. ¿Por qué es tan difícil sentir como siento? Sentir como siento que sea difícil.
A veces te miro a veces te dejas, me prestas tus alas revisas tus huellas. A veces por todo aunque nunca me falles. A veces soy tuyo y a veces de nadie. A veces te juro de veras que siento no darte la vida entera darte sólo esos momentos. ¿Por qué es tan difícil? vivir solo es eso. ¿Por qué es tan difícil?
 Cuando nadie me ve puedo ser o no ser. Cuando nadie me ve pongo el mundo al revés. Cuando nadie me ve no me limita la piel. Cuando nadie me ve puedo ser o no ser. Cuando nadie me ve. Te escribo desde los centros de mi propia existencia donde nacen las ansias la infinita esencia.
Hay cosas muy tuyas que yo no comprendo. Y hay cosas tan mías pero es que yo no las veo. Supongo que pienso que yo no las tengo. No entiendo mi vida se encienden los versos. Que a oscuras te puedo lo siento no es cierto. No enciendas las luces que tengo desnudos el alma y el cuerpo.
Cuando nadie me ve puedo ser o no ser. Cuando nadie me ve me parezco a tu piel. Cuando nadie me ve yo pienso en ella también. Cuando nadie me ve puedo ser o no ser. Cuando nadie me ve puedo ser o no ser. Cuando nadie me ve no me limita la piel. Cuando nadie me ve puedo ser o no ser.  A veces me elevo doy mil volteretas. Te encierro en mis ojos tras puertas abiertas. A veces te cuento porque este silencio. Y es que a veces soy tuyo. Y a veces del viento...


-ღ♫ Cuando Nadie Me Ve - Niña Pastori ♫ღ
ღ♫ Cuando Nadie Me Ve - Niña Pastori ♫ღ


Esta no es una canción, es una obra de arte.





Al Son Que Me Toquen Bailo.


La vida es una fiesta que nos ofrece diferentes ritmos para ser bailados 

y sentir así que todos los momentos buenos o malos los hemos asumido y gozado. 

Hay días en que la melodía nos lleva a hacer derroche de alegría,

marcar los pasos que damos con energía, bailando sueltos o agarrados,

sintiéndonos confiados; contagiando de ritmo, a todo el que está a nuestro lado. 

Otras veces la música nos llena de melancolía y escuchando la canción que nos toca el alma,

hasta lloramos; ahí preferimos bailar abrazados, para no sentir miedo de caer, 

ni experimentar soledad en esos momentos que estamos pasando. 

Hay que tener presente que esta canción no es eterna, tarde que temprano llega a su final,

y en la fiesta de la vida, cuando menos lo pensemos, otro ritmo diferente nos va a sonar. 

Hay sonatas que nos llevan a reflexionar, nos motivan a encontrarnos con nosotros mismos, 

para conocernos más; hay otras canciones que sintonizamos para huir de la realidad;

son demasiado estruendosas y aunque quizás no entendemos lo que traducen, 

no nos deja escuchar todo aquello que nos duele y nos ha de atormentar. 

En cualquiera de estas tandas o etapas de la fiesta,

quizás por perder el ritmo o dejarnos llevar por la emoción,

podemos dar un mal paso y caer; pisar a quien está a nuestro lado

o bailar des coordinado, asumiendo un ritmo diferente, 

al que la vida nos quiere tocar, sintiéndonos perdidos y prefiriendo muchas veces

mejor renunciar y dejar de bailar; sentarnos a ver como lo hacen los demás, 

para criticarlos, reírnos de ellos o simplemente aburrirnos

 y no darnos la oportunidad de gozar;

cuando esto pase, lo mejor que podemos hacer, 

es detenernos un segundo, 

respirar profundamente y empezar a bailar otra vez,

para intentar coger el ritmo y no dejarnos perder.

Muchas veces decimos que la fiesta estuvo mala porque no supimos o no quisimos bailar, 

no pareciera que estamos celebrando la vida, sino siendo testigos de nuestro propio sepelio,

aunque seamos consientes de que el corazón nos está latiendo. 

No es la fiesta, ni la música, ni lo que nos brinden en cada lugar,

lo que hará que la pasemos bien o mal…somos nosotros quien le ponemos el ánimo

que le queramos dar… por ello simplemente hay que lanzarnos a la pista y bailar con el alma,

vida y corazón, el ritmo y la canción que nos regalará la vida hoy.

Por eso es. que al Son que me toquen bailo.


No vuelvas a buscarme, sencillamente ya no estoy allí.


Me hice amiga de las sombras para verte sin que me vieras. Quería saber cómo hacías para respirar sin estar a mi lado. Respirabas y no solo eso, reías. Me apreté el corazón en la oscuridad. Supe en ese instante que las palabras que habías dicho no eran ciertas, que habías falsificado la firma de cada juramento que me hiciste al oído. Y que el tren al que me indicaste que subiera no iba en realidad a ninguna parte. No vuelvas a buscarme, sencillamente ya no estoy allí.

No vuelvas a buscarme, sencillamente ya no estoy allí.


Seamos "NADA", escuché que dura para siempre.

Mentiras que no duran para siempre.
"Entendió que el para siempre, siempre se termina"
Solo existe el hoy y el presente. 
El por siempre no nos pertenece.
Seamos "NADA", escuché que dura para siempre.