Comparte mi blog

Visitor

Translate

!Llora! No te avergüences.

Llora y llora hasta que el cuerpo te diga basta, luego descubrirás,
 que nada es lo suficientemente malo, que todo tiene su lado positivo..
 Las lágrimas pueden ser un verdadero bálsamo para el alma.
Llorar es de hombres y mujeres,
y el mejor alivio después de un problema o alegría.
No interrumpas lo que tu cuerpo quiere hacer. 
!Llora! No te avergüences.




Nostalgia...Tengo ganas de llorar y no puedo.


¿Alguna vez tuviste ese deseo irrefrenable de llorar?
¿Alguna vez no has tenido el valor para quedarte en un sitio?
¿O el deseo de permanecer allí, pese a todo y aún con todas las lágrimas a tus espaldas
por la tonta idea, tonta, de creer que serías feliz?

¿Por qué a veces ir en busca de las cosas bonitas son tan difíciles?
¿Por qué he de quedarme esperando?
 ¿Por qué tengo que perderme las locuras de la vida que desactivan la razón
 y agudizan sentimientos que se creían perdidos?

Tengo ganas de llorar y no puedo, ese nudo en el estómago y la mudez
 que se ha posado en mi garganta me indican que, ante la primera lágrima,
 no habrá marcha atrás. Será por eso que necesito varios segundos para derramar la primera
 y horas, muchas horas para que mis ojos se cansen y digan: ¡basta!



¡A vivir se ha dicho!

 Deberíamos dedicarnos a leer sobre temas que nos aporten cosas buenas
 a nuestra vida y no que nos depriman.
 Hoy quiero compartir con ustedes estas palabras de Facundo Cabral.

Tenemos para gozar la nieve del invierno y las flores de la primavera,
el chocolate de la Perusa, la baguette francesa, los tacos mexicanos,
el vino chileno, los mares y los ríos, el fútbol de los brasileros,
Las Mil y Una Noches, la Divina Comedia, el Quijote,
el Pedro Páramo, los boleros de Manzanero
y las poesías de Whitman, Mäiller, Mozart, Chopin, Beethoven,
Caraballo, 
Rembrandt, Velásquez, Picasso y Tamayo, entre tantas maravillas.
¡A vivir se ha dicho!
Y ¡Menos quejas! ¿No crees?.


Tengo ganas de un abrazo de sofá.

Tengo ganas de un abrazo de sofá.
De esos que duran horas mientras se charla bajito .
Si, de esos en los que el tiempo parece no pasar 

y te sientes rodeada de una burbuja protectora
Y cerrar los ojos …
y no sentir nada más que un pecho cálido

 y unos brazos que me quieren abrazar.

 Abrazame.

Buenos días ya es Jueves.

 Es verdad que se puede ser feliz, conseguir los propósitos de la vida,
 cumplir cada uno de tus deseos, 
reír por cada tontería como si dependieras de ello.
 Levantarte cada mañana y pensar que vas a hacer lo que sea
porque ese sea el mejor día de tu vida. 
Y cuando lo consigas, al día siguiente igual. 
Sacarle una sonrisa a los demás y otra a ti mismo.
 Ver las cosas de otro color, como si fuesen mejor de lo que son.
 Al Fin y al Cabo, No es tan difícil.


¿ Nos encendemos otro?

¿ Para qué negarlo?


Todos necesitamos a alguien, más allá del amor, más allá del hombre o mujer perfecta...


Todos necesitamos que alguien, cuando no podemos más,


Cuando el mundo nos pesa; nos abrace y nos diga:


!Expulsa el veneno, llora las penas, 


que cuando acabes quiero fumarme la vida a medias contigo!


Oír eso, y sentir como con cada calada el mundo va perdiendo peso, 


como esa persona está ayudándote a sostener tu mundo, 


gana peso para que tú puedas volver a nadar.


Y un día, cuando tengas esa misma sensación, sabes que siempre, 


cuando el mundo vuelva a coger peso, cuando de nuevo te sientas incapaz de todo,


en ese momento sabes que volverá y te dirá: 


¿ Nos encendemos otro?

Sólo deseos reprimidos de esos que se anhela, que se vive, que se sueña.

¿Y qué hay detrás de los lamentos?... 
Sólo deseos reprimidos de esos que se anhela, que se vive, que se sueña. 
Los de ser, de creer, de saber, de vivir... Esos deseos que busco.
No pretendo cambiar el mundo... es precisamente el mundo el que me ha cambiado a mi,
todos los días, todas las horas, todos los segundos que he respirado. 
Me he asfixiado muchas veces, o he creído estarlo, 
pero finalmente mi capacidad de sobrevivir es más fuerte... 
Continúo viviendo, por costumbre, por falta de innovación, por inercia
 por seguir creyendo en el amor pero aun vivo.
No sé si algún día ésto cambie, por ahora me revuelco
 en mis propios fallidos intentos de alzarme,
 de caerme y levantarme. Estoy bien, o pretendo estarlo...

No soy todo lo que quisiera ser, pero eso es sólo otro detalle
 de los tantos que hoy decoran mi vida... de la colección de malos detalles,
de malos momentos, de malos respiros...de felicidad esfumada.
Y es así, una y otra vez... no hay espacios para detenerse en este remolino
 que a veces me parece la vida... es cierto, 
no hay finales felices..pero si sigo soñando con uno.
Sólo seguiré creyendo tal vez ilusamente en la felicidad, 
en un segundo de duración... en una luz 
que logre esclarecer mis grises días y dudas...

Te invito a ser feliz.

Te invito a descubrir cosas nuevas: reír, reír y reír, 
hasta no poder más,
cantar alguna canción, bailar bajo la lluvia, 
saborear cada segundo, pedir deseos a las estrellas fugaces, 
contar un secreto, saltar de alegría, enviar una carta, 
soplar las velas cada vez que cumples años, 
sonreir a alguien, llorar, abrazar y ayudar...
Te invito a que disfrutes conmigo
 de cada uno de estos momento y muchos otros.


Te veré al otro lado de la cama.


Y pensar en lo triste que es ver cómo se hace cenizas -frente a tus ojos- 
lo que quieres construir con alguien;
 el lugar, las esperanzas, todo lo que pusiste en ello:
 las ganas, las ilusiones, todo.

A veces siento que estoy en una caída en un abismo sin fondo 
y que tú no vendrás a salvarme; 
a veces siento que estoy por volverme cuerdo 
y que tú no vendrás a sacarme a bailar. 
Hay noches en las que me da por desviar la mirada a la luna 
y querer que tú me eches de menos. 

De que, en cualquier día de estos, saldrás corriendo 
y tocarás la puerta, 
o entrarás por la ventana 
y te veré al otro lado de la cama.
Y haremos temblar al frío.

                                           Benjamín Griss

Si pudiera ser tu respirar cuando te ahogas de melancolía por las noches


Si pudiera despertar tus sentimientos, esos que se quedaron dormidos aquella última vez que hicimos el amor. Si pudiera olvidar por ti tus resentimientos, esos que te alejaron de mí y que por las noches no te dejan dormir. Si pudiera ser tu respirar cuando te ahogas de melancolía por las noches, apagar tus miedos y mostrarte que no hay nada mejor que arriesgarse por amor, lo haría. Si pudiera mi vida, ser tu vida por un momento, y hacer lo imposible por cambiar todo lo que te hiere e incómoda, te juro que lo haría. Si pudiera amor mío, amar por ti lo que estas olvidando, 
quizás esto no esté perdido.