Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Con el tiempo aprendí. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Con el tiempo aprendí. Mostrar todas las entradas

Casi siempre el corazón se te queda roto en mil pedazos.


Cuando era pequeña escuchaba a mi abuela decir: El amor es doloroso, cuando te enamorabas al final, casi siempre el corazón se te queda roto en mil pedazos. Yo no le quise hacer caso. Ahora sólo me queda esperar que el tiempo pase y ver si es verdad que las heridas se curan.


Casi siempre el corazón  se te queda roto en mil pedazos.

Son mejores los amaneceres compartidos.

"Con el tiempo comprendí"


Que amar no es tan solo rozar unos labios, acariciar una piel o decir simplemente “Te Quiero”.
Entendí que el amor no tenía formas sinuosas ni estaba compuesto de materia orgánica, que los príncipes azules iban en baqueros y chupas de cuero y las princesas con minifalda y tacón y que por descontado, no existen los cuentos de hadas.
Entendí también que son mejores los amaneceres compartidos, las cenas de dos y los verbos conjugados en plural. Que las discusiones no son más que las escusas para una reconciliación en toda regla y que los inviernos son mucho menos fríos en una cama compartida.
Comprendí que el mejor bálsamo para las resacas son sus brazos, su cariño y comprensión y que es mejor tener los labios agrietados por los besos que por otra cosa.
Entendí que los celos son solo síntomas de amor y que la confianza son los pilares principales.
Comprendí que las estrellas brillan más y mejor sin las miran dos, que las lágrimas son solo el miedo a perder lo que tanto se desea, que la ternura siempre es uno de los mejores ingredientes…


 -Autor Desconocido.

Perdonar es dejar que el tren avance y volver a jugar el partido.

Hay deseos muertos, que nos atan, nos detienen en el camino. 
Están los otros, los que nos empujan, los que nos abren el camino.
Los deseos muertos quieren cambiar lo que no se puede cambiar.
 Nos hacen mirar atrás, niegan el perdón y la posibilidad de perdonar.

 Perdonar es dejar en el pasado lo que es de el pasado.
 Es acomodar ese trauma en donde corresponde.
 Es reconstruir desde las ruinas. Es cerrar esa puerta, 
dejar que el tren avance y volver a jugar el partido.

Es afirmar la propia identidad. Es animarse a ser otro.
 Es superar nuestros miedos y enfrentarlos.
 Es reencontrarse con uno mismo.
 Perdonar y perdonarse, es soltar eso 
que nos tiene detenidos en el tiempo,
 y al fin poder avanzar.

Perdonar es dejar que el tren avance y volver a jugar el partido.


Aprendí a estar sin compañía.


Aquí estoy todavía.
 No hubo pataletas, no hubo gritos ni cosas lanzadas
 por el aire en tu contra. Sólo hubo tristeza.

Sólo quedó algo de esperanza. 
Casi nada ha cambiado. 
Lo único nuevo que puedo exhibir
 es la capacidad de despertar si ti, 
 de conversar a solas conmigo, 
de ver desde el aire dónde estoy.

A pesar del dolor, hubo ganancia, hubo darse cuenta. 
Cada día, mientras veía tu silla vacía,
 comía sin mucho paladear;
 como si lo hiciera para solo sobrevivir. 
Mientras escuchaba música,
 me traicionaban mis manos y te buscaban en el sofá. 

Poco a poco aprendí a estar sin compañía,
 sin alguien que ocupase mis miradas, 
mis caricias, mis picardías. 

Todo eso se envolvió en un regalo agridulce 
que me hizo enterarme de mí, de que existo, 
de lo que quiero, de lo que necesito.


Tenemos para gozar la nieve del invierno y las flores de la primavera.

 Deberíamos dedicarnos a leer sobre temas que nos aporten cosas buenas
 a nuestra vida y no que nos depriman.  Hoy quiero compartir con ustedes estas palabras de Facundo Cabral.

Tenemos para gozar la nieve del invierno y las flores de la primavera,
el chocolate de la Perusa, la baguette francesa, los tacos mexicanos,
el vino chileno, los mares y los ríos, el fútbol de los brasileros,
Las Mil y Una Noches, la Divina Comedia, el Quijote,
el Pedro Páramo, los boleros de Manzanero
y las poesías de Whitman, Mäiller, Mozart, Chopin, Beethoven,
Caraballo, Rembrandt, Velásquez, Picasso y Tamayo, entre tantas maravillas.
¡A vivir se ha dicho!
Y ¡Menos quejas! ¿No crees?.



Algún día todas las sonrisas le ganaran el pulso al dolor.




Y eres consciente de que hay respuestas que quizá deban cambiarse. Que te equivocaste. Es preciso partir para volver a encontrar el camino. Y dice el corazón que no, que me equivoco, que fuimos felices juntos. Me coge por un brazo, me lo aprieta con fuerza. Porque cuando alguien a quien quieres se te va, intentas detenerlo con las manos, con la mente, con todo tu cuerpo. Esperas poder atrapar así también su corazón. Pero no, no es así. El corazón tiene pies que no ves. Y sigo pensando y sigo creyendo. "Algún día todas las sonrisas le ganaran el pulso al dolor".



No sé si llegues a leerme aunque espero que cuando llegue la soledad me leas por error.



"Hoy estás lejos y el olvido está cerca, tu olvido, de mí, de mis horas, de las dulces noches poseídas por la poesía. Tu ausencia que llega liviana y silenciosa como el filo de la mañana, mis manos se congelan en el frío de tu recuerdo y la vida es amarga como el café que has dejado servido. No me queda más consuelo, más miseria, que regarte como agua en mis palabras, para que así a mis letras le crezcan flores y nazca un jardín en la parte trasera de los ojos. No sé si llegues a leerme aunque espero que cuando llegue la soledad me leas por error cuando cruces la calle y ahí pueda tocar tu corazón. No es fortuna, es un verdadero triunfo."

-Juan Felipe M

Quiero creer en la palabra - esperanza.


Se esperó a que el tren pasase puntual. Sin ninguna compañía se adentró en el primer vagón y avanzó hasta sentarse en el último asiento. Aquel lugar era tan acogedor como solitario, resultaba hasta íntimo. Sí, había escogido un buen sitio. Y miró por última vez el paisaje, nostálgico. Sabía que era mucho lo que dejaba atrás, pero quizás fuera más lo que se encontraría delante. Había aprendido que quien no arriesga, no gana, y ella nunca perdía. Que por poca fuese la probabilidad, nada es imposible. No consiste en creer en el azar, sino creer en uno mismo. Veía cada vez su destino más cerca, pero a la vez, nuevas metas lejanas. Y aunque fuese una locura, se deshizo de toda una vida para marcar con su huella otra. Le iban los retos. "Quiero creer en la palabra "esperanza" tal como está escrita en el libro de los humanos."


Quiero creer en la palabra - esperanza.

Una llamada cambia tu vida.

En la vida hay momentos en los que estas arriba, en la cima donde tienes todo y estas en control de absolutamente todo lo que ocurre en tu universo. Y es precisamente cuando estas arriba cuando llegan muchos lobos disfrazados de mansos corderitos. Pero es muy diferente la historia cuando por cosas de la misma vida, te toca descender y tocar fondo, ahí el escenario cambia completamente de repente los corderos (que nunca lo fueron) sacan sus garras y muestran sus colmillos. Aunque hay decepciones cuando se esta Abajo, también hay grandes gratificaciones una de ellas la comparto con ustedes: Hoy cuando estoy en esta situación he descubierto quienes son realmente las personas que me quieren, esas que se quedan, esas que te recuerdan, que te llaman sin ninguna otra intención simplemente para saber de ti, aquellas que permanecen leales aun cuando no te sientas como " La Reina del mundo" aun cuando no estas en la "Cima del Cielo" aun cuando la popularidad escasea o el poder se haya agotado...Es cuando se esta abajo que se encuentran a los verdaderos Corderos, esos que no tuvieron la necesidad de disfrazarse porque siempre lo fueron.



Fácil es orar todas las noches. Difícil es encontrar a Dios en las cosas pequeñas...

Fácil es orar todas las noches. Difícil es encontrar a Dios en las cosas pequeñas...

1) Fácil es ocupar un lugar en la agenda telefónica.
Difícil es ocupar el corazón de alguien...
2) Fácil es herir a quien nos ama.
Difícil es curar esa herida...
3) Fácil es dictar reglas.
Difícil es seguirlas...
4) Fácil es soñar todas las noches.
Difícil es luchar por un sueño..
5) Fácil es exhibir la victoria.
Difícil es asumir la derrota con dignidad...
6) Fácil es admirar una luna llena.
Difícil es ver su otra cara...
7) Fácil es saber que estas rodeado por personas queridas.
Difícil es saber eso y no sentirte solo...
8) Fácil es tropezar en una piedra.
Difícil es levantarte...
9) Fácil es disfrutar la vida todos los días.
Difícil es darle el verdadero valor...
10) Fácil es orar todas las noches.
Difícil es encontrar a Dios en las cosas pequeñas...
11) Fácil es prometerle a alguien algo.
Difícil es cumplirle esa promesa...
12) Fácil es decir que amamos.
Difícil es demostrarlo todos los días...
13) Fácil es criticar a los demás.
Difícil es mejorar uno mismo...
14) Fácil es cometer errores.
Difícil es aprender de ellos...
15) Fácil es llorar por el amor perdido.
Difícil es cuidarlo para no perderlo...
16) Fácil es pensar en mejorar.
Difícil es dejar de pensarlo y solamente hacerlo...

 Fácil es prometerle a alguien algo. Difícil es cumplirle esa promesa...

Callé TE QUIERO, que por miedo, se quedaron en el aire.

Cometí MUCHOS errores... Lloré por quien no debía y reí con falsas amistades... Callé te quiero, que por miedo, se quedaron en el aire. Callé VERDADES por no ...hacer daño... Abracé a personas que NO SE MERECÍAN ni el roce de mi piel. ...y aprendí poco a poco en qué consiste vivir... Y el secreto está en NO ARREPENTIRSE DE NADA.

Callé TE QUIERO, que por miedo, se quedaron en el aire.


Besitos de su Amiga "La Soledad".


Mírate en el espejo suspira y date un beso en el alma.



Un día me levante y dije hasta aquí. Me cansé de llorar. Aprendí que mis lágrimas tenían demasiado valor para gastarlas en quien no valía la pena. Aprendí que las depresiones son como las tormentas se oscurece el cielo, llueve mucho durante algún tiempo y después llega la calma y el sosiego. Aprendí que A veces se gana y Aveces se pierde y que perdiendo Aveces ganamos. Me gustaría que un día dejes de llorar igual que yo. !Mírate en el espejo suspira y date un beso en el alma! y declarate amor eterno. Queriéndote mas cada día porque solo queriéndote mas, podrás dar y recibir amor sin angustias, temores ni falsas expectativas .


Mírate en el espejo suspira y date un beso en el alma.


Esto es el verdadero amor.

El amor verdadero tiene lentes especiales para ver al otro. Ve, más allá de la apariencia física, la esencia. Y así, ama lo que es real. La apariencia física puede modificarse en cualquier momento. La belleza exterior puede sufrir muchos accidentes y modificarse, repentinamente. Quien valoriza lo interior del otro, es como un hábil especialista en diamantes, que mira la piedra bruta y consigue descubrir el brillo de la preciosidad. Es como el artista que acaricia el mármol, percibiendo la imagen de la belleza que el encierra en su intimidad. Ese amor atraviesa los portones de esta vida y se eterniza en el tiempo. Esto es el verdadero amor.

 Esto es el verdadero amor.

Yo he aprendido que más allá de mi soledad, existe un personaje extraordinario.

En el correr de los años, muchas veces nos deparamos con pérdidas terribles,
 por ellas asumimos actitudes y hacemos cosas que jamás soñamos hacer,
pero las mismas siempre nos traen una moraleja, un aprendizaje.

Yo he aprendido que más allá de mi soledad, existe un personaje extraordinario.
 Esos hermosos amigos que creemos saber como piensan y como son,
y que nos brindan una mano cálida. Siendo perfectos desconocidos,
nos brindan más que los que dicen ser nuestros amigos cotidianos.
No conocemos sus rostros, ni sus voces, ni su color de piel,
apenas sus pensamientos y la esencia misma del ser humano,
y se tornan tan indispensables como el aire mismo.

En el silencio y el frío de una habitación encontramos,
un ser capaz de escucharnos y oír de nuestras tristezas,
de vez en cuando arranca una risa y muchas sonrisas.
Otros son capaces de confrontarnos con el niño que llevamos dentro.
Muchos se vuelven tan indispensables, que al llegar a casa
lo que deseamos es que se encuentren conectados.

 Los cyber se convirtieron en las estancias del hogar de una familia,
que tras una pantalla forma hermosos vínculos de amistad,
muchos descubren el amor, y otro el reencuentro con ese sentimiento.
Algunos entran solo para observar que se dice en el chat.

De todo esto solo una cosa lamento, que podamos hacer lazos tan fuertes
 de esta manera,  sin mirarnos a la cara, ver el brillo de los ojos
 de quien nos escucha y nos da una frase amiga.

Gracias por entregarte sin esperar nada a cambio, y haberme dado tanto.
Gracias por estar, y haber sido la mano presente que me dio coraje,
para alzar mi rostro y mi mirada nuevamente a la esperanza de la vida.
A mis amigos especiales. A mis Amigos Cibernéticos

Amigos Cibernéticos.

Perdona y encuentra la paz.

A veces es necesario dejar el orgullo a un lado, 
para respirar los aires frescos de un perdón.


El perdón implica olvido, pero no un olvido amnésico de trama de telenovela ... 
Para dejar ir no hay que olvidar con la cabeza, no hay que borrar los hechos ....
hay que perdonar con el corazón.

Flexionas las rodillas y salta con fuerza para salir del pozo.

A veces hay que ir hasta abajo del todo
 para impulsarse hacia arriba.
Entonces aprietas los dientes, hasta las nalgas,
flexionas las rodillas y saltas con fuerza para salir del pozo.


Esa es la vida.
Una constante entrada y salida de pozos imaginarios,
más o menos profundos,
en los que caes y de los que tienes que tratar de fugarte
con el menor numero de rasguños posibles.

Más vale tarde que nunca.

Olvidar es de cobardes.


¿Cómo era esa frase?… ¡Ah, sí!..“Nadie es perfecto.” Y sí, es cierto… Todos cometemos errores, unos más y otros menos, pero al fin y al cabo todos lo hemos hecho mal alguna vez. Pero, ¿sabés qué? Que no me importa equivocarme, porque también hay otras famosas frases que dicen que   “De los errores se aprende” y que “Rectificar es de sabios”. Y creo que yo he aprendido muchas cosas de mis errores, incluso más de lo que puedes imaginar, me han hecho fuerte ¿sabés? Los errores me han enseñado que esta vida no vale la pena si no sonríes, pero no olvidar, eso es de cobardes, lo importante es saber recordar sin que te duela. Es más, he rectificado, o al menos lo he intentado… y si lo he hecho más tarde que pronto, no importa, “Más vale tarde que nunca”.


Más vale tarde que nunca.


El mundo te quiere veloz para recordar sólo el sonido de tus pasos.

Fuera de mi ventana sólo veo coches veloces, 
motos alocadas, que dejan el tráfico atrás. 
He aprendido una pequeña verdad:
El mundo te quiere rápido para que llegues a tiempo,
te quiere veloz para recordar sólo el sonido de tus pasos 
y es por eso que cuando te acuerdas que no vas a ningún lado 
aceleras.

La Vida Tiene Valles y montañas.

Lo bonito y lo interesante de la vida, es que tiene valles y montañas, luces y sombras, salado y dulce…Y no se podría sentir el orgullo de haber escalado una montaña si no existiera el empinado camino desde el valle, no se apreciarían las luces sin las sombras, ni podríamos valorar el dulce sin haber conocido el sabor amargo…

Me levantare y no mirare que es lo que falta, sino todo lo que tengo.


Me levantare y no mirare que es lo que falta, sino todo lo que tengo. De eso se trata vivir. De aprender a querer hasta lo mas insignificante de lo que nos forma. No cerrare mis ojos. Me quedare bajo este cielo lleno de estrellas, que iluminaran mi noche. Mis sueños vuelven a mí. y escucho a lo lejos una melodía que me hace sonreír. Vuelvo una vez más, quiero renacer. Quiero matar a cada uno de los miedos que tengo, para poder caminar sin tropezar nunca mas. Percibo luces, y se que en mi interior hay muchas más. Cada gota de sangre que derrame hoy, es una señal que me recuerda que no debo ir por ese camino. Tengo todo el tiempo que necesite, solo me falta entregarme por completo a esta fantasía de vivir con alegría. El sol quiere aparecer y yo aun sin dormir. No siento cansancio, no siento miedo. Siento ganas de correr, escapar por el cielo. Me orientare como pueda. Dejare caer desde lo más alto todos esos recuerdos que me hacen mal, y vomitare cada vez que sea necesario el dolor mezclado con miedo de sentirme perdida. Cuando me siento desahuciada, siempre alguien aparece, compartiendo mi dolor. Y hoy podré dar una mano, para caminar por el abismo, sin buscar saltar. Luchare con todo lo que se me presente, mientras que no sea mi reflejo porque hoy por hoy es mi peor enemigo. Aunque confieso que quiero encontrar el método para dejar de sentir temor frente a el (mi reflejo), y poder darle mi espalda para que vea que mis ojos no le dan importancia…Aquí estaré hasta que deba partir. Mis ganas no me harán alejarme, ni quiero hacerlo. No será el mejor escenario, pero es donde empezara la función. Débil, asustada pero con ganas de vivir.