Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Cosas que uno aprende con el tIempo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Cosas que uno aprende con el tIempo. Mostrar todas las entradas

Hace tiempo que aprendí a vivir sin miedo.

Hace tiempo que aprendí a vivir sin miedo.

Visto como quiero, voy y vengo cuando lo deseo,
 escucho, respeto y opino. 
Hace tiempo que aprendí a vivir sin miedo, 
a decir “no” sin sentir culpa y a decir “sí”
 cuando así lo siento.
 Porque aunque mi corazón tenga una puerta 
para quien desea entrar,
también hay otra para quien quiera salir.

No sé si llegues a leerme aunque espero que cuando llegue la soledad me leas por error.



"Hoy estás lejos y el olvido está cerca, tu olvido, de mí, de mis horas, de las dulces noches poseídas por la poesía. Tu ausencia que llega liviana y silenciosa como el filo de la mañana, mis manos se congelan en el frío de tu recuerdo y la vida es amarga como el café que has dejado servido. No me queda más consuelo, más miseria, que regarte como agua en mis palabras, para que así a mis letras le crezcan flores y nazca un jardín en la parte trasera de los ojos. No sé si llegues a leerme aunque espero que cuando llegue la soledad me leas por error cuando cruces la calle y ahí pueda tocar tu corazón. No es fortuna, es un verdadero triunfo."

-Juan Felipe M

El mundo te quiere veloz para recordar sólo el sonido de tus pasos.

Fuera de mi ventana sólo veo coches veloces, 
motos alocadas, que dejan el tráfico atrás. 
He aprendido una pequeña verdad:
El mundo te quiere rápido para que llegues a tiempo,
te quiere veloz para recordar sólo el sonido de tus pasos 
y es por eso que cuando te acuerdas que no vas a ningún lado 
aceleras.

Todo comienzo tiene un final.

Al fin pude terminarlo. Con un poco de ayuda, pero lo hice. Después de pensar que no podría, que no lo haría, salió bien la cosa. Las lágrimas son testigo de algunos de los intentos donde pensé que sería imposible, pero ya no más. Aprendí muchísimo, y viendo todo en retrospectiva, creo que se construyó más con el camino, con el transcurso de la reconstrucción, que con lo que logré. El resultado de mi logro demuestra que no era imposible, y que cada vez que quiera, podré. Nadie dijo que será automático, pero coño, es posible y sé que una de quien podía hacerlo era yo.
Siento una brisa en la cara, un sonido de “broche de oro” en el aire. Siento un espaldarazo de la vida, en la misma intensidad que los gritos de ánimo a lo largo del camino. Siento que aparte de ganar, he perdido cosas en el camino; y a veces siento que no las perdí, sino que se transformaron en algo más parecido a lo que soy, a lo que necesito. La conciencia de lo que aprendí me brinda la posibilidad de ayudar a otros que tengan a las lágrimas como testigo en este momento.
Estoy tan contenta, que estoy haciendo algo que no hacía desde niña:
Dejar que el aire puro, alimente mis pulmones.

La vida debería terminar en un orgasmo.

La vida debería ser al revés.
Se debería empezar muriendo y así ese trauma está superado.
Luego despiertas en una residencia mejorando día a día.
Después te echan de la residencia porque estás bien y lo primero que haces es cobrar tu pensión.
Luego en tu primer día de trabajo te dan un reloj de oro.
Trabajas 40 años hasta que seas bastante joven como para disfrutar del retiro de la vida laboral.
Entonces vas de fiesta en fiesta, bebes, practicas el sexo y luego empiezas el colegio, jugando con tus amigos, sin ningún tipo de obligación, hasta que seas bebé, y los últimos 9 meses te pasas flotando tranquilo, con calefacción central, roomservice, etc…
Y al final abandonas este mundo en un orgasmo.
Encontré esto en google y me tentó a compartirlo.
Disfruten la filosofía de Quino que esta vez interpreta cómo debería ser el mundo.
Se me ocurre que si así fuera, cuando los que le hacen daño a este mundo llegaran a la niñez,
los buscaría en la escuela, les arrebataría la merienda y los mancharía de caca infantil para que fueran la burla de los demás niños y así los que vinieran detrás se retractarían de hacer lo que están haciendo
los que ahora están dirigiendo a la humanidad.
La vida debería ser al revés.
La vida debería terminar en un orgasmo.


Es que A veces soy..YO

En esta noche calurosa, no puedo dormir. Mientras miro la luna desde mi ventana, esa luna enorme, blanca y muda….…..pienso en mi vida. Una noche oscura, aunque a la vez iluminada por una inmensa luna trae a mi mente, lo que he tenido y tengo, lo que he perdido y perderé. Y estoy descubriendo tantas cosas…Que he perdonado errores casi imperdonables, Que hice muchas cosas por impulso. Cuantas veces he saltado primero y pensado después…Me decepcioné con algunas personas, pero también ellas se decepcionaron conmigo, He abrazado para proteger, me he reído cuando no podía…He tenido miedo de perder alguien especial, (y he terminado perdiéndolo…)pero he sobrevivido, y vivo. No soy de una forma determinada, a veces lluvia, a veces sol, otras tormenta o calma. Gata, mujer o niña. A veces, curiosa, buscadora de no se qué. Inquieta y tranquila y tantas veces silenciosa…Porque un día comprendí, que el silencio, muchas veces, vale más que mil palabras…Soy sentimiento pasión, nunca hielo, aunque deje que lo parezca. Lo mismo me acerco, que me alejo. A veces… yo.


La soledad lo es todo cuando no tienes nada.


La sensación de soledad es un placer para muchas personas. Un placer que es difícil de entender para aquellos que se aburren en cuanto no tienen a una persona al lado. Pensamos que estar solos es el fin de la vida y no nos damos cuenta que a veces la soledad nos ayuda a encontrar respuestas que no estaban…La soledad lo es todo cuando no tienes nada.

La soledad lo es todo cuando no tienes nada.