Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Ilusiones. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ilusiones. Mostrar todas las entradas

Cuando aprendas a contar lo bueno de tu vida, lo malo dejará de tener sentido.


Créeme cuando te diga que el segundo que tienes delante no lo volverás a tener. Créeme cuando te diga que un día oirás el ruido de tu pasado y querrás deshacerte en el camino, tirar piedras contra tus errores, gritar fuerte al mundo que la cuenta ya pone la balanza a tu favor. Créeme, cuando te cuente que arrastrarás contigo la huella de muy pocas personas, pero las que guardes, será lo único que te quede de ellas, muy a tu pesar. Créeme, que te sobrarán amigos y tendrás el espacio perfecto para guardar de por vida a los que tengas. Que los amores fugaces te harán brillar, los que no lleguen a ser, te harán más fuerte y siempre pensarás que ese, el de tu vida, lo dejaste escapar una mañana de Domingo. Créeme, que cuando aprendas a contar lo bueno de tu vida, lo malo dejará de tener sentido, y sentirás nostalgia por aquellos momentos en lo que lo menos importante, era un agujero negro para ti. Créeme, que serán días contados los que el mundo gire sencillamente para que seas feliz. Cógelos, apriétalos fuerte y guarda esa sensación para los que no sean tan buenos.
Y créeme, que descubrirás que te queda la satisfacción de haber sido tan tú como ha sido posible, que cuando has querido, pusiste cada centímetro de tu corazón y que nunca te quedó hueco para odiar…por eso siempre regresabas a tus errores. Y créete, cuando algo te diga que es ahora, que debes apostar, que debes arriesgar. Que un momento te pide respirar hondo y ser tan valiente como el mundo te deje. Créete, que las segundas oportunidades existen, que no hay nada perdido, que todo llega y que la ilusión es la droga más potente, la que te hace sentirte más vivo.

El amor es el sentimiento más antiguo del mundo.

Hoy día me parece increíble estar llena de planes y sueños, llega a asustarme el sentimiento de querer
estar con una persona hasta el día de mi muerte, siempre me pregunto: ¿Cómo es que lo deje entrar en mi vida?,¿Será que no usó las estrategias absurdas de otros?, ¿Será que me gustaba su manera de hacerme reír?, ¿Será que vi en sus ojos sinceridad?, no lo sé; sólo sé que fue un acuerdo de ver si nos entendíamos y cuando menos lo pensé lleno mi vida de paz,  tranquilidad, de cariño y respeto, de cosas que nunca tuve, como seguridad. La yo independiente se convirtió en alguien que necesitaba
lo único que no tenía, AMOR.
El amor es el sentimiento más antiguo del mundo. "Tiene 3.000 millones de años y surgió en el momento en el que una bacteria se preguntó si había alguien más ahí porque no podía sobrevivir sola."


Ando buscando un amor que me quiera como soy.

Yo quiero un amor de esos que la vida misma se encarga de sorprenderte con su encuentro, de esos que cuando menos te lo esperas e imaginas aparecen tal como magia y te endulzan el alma, esos que te cambian radicalmente la rutina, que te hacen pensar que estás viviendo la escena de una película  mas romántica del mundo.

Un amor con el que pueda dormir profundamente y despertar ansiosa por ver su rostro, que me haga sentir segura sólo estando a su lado, que sus brazos me parezcan escudos invencibles donde nada malo pueda pasarme, que cualquier día de la semana a cualquier hora nos parezca perfecto para salir a pasear y que camine victorioso tomándome de la mano, mostrándole al mundo que es el hombre más feliz del mundo porque tiene mi corazón, mis mañanas, mis tardes y mis noches.

Que ese amor recorra el perímetro de mi rostro, que lo admire y se haga mil preguntas sobre él en su mente, que me despierte por las mañanas con el aroma a café que me preparó como me gusta, que sepa cuáles son las cosas que disfruto hacer, cuales las que no tanto y las recuerde como si fueran de él.

Un amor, con el que pueda hablar horas, de cualquier cosa, de cine, de platillos, de política, del amor, de literatura, de historia, del porque nos amamos, de la vida, de la naturaleza, de la libertad, de la lucha,que compartamos nuestros puntos de vista, de nuestras formas tan distintas o no de ver la vida y nuestra existencia.

Ando buscando ese amor que me ame cuando uso un lindo vestido de noche  pero también cuando ando de pijamas con mi pelo despeinado.. Que un beso mío lo haga sentir en calma o completamente enloquecido, que ame respirar mi aroma, que ame la forma rara en la que estornudo y la gran distracción de la que padezco. Que no se canse de decirme que me quiere, que soy hermosa, que soy su mujer. Ese amor que anda por ahí, en alguna parte de este mundo, tal vez, también buscándome a mí.

Ando buscando un amor que me quiera como soy.

Te veré al otro lado de la cama.


Y pensar en lo triste que es ver cómo se hace cenizas -frente a tus ojos- lo que quieres construir con alguien; el lugar, las esperanzas, todo lo que pusiste en ello: las ganas, las ilusiones, todo. A veces siento que estoy en una caída en un abismo sin fondo y que tú no vendrás a salvarme; a veces siento que estoy por volverme cuerdo y que tú no vendrás a sacarme a bailar. Hay noches en las que me da por desviar la mirada a la luna y querer que tú me eches de menos. De que, en cualquier día de estos, saldrás corriendo y tocarás la puerta, o entrarás por la ventana y te veré al otro lado de la cama. Y haremos temblar al frío.

                                           Benjamín Griss

Y pensar en lo triste que es ver cómo se hace cenizas -frente a tus ojos- lo que quieres construir con alguien; el lugar, las esperanzas, todo lo que pusiste en ello: las ganas, las ilusiones, todo. A veces siento que estoy en una caída en un abismo sin fondo y que tú no vendrás a salvarme; a veces siento que estoy por volverme cuerdo y que tú no vendrás a sacarme a bailar. Hay noches en las que me da por desviar la mirada a la luna y querer que tú me eches de menos. De que, en cualquier día de estos, saldrás corriendo y tocarás la puerta, o entrarás por la ventana y te veré al otro lado de la cama. Y haremos temblar al frío.

Hay que volver a conquistar la vida.

Cuando somos más grandes que lo que hacemos, 

nada puede desequilibrarnos. 

Pero cuando permitimos que las cosas sean más grandes que nosotros,

nuestro desequilibrio está garantizado. 

El corazón está en emergencia por falta de amor. 

Hay que volver a conquistar la vida, enamorarnos otra vez de ella.



Todos los sentimientos que una vez perdí los recuperé.

Todo volvió a su cauce... 
Todos los sentimientos que una vez perdí los recuperé. 
Cogí un barco y los pesqué donde una vez los tiré. 
Los cogí y los guardé en un sitio secreto, bajo llave. 
Donde nadie me los cogiera y volviera a jugar con ellos. 

Donde yo pudiera mostrarlos si quisiera. 
Donde la única que tiene la llave soy yo.
Es un lugar perfecto, hecho a mi manera. 
Porque soy yo la dueña de todo eso.

Allí donde mi imaginación hecha a volar para después volver
 y plasmar mis historias en papel y que la gente lo lea y vea
 que cada uno puede tener su sitio secreto. 
Ese lugar donde podemos guardar recuerdos e historias...
 para soñar y dejarse llevar por la magia de saber plasmar lo que se siente.



Enamorarse de un Idiota.


Volar con las alas rotas, después del doloroso choque contra el desengaño, es mitad estrellarse en el suelo a cada nuevo intento y mitad alcanzar el cielo y sus encantos. Besar se vuelve descubrir y rutina dependiendo de quien sean los labios. Una caminata bajo las estrellas se puede volver tan solo una lejana idea, una pintura hermosa descrita en mis poemas, todo menos una realidad que se acerca. Y el empezar a construir ilusiones desde cero, con esto me gusta y esto no lo quiero, se vuelve intolerable después de pedir un poco mas a la derecha, dos centímetros mas alto, no no, mejor más bajo, y al fin ves como nada queda bien centrado, dentro de ese espacio que ya decidiste crear, respetando todas esas normas que te permitirán no volverte a enamorar de otro idiota.



¿Qué guardas en tu cajita de recuerdos?


Yo, tengo guardadas maripositas de mi niñez, 
perlas de los collares de mi abuela, 
tardes de sol junto a mis primos, 
el primer beso, jamás repetido, 
el dolor aquél que me hizo mujer.

Tengo guardada la esperanza del ayer 
los recuerdos que no se olvidan 
la infancia que perdura en mi piel. 
vestidos, cds y voces de personas 
que se perdieron por culpa del destino.
Tengo sueños escritos en papel 
tengo alegrías, tristezas, emociones 
guardadas en mi caja de cartón.

Mil sueños que no dejan de latir, 
juegos y risas que de niña me hacían reír
 y ahora me hacen llorar, 
canciones para dormir y otras para recordar, 
y los besos de mi madre que ya no volverán...

Atesoro en mi cajita de los recuerdos 
tantas cosas. 
Momentos llenos de ternura 
Navidades pasadas con la familia grande. 
La primer ilusión, 
los versos que escribía en mi adolescencia, 
los años del colegio secundaria, 
los rostros no olvidados de tantos seres queridos. 

Un beso irrepetido, 
Un baile. 
Mis niños cuando chiquitos, 
cuando eran muchachitos, 
Mis perros. 
Mis sueños no cumplidos. 
Mi música, libros y canciones. 
Mi carpeta de dibujo. 

Cuánta nostalgia. Pero no, 
Estar triste está prohibido 
Tenemos por delante un año no vivido. 

Llenemos de flores la ventana 
de pájaros y nidos. 
Dejemos entrar el sol, la luz 
que llene el alma 
de un mágico sentir distinto. 

 Yo, tengo guardadas maripositas de mi niñez,  perlas de los collares de mi abuela,  tardes de sol junto a mis primos,  el primer beso, jamás repetido,  el dolor aquél que me hizo mujer.  Tengo guardada la esperanza del ayer  los recuerdos que no se olvidan  la infancia que perdura en mi piel.  vestidos, cds y voces de personas  que se perdieron por culpa del destino. Tengo sueños escritos en papel  tengo alegrías, tristezas, emociones  guardadas en mi caja de cartón.  Mil sueños que no dejan de latir,  juegos y risas que de niña me hacían reír  y ahora me hacen llorar,  canciones para dormir y otras para recordar,  y los besos de mi madre que ya no volverán...  Atesoro en mi cajita de los recuerdos  tantas cosas.  Momentos llenos de ternura  Navidades pasadas con la familia grande.  La primer ilusión,  los versos que escribía en mi adolescencia,  los años del colegio secundaria,  los rostros no olvidados de tantos seres queridos.   Un beso irrepetido,  Un baile.  Mis niños cuando chiquitos,  cuando eran muchachitos,  Mis perros.  Mis sueños no cumplidos.  Mi música, libros y canciones.  Mi carpeta de dibujo.   Cuánta nostalgia. Pero no,  Estar triste está prohibido  Tenemos por delante un año no vivido.   Llenemos de flores la ventana  de pájaros y nidos.  Dejemos entrar el sol, la luz  que llene el alma  de un mágico sentir distinto.

Un beso.

Corazones rotos, qué digo rotos,¡Rotísimos!


Los amores van y vienen hasta ahí está clarísimo, no hay duda. Uno, otro, el de más allá. Los amores de toda la vida no siempre duran toda la vida, algunas veces se nos quedan por ahí aparcados en quién sabe dónde y con quién sabe quién. ¡Después de todo lo que nos cuesta encontrarlo!…
Amores que dejamos partir para ir detrás de otro, para ilusionarnos nuevamente, dejando corazones rotos, qué digo rotos, ¡Rotísimos!, simplemente destrozados. Cuando alguien nos engaña sentimos que la confianza son solo palabras en un mundo de sordos. Todos somos capaces de superar un corazón roto, sobre todo, que la inmensa mayoría ya lo tiene herido y sigue viviendo. Aunque sientas que el mundo está de cabeza, recuerda que todo lo que puedes hacer luego de que te rompen el corazón es "SOBREVIVIR"



Transforma lo cotidiano en extraordinario.

Yo me he propuesto saborear cada segundo de estos días cotidianos durante esta semana: el zumo de naranja recién exprimido, la ducha caliente de la mañana, el primer beso de mis hijos al despertarse, la llamada de teléfono de alguien que me quiera, la onza de chocolate después de la cena y el momento de meterme en la cama por la noche.
Cuántas cosas maravillosas tenemos en la vida y nos la pasamos esperando que sucedan cosas extraordinarias. Esperamos asombrarnos continuamente, dejando escapar la frescura del momento. Elevar lo cotidiano al rango de sublime sólo depende de nosotros, de que nuestro modo de sentir quiera apreciarlo.

Mi Frase Favorita:

Transforma lo cotidiano en extraordinario.

Transforma lo cotidiano en extraordinario.

La ternura está en aquello que parece pequeño pero que se hace grande en el corazón.


La ternura es un sentimiento grande y noble que engrandece a las personas. Hay muchas cosas y situaciones que despiertan ternura: la inocencia o la candidez de un niño, las personas desvalidas, el sufrimiento, el dolor... Decimos que se puede hablar con ternura, mirar con ternura, abrazar con ternura. Ternura es ser sensible ante las situaciones del otro. La ternura es el arte de “sentir” a la persona, al ser humano en su totalidad. El beso sincero, el apretón cálido de manos, el abrazo inesperado, una mirada llena de cariño que nos dice: ¡estoy aquí, puedes contar conmigo! La ternura parece por momentos olvidada. Tendríamos que revivirla pues es lo que logra que nuestros días y nuestra vida pasen de ser un mero transitar a ser inolvidables. La Ternura es la fuerza más humilde, y sin embargo la más poderosa, para cambiar el mundo. No es debilidad, no es flaqueza, sino fuerza que surge sólo en un corazón libre, capaz de ofrecer y recibir amor. Es la manifestación de dos exigencias fundamentales del corazón: desear amar y saber ser amado. Es la capacidad que tiene cada ser humano de dar lo mejor de si, para recibir como única recompensa la felicidad del otro. Es el respeto, el reconocimiento y el cariño expresado en la caricia, en el detalle sutil, en el regalo inesperado, en la mirada cómplice, en el abrazo entregado y sincero. La ternura es la expresión más serena, bella y firme del amor y está en aquello que parece pequeño pero que se hace grande en el corazón.



Me gustaría no extrañarte como te extraño.


Me gustaría decir que todo esta bien, que yo estoy bien, que la vida esta bien y que todo lo que esta a mi alrededor esta bien. Me gustaría sentir que las cosas no cambiaron, que todo y todos seguimos siendo los mismos. Me gustaría fingir por un momento que todo esta igual que hace dos semanas. Me gustaría saber que vas a volver, que vas a estar cuando llegue a casa. Me gustaría verte reír, joder y trabajar. Me gustaría que todo lo que paso no sea más que una horrible pesadilla, levantarme, abrazarte y respirar tranquila. Me gustaría que la vida no se convierta en esto, que haya algo más. Me gustaría recuperar mi felicidad que hace días la vida me robo. Me gustaría no extrañarte como te extraño, no sentir este vació profundo que se congela en mi alma.



Tengo ganas de gritar, de sacar a flote el alma desgarrada.

Tengo ganas de enamorarme con la luz de la luna,
 con el canto del silencio y el cobijo de las estrellas........
Tengo ganas de reírme de la tristeza acumulada, 
de la soledad instalada y del llanto incesante que reclama el amor.......

Tengo ganas de gritar, de sacar a flote el alma desgarrada,
 de vaciar al corazón de los sentimientos
 profundos que solo causan dolor.......

Tengo ganas de ti,
 que aún sin conocerte mi alma te reclama,
 mis ojos buscan tu mirada,
 mi ser ya siente que te pertenece.......

Tengo ganas de sentir,  de que las palabras se expresen en miradas,  de que las caricias sean tatuadas,  tatuadas por siempre en lo profundo de mi alma  y que al recordarlas las vuelva a vivir......  Tengo ganas de vivir,  de que el amor me envuelva,  de volver a reír,  tengo ganas de creer que el amor es para siempre,  de que tu estas en un lugar esperándome impacientemente.......

Tengo ganas de sentir, 
de que las palabras se expresen en miradas, 
de que las caricias sean tatuadas, 
tatuadas por siempre en lo profundo de mi alma 
y que al recordarlas las vuelva a vivir......

Tengo ganas de vivir,
 de que el amor me envuelva,
 de volver a reír,
 tengo ganas de creer que el amor es para siempre, 
de que tu estas en un lugar esperándome impacientemente.......

Que difícil es poner punto final a una historia de amor.



Claro que no estoy sola,
 detrás de esa puerta esta la felicidad esperando por mí,
lo difícil de reunirme con ella es cruzar el umbral del olvido...
Las cajas llenas de recuerdos que están amontonadas a mis espaldas, 
tienen mi nombre escrito y siento como si me sujetaran, sin embargo, 
el aire tiene olor a derrota irrevocable y el piso esta todo inundado de lágrimas y dolor.
¡Las paredes curtidas de este espacio desierto, 
no tienen ya ni un mínimo espacio para que yo escriba tu nombre una vez más,
por las ventanas hace tiempo que no pasa la luz de la esperanza!
Me encojo de hombros, me siento confusa...
¿Es aquí de veras donde quiero quedarme?
¿Es aquí donde quiero gastar mis días?
Afuera la soledad me aguarda con una sonrisa y aquí adentro, 
la sombra de tu adiós me rodea de tristeza.
¿Porqué es tan difícil cambiar todo este dolor por una nueva ilusión? 
¡Que difícil es poner punto final a una historia de amor inconclusa, 
que difícil es... Remendar mi corazón!

La Soledad.


Posesiones en domingo...

Tengo en la cabeza la pesadez de los domingos 
y en el estómago la resaca del sábado. 
Tengo en el corazón el temblor del momento 
y en los pies la incertidumbre de cada día.
Tengo, una valla por saltar, 
un castillo de arena y una ilusión miope.

Posesiones en domingo...

Unidos valemos mucho; por separado no somos nada.

Como una vela que se consume,


poco a poco, pero a la vez crea juguetonas formas con su llama. 


De un color como el del hueso,


la cera que se derrite y resbala hasta posarse sobre mis manos. 


Está caliente; se enfría y se queda quieta para siempre.


Nuestras vidas son lo mismo. 


Ardemos durante una pequeña fracción de tiempo, 


efímeras notas de luz que se pierden. 


Y al momento ya somos esa cera que se escurre.


Tenemos tan poco tiempo para vivir, que si parpadeas te lo pierdes. 


Un segundo de luz no vale nada, al igual que una persona sola; 


juntos hacemos más que iluminar la oscuridad, damos calor,


el calor de las vidas, nuestras vidas. 


Unidos valemos mucho; por separado no somos nada,


nos extinguimos rápidamente como la luz de las velas.


Tan solo juntos tenemos sentido.


Y guardo a gotas tus emociones.



Así es como este amor está viviendo, Se esconde por temor a estar muriendo. Y trata de ocultar esta alegría que crece en el silencio, día día. De gota en gota, tú me acaricias, De gota en gota me das tu vida. Si yo pudiera beberte toda. Me ahogaría. Y fingiría no ver nunca nada, Si alguna duda cruza nuestra mente, Esperaría oculto en mis pesares que el tiempo nos curase nuestros males. Recojo a gotas, tus ilusiones y guardo a gotas tus emociones, Bebiendo toda, tu piel tu cuerpo, quiero morirme. Conservo a gotas, aquí en mi mente esas caricias, tus emociones, para soñarte y así tenerte cuando tu... no… estés.

Lastima que solo fue....Un profundo sueño.

Un sueño. Un profundo sueño. Las sábanas me envuelven hasta dominar mi capacidad de sentir el espacio exterior, y sin abrir los ojos veo todo lo que quiero ver. Todo en blanco y negro, una vida distinta a la mía, un aglomerado de gente y a veces nadie, pero siempre reflejos sin sentido…Excepto tu y yo, en medio de todo, sonriéndome desde unos metros más allá, llenandome de paz… Y te agarro la manos y te abrazo como nunca…Y la gente sigue o no sigue, pero igual es como si no existiera. Nos vamos, tu y yo, caminando por ese suelo ya un poco pintado de algunos colores…Lastima que solo fue.....Un profundo sueño.


Las cosquillas en la panza existen.


Las cosquillas en la panza existen.


Colecciono abrazos, disfruto las sonrisas, comparto silencios, sueño mucho, quiero un montón, creo, confío, siento y también entiendo. Si vas a querer, respeta. Si vas a ilusionar, cumple. Si estás dispuesto, intenta… Y si no, hecha-te a un costado, la desilusión destruye. Todos venimos de historias duras, otros mas, algunos menos, pero al final, todos tuvimos a alguien que nos lastimo, nos daño, nos hizo sentir horribles, nos hizo sufrir, nos hizo doler tanto el alma que creímos que jamás íbamos a volver a tener fuerzas para intentar sentirnos vivos y creer que las cosquillas en la panza existen…Soy una convencida que si realmente encontramos a una persona que llena todos nuestros vacíos, nos alegra, nos hace sentir segura, viva… Se puede salir de tanta desilusión para subirse al tren de la felicidad pura… Pero eso sí, no ilusiones, duele. No juegues, humilla. No uses, parte el corazón en pedazos. No lastimes, no se supera fácil. Nací para ser feliz, y voy a cumplirlo.



Las cosquillas en la panza existen.


Me levantare y no mirare que es lo que falta, sino todo lo que tengo.


Me levantare y no mirare que es lo que falta, sino todo lo que tengo. De eso se trata vivir. De aprender a querer hasta lo mas insignificante de lo que nos forma. No cerrare mis ojos. Me quedare bajo este cielo lleno de estrellas, que iluminaran mi noche. Mis sueños vuelven a mí. y escucho a lo lejos una melodía que me hace sonreír. Vuelvo una vez más, quiero renacer. Quiero matar a cada uno de los miedos que tengo, para poder caminar sin tropezar nunca mas. Percibo luces, y se que en mi interior hay muchas más. Cada gota de sangre que derrame hoy, es una señal que me recuerda que no debo ir por ese camino. Tengo todo el tiempo que necesite, solo me falta entregarme por completo a esta fantasía de vivir con alegría. El sol quiere aparecer y yo aun sin dormir. No siento cansancio, no siento miedo. Siento ganas de correr, escapar por el cielo. Me orientare como pueda. Dejare caer desde lo más alto todos esos recuerdos que me hacen mal, y vomitare cada vez que sea necesario el dolor mezclado con miedo de sentirme perdida. Cuando me siento desahuciada, siempre alguien aparece, compartiendo mi dolor. Y hoy podré dar una mano, para caminar por el abismo, sin buscar saltar. Luchare con todo lo que se me presente, mientras que no sea mi reflejo porque hoy por hoy es mi peor enemigo. Aunque confieso que quiero encontrar el método para dejar de sentir temor frente a el (mi reflejo), y poder darle mi espalda para que vea que mis ojos no le dan importancia…Aquí estaré hasta que deba partir. Mis ganas no me harán alejarme, ni quiero hacerlo. No será el mejor escenario, pero es donde empezara la función. Débil, asustada pero con ganas de vivir.