Comparte mi blog

Visitor

Translate

Inexplicable angustia, hondo dolor del alma, recuerdo que no muere

Me estoy desvaneciendo de a poquito,
mis ojos se van convirtiendo en dos gotitas de líquido salado. 
Es complicado, ¿sabes?
Porque no tengo ni la menor idea de lo que está pasando aquí, 
no sé qué estoy sintiendo, no sé por qué me pierdo en todo esto...

Ahora noté que, necesito apagar la luz. Es complicado,
porque ni siquiera estoy segura de querer salir de este lugar,
de prender la luz, de secarme las lágrimas.

Quiero salir corriendo a un lugar en que nadie me pueda encontrar,
 un lugar en que no pueda recibir noticias de ningún tipo, 
un sitio, en el que, pase lo que pase, yo no me entere.
Siento que me desvanezco,

cierro los ojos e intento abrirlos y me pesan los párpados, 
cada vez un poquito más. 
Siento esa cosa rara a la que todos le llaman angustia,
 pero no puedo definirla, no puedo describirla,
 por qué no estoy segura de qué es, ni cómo es precisamente...
 Inexplicable angustia, hondo dolor del alma,
 recuerdo que no muere, deseo que no acaba.

La culpa no te deja soñar


Todos deberíamos tener una… 
como un cepillo de dientes, con el que remueves,
 observas y dejas asentar los brincos, las pérdidas, las omisiones.
 La culpa existe para recordarnos que no escaparemos de lo que salió mal.
 Será ese ángel malo que llevamos, no en el hombro,
 sino en la espalda, en los párpados, en las canas.
 
 Lo bueno de la culpa, es que salva; a los demás, claro, pero salva. 
En la medida en que llenemos nuestra mochila,
 seguramente descargamos a alguien más de ello.
 
 La culpa no te deja soñar, estar, reír sin complicaciones.
 Está siempre ahí para dirigir nuestras nuevas acciones,
 nuestros nuevos proyectos culpabilizantes 
 que se emprenden para eliminar a la culpa,
 y terminan siendo un tremendo monumento a su majestad. 
 
No sé si decidí ser siempre la culpable, o fue un regalito de alguien más.
 No sé si es voluntario o es el torcimiento de las responsabilidades huérfanas,
 que flotan en el aire, esperando a que llegue yo y las recoja,
 como la ropa del tendedero. 
 
Mis piernas están cerca de protestar por el peso, 
que parece no aminorar, pero no podría yo quedar sin mi cuota de mortificación,
 recetada por los demás. 
De hecho, si te aburriste de leer esto, seguramente será mía la culpa…

Un profundo sueño


Un sueño. Un profundo sueño.
 Las sábanas me envuelven hasta dominar mi capacidad de sentir el espacio exterior
 y sin abrir los ojos veo todo lo que quiero ver. 
Todo en blanco y negro, una vida distinta a la mía, 
un aglomerado de gente y a veces nadie, pero siempre reflejos sin sentido…
Excepto tu y yo, en medio de todo, sonriéndome desde unos metros más allá,
 llenandome de paz… Y te agarro la manos y te abrazo como nunca…
Y la gente sigue o no sigue, pero igual es como si no existiera.
Nos vamos, tu y yo, caminando por ese suelo ya un poco pintado de algunos colores…
Lastima que solo fue.....Un profundo sueño

Flexionas las rodillas y saltas con fuerza para salir del pozo.

A veces hay que ir hasta abajo del todo
 para impulsarse hacia arriba.
Entonces aprietas los dientes, hasta las nalgas,
flexionas las rodillas y saltas con fuerza para salir del pozo.

Esa es la vida.
Una constante entrada y salida de pozos imaginarios,
más o menos profundos,
en los que caes y de los que tienes que tratar de fugarte
con el menor numero de rasguños posibles.

Querer es hermoso y amar es divino


¿Que has aprendido de la vida...?
He aprendido….que cuando sólo una persona me dice:”Tú me alegraste el día”, me alegra el día.
He aprendido….que cuando te amarras a tu amargura, la felicidad amarrará en otro muelle.
He aprendido que desearía haberle dicho a mi padre que lo quiero
,una vez más, antes de que falleciera.
He aprendido… que cuando estás enamorado, se nota.
He aprendido….que ser bondadoso es más importante que tener la razón.
He aprendido…que nunca debemos rechazar el regalo de un niño.
He aprendido…que yo siempre puedo rezar por otro cuando no tengo
 las fuerzas para ayudarlo de alguna otra manera..
He aprendido….que la vida es como un rollo de papel;
mientras más se acerca a su fin, más rápido se acaba.
He aprendido….que deberíamos estar contentos de que Dios
no nos dio todo lo que necesitamos.
He aprendido….que el dinero no compra amor.
He aprendido….que las pequeñas cosas de todos los días hacen la vida tan espectacular.
He aprendido….que bajo la coraza más dura hay alguien que quiere ser apreciado y amado.
He aprendido….que el Señor no lo hizo todo en un día. ¿qué me hace pensar que yo puedo?
He aprendido….que cuando planeas vengarte de alguien,
estás dejando que esa persona continúe hiriéndote.
He aprendido…que el amor y no el tiempo cierra todas las heridas.
He aprendido….que todos con los que te encuentras se merecen que los recibas con una sonrisa.
He aprendido…que nadie es perfecto hasta que te enamoras de esa persona.
He aprendido….que la vida es dura pero yo soy más duro.
He aprendido…que las oportunidades nunca se pierden; alguien tomará la que dejaste pasar.
He aprendido…que debemos mantener nuestras palabras tiernas,
 porque mañana tal vez debamos masticarlas.
He aprendido….que una sonrisa es una forma muy barata de mejorar la presencia.
He aprendido…que no puedo decidir cómo me siento, pero sí puedo decidir qué voy a hacer al respecto.
He aprendido…que mientras menos tiempo tengo disponible, más cosas termino.
He aprendido que la mujeres alegran a los hombres y los hombres alegran a las mujeres, pero siempre cuando ambos se tratan con cariño.
He aprendido que entregar amor a todos es mi mejor arma y deseo compartirla.
Hoy he aprendido que cuando dos se quieren, además son amigos.
Hoy he aprendido…que reír me hace bien y ser alegre es contagioso..
Hoy he aprendido…que querer es hermoso y amar es divino
Hoy he aprendido…que dos pueden ser uno.
Hoy he aprendido…que ser positivo es usar mi inteligencia
Hoy he aprendido…que todos tienen capacidad de amar, pero algunos aún no lo saben.
Hoy he aprendido…que volar es hermoso y que se puede hacer sentado.
Hoy he aprendido…que sentir tiene varias escalas y algunos no sabemos subir algunos peldaños.
Hoy he aprendido que los sentidos se desarrollan… Y también se atrofian.
Hoy he sentido que la vida es corta y hermosa… Y que deseo compartirla


Autor Desconocido

Vivir Como Las Flores.

Ellas nacen en el estiércol, sin embargo son puras y perfumadas. Extraen del abono maloliente todo aquello que les es útil y saludable, pero no permiten que lo agrio de la tierra manche la frescura de sus pétalos. Es justo angustiarse con las propias culpas, pero no es sabio permitir que los vicios de los demás te incomoden. Los defectos de ellos son de ellos y no tuyos. Y si no son tuyos, no hay motivo para molestarse.
Ejercita la virtud de rechazar todo el mal 
que viene desde afuera
y perfuma la vida de los demás haciendo el bien.
Ésto, es vivir como las flores.

Escribir es un acto de supervivencia



No hay deseo ni anhelo, a veces ambición de compañía, 
donde sólo está la cama y un techo con lámpara
 que no deja de ser solitaria en la inmensidad de la nada 
y que nos tiene cautivos con la mirada fija. 
Y eso provoca sentir y recordar que hoy como ayer estamos... 
Solos.

Como diria Paul Auster:
"No es que escribir me produzca un gran placer, 
pero es mucho peor si no lo hago" 
"Escribir no es una cuestión de libre albedrío,
 es un acto de supervivencia"

Despierta y Viva


Hay días en que…, Estoy despierta y viva como un sol, 
como una mariposa transmutándose sin descanso,
 y recibo todas mis vidas en un vaso de inocencia, 
 uno que me presta la tierra para los días de insomnio.

Hay días, como ayer y mañana que presiento que la espera se va,
 y la claridad, llega como un fuego níveo, profundo y terso, 
me visto en él en cada segundo que me permite el momento.

Dime, díme, ¿que es la existencia toda de un hombre 
si no los momentos que hubo de comprensión y consciencia?

MUJER DE NIDO

Quería hacer este regalo el que espero te guste. 
Tienes un corazón gigante amiga.
Escritos desde una agenda, en momentos de soledad, de espera, en medio de su rutina diaria. 
Ella siempre espera algo, o a alguien. Sigue una luz, es la fe la que la acompaña. 
Escribe a diario, no lo comparte con nadie. Piensa que Dios la lee. 
Ella nunca saldrá del nido, ahí se siente segura. No quiere volar, no sabe cómo hacerlo.
 Cada día mira al cielo y sonríe. Ella espera, siempre espera.

Tengo el amor castigado en un rincón

Tengo el amor castigado en un rincón, de cara a la pared. 
Lo castigué por abuso de poder. 
Se me desbordó a manos llenas como solía usarlo, 
y ahora me dicen que lo tengo que repartir con migajas 
de lo que antes fue un amor lleno de efusividad,
 de largos besos de amante promiscua.
Tengo el amor amarrado a una de las patas de la cama, 
para que no vaya de casa en casa mendigando un poco de amor, no eso se acabó.
Sobreviviré, ya no lo necesito.
 Cambié la cerradura de la puerta, y puse clave en Internet 
para que no navegues regalando amor