Visitor

Translate

Carta a un viejo Amor.


14 de Agosto, 2016


Voy e escribirte… porque es lo que mejor se hacer, porque es la única manera que tengo para que tu extraña sensación dentro de mi desaparezca, esa que tú engendraste en mi sin que yo me diera cuenta, y que ahora siglos después he descubierto que solo tú eres capaz de activar ese sensor que me hace querer salir corriendo.

Lo cierto es que te echo de menos. Te echo más de menos que antes de todo aquello que paso. Tu sonrisa, las locuras y esa las ganas de siempre reír sin parar. Te echo de menos a ti y lo que eras en mi. A nuestra particular relación sin empezar, sin terminar, pero con tanto que compartir.

Quizás hoy, no hubiera dejado irse todo aquello. Quizás hoy puede que igualmente nuestros caminos se hubieran separado y yo hubiese seguido luchando. Aun recuerdo cómo querías todo de mí y cómo te conformabas con lo mínimo. ¿Dónde te fuiste? No se, lo que si se, es que ya nunca serás el mismo. Lo vi en tus ojos y lo reconozco en cada minuto que pasa y todo ha acabado olvidado para siempre.

Probablemente, solo seas una gran historia que siempre podré recordar mientras se me pone la carne de gallina. Quizás, solo conocí esa parte de ti que rozó lo agradable, hermoso y placentero de mi.

Y ahora después de releer esta carta que nunca recibirás solo me pregunto: ¿Cuándo será el puto día que te deje de escribir y recordar?.


Nunca más tuya,
                          MaryM


La Soledad me llego sin avisar.

A mi La Soledad me llego sin avisar
 por eso a veces necesito un poco de aire fresco
 y solo sentir el canto de los pájaros.


Ya nadie apuesta por nadie.

Ya lo se, todo esto pasa. Que es solo un momento. Que un día ya solo será otra parte de mis recuerdos, Que las personas son así, un día te regalan un sueño y al siguiente lo olvidan por otro nuevo. Que todos los momentos compartidos no son más que un puñado de hechos para lograr un objetivo. Que ya nadie apuesta por nadie. Que cruzar una mirada con quien significó tanto para ti y que se quiebren los cristales duele. Que intentas no sentir la tristeza, pero no puedes evitarlo. Que te decepcionaste, te decepcionaron y tú también lo hiciste. Que no sabes dónde ni cómo pudiste llegar a esto. Que ya tienes la última página entre tus manos para pasarla…pero no eres capaz de cerrar el libro.

-Autor Desconocido

Ya lo se, todo esto pasa. Que es solo un momento. Que un día ya solo será otra parte de mis recuerdos. Que las personas son así, un día te regalan un sueño y al siguiente lo olvidan por otro nuevo. Que todos los momentos compartidos no son más que un puñado de hechos para lograr un objetivo. Que ya nadie apuesta por nadie. Que cruzar una mirada con quien significó tanto para ti y que se quiebren los cristales duele. Que intentas no sentir la tristeza, pero no puedes evitarlo. Que te decepcionaste, te decepcionaron y tú también lo hiciste. Que no sabes dónde ni cómo pudiste llegar a esto. Que ya tienes la última página entre tus manos para pasarla…pero no eres capaz de cerrar el libro.

Frases de Paulo Coelho.

 Paulo Coelho

“El sabio es sabio porque ama. El loco es loco porque piensa que puede entender el amor.”

 Paulo Coelho

“Si me preguntas si me gusta tu compañía, la respuesta es si.
 Sin embargo, si quieres saber si puedo vivir sin ti, la respuesta también es si…”

Paulo Coelho

“No existe amor en paz. Siempre viene acompañado de agonías, éxtasis,
alegrías intensas y tristezas profundas.”

Paulo Coelho

No existe la tragedia, sino lo inevitable. Todo tiene su razón de ser: solo se necesita distinguir lo que es pasajero de lo que es definitivo. ¿què es lo pasajero? - lo inevitable ¿y lo definitivo? -las lecciones de lo inevitable.


 Paulo Coelho

“La felicidad es a veces una bendición, pero por lo general es una conquista.”

 Paulo Coelho

“Nadie pone sus sueños en manos de aquellos que pueden destruirlos.”

 Paulo Coelho

"Cuando alguien desea algo debe saber que corre riesgos y por eso la vida vale la pena." 

 Paulo Coelho

Dile que lo quise, ve y díselo.

Díselo en sueños, en la brisa del viento, en el recuerdo de mi pañuelo que todavía lleva consigo el aroma de mi perfume o díselo a la cara, de cualquier manera,pero díselo. Recuerda le que siempre fue él y que ya lo quería sin conocerlo. Dile que le quería con toda mi alma.
Dile que estaba dispuesta a dar mi vida por él y que incluso ahora también la daría aún no sabiendo si respira, aún no sabiendo nada de su vida. Recuerdale mi rareza que tanto le gustaba, recuerdale la primera vez que vi su voz escrita en papel y recuerdale también la única y última vez que vio mi triste mirada en aquel mensaje humedecido por las lágrimas del adiós no pronunciado.
Dile que mis días son los mismos pero aún más apagados desde que se fue, desde que decidió alejarse de alguien tan indefensa como yo y alguien que ahora le cuesta ver la luz. Solo soy alguien que saca fuerzas de dónde ya no las hay.
Mis noches siguen siendo pesadillas desde mi propia marcha, me perdí, me fui tan lejos que ya no sé a dónde fui y dónde estoy. Ya no sé cómo encontrarme, puede que esté a tu lado y sé dónde encontrarte, sé dónde te encuentras y por eso estamos tan perdidos. 
Me estoy muriendo, le falta azúcar a esta sangre que fluye por mis venas y me lleva por el camino de la amargura, pero velando por ti siempre estaré hasta el fin de mis días, aunque el resto de los días se me estén acabando y ahora probablemente con tanta enfermedad del alma vaya a estar protegiéndote desde arriba.