Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Despedidas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Despedidas. Mostrar todas las entradas

Me dejaste ir y sólo me quedaron remordimientos.



A ti,

Te deje ir, como al invierno, como a esos sentimientos que duran, como a esos recuerdos que solo se entierran entre lágrimas. Te deje ir para que volvieras cuando quieras, para que lo hagas por voluntad o amor, para que me extrañaras al menos y sintieras lo que siento en tiempos de ausencia. Te dejo ir para que seas feliz, para que sonrías cuando veas salir el sol por el horizonte, para que me hubieses visto volver con el ocaso. Dejarte ir fue todo esto y más. Dejarte ir fue dejar ir una parte de mi que se consolido en tu piel, fue marchitarme en el olvido y renacer de las cenizas de todas aquellos mensajes borrados que algún día fueron poesía en tus oídos y sonrisas en mis labios. Renacer para encontrarte, para que me hubieses conocido otra vez y me hubieras querido como no lo habías hecho antes, para que me miraras a los ojos y al ver a través de mi pudieras sentirte como en casa, para que me notaras, para que hubiese sido especial en tu vida y no una más. Necesitaba verte sonreír, verte feliz, verte, lo que necesitaba era verte. Y no creas que no se como funcionaba todo, sabia que para cuando todo esto pasase, ibas a estar del otro lado del carril en una estación de tren, ignorandome, como si nunca nos hubiéramos conocido, como si se hubiese borrado el tiempo. Y mirarte, mientras te ibas, mirarte y saber cuan imposible resultaba tenerte como aquella vez. y lo desconcertante que era saber que fue un error dejarnos ir, alejarnos uno del otro es y siempre será un error que me quemará la conciencia. Irreversible, un daño sin cura. Te tuve y te deje ir, te vi marcharte sin saber si lloraste al darme la espalda, sin comprender la dimensión de tu dolor, sin querer ver que en verdad no di lo suficiente de mi por ti. Me dejaste ir y sólo me quedaron remordimientos y excusas maltrechas para ocultar la cicatriz en la que te llevo conmigo todos los días, vaya donde vaya, siempre conmigo. Cuando pensé que algo cambiaría, que al menos algo volvería a ser lo que era, no estaba realmente pensando con la cabeza, sino más bien con el corazón.
Asi meses después, todo sigue siendo igual más alla de todos los cambios que haga. Estoy intentando basarme en nuevas experiencias de vida, en quizás nuevas mentiras y engaños que esta vez nadie pueda notar. No me culpen, es un mecanismo de defensa que automáticamente se activa cuando las cosas van lo suficientemente mal. Y no deseo estar así, lo juro, estoy intentando dar marcha atrás o quizás, ir hacia adelante sin darle prestarle atención al pasado. Me autoconvenzo de que intentar vale la pena. Muchas veces me supera saber que nadie realmente crea en mi, pudiendo con todo, estando bien o felíz. Y hablo de alguien que sepa que sucede conmigo, y qué no, no de aquellos que se acostumbraron a verme con una sonrisa en la cara simulando que no pasa nada. Me gustaría que alguien apareciera en mi vida y me dijese que todo va a estar bien y que de hecho, lo crea. No que sea sólo una mentira. Porque cuando no hay nadie teniendo experctativas en uno, es mucho más dificil. Ya no eres solo tu la que no cree en que vas a poder, sino que ya nadie espera que puedas. Y si ya nadie espera que nada cambie, no quedan esperanzas. Que no me vengan a mí con que soy una persona triste, con que todo lo veo negro porque la verdad es que todos me llevan a la misma conclusión. Alguien me demostró que tenía que dejar mis "malos hábitos" atrás por el bien de los demás y por sobre todo el mío. Lo escuché, y aun cuando caí en la cuenta un poco tarde, lo escuché. Y he estado intentando un sin fin de formas para no pensar en eso, en definitiva, intento engañar a mi cabeza con sus pensamientos profundos para que deje de pensarlos. Distraerla por el momento para que olvide, para que invente ella el término olvido y pueda borrar todas las heridas. Por un momento, creí que comenzaba a surtir efecto, quiero creer que mis esfuerzos están ayudando a la situación y están sacándome del pozo negro en el que estaba. Y no se en quien confiar. Ahora, si bien todos me quieren ver sana y sonriente, ellos mismos buscan un motivo por el cual mis esfuerzos por estar bien dejen de valer la pena. Y todo relativamente, de un minuto a otro, luego de escuchar esos pequeños e insignificantes comentarios hirientes que me dedican con todo su afecto y cariño, seria y entendiblemente de mi parte comienzo a querer mandar todo bien a la mierda. No necesito ahora a alguien que me diga que no soy y debo ser, estoy cansada de escuchar a todo el mundo reclamarme cosas, pedirme que sea así o asá. Soy como soy, si te gusta bien y sino, también. Tu me cambiaste, no lo niego, pero no quiero seguir siendo alguien que no quiero ser.

MaryM.

Me dejaste ir y sólo me quedaron remordimientos.

Esto es Un Adios Definitivo.


                                                                                                                  5 de Febrero, 2017



Mi ultima carta para ti.



Sabes, a veces uno se cansa de rogar. Y yo, no soy así. Llegastes a mi vida y me hicistes sentir que tenia la oportunidad de volver a querer. Los dos estamos buscando cosas diferentes, tu con quien pasar una noche, y yo con quien pasar el resto de mi vida. Ya no te jodo mas. Gracias por lo que compartimos....Esto es Un Adiós Definitivo.                              

         
                                             MaryM 


Esto es Un Adios Definitivo.

Me gustaría quedarme para siempre en un rincón de tu corazón.

Adiós amor,

 Sí, esto es una carta de amor de despedida. No puedo sino escribírtela porque decirtelo me es imposible. No podría volver a mirarte porque me perdería en el color de tus ojos, no podría volver a hablarte porque me quedaría atrapa entre tus labios, por eso me marcho ahora y te dejo todo mi amor en esta carta. 

Perdona si me llevo tus besos, tus caricias y tus abrazos. Perdona si me llevo las risas y las confidencias. Meto también en la maleta el olor de tu pelo, el sabor de tu piel y el sonido de tu voz. Todo eso me llevo para guardarlo como un tesoro bien dentro de mi corazón.

Tú puedes quedarte con el recuerdo de esta historia de amor que no pudo ser, pero será, en otro tiempo, en otra vida, de eso estoy segura. Y espero que entiendas este adiós precipitado, pero inevitable, porque me gustaría quedarme para siempre en un rincón de tu corazón.

Te recordaré siempre en mi
Soledad.

Adiós amor,   Sí, esto es una carta de amor de despedida. No puedo sino escribírtela porque decirtelo me es imposible. No podría volver a mirarte porque me perdería en el color de tus ojos, no podría volver a hablarte porque me quedaría atrapa entre tus labios, por eso me marcho ahora y te dejo todo mi amor en esta carta.   Perdona si me llevo tus besos, tus caricias y tus abrazos. Perdona si me llevo las risas y las confidencias. Meto también en la maleta el olor de tu pelo, el sabor de tu piel y el sonido de tu voz. Todo eso me llevo para guardarlo como un tesoro bien dentro de mi corazón.   Tú puedes quedarte con el recuerdo de esta historia de amor que no pudo ser, pero será, en otro tiempo, en otra vida, de eso estoy segura. Y espero que entiendas este adiós precipitado, pero inevitable, porque me gustaría quedarme para siempre en un rincón de tu corazón.   Te recordaré siempre en mi Soledad.
 

Se me acabo el amor.

Si yo pudiera encontrar hoy las palabras 
Y marcharme sin dejar dolor en tu corazón 
Si encontrara la manera de explicar mi despedida 
Sin dejar un mal sabor.

No es culpa de tus besos de tus manos que sin miedo me acarician 
No busques algo que ya sé ha perdido 
en una tonta discusión 
No tiene no le encuentro 
No existe explicación. 

Se me acabo el amor, se fue así nomás 
Sin avisármelo 
Y no pensó jamás en el dolor que viviría en ti 
Se me acabo el amor 
Se fue. 

Si yo pudiera encontrar hoy las palabras  Y marcharme sin dejar dolor en tu corazón  Si encontrara la manera de explicar mi despedida  Sin dejar un mal sabor.  No es culpa de tus besos de tus manos que sin miedo me acarician  No busques algo que ya sé ha perdido  en una tonta discusión  No tiene no le encuentro  No existe explicación.   Se me acabo el amor, se fue así nomás  Sin avisármelo  Y no pensó jamás en el dolor que viviría en ti  Se me acabo el amor  Se fue.

Como olvidar esos momentos que vivimos 
La intensidad de cada día lo descubierto junto a ti 
Los momentos compartidos, lo felices que hemos sido 
Mas no se como se fue.

No se como pedirte perdón por mis palabras sin sentido 
No se como encender de nuevo el corazón 
Solo tengo este adiós 
No tienen no le encuentro No existe explicación. 


Abrir el corazón significa estar dispuesto a perder.


Fui lastimada, una y otra vez. Me dejé hacer algunas de las muchas cicatrices que llevo en la piel, y muchas otras, me las infringí. Quería ser querida, quería que la gente, aquel hombre y mis conocidos me quisieran. Lo quise con tanta desesperación que dejé de respetarme, de quererme, olvidé que soy humana y me duele que me pongan en segundo lugar, que no les importe si me duele, que le de igual tenerme a su lado, que un día me quería y al otro, me despreciaba. Me han matado, pero sobreviví. Y ahora soy yo quien debe llevar las heridas día a día como marcas que el tiempo grabo en mí, como si no fuesen las huellas que dejaron quienes me lastimaron, quienes rompieron mi corazón y dejaron los restos para que los recoja. Me dicen que abra mi corazón, que confíe, que no me dañarán pero todos en el fondo sabemos que cuando uno confía, es cuando las peores cosas pasan. Abrir el corazón significa estar dispuesto a perder.


Que difícil es poner punto final a una historia de amor.



Claro que no estoy sola,
 detrás de esa puerta esta la felicidad esperando por mí,
lo difícil de reunirme con ella es cruzar el umbral del olvido...
Las cajas llenas de recuerdos que están amontonadas a mis espaldas, 
tienen mi nombre escrito y siento como si me sujetaran, sin embargo, 
el aire tiene olor a derrota irrevocable y el piso esta todo inundado de lágrimas y dolor.
¡Las paredes curtidas de este espacio desierto, 
no tienen ya ni un mínimo espacio para que yo escriba tu nombre una vez más,
por las ventanas hace tiempo que no pasa la luz de la esperanza!
Me encojo de hombros, me siento confusa...
¿Es aquí de veras donde quiero quedarme?
¿Es aquí donde quiero gastar mis días?
Afuera la soledad me aguarda con una sonrisa y aquí adentro, 
la sombra de tu adiós me rodea de tristeza.
¿Porqué es tan difícil cambiar todo este dolor por una nueva ilusión? 
¡Que difícil es poner punto final a una historia de amor inconclusa, 
que difícil es... Remendar mi corazón!

La Soledad.


Hoy brindo por mi.

Hoy me río de el, por las veces que me he caído y no ha estado, por todas las lágrimas que he derramado y no las ha entendido, por que cuando más lo necesitaba se fugo, dejando en mí un vacío imperdonable, puesto que no era mi amigo, no era mi novio, no era una bocanada de aire fácil olvidar, era una de esas personas que me vio crecer, pero hoy grito al mundo entero que gracias a el he madurado, gracias a el me fui a buscar por otro mundo, por un mundo que no sabría bien decir hoy por hoy si del todo va a funcionar, pero que estoy segura que el clímax de la vida, llamado felicidad un día lo voy a pisar, eso sí, sin el.... ¡Lo juro! Hoy brindo por mi, por la fortaleza que he necesitado para soportar todo lo que he llegado a soportar, por la gente que ha estado a mi lado y me ha demostrado que me quiere, por todos los errores que he cometido y que he sabido enmendar...


Me pregunto si alguien me extrañara mañana.


¿Y si me muero mañana quién me recordará?

Si la muerte viene por mí

quisiera no ser solo un fugaz pensamiento,

ni un llanto desechable,

quizás esto que siento sea algo egoísta de mi parte.

Tal vez ya no vuelva a perder un suspiro,

una lágrima, de esas que regalo y nunca me quedo.

¿Si muero mañana?

No cerrare los ojos si estos no se abren,

no me dejare caer si mi cuerpo queda frió e inerte,

no diré tengo miedo por orgullo.

¿Quedare inmortalizada en recuerdos?

¿U olvidada al momento?

¿Seré borrada de este mundo?

¿O añorada por todos?

Que falsa mi sonrisa blanca,

que mentirosos mis ojos secos,

y mi alma que llora en silencio.

Y como cada triste mañana,

con mi corazón herido y el miedo por delante

¿me pregunto si alguien me extrañara mañana ?.


Es demasiado tarde. Búscate otro perro que te ladre.


Entre la cirrosis y la sobredosis andas siempre, muñeca. Con tu sucia camisa y, en lugar de sonrisa, una especie de mueca. ¿Cómo no imaginarte?¿Cómo no recordarte hace apenas dos años? Cuando eras la princesa de la boca de fresa, cuando tenías aún esa forma de hacerme daño.
Ahora es demasiado tarde, princesa. Búscate otro perro que te ladre, princesa.
 Maldito sea el gurú que levantó entre tú y yo un silencio oscuro, del que ya sólo sales para decirme, vale, déjame veinte duros. Ya no te tengo miedo nena, pero no puedo seguirte en tu viaje. Cúantas veces hubiera dado la vida entera porque tú me pidieras llevarte el equipaje. Ahora es demasiado tarde, princesa... Tú que sembraste en todas las islas de la moda, las flores de tu gracia, ¿cómo no ibas a verte envuelta en una muerte con asalto a farmacia? ¿con qué ley condenarte si somos juez y parte todos de tus andanzas? Sigue con tus movidas, pero no pidas que me pase la vida pagándote fianzas. Ahora es demasiado tarde, princesa. Búscate otro perro que te ladre, princesa.




Ama, perdona y olvida.

Todos nos vamos a morir algún día, por eso lo importante no es cuánto tiempo vivamos, sino que estemos orgullosos de cómo vivimos el tiempo que nos toco estar.

1 ¿A quién le dirías Gracias?
2 ¿A quién le pedirías Perdón?
3 ¿A quién le Pegarías?
4 ¿A quién le darías el último Abrazo?
5 ¿A quién le harías la última Pregunta?
6 ¿A quién le dirías el Te Amo que nunca le dijiste?
7 ¿A quién le contarías que te vas a Morir?
8 ¿A quién le darías el Beso que nunca le diste?
9 ¿Con quién tendrías tu última Charla?
10 ¿Con quién pasarías la última Noche?

Ama, perdona y olvida.  "Ahora" no mañana.


Los sentimientos no se controlan porque lo digamos párate.

No existen recetas mágicas para superar una ruptura en tres días o para volver a enamorarte en una semana. No es tan fácil pasar página. Los sentimientos no se controlan porque le digamos "Párate".
Suele decirse con el ánimo de estimular a la otra persona para que le de un giro a su vida y animarla a que se olvide de las experiencias desagradables. No tengo ninguna duda de que casi siempre se invoca esta expresión con buenos fines y mejores intenciones.
Pero en el simple hecho de pasar página, te puedes encontrar con que esa hoja que parece a simple vista tan inofensiva y delicada, se convierta en el filo de una cuchilla tan fina y afilada que sea capaz de desgarrar el tejido de la piel con solo rozarla. En ese preciso instante tenemos que pararnos a la lavar y desinfectar la herida, a curarla, para luego vendarla , mientras vamos tirando del carro de la vida. Ya nada será igual que antes, porque cada gesto repercutirá en esa herida, y algo tan simple como sentarnos a la mesa, coger la cuchara y ponernos a comer, nos recordará que tenemos una herida y si tropezamos la misma nos dolerá de nuevo.


Si te pones a coleccionar heridas eternamente sangrantes, vivirás como un pájaro herido incapaz de volver a volar.

Hoy el día es diferente y el aliento aunque pareciera igual, se desvanece con el paso de las horas… Las palabras fluyen y entre la razón y el sentido todo encuentra lugar, pero al trasladarse al sentimiento el corazón se apresura, y entonces el dolor y la nostalgia invaden mi ser. Mi voz tiembla al sentir el vacío que emerge de mi alma, y un grito ensordecedor se emite desde lo más profundo, una voz sin eco sacude todo mi interior, cuando el alma desalentada pierde fuerza y se siente opaca.

Entre las tareas cotidianas el tiempo pasa y el afán del día no deja sentir el paso del silencio, de la pregunta, del vacío, de la soledad…No hay vuelta atrás el camino continua, a veces entre la niebla y la lluvia que acrecientan el frío y la nostalgia…Qué duele? La ausencia, la resignación, la falta de valor, el exceso de amor al trabajo, la falta de perspectiva. Hasta las palabras huyen de la tristeza… sin lugar a dudas mi corazón se esta rompiendo bajo mi mirada y puedo sentir como su aliento se debilita y ahoga las lágrimas que quieren brotar sin cesar. Todo se silencia y el mundo se cubre de nubes, nubes que esconden las imágenes de una historia desahuciada… Crónica de una vida terminada…

Es casi imposible atravesar la vida...sin que un trabajo salga mal hecho, sin que una amistad cause decepción, sin padecer algún quebranto de salud, sin que un amor nos abandone, sin que nadie de la familia fallezca, sin equivocarse en un negocio. Ese es el costo de la vida. Sin embargo lo importante no es lo que suceda, sino, como se reacciona. Si te pones a coleccionar heridas eternamente sangrantes, vivirás como un pájaro herido incapaz de volver a volar.


¡Como estoy empezando a confiar en ese gran arco iris que está sobre mi cabeza!


Siempre que comienzo a escribir, muchas veces sin ánimo y sin pasión, 
de pronto me encuentro encontrando un tema nuevo que me seduce y me enamora 
y entonces boto lo que escribía y me lanzo por el texto que me  despierta la cosquillita. 

Hoy voy hablar de paz, esa que sentí al salir esta noche
 y sentarme hablar por horas con dos amigas que no veía por mucho tiempo, 
disfrutar de unos tragos en lugar tranquilo y una música que se escuchaba cerca de nosotras.
 Paz porque no hablamos de amores frustrados ni de lágrimas.

 Paz porque el dolor se fue junto con el amor que un día sentí y me hizo tanto daño. 
Paz porque estoy en dieta, me corte el pelo. 
Paz porque tengo tiempo para mis hijos y para mi. 
Paz porque ya no tengo dolor que me quite el sueño, ni rencores que alimentar.

Paz porque me siento relajada, hablo despacio, no me altero por todo, 
salgo a caminar en las tardes pensando en quemar las calorías de mi comida. 
Paz porque me veo en el espejo y me gusto, porque sonrió mas seguido
 y creo que hasta se me fueron las arrugas.
Nunca pensé que dejarlo ir me hiciera tanto bien.


¡Como estoy empezando a confiar 
en ese gran arco iris 
que está sobre mi cabeza!


En el fondo de mi alma tengo un mar de silencios...

Me callo este dolor. Y te digo que todo esta bien. Que nuestro hijo va creciendo que me entretengo en novelas. Que estoy tan ocupada que no pienso. Lo que no quiero decirte es que detrás de un timón, 
manejo por las calles y no se cual es la luz que alumbra los semáforos. !Dios, me duele tanto perderte!!! Solo quisiera que este dolor desapareciera, poder dormir por las noches, poder vivir día a día, solo quiero estar bien y juro que lo intento. Solo quiero sentirme viva y no vacía como me siento.
Quiero ser feliz. ¿Dios por qué me lo niegas?
En el fondo de mi alma tengo un mar de silencios...

En el fondo de mi alma
tengo un mar de silencios...

Me sobra el amor. Me sobra quererte.

Me sobra silencio, me sobran latidos, me sobran acordes, 
me sobran palabras, puntos y hasta comas, 
direcciones, me sobran todo tipo de formulas...

Me sobra el amor. Me sobra quererte. 
Me sobran tantas palabras como me faltan. 
!Me sobran ganas de buscarte, pero me faltan motivos para hacerlo!

Me sobra silencio, me sobran latidos, me sobran acordes,  me sobran palabras, puntos y hasta comas,  direcciones, me sobran todo tipo de formulas...  Me sobra el amor. Me sobra quererte.  Me sobran tantas palabras como me faltan.  !Me sobran ganas de buscarte, pero me faltan motivos para hacerlo!

Ser sincera es lo peor que puedes hacer.


Hoy aprendí que ser sincera es lo peor que puedes hacer. Aprendí que hay gente que tapa el sol con un dedo y así viven, a la sombra de su dedo... Otra relación amorosa terminada por decir las cosas cómo son.... Esto me lleva a pensar: Que quizá no he aprendido nada de la vida.



Yo se de reír sin motivos pero no de sentir sin sentido.

Falta mucho por aprender, me toco volar sin alas, 
decir adiós sin morirme y renunciar a mi destino para comenzar a escribir otro.

 Yo se de reír sin motivos pero no de sentir sin sentido.

 Yo se de reír sin motivos
pero no de sentir sin sentido.


Lo que me falta son caricias.



Lo que extraño es ser amada,
lo que echo de menos son abrazos,
lo que me da miedo es "soledad",
a lo que no me acostumbro es a dormir sola.

Lo que me falta son caricias,
ese café en las mañanas en mi cama,
el calor de la chimenea cuando tengo frió, 
ese alguien que me hable al oído.

Necesito la pasión de un cuerpo,
 el calor de unas manos que me abracen,
unos ojos donde vea el reflejo de mi cuerpo desnudo,
!extraño tantas noches de intimidad!
ese cosquilleo en el estómago,
esa extraña sensación en el corazón.

!!Dios,
esos pequeños detalles que ya nadie tiene conmigo.
Necesito amar y ser amada.
No, a el no lo extraño,
solo lo que era yo cuando el estaba conmigo.


¿Por qué duele tanto el amor?

Todos en algún momento de nuestras vidas, hemos sentido ese gran sentimiento que llamamos AMOR. Todos nos hemos preguntado alguna vez…. ¿Por qué duele tanto? Quizás…. Cuando lo ves imposible. Cuando no te sientes correspondido. Cuando te deja un gran vació. Cuando sientes que tu alma se aleja. Cuando tu corazón deja de latir. Cuando nada a tu alrededor te llena. Cuando todo parece nada. Cuando la distancia es inevitable. Cuando el amor se va…. ¿Por qué duele tanto el amor? ¿ Como saberlo? Dios….….como duele.


¿Por qué duele tanto el amor?