Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Traición. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Traición. Mostrar todas las entradas

Eso de que al final te acostumbras es pura patraña.


A ella la marca se la dejó la diferencia de haberse tenido que acostumbrar a casi todo. A entrar sin llamar y salir con la traición clavada en los ventrículos y en las aurículas. También se ha acostumbrado a oír sin escuchar y a que la oigan sin ser escuchada. Pero no se ha acostumbrado a todo. Hace dos semanas dicen que gritó ante las estrellas del cielo rotundo que seguiría la bonita costumbre de permanecer enamorada del amor y de la sonrisa eterna. Lo prometió el día que llorando por dentro se dio cuenta que eso de que al final te acostumbras es pura patraña.



Cuando la tragedia nos golpea todo pierde sentido.

Todos estamos ocupados con nuestra pequeña vida. Triunfos y sin sabores, logros y frustraciones cotidianas, pequeñas o grandes metas con la que le damos sentido a nuestra vida. Pero cuando la tragedia nos golpea todo pierde sentido. Eso que creíamos que era nuestra razón de existir se desvanece, se vuelve de aire, pierde consistencias y nos encontramos frente al vacío del sin sentido.

Cuando la tragedia nos golpea todo pierde sentido.

No me vendas amor eterno manoseado.

Quiero alguien que cuando me ponga un poco mareada me lleve a casa en brazos. 
Que me rompa las medias y luego me compre otras.. 
Que saque la espada y me defienda de víboras, pirañas y p...s. 
Alguien que disfrace a mis días malos y los convierta en buenos.

 Que no se enfade si no que me entiende aunque lo mareo. 
Que me saque la lengua cuando me ponga tonta y me haga enmudecer. 
Que no de por hecho que siempre voy a estar ahí pero que tampoco lo dude. 
Que no me haga sufrir porque sí, pero que no me venda amor eterno manoseado. 
Alguien que no pueda caminar conmigo por la calle sin cogerme de la mano. 
Que no me compre con regalos pero que tenga mil detalles de papel.

Que no le guste verme llorar y me haga reír hasta cuando no tenga ganas. 
Que de vez en cuando decida perseguirme y conocerme otra vez. 
Que me mire, le mire, y me tiemblen las piernas sin remedio. 
Alguien que esté loco por mi, y no se le olvide decírmelo los días de resaca.

Que no se acostumbre a mi y deje de inventar nombres nuevos para despertarme. 
Que si mira a otra, luego me guiñe un ojo, y se ría de mis celos de malcriada. 
Y sobretodo que no tenga que perderme para darse cuenta de que me ha encontrado.




Infidelidades y traiciones que nos hacen vivir con amargura en los labios.


El tiempo pasa, y mientras tanto vivimos con sufrimientos a causa del amor, del desamor, de las infidelidades y traiciones que nos hacen vivir con amargura en los labios… Hasta llegamos a odiar al viento que nos despeina el cabello, vivimos una constante inseguridad ante la vida, y desconfiamos de todas las cosas que giran a nuestro alrededor… Actuamos mal, y hacemos daño a quien menos se lo merece.