Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Exito. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Exito. Mostrar todas las entradas

Así de pequeña soy.


No soy grande. Muchos ni siquiera saben que existo. Pero hay días en los que siento que tengo el mundo a mis pies. Porque no soy grande, pero hay gente que así lo piensa. Porque para muchos ni existo, pero para otros soy insustituible. Porque tengo abrazos si los necesito. Porque me regalan sonrisas sin reembolso. Porque tengo sin pedir. Porque doy sin esperar recibir. Así de pequeña soy.

Así de pequeña soy.

Sueños que quedaron por el camino.

Hoy miro atrás en el libro de mi vida
 y veo a una niña que vivió feliz, 
veo tachones y nombres a medio borrar,
 veo experiencias de las que aprendí
 y sueños que quedaron por el camino.

Veo olores y sabores, personas que nunca
 llegaron a saber lo importantes que fueron en mi vida, 
veo miradas ingenuas que aun hoy siguen sin entender, 
pero sobretodo veo cimientos, 
los cimientos que fundaron un camino
 que a día de hoy sigo construyendo.

La humanidad progresa.  Hoy solamente quema mis libros;  siglos atrás me hubieran quemado a mi.

La humanidad progresa.
Hoy solamente quema mis libros;
siglos atrás me hubieran quemado a mi.



Flexionas las rodillas y salta con fuerza para salir del pozo.

A veces hay que ir hasta abajo del todo
 para impulsarse hacia arriba.
Entonces aprietas los dientes, hasta las nalgas,
flexionas las rodillas y saltas con fuerza para salir del pozo.


Esa es la vida.
Una constante entrada y salida de pozos imaginarios,
más o menos profundos,
en los que caes y de los que tienes que tratar de fugarte
con el menor numero de rasguños posibles.

¿Quién dijo eso El tren pasa una sola vez?

¿Quién dijo eso El tren pasa una sola vez?

Probablemente alguien que cuando perdió el que quería coger
 no esperó al siguiente.
 Seguramente perdió todas sus esperanzas y acabó abandonando todos sus sueños
 y todo terminó cuando vio a lo lejos que se iba y no retrocedía. 
Pensaría que era la única oportunidad para ser libre y quizás sus ganas de vivir 
terminaron entre los incontables carriles de la vía.


 Cierto es que el tren no va a esperar por ti. 
Ni por ti ni por nadie.
 Pero sí vuelve después de marcharse. 
Regresa para llevarte a la "casualidad de tu vida". 
Esa que todo el mundo desconoce de antemano.

Y te das cuenta de que vale la pena esperar todo el tiempo que haga falta
 para poder coger 
ese tren e irte para escaparte con lo preciso;
 "fuerza y sonrisa" 
y evadirte del pasado para vivir el presente como mejor puedas
 y comenzar a construir tu futuro con los cimientos del amor por lo que quieres.




He mirado atrás tantas veces y odio ver en lo que me convertí.

A veces miro desde la cumbre,
 aquel lugar alto donde el horizonte se pierde,
 sólo para saberme,
 tomar consciencia que todavía existo 
y miro y siento como la ciudad palpita
 y en ella las personas, el tráfico y el mundo, 
con toda la inocencia y puro sometimiento
 y todo el engaño y bajeza con que son (somos) manejados. 
Miro y me desprendo de mí misma para perdonar, 
¿qué más podría hacer?,
 eso y sentir que quisiera ser
 un haz de luz y no tener pensamiento.


Quiero tener carencias qué solucionar, tristezas qué recorrer, apetitos qué satisfacer.

Quiero lo suficiente… tal vez menos.
 Quiero una respuesta…a veces, 
para quedar con alguna intriga encantadora que me mantenga
 pensando por días.
 Quiero decir lo que siento, a veces, 
para darle la vuelta y escribirlo de la mejor manera que pueda ser leído, absorbido, asumido como verdad. 
Quiero una sonrisa, sólo a veces, 
para comprender que no es gratis, que no es inexorable sólo quererlo.
 Quiero radiantes rayos de sol, a veces,
 para, durante los días grises, cultivar la nostalgia y recibirlos plenamente, 
con el frío moribundo en mi pecho. 
No lo quiero todo, no lo quiero siempre.
   Quiero tener carencias qué solucionar, tristezas qué recorrer,
 apetitos qué satisfacer. 
Quiero seguir sintiendo lo placentero que puede llegar a ser la vida,
 sabiendo que parte de ese placer es la aventura de su persecución por caminos tortuosos, espinados; sabiendo que, aunque merecerlo nunca es la carta de triunfo,  llevamos la mitad del éxito por dentro, 
sólo esperando que la otra mitad aparezca… 
sólo a veces.

O Comes o Te Comen.


Nací en un mundo donde lo exterior, la belleza, lo caro, 
el egoísmo siempre fue la clave del éxito.
 Donde una vida pequeña valía menos que una población.
 Donde para dar, primero tenías que recibir,
 porque de ti no podía salir la iniciativa. 
Por ello nadie daba; estaban todos esperando a recibir.
 Donde si estabas feliz, era por ayudas medicinales o alucinógenos 
que te hacían ver el mundo de otra manera. 
Donde querer era pecar. 
Donde el amor se expresaba con textos y mensajes, y no por acciones y hechos.
 Donde los amigos más íntimos se conocían por Internet en 3 días 
y no por tardes caminando a la cafetería a tomar algo.
 Donde el lema era: "O Comes o Te Comen".
 Donde no importaba lo que pensabas, ni siquiera la razones porqué lo pensabas, 
sólo valía el lado del que estuvieses...
Eso me dijeron... Menos mal que no me creí nada de lo dicho y sobreviví como pude.
Sé lo que tu quieras ser, no lo que los demás quieren que seas.

Siempre hay una luz al final del túnel.

Y sigo andando por el camino. Dejo que me lleven mis pies. 
Me voy fijando en todo, en los árboles, el suelo y el cielo, en los pájaros.
 En el horizonte diviso algo, no sé exactamente qué es, está lejos, pero me siento atraída. 
Agudizo la vista y creo distinguir la silueta de una persona, pero no estoy segura, está muy lejos. 
Sin saber cómo empiezo a darme cuenta de que ahí está todo lo que quiero, todos mis sueños, 
mis metas, mis objetivos, lo que quiero ser, el mayor de mis éxitos, todo lo que necesito.

 Sin dudar un segundo comienzo a caminar hacia allí. 
Al cabo de un rato tropiezo con una piedra y caigo. Da igual, me levanto y sigo andando. 
El camino comienza a convertirse en cuesta, pero no importa, cada vez queda menos. 
De repente me encuentro una valla, dudo unos instantes pero decido saltarla y continuar caminando. Estoy cansada, aún así sigo. Una zanja, no pasa nada, se salta; cojo impulso y llego al otro lado.

Camino durante horas, sin ningún incidente que destacar. Cada vez lo veo más cerca, 
ahora sí, estoy segura, es una persona aunque aún no distingo sus rasgos pero estoy cerca,
 y es lo único que importa. Impaciente echo a correr sorprendida de encontrar el camino tan despejado. Pero me detiene un abismo. Tardo días pero logro cruzarlo, emocionada.
 Y llego, llego y le alcanzo consiguiendo todo aquello con lo que soñé, mis metas, mi felicidad.  

Esta travesía me recuerda la necesidad de pensar que   "Siempre hay una luz al final del túnel"


Esta travesía me recuerda la necesidad de pensar que  
"Siempre hay una luz al final del túnel"

Haz que tu corazón lata a mil por hora.


¡¡CORRE!! Huye ahora que puedes. 
Haz que tu corazón lata a mil por hora y ahógate de cansancio.
 ¿Ves ese lugar en lo alto? Cuando acabes tu carrera infinita, subes. 
Te sientas... coges aire, y respiras. Eres libre. 
Estás a cientos de kilómetros de tus problemas
y las lágrimas no han podido alcanzarte.
 La huida ha sido exitosa. Ahora, ... respira tranquila...


Si limpiamos de telarañas las pupilas, podremos ver renovada la vida.


Muchas veces buscamos la forma de ‘evadir’ la rutina, porque nos da la sensación de que vivimos como autómatas. Elijamos no acostumbrarnos, sino elegir cada día lo que hacemos, esperar algo nuevo de cada experiencia por mas conocida que sea, volver a enamorarnos de los cotidianos amores, dar valor a lo que hacemos siempre… “La costumbre nos teje, diariamente, una telaraña en las Pupilas." "Si limpiamos de telarañas las Pupilas, podremos ver renovada la vida…"


Vive y ama lo que tú eres.

Nadie hace caso del agua que va después de la lluvia, cuando vuelve el sol. Poco importa si sobre esa agua hay lágrimas después de haber llorado, por amor, por dolor. El agua se evapora, vuelve al aire a nuestros pulmones, respirando el viento que sentimos en la cara. Y las lágrimas vuelven a entrar en nosotros, como las cosas que hemos perdido, pero nada se pierde en realidad. Cada segundo que pasa, cada luna que surge no hace mas que decirnos: ¡VIVE! Vive y ama lo que tú eres, como tu seas, por lo que seas. Mira en lo alto hacia el cielo, cierra los ojos. Y no te canses nunca de soñar. La vida es muy corta para no ser felices..
Nadie hace caso del agua que va después de la lluvia, cuando vuelve el sol. Poco importa si sobre esa agua hay lágrimas después de haber llorado, por amor, por dolor. El agua se evapora, vuelve al aire a nuestros pulmones, respirando el viento que sentimos en la cara. Y las lágrimas vuelven a entrar en nosotros, como las cosas que hemos perdido, pero nada se pierde en realidad. Cada segundo que pasa, cada luna que surge no hace mas que decirnos: ¡VIVE! Vive y ama lo que tú eres, como tu seas, por lo que seas. Mira en lo alto hacia el cielo, cierra los ojos. Y no te canses nunca de soñar. La vida es muy corta para no ser felices..

Me gusta la gente que con su energía, contagia.

Me gusta la gente que vibra, que no hay que empujarla, que no hay que decirle que haga las cosas, sino que sabe lo que hay que hacer y que lo hace. La gente que cultiva sus sueños hasta que esos sueños se apoderan de su propia realidad. Me gusta la gente con capacidad para asumir las consecuencias de sus acciones, la gente que arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien se permite huir de los consejos sensatos dejando las soluciones en manos de nuestro padre Dios. Me gusta la gente que es justa con su gente y consigo misma, la gente que agradece el nuevo día, las cosas buenas que existen en su vida, que vive cada hora con buen ánimo dando lo mejor de sí, agradecido de estar vivo, de poder regalar sonrisas, de ofrecer sus manos y ayudar generosamente sin esperar nada a cambio. Me gusta la gente capaz de criticarme constructivamente y de frente, pero sin lastimarme ni herirme. La gente que tiene tacto.Me gusta la gente que posee sentido de la justicia.A estos los llamo mis amigos. Me gusta la gente que con su energía, contagia. Me gusta la gente que sabe la importancia de la alegría y la predica. La gente que mediante bromas nos enseña a concebir la vida con humor. La gente que nunca deja de ser aniñada.. Me gusta la gente sincera y franca, capaz de oponerse con argumentos razonables a las decisiones de cualquiera.Me gusta la gente fiel y persistente, que no desfallece cuando de alcanzar objetivos e ideas se trata.Me gusta la gente de criterio, la que no se avergüenza en reconocer que se equivocó o que no sabe algo. La gente que, al aceptar sus errores, se esfuerza genuinamente por no volver a cometerlos. La gente que lucha contra adversidades.

Me gusta la gente que busca soluciones. Me gusta la gente que piensa y medita internamente. La gente que valora a sus semejantes no por un estereotipo social ni cómo lucen. La gente que no juzga ni deja que otros juzguen.Me gusta la gente que tiene personalidad. Me gusta la gente capaz de entender que el mayor error del ser humano, es intentar sacarse de la cabeza aquello que no sale del corazón. La sensibilidad, el coraje, la solidaridad, la bondad, el respeto, la tranquilidad, los valores, la alegría, la humildad, la fe, la felicidad, el tacto, la confianza, la esperanza, el agradecimiento, la sabiduría, los sueños, el arrepentimiento y el amor para los demás y propio son cosas fundamentales para llamarse GENTE.
  Con gente como ésa, me comprometo para lo que sea por el resto de mi vida, ya que por tenerlos junto a mí, me doy por bien retribuida.
Mario Benedetti......
Gracias a mi querido amigo.
.http://eldulcesusurro.blogspot.com/.....
Por coloborar en este post..


Es difícil tener todas esas cualidades juntas...
pero, sin duda, es una de esas cosas que merecen la pena ser leídas de vez en cuando...

Un beso desde mi corazón para todos.

Un beso desde mi corazón para todos. En Julio 18, 2012 me sentí orgullosa porque en unos meses había logrado 10,000 visitas. Hoy Agosto 3, 2012 tengo 20,000.  Estamos hablando de 10,000 visitas en 16 días. Gracias a mis lectores y a toda esa gente linda que me lee alrededor del mundo. No Sé Si Será mucho pero para mi es todo un éxito. Y hoy les regalo esta frase: Ten fe ciega no en tu capacidad para el triunfo, sino en el ardor con que lo deseas.



No es fácil querer algo y no tenerlo.



Porque definitivamente no es fácil querer algo y no tenerlo, querer hablar y no encontrar, querer brotar una lágrima y que no exista un paño que la seque, querer sentir un soporte y no tenerlo, querer que alguien se sienta orgulloso de nuestros éxitos y que esa persona nunca aparezca, querer que esa que añoras te levante del suelo te dé un abrazo y te diga lo importante que eres en su vida y no encontrarla.

No es fácil querer algo y no tenerlo.