Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Caricias. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Caricias. Mostrar todas las entradas

Son mejores los amaneceres compartidos.

"Con el tiempo comprendí"


Que amar no es tan solo rozar unos labios, acariciar una piel o decir simplemente “Te Quiero”.
Entendí que el amor no tenía formas sinuosas ni estaba compuesto de materia orgánica, que los príncipes azules iban en baqueros y chupas de cuero y las princesas con minifalda y tacón y que por descontado, no existen los cuentos de hadas.
Entendí también que son mejores los amaneceres compartidos, las cenas de dos y los verbos conjugados en plural. Que las discusiones no son más que las escusas para una reconciliación en toda regla y que los inviernos son mucho menos fríos en una cama compartida.
Comprendí que el mejor bálsamo para las resacas son sus brazos, su cariño y comprensión y que es mejor tener los labios agrietados por los besos que por otra cosa.
Entendí que los celos son solo síntomas de amor y que la confianza son los pilares principales.
Comprendí que las estrellas brillan más y mejor sin las miran dos, que las lágrimas son solo el miedo a perder lo que tanto se desea, que la ternura siempre es uno de los mejores ingredientes…


 -Autor Desconocido.

Luna, tu que lo ves, dile cuanto lo extraño.

Luna, tu que lo ves, dile cuanto le amo. Luna, tu que lo ves, dile cuanto lo extraño. Esta noche se que el esta contemplándote igual que yo. A través de ti quiero darle un beso. Tu que sabes de soledad  aconséjale por favor de que vuelva convéncelo te ruego. Luna, tu que lo ves, dile cuanto es que sufro, luna dile que vuelva porque ya es mucho. Tu que sabes en donde esta, acaríciale con mi amor. Dile que es a quien yo mas, mas quiero. Tu que sabes por donde va ilumínale con tu luz su sendero porque quizás no es bueno pero dile que lo quiero.
Luna, tu que lo ves, dile cuanto lo extraño.
Artist: Ana Gabriel
Album: Luna
Released: 1993

El amor es el sentimiento más antiguo del mundo.

Hoy día me parece increíble estar llena de planes y sueños, llega a asustarme el sentimiento de querer
estar con una persona hasta el día de mi muerte, siempre me pregunto: ¿Cómo es que lo deje entrar en mi vida?,¿Será que no usó las estrategias absurdas de otros?, ¿Será que me gustaba su manera de hacerme reír?, ¿Será que vi en sus ojos sinceridad?, no lo sé; sólo sé que fue un acuerdo de ver si nos entendíamos y cuando menos lo pensé lleno mi vida de paz,  tranquilidad, de cariño y respeto, de cosas que nunca tuve, como seguridad. La yo independiente se convirtió en alguien que necesitaba
lo único que no tenía, AMOR.
El amor es el sentimiento más antiguo del mundo. "Tiene 3.000 millones de años y surgió en el momento en el que una bacteria se preguntó si había alguien más ahí porque no podía sobrevivir sola."


Aprendí a estar sin compañía.


Aquí estoy todavía.
 No hubo pataletas, no hubo gritos ni cosas lanzadas
 por el aire en tu contra. Sólo hubo tristeza.

Sólo quedó algo de esperanza. 
Casi nada ha cambiado. 
Lo único nuevo que puedo exhibir
 es la capacidad de despertar si ti, 
 de conversar a solas conmigo, 
de ver desde el aire dónde estoy.

A pesar del dolor, hubo ganancia, hubo darse cuenta. 
Cada día, mientras veía tu silla vacía,
 comía sin mucho paladear;
 como si lo hiciera para solo sobrevivir. 
Mientras escuchaba música,
 me traicionaban mis manos y te buscaban en el sofá. 

Poco a poco aprendí a estar sin compañía,
 sin alguien que ocupase mis miradas, 
mis caricias, mis picardías. 

Todo eso se envolvió en un regalo agridulce 
que me hizo enterarme de mí, de que existo, 
de lo que quiero, de lo que necesito.


Se me acabo el amor.

Si yo pudiera encontrar hoy las palabras 
Y marcharme sin dejar dolor en tu corazón 
Si encontrara la manera de explicar mi despedida 
Sin dejar un mal sabor.

No es culpa de tus besos de tus manos que sin miedo me acarician 
No busques algo que ya sé ha perdido 
en una tonta discusión 
No tiene no le encuentro 
No existe explicación. 

Se me acabo el amor, se fue así nomás 
Sin avisármelo 
Y no pensó jamás en el dolor que viviría en ti 
Se me acabo el amor 
Se fue. 

Si yo pudiera encontrar hoy las palabras  Y marcharme sin dejar dolor en tu corazón  Si encontrara la manera de explicar mi despedida  Sin dejar un mal sabor.  No es culpa de tus besos de tus manos que sin miedo me acarician  No busques algo que ya sé ha perdido  en una tonta discusión  No tiene no le encuentro  No existe explicación.   Se me acabo el amor, se fue así nomás  Sin avisármelo  Y no pensó jamás en el dolor que viviría en ti  Se me acabo el amor  Se fue.

Como olvidar esos momentos que vivimos 
La intensidad de cada día lo descubierto junto a ti 
Los momentos compartidos, lo felices que hemos sido 
Mas no se como se fue.

No se como pedirte perdón por mis palabras sin sentido 
No se como encender de nuevo el corazón 
Solo tengo este adiós 
No tienen no le encuentro No existe explicación. 


Esto es el verdadero amor.

El amor verdadero tiene lentes especiales para ver al otro. Ve, más allá de la apariencia física, la esencia. Y así, ama lo que es real. La apariencia física puede modificarse en cualquier momento. La belleza exterior puede sufrir muchos accidentes y modificarse, repentinamente. Quien valoriza lo interior del otro, es como un hábil especialista en diamantes, que mira la piedra bruta y consigue descubrir el brillo de la preciosidad. Es como el artista que acaricia el mármol, percibiendo la imagen de la belleza que el encierra en su intimidad. Ese amor atraviesa los portones de esta vida y se eterniza en el tiempo. Esto es el verdadero amor.

 Esto es el verdadero amor.

¿Tú me preguntas si soy feliz?

¿Tú me preguntas si soy feliz?

Tú me preguntas si soy feliz, Si la dicha es una habitación vacía, Con botellas vacías, Y ceniceros llenos de cigarrillos a medio fumar. Entonces te contesto si soy feliz. Tú me preguntas si soy feliz Si la dicha es el teléfono que no contesta. Y la tarde que no se acaba. Y las cartas que nunca mandas. Entonces te aseguro que soy feliz feliz feliz. Tú preguntas si soy feliz. Si la dicha es una cama desecha. En una habitación desecha. Donde en un espejo desecho se ve el rostro de una mujer desecha. Entonces te lo juro si soy feliz. Tú me preguntas si soy feliz. Pero si la dicha es una sonrisa. Si la dicha es una mirada. Si la dicha es una ternura. Si la dicha es una caricia. Entonces te contestare con lágrimas. Es verdad que no soy feliz no. Verdaderamente no. 

Oscuridad hecha de deseos y de ganas.

Oscuridad. Suspiros repentinos. Manos que se cruzan, divertidas, ligeras. Desabotonan, buscan, encuentran. Una caricia, un beso. Y otro beso y una camisa que resbala. Un cinturón que se abre. Una cremallera que baja lentamente. Un salto en la oscuridad pintada de oscuridad. Feliz de estar allí... Oscuridad hecha de deseo, de ganas, de ligera transgresión. La más hermosa, la más suave, las más deseable. Coches que pasan veloces por la carretera. Faros que iluminan como un rayo y desaparecen. Ráfagas de luz que dibujan bocas abiertas, deseos suspendidos, sufridos, alcanzados, cumplidos, ojos cerrados, luego abiertos. Y más y más. Como entre las nubes. Cabellos alborotados y asientos incómodos. Manos que proporcionan placer. Bocas en busca de un mordisco y autos que continúan pasando, tan veloces que nadie tiene tiempo de reparar en aquel amor que sigue el ritmo de una música al azar, procedente de la radio. Y dos corazones acelerados que no frenan, que están a punto de chocar dulcemente.

Oscuridad. Suspiros repentinos. Manos que se cruzan, divertidas, ligeras. Desabotonan, buscan, encuentran. Una caricia, un beso. Y otro beso y una camisa que resbala. Un cinturón que se abre. Una cremallera que baja lentamente. Un salto en la oscuridad pintada de oscuridad. Feliz de estar allí... Oscuridad hecha de deseo, de ganas, de ligera transgresión. La más hermosa, la más suave, las más deseable. Coches que pasan veloces por la carretera. Faros que iluminan como un rayo y desaparecen. Ráfagas de luz que dibujan bocas abiertas, deseos suspendidos, sufridos, alcanzados, cumplidos, ojos cerrados, luego abiertos. Y más y más. Como entre las nubes. Cabellos alborotados y asientos incómodos. Manos que proporcionan placer. Bocas en busca de un mordisco y autos que continúan pasando, tan veloces que nadie tiene tiempo de reparar en aquel amor que sigue el ritmo de una música al azar, procedente de la radio. Y dos corazones acelerados que no frenan, que están a punto de chocar dulcemente.

Oscuridad hecha de deseo, de ganas, de ligera transgresión. La más hermosa, la más suave, las más deseable.


La ternura está en aquello que parece pequeño pero que se hace grande en el corazón.


La ternura es un sentimiento grande y noble que engrandece a las personas. Hay muchas cosas y situaciones que despiertan ternura: la inocencia o la candidez de un niño, las personas desvalidas, el sufrimiento, el dolor... Decimos que se puede hablar con ternura, mirar con ternura, abrazar con ternura. Ternura es ser sensible ante las situaciones del otro. La ternura es el arte de “sentir” a la persona, al ser humano en su totalidad. El beso sincero, el apretón cálido de manos, el abrazo inesperado, una mirada llena de cariño que nos dice: ¡estoy aquí, puedes contar conmigo! La ternura parece por momentos olvidada. Tendríamos que revivirla pues es lo que logra que nuestros días y nuestra vida pasen de ser un mero transitar a ser inolvidables. La Ternura es la fuerza más humilde, y sin embargo la más poderosa, para cambiar el mundo. No es debilidad, no es flaqueza, sino fuerza que surge sólo en un corazón libre, capaz de ofrecer y recibir amor. Es la manifestación de dos exigencias fundamentales del corazón: desear amar y saber ser amado. Es la capacidad que tiene cada ser humano de dar lo mejor de si, para recibir como única recompensa la felicidad del otro. Es el respeto, el reconocimiento y el cariño expresado en la caricia, en el detalle sutil, en el regalo inesperado, en la mirada cómplice, en el abrazo entregado y sincero. La ternura es la expresión más serena, bella y firme del amor y está en aquello que parece pequeño pero que se hace grande en el corazón.



Hoy vi..ese primer rayo que se adentró por la ventana.


Hoy vi… una noche convertida en el día, un susurro que creció hasta convertirse  en el grito de reclamo que llamaba, a esas letras  que caminaron al regazo de los sueños  que habitan tu almohada. Hoy vi… como la luz devolvía ese brillo que tu ser desprendía,  como los pasos no se borran en esa arena  que a veces fue tormenta y otras una plácida playa. Hoy vi… esa sonrisa que gana siempre a la magia de la media noche,  una estrella que adorna el firmamento y sirve de dulce compañía a la luna. Hoy vi… como tus manos guardan esa huella invisible que dejaron las mías,  como de tus labios nacían nuevos besos que entregar en la mañana. Hoy vi… el camino recorrido como un inmenso valle,  donde esta primavera crea versos entre las flores que con paciencia colorea. Hoy vi… como entre tu pelo el viento jugaba a esconderse,  enredando una y otra vez hasta peinar esa trenza  y dejar allí oculto ese último segundo de un beso. Hoy vi… el lugar donde guardas todas las caricias que fueron entregadas,  impregnadas del tacto de seda, del perfume fresco con la que las bañas. Hoy vi… como ni mi soledad importaba, como miles de mis anhelos se tornaron en un ciclón,   y como en ti desembocaron para venir a mi vera de nuevo  y entregarme un breve latido de tu corazón. Hoy vi… ese primer rayo que se adentró por la ventana  y que dibujó delicadamente nuestras siluetas bajo las sábanas.
Hoy vi…
una noche convertida en el día, un susurro que creció hasta convertirse 
en el grito de reclamo que llamaba, a esas letras 
que caminaron al regazo de los sueños  que habitan tu almohada.
Hoy vi…
como la luz devolvía ese brillo que tu ser desprendía,
 como los pasos no se borran en esa arena
 que a veces fue tormenta y otras una plácida playa.
Hoy vi…
esa sonrisa que gana siempre a la magia de la media noche,
 una estrella que adorna el firmamento y sirve de dulce compañía a la luna.
Hoy vi…
como tus manos guardan esa huella invisible que dejaron las mías, 
como de tus labios nacían nuevos besos que entregar en la mañana.
Hoy vi…
el camino recorrido como un inmenso valle,
 donde esta primavera crea versos entre las flores que con paciencia colorea.
Hoy vi…
como entre tu pelo el viento jugaba a esconderse, 
enredando una y otra vez hasta peinar esa trenza 
y dejar allí oculto ese último segundo de un beso.
Hoy vi…
el lugar donde guardas todas las caricias que fueron entregadas,
 impregnadas del tacto de seda, del perfume fresco con la que las bañas.
Hoy vi…
como ni mi soledad importaba, como miles de mis anhelos se tornaron en un ciclón,  
y como en ti desembocaron para venir a mi vera de nuevo 
y entregarme un breve latido de tu corazón.
Hoy vi…
ese primer rayo que se adentró por la ventana 
y que dibujó delicadamente nuestras siluetas bajo las sábanas.

Y guardo a gotas tus emociones.



Así es como este amor está viviendo, Se esconde por temor a estar muriendo. Y trata de ocultar esta alegría que crece en el silencio, día día. De gota en gota, tú me acaricias, De gota en gota me das tu vida. Si yo pudiera beberte toda. Me ahogaría. Y fingiría no ver nunca nada, Si alguna duda cruza nuestra mente, Esperaría oculto en mis pesares que el tiempo nos curase nuestros males. Recojo a gotas, tus ilusiones y guardo a gotas tus emociones, Bebiendo toda, tu piel tu cuerpo, quiero morirme. Conservo a gotas, aquí en mi mente esas caricias, tus emociones, para soñarte y así tenerte cuando tu... no… estés.

Siempre Necesitamos Compañía.


¿Porque será esto cierto? ¿Que tan difícil es vivir tu vida sin esperar nada a cambio? Sin pertenecer a nadie, sin tener que rendir cuentas a nadie. Creo que la respuesta todos lo sabemos: La compañía; el sentir un ligero abrazo o un suave beso o una delicada caricia es algo que TODOS en algún momento de nuestra vida lo necesitamos. La libertad es algo muy 'tuyo' cuídalo, pero no abuses de ella pues no sabes en que momento puedes necesitar a alguien; a ese ser especial que te hará sentir como si realmente pudieras volar. El hombre es un "animal social" por eso vivir aislados va contra nuestra naturaleza. 


Siempre Necesitamos Compañía.


Feliz día para ti madre mía y para todas las madres del mundo.


Quisiera regalarte flores que te mostraran toda la extensión de mi cariño, pero, por encima de todo, vengo a agradecerte el diluvio de los pétalos de Amor con los que me alentaste la Vida. Desearía ofrecerte los diamantes más hermosos del mundo en significando de gratitud, pero eso no compensaría todo lo que te hice sufrir, pienso en el tesoro de lágrimas que mi rebeldía te costó y debo alegrarme con el privilegio de mirarte simplemente. Sé ahora cuanto te dolieron mis deseos de libertad. Escuché consejos que me indujeron a la independencia y creí, un día, que la desvinculación tenía por base romper con todas las fuerzas que me estructuraron la existencia. Y porque nadie me quiso tanto como tú me quieres, concentré en ti mis impulsos de agresividad inconsciente. Me oíste en silencio y, mientras mis frases te afligían, rogabas a Dios que me protegiera, frente a los nuevos caminos mientras yo crecía haciendome mujer. Me olvidé de que era necesario amarme casi hasta la locura para soportarme por tanto tiempo. "El mundo por donde caminé, me enseñó a percibir cuanto me amas". Feliz día para ti madre mía y para todas las madres del mundo.



 Quisiera regalarte flores que te mostraran toda la extensión de mi cariño, pero, por encima de todo, vengo a agradecerte el diluvio de los pétalos de Amor con los que me alentaste la Vida. Desearía ofrecerte los diamantes más hermosos del mundo en significando de gratitud, pero eso no compensaría todo lo que te hice sufrir, pienso en el tesoro de lágrimas que mi rebeldía te costó y debo alegrarme con el privilegio de mirarte simplemente. Sé ahora cuanto te dolieron mis deseos de libertad. Escuché consejos que me indujeron a la independencia y creí, un día, que la desvinculación tenía por base romper con todas las fuerzas que me estructuraron la existencia. Y porque nadie me quiso tanto como tú me quieres, concentré en ti mis impulsos de agresividad inconsciente. Me oíste en silencio y, mientras mis frases te afligían, rogabas a Dios que me protegiera, frente a los nuevos caminos mientras yo crecía haciendome mujer. Me olvidé de que era necesario amarme casi hasta la locura para soportarme por tanto tiempo. "El mundo por donde caminé, me enseñó a percibir cuanto me amas". Feliz día para ti madre mía y para todas las madres del mundo.


El amor y la magia, no tienen rostro, ni voz, hasta que aparecen y nos cambian la vida.


No se requiere de habilidades especiales para estar bien, tampoco hace falta una vida de ensueño. Lo importante es el amor de nuestros seres queridos, de los pocos, pero fieles amigos, la pureza de los niños, la belleza de lo natural, la salud… Hay infinidad de instantes y de cosas que nos ocurren en nuestra vida cotidiana, las cuales nos gratifican. Cualquiera puede hacer magia, con una sonrisa, una mirada, una caricia, una palabra, esas acciones que consiguen hacer posible lo que parecía imposible.
El amor y la magia, no tienen rostro, ni voz, hasta que aparecen y nos cambian la vida. Podemos hacer magia casi a diario descubrir nuestras artes y cultivarlas. Sin ilusiones ni trucos, hacer magia con lo que se tiene y reír, si uno cree, si tiene fe en lo que ve, entonces es real, solo hay que abrir los ojos y mirar la magia que la vida nos regala día a día. Muchas veces buscamos soluciones ilusorias y no existen fórmulas mágicas, eso solo ocurre en la ficción…La vida en si misma está llena de magia, de misterios, de sorpresas, de sueños, de encuentros inesperados, también de desencuentros. Sería fantástico ser magos por un día, pero nada nos garantiza que algo o alguien nos quiten el encantamiento, la ilusión, el amor, la vida. No creo en las soluciones mágicas… Pero, si creo que, en ocasiones, el amor suele ser mágico y eterno mientras dura...


Quiero tener carencias qué solucionar, tristezas qué recorrer, apetitos qué satisfacer.

Quiero lo suficiente… tal vez menos.
 Quiero una respuesta…a veces, 
para quedar con alguna intriga encantadora que me mantenga
 pensando por días.
 Quiero decir lo que siento, a veces, 
para darle la vuelta y escribirlo de la mejor manera que pueda ser leído, absorbido, asumido como verdad. 
Quiero una sonrisa, sólo a veces, 
para comprender que no es gratis, que no es inexorable sólo quererlo.
 Quiero radiantes rayos de sol, a veces,
 para, durante los días grises, cultivar la nostalgia y recibirlos plenamente, 
con el frío moribundo en mi pecho. 
No lo quiero todo, no lo quiero siempre.
   Quiero tener carencias qué solucionar, tristezas qué recorrer,
 apetitos qué satisfacer. 
Quiero seguir sintiendo lo placentero que puede llegar a ser la vida,
 sabiendo que parte de ese placer es la aventura de su persecución por caminos tortuosos, espinados; sabiendo que, aunque merecerlo nunca es la carta de triunfo,  llevamos la mitad del éxito por dentro, 
sólo esperando que la otra mitad aparezca… 
sólo a veces.

Soledad que se cuelga de nuestro dolor y desgarra las palabras.

No escogemos La Soledad.  
Tal vez ella nos escoja y nos prueba. 
Hay La Soledad del poeta, del enamorado,
 Soledad que amamos y Soledad que odiamos.

Soledad que se cuelga de nuestro dolor
 y desgarra las palabras.
Soledad tierna, soledad que arde bajo la lengua.
Soledad de versos, Y la soledad de mis manos
cuando acaricio el rostro de esta vida inerte.

Algunos la escogen para decorarla en sus escritos,  en sus poemas,
 otros no podemos evitarla.
Porque ella ha sido la compañera de muchos ..

Frases

Lo que me falta son caricias.



Lo que extraño es ser amada,
lo que echo de menos son abrazos,
lo que me da miedo es "soledad",
a lo que no me acostumbro es a dormir sola.

Lo que me falta son caricias,
ese café en las mañanas en mi cama,
el calor de la chimenea cuando tengo frió, 
ese alguien que me hable al oído.

Necesito la pasión de un cuerpo,
 el calor de unas manos que me abracen,
unos ojos donde vea el reflejo de mi cuerpo desnudo,
!extraño tantas noches de intimidad!
ese cosquilleo en el estómago,
esa extraña sensación en el corazón.

!!Dios,
esos pequeños detalles que ya nadie tiene conmigo.
Necesito amar y ser amada.
No, a el no lo extraño,
solo lo que era yo cuando el estaba conmigo.


La vida se acaba, los sueños se gastan...



Me quedé observandole, estoy obsesionada con la sincronización con la que respira, con su pecho hundiéndose y su corazón latiendo con tranquilidad. Quería acariciarle pensé que sería egoísta Pero no me importo si despertaba, si el sueño se acababa, sujete su brazo y me enrolle en él. Desperté con la leve impresión de sentir un calor abrigador, abrí mis ojos y no lo encontré ahí, ahí donde siempre quise que estuviera. "La vida se acaba, los sueños se gastan..."



Todo lo que necesito es una caricia de Buenas noches.


Este blog es mi pedacito de cielo, mi almohada, 
mi diario vivir, mis subida y bajadas.
Aquí escribo en noches que me siento fuerte,
 en días que soy mas débil que el viento.

En una noche como esta así me siento.
Todo lo que necesito es una caricia de  
Buenas noches.

Mensajes que son Caricias al corazón.


Estuve esta tarde 
( mi tarde y tu madrugada)
 en tu blog
"La Soledad".
Búscame cuando estés triste. 
Deja conmigo tu tristeza y vuelve a los tuyos 
con alegría y optimismo.
No me importa que vengas triste; 
me importa que me necesites. 
Me importa que sea parte de tu vida.
Un beso en la rodilla derecha,
Manuel.


 Esto lo recibí anoche de alguien que me lee desde el Japón.
Gracias Manuel por siempre estar cuando necesito gritar.