Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta soledad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta soledad. Mostrar todas las entradas

La Soledad me llego sin avisar.


A mi La Soledad me llego sin avisar
 por eso a veces necesito un poco de aire fresco
 y solo sentir el canto de los pájaros.


A mi La Soledad me llego sin avisar   por eso a veces necesito un poco de aire fresco   y solo sentir el canto de los pájaros.

Espero curarme de ti.


Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me receto tiempo, abstinencia, soledad.   ¿Te parece bien que te quiera nada más una semana? No es mucho, ni es poco, es bastante. En una semana se puede reunir todas las palabras de amor que se han pronunciado sobre la tierra y se le puede prender fuego. Te voy a calentar con esa hoguera del amor quemado. Y también el silencio. Porque las mejores palabras del amor están entre dos gentes que no se dicen nada.   Hay que quemar también ese otro lenguaje lateral y subversivo del que ama. _Tú sabes como te digo que te quiero cuando digo: -"qué calor hace", -"dame agua", -"¿sabes manejar?", -"se hizo de noche"...Entre las gentes, a un lado de tus gentes y las mías, te he dicho "ya es tarde", y tú sabías que decía "te quiero".   Una semana más para reunir todo el amor del tiempo. Para dártelo. Para que hagas con él lo que tu quieras: guardarlo, acariciarlo, tirarlo a la basura. No sirve, es cierto. Sólo quiero una semana para entender las cosas. Porque esto es muy parecido a estar saliendo de un manicomio para entrar aun panteón.     Titulo: Espero curarme de ti  Autor: Jaime Sabines

Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me receto tiempo, abstinencia, soledad.

¿Te parece bien que te quiera nada más una semana? No es mucho, ni es poco, es bastante. En una semana se puede reunir todas las palabras de amor que se han pronunciado sobre la tierra y se le puede prender fuego. Te voy a calentar con esa hoguera del amor quemado. Y también el silencio. Porque las mejores palabras del amor están entre dos gentes que no se dicen nada.

Hay que quemar también ese otro lenguaje lateral y subversivo del que ama. _Tú sabes como te digo que te quiero cuando digo: -"qué calor hace", -"dame agua", -"¿sabes manejar?", -"se hizo de noche"...Entre las gentes, a un lado de tus gentes y las mías, te he dicho "ya es tarde", y tú sabías que decía "te quiero".

Una semana más para reunir todo el amor del tiempo. Para dártelo. Para que hagas con él lo que tu quieras: guardarlo, acariciarlo, tirarlo a la basura. No sirve, es cierto. Sólo quiero una semana para entender las cosas. Porque esto es muy parecido a estar saliendo de un manicomio para entrar aun panteón.

 Titulo: Espero curarme de ti
Autor: Jaime Sabines


En la soledad no se encuentra más que lo que a la soledad se lleva.


La Soledad no tiene definición porque solo sabe su verdadero significado quien la vive noche y día y le toca salir a la calle con una sonrisa para que nadie sepa cuanto duele esta maldita soledad.
 No escogí estar sola es que cuando nacemos venimos al mundo con un destino al que no podemos cambiar.
Quizás este equivocada pero eso creo. Encontré esta frase:
 "En la soledad no se encuentra más que lo que a la soledad se lleva." de Juan Ramón Jiménez .
Si es verdad me traje un mundo de buenos recuerdos a mi mente que mejor recordarlos a solas.
No quiero que nada borre lo feliz que un día fui porque los malos ya no están en mi memoria.



La Soledad no tiene definición porque solo sabe su verdadero significado quien la vive noche y día y le toca salir a la calle con una sonrisa para que nadie sepa cuanto duele esta maldita soledad. No escogí estar sola es que cuando nacemos venimos al mundo con un destino al que no podemos cambiar. Quizás este equivocada pero eso creo. Encontré esta frase "En la soledad no se encuentra más que lo que a la soledad se lleva." de Juan Ramón Jiménez . Si es verdad me traje un mundo de buenos recuerdos a mi mente que mejor recordarlos a solas. No quiero que nada borre lo feliz que un día fui porque los malos ya no están en mi memoria.

Lágrimas, Soledad y Mucho Frió.

 Tengo frío pero no estoy muy segura de a qué se debe. Hace mucho tiempo que tengo frío. Me siento ser de un material, duro, pesado, resistente, pero a la vez demasiado penetrable. Me siento ser de madera, mi primavera y me otoño. Al cerrar los ojos, me convierto en una sensación. Me convierto en una sensación completamente diferente. Es como si mis párpados lucharan contra mis ojos de vidrio pulido, y no pudiesen hundirse. Me pregunto si de frío, soledad y sufrimiento me habré convertido en muñeca o en piedra. Soy el tipo de persona que se sienta en el baño y llora, luego sale como si nada hubiese ocurrido.    Me quedé esperando en vano. Me quedé imaginando mentiras. Ahora tan sólo me quedan aquellas lágrimas que estoy derramando. Lágrimas que he de llorar en momento como este. Desearía tanto desvanecerme, desaparecer, chasquear los dedos y no existir más… Pero, tengo tanto miedo. Tanto miedo que ni siquiera soy capaz de alcanzar eso. Quisiera soltar las caricias que guardo en el alma Y gritar mis angustias…

Tengo frío pero no estoy muy segura de a qué se debe. Hace mucho tiempo que tengo frío. Me siento ser de un material, duro, pesado, resistente, pero a la vez demasiado penetrable. Me siento ser de madera, mi primavera y me otoño. Al cerrar los ojos, me convierto en una sensación. Me convierto en una sensación completamente diferente. Es como si mis párpados lucharan contra mis ojos de vidrio pulido, y no pudiesen hundirse. Me pregunto si de frío, soledad y sufrimiento me habré convertido en muñeca o en piedra. Soy el tipo de persona que se sienta en el baño y llora, luego sale como si nada hubiese ocurrido.

Me quedé esperando en vano. Me quedé imaginando mentiras. Ahora tan sólo me quedan aquellas lágrimas que estoy derramando. Lágrimas que he de llorar en momento como este. Desearía tanto desvanecerme, desaparecer, chasquear los dedos y no existir más… Pero, tengo tanto miedo. Tanto miedo que ni siquiera soy capaz de alcanzar eso. Quisiera soltar las caricias que guardo en el alma Y gritar mis angustias…

Tengo frío pero no estoy muy segura de a qué se debe. Hace mucho tiempo que tengo frío. Me siento ser de un material, duro, pesado, resistente, pero a la vez demasiado penetrable. Me siento ser de madera, mi primavera y me otoño. Al cerrar los ojos, me convierto en una sensación. Me convierto en una sensación completamente diferente. Es como si mis párpados lucharan contra mis ojos de vidrio pulido, y no pudiesen hundirse. Me pregunto si de frío, soledad y sufrimiento me habré convertido en muñeca o en piedra. Soy el tipo de persona que se sienta en el baño y llora, luego sale como si nada hubiese ocurrido.    Me quedé esperando en vano. Me quedé imaginando mentiras. Ahora tan sólo me quedan aquellas lágrimas que estoy derramando. Lágrimas que he de llorar en momento como este. Desearía tanto desvanecerme, desaparecer, chasquear los dedos y no existir más… Pero, tengo tanto miedo. Tanto miedo que ni siquiera soy capaz de alcanzar eso. Quisiera soltar las caricias que guardo en el alma Y gritar mis angustias…

Preguntándote a solas que vendrá después de la soledad.


Soledades de Mario Benedetti.     Ellos tienen razón esa felicidad al menos con mayuscula no existe ah pero si existiera con minúscula seria semejante a nuestra breve presoledad. Después de la alegría viene la soledad después de la plenitud viene la soledad  después del amor viene la soledad ya se que es una pobre deformación  pero lo cierto es que en ese durable minuto uno se siente solo en el mundo  sin asideros sin pretextos sin abrazos sin rencores sin las cosas que unen o separan  y en es sola manera de estar solo ni siquiera uno se apiada de uno mismo  los datos objetivos son como sigue.  Hay diez centímetros de silencio entre tus manos y mis manos  una frontera de palabras no dichas entre tus labios y mis labios  y algo que brilla así de triste entre tus ojos y mis ojos.  Claro que la soledad no viene sola si se mira por sobre el hombro mustio  de nuestras soledades se vera un largo y compacto imposible  un sencillo respeto por terceros o cuartos ese percance de ser buena gente.  Después de la alegría, después de la plenitud después del amor viene la soledad  conforme pero que vendrá después de la soledad  A veces no me siento tan solo si imagino mejor dicho si se  que mas allá de mi soledad y de la tuya  otra vez estas vos aunque sea preguntándote a solas  que vendrá después de la soledad.  -Poemas de Mario Benedetti.


Soledades de Mario Benedetti.


Ellos tienen razón esa felicidad al menos con mayuscula no existe
ah pero si existiera con minúscula seria semejante a nuestra breve presoledad.
Después de la alegría viene la soledad después de la plenitud viene la soledad 
después del amor viene la soledad ya se que es una pobre deformación 
pero lo cierto es que en ese durable minuto uno se siente solo en el mundo 
sin asideros sin pretextos sin abrazos sin rencores sin las cosas que unen o separan 
y en es sola manera de estar solo ni siquiera uno se apiada de uno mismo 
los datos objetivos son como sigue. 
Hay diez centímetros de silencio entre tus manos y mis manos 
una frontera de palabras no dichas entre tus labios y mis labios 
y algo que brilla así de triste entre tus ojos y mis ojos. 
Claro que la soledad no viene sola si se mira por sobre el hombro mustio 
de nuestras soledades se vera un largo y compacto imposible 
un sencillo respeto por terceros o cuartos ese percance de ser buena gente. 
Después de la alegría, después de la plenitud después del amor viene la soledad 
conforme pero que vendrá después de la soledad 
A veces no me siento tan solo si imagino mejor dicho si se 
que mas allá de mi soledad y de la tuya 
otra vez estas vos aunque sea preguntándote a solas 
que vendrá después de la soledad.


-Poemas de Mario Benedetti.


Soledades de Mario Benedetti.     Ellos tienen razón esa felicidad al menos con mayuscula no existe ah pero si existiera con minúscula seria semejante a nuestra breve presoledad. Después de la alegría viene la soledad después de la plenitud viene la soledad  después del amor viene la soledad ya se que es una pobre deformación  pero lo cierto es que en ese durable minuto uno se siente solo en el mundo  sin asideros sin pretextos sin abrazos sin rencores sin las cosas que unen o separan  y en es sola manera de estar solo ni siquiera uno se apiada de uno mismo  los datos objetivos son como sigue.  Hay diez centímetros de silencio entre tus manos y mis manos  una frontera de palabras no dichas entre tus labios y mis labios  y algo que brilla así de triste entre tus ojos y mis ojos.  Claro que la soledad no viene sola si se mira por sobre el hombro mustio  de nuestras soledades se vera un largo y compacto imposible  un sencillo respeto por terceros o cuartos ese percance de ser buena gente.  Después de la alegría, después de la plenitud después del amor viene la soledad  conforme pero que vendrá después de la soledad  A veces no me siento tan solo si imagino mejor dicho si se  que mas allá de mi soledad y de la tuya  otra vez estas vos aunque sea preguntándote a solas  que vendrá después de la soledad.  -Poemas de Mario Benedetti.

No tengo espacio para tanto vacío.



Hablemos hoy sobre el vacío. De este raro amorío con la soledad, mientras estamos solo con nosotros mismos, recordando a ese alguien que ya no esta o simplemente no ha llegado. 
Hablemos en este instante de este dolor que ningún otro cuerpo, palabra o sinfonía puede calmar, saciemos esta oscura hambre de plenitud con la verdad. 
Hablemos de esa verdad tan irreverente y dialéctica-mente inexistente. Veamos en este sucio vacío el esplendor de una muerte mas, para que lleguen esos labios que nos darán las alas de fénix que nos harán volar a la eternidad. 
No se si es el calor o si la noche esta triste pero esta noche leyendo un blog encontré esto y me puse a llorar como quinceañera. No tengo espacio para tanto vacío.

Hablemos hoy sobre el vacío. De este raro amorío con la soledad, mientras estamos solo con nosotros mismos, recordando a ese alguien que ya no esta o simplemente no ha llegado. Hablemos en este instante de este dolor que ningún otro cuerpo, palabra o sinfonía puede calmar, saciemos esta oscura hambre de plenitud con la verdad. Hablemos de esa verdad tan irreverente y dialéctica-mente inexistente. Veamos en este sucio vacío el esplendor de una muerte mas, Para que lleguen esos labios que nos darán las alas de fénix que nos harán volar a la eternidad. No se si es el calor o si la noche esta triste pero esta noche leyendo un blog  encontré esto y me puse a llorar como quinceañera.        No tengo espacio para tanto vacío.

Soledad eso es todo y nada al mismo Tiempo.


Cuantas veces he querido llorar pero no lo logro,
 no puedo llorar como si mis ojos o mi alma estuvieran secas al igual que mi vida.
 La soledad se ha convertido en lo único en mi existencia, 
extrañar hablarle al oído a esa persona, 
sentir como late mi corazón sin control y como ilumina el mundo su sonrisa. 
Soledad es todo y nada al mismo Tiempo.

Gracias por tu aportación a mi blog.

No se en que punto perdí mi corazón.



...No se en que punto perdí mi corazón, a veces mi mamá me recuerda que un día fui una niña feliz, buena y cariñosa. La escucho contarme historias de esa criatura que me parece tan desconocida como encantadora. Quiero abrazarla y decirle que también desearía que volviera esa niña  que a pesar de las dificultades que se le presentaron en la vida, podía ser capaz de resistir y sonreír con una sinceridad fácil de envidiar. Abrazo a mamá queriendo pedirle perdón silenciosamente por haber dejado que esto sucediera, por permitir que la vida misma me quitase esa chispa con la que todo ser humano nace y la cual todos protegen hasta por encima de sus cadáveres. Fui débil y todo lo que me pudo venir después de mi adolescencia solo cuenta sobre dolor y la infelicidad...


...No se en que punto perdí mi corazón

Todo lo que necesito es una caricia de Buenas noches.


Este blog es mi pedacito de cielo, mi almohada, 
mi diario vivir, mis subida y bajadas.
Aquí escribo en noches que me siento fuerte,
 en días que soy mas débil que el viento.

En una noche como esta así me siento.
Todo lo que necesito es una caricia de  
Buenas noches.

Me sigue dando miedo la noche.



"Cuando eres pequeña, la noche da miedo porque se esconden monstruos bajo la cama. Cuando te haces mayor, los monstruos son diferentes. Falta de confianza en uno mismo, soledad, arrepentimiento. Y aunque seas más mayor y más sabio, te sigue dando miedo la noche."

You've Got Mail.

Paseando por el teclado, y con uno que otro vistazo a la pantalla, en medio de cables y corriente, encontré un corazón. Estaba enredado entre los correctores de ortografía, entre paréntesis. En uno de sus pies se notaban lace raciones causadas, tal vez, por un intento de escape. Intento de escape, luego de meterse en problemas usando la cibernética.

Le pregunté qué hacía tan delicada persona en ese mundo de frialdad y me contestó que se debía a que él no creía que con incursionar en un chat habrían consecuencias ni lamentos, pero lo cierto es que, con ese dolor, con esa forma, con esas ganas de aventurarse, se decidió a pedirle a sus manos que teclearan un par de frases y de rimas. 

Todo bien, todo en orden. Era enviar un sobre y esperar el próximo. El otro remitente estaba como a 8 mil kilómetros, y eso hacía que todo fuese seguro, fácil de dejar. Pero, -me contó- que era así como las drogas un fuerte vicio del que quedó prendado. 

No pudo más dejar de escribir y contestar. A veces no comía, a veces no iba al baño, sólo esperando a que saliese el aviso de “tienes un mensaje”.  Cuando llegaba, había fiesta, había un silente júbilo que se alimentaba desde la aparición del mensaje hasta los dos clicks, desde cuando todo se transformaba en expectativa. “Era todo un loco escenario, si te pones a ver”, dijo, “porque cuando conocí la posibilidad, la negaba desde siempre, y ahora, algún tiempo después, soy esclavo a tiempo completo de este artefacto juntado con mi soledad”.

Ahora, luego de varios corrientazos, de varias ausencias del otro lado, se pueden ver cicatrices y heridas aún sin curar. No se sabe si hay ya escapatoria, o si, por el contrario, ese corazón habrá de andar, de ahora en adelante, con la mirada perdida, buscando unos ojos que no vio, unos labios que no besó, una manos que no acarició. Así nos pasa a muchos mis queridos amigos cuando buscamos amor por internet.
Paseando por el teclado, y con uno que otro vistazo a la pantalla, en medio de cables y corriente, encontré un corazón.


Mensajes que son Caricias al corazón.


Estuve esta tarde 
( mi tarde y tu madrugada)
 en tu blog
"La Soledad".
Búscame cuando estés triste. 
Deja conmigo tu tristeza y vuelve a los tuyos 
con alegría y optimismo.
No me importa que vengas triste; 
me importa que me necesites. 
Me importa que sea parte de tu vida.
Un beso en la rodilla derecha,
Manuel.


 Esto lo recibí anoche de alguien que me lee desde el Japón.
Gracias Manuel por siempre estar cuando necesito gritar.

Ésta es mi vida, ha estado bien. Pero no como yo quería.

¿Qué se siente al sentir tu cuerpo vacío? 
Vacío y negro. Sin esa chispa que algunos llaman vida. 
Cuando todo se acaba, puede que pienses que tu vida,
 sí, esa millonésima parte de una millonésima parte de la Eternidad,
 no ha servido de nada; o, al contrario, al llegar el fin de tus días pienses:
 "Qué vida más plena. Ha merecido la pena". 
¿Qué somos? ¿Qué hacemos aquí? ¿Por qué estamos aquí? 
Por casualidad. Una coincidencia de entre otras muchas millones de situaciones.


Piensas:
 "Ésta es mi vida, ha estado bien. Pero no como yo quería".
¿Y qué hay luego? Algunos dicen que un paraíso o una condena. 
Otros el final de un penoso camino. Una reencarnación, tal vez. 
¿O sólo oscuridad en un sueño eterno? 
Yo ya no sé qué creer. 
Nadie sabe qué es lo correcto, ni lo que realmente existe. 
Sólo sé que vida sólo hay una. Así que, la  aprovecharé. 
Reiré siempre que pueda, seré amable en todas las ocasiones posibles. 
No fingiré cuando esté mal. No me vendare los ojos para pensar que todo sigue igual.
 Llorare cuando tenga que llorar, y sonreiré cuando tenga que sonreír.
Mi vida no se mide por el número de veces que e respirado, 
sino por los momentos que me dejaron sin respiración.

Ésta es mi vida, ha estado bien. Pero no como yo quería

En su calendario había una fecha marcada en rojo: El día en que volvería a verlo.

Sus finos brazos abrazaron aún con más fuerza aquel cojín descosido.
Era la quinta vez en esa semana que soñaba con él,
y la décima que de sus verdes ojos llovían lágrimas con su nombre y apellido.

Se apartó un mechón rubio de su llorosa cara.
Ella seguía esperándolo.
En su calendario había una fecha marcada en rojo:
El día en que volvería a verlo.
Pero aún quedaba mucho para eso.

Su confundida mente no alcanzaba a comprender por qué echaba de menos 
a alguien por quien había llorado, hacía exactamente catorce días.
Lo necesitaba tanto como al oxígeno que ambos respiraban.
Se había enganchado a algo mejor que cualquier droga, mucho más adictivo.

Buscaba sus besos, sus caricias, su olor.
Pero lo que no sabía era, que mientras ella lloraba su ausencia,
él ya no recordaba el nombre de aquella chica rubia de ojos verdes
a quien había hecho llorar hacía un par de semanas.

Sus finos brazos abrazaron aún con más fuerza aquel cojín descosido.  Era la quinta vez en esa semana que soñaba con él,  y la décima que de sus verdes ojos llovían lágrimas con su nombre y apellido.    Se apartó un mechón rubio de su llorosa cara.  Ella seguía esperándolo.  En su calendario había una fecha marcada en rojo:  El día en que volvería a verlo.  Pero aún quedaba mucho para eso.    Su confundida mente no alcanzaba a comprender por qué echaba de menos   a alguien por quien había llorado, hacía exactamente catorce días.  Lo necesitaba tanto como al oxígeno que ambos respiraban.  Se había enganchado a algo mejor que cualquier droga, mucho más adictivo.    Buscaba sus besos, sus caricias, su olor.  Pero lo que no sabía era, que mientras ella lloraba su ausencia,  él ya no recordaba el nombre de aquella chica rubia de ojos verdes  a quien había hecho llorar hacía un par de semanas.



Nuevos Caminos.


 ¿Y si en realidad el tiempo no lo pudiese todo?,  ¿Y si no fuese tan cierto eso que dicen de que las cosas  con el paso de los días se van olvidando o eso de que las heridas no se van cerrando?.  ¿Cuántas cosas cambiarían?  Es muy fácil pensar que con solo dejar pasar los días, meses o años las cosas se solucionarán.  Y lo peor es que uno se auto-convence, y se cree que alguien que tuvo la suerte de superar un dolor  y sobre ponerse, podrá sentirse más fuerte. Sin embargo, un buen día, quizá el menos pensado,  todo lo construido, que creías tan sólido comienza a tambalearse, porque te encuentras de nuevo cara a cara con el dolor, con ese sentimiento tan helado y tan dormido del que ya casi ni te acordabas,  y que, muy a pesar de todo, sigue ahí, y comienza a despertarse  con todas las fuerzas acumuladas por el tiempo en que estuvo inactivo.  Y quieres salir, y quieres gritar que está vivo. Y te acuerdas del tiempo que te costó volver a ponerte en pie. Y también de las noches sin dormir, de los desvelos, la angustia... de los días vacíos. Y aceptas que no quieres volver a vivir todo eso y que ahora una vez en pie toca descubrir nuevos caminos.

¿Y si en realidad el tiempo no lo pudiese todo?, 
¿Y si no fuese tan cierto eso que dicen de que las cosas
 con el paso de los días se van olvidando o eso de que las heridas no se van cerrando?. 
¿Cuántas cosas cambiarían?

Es muy fácil pensar que con solo dejar pasar los días, meses o años las cosas se solucionarán. 
Y lo peor es que uno se auto-convence, y se cree que alguien que tuvo la suerte de superar un dolor
 y sobre ponerse, podrá sentirse más fuerte. Sin embargo, un buen día, quizá el menos pensado,
 todo lo construido, que creías tan sólido comienza a tambalearse, porque te encuentras de nuevo cara a cara con el dolor, con ese sentimiento tan helado y tan dormido del que ya casi ni te acordabas,
 y que, muy a pesar de todo, sigue ahí, y comienza a despertarse  con todas las fuerzas acumuladas por el tiempo en que estuvo inactivo.

Y quieres salir, y quieres gritar que está vivo. Y te acuerdas del tiempo que te costó volver a ponerte en pie. Y también de las noches sin dormir, de los desvelos, la angustia... de los días vacíos. Y aceptas que no quieres volver a vivir todo eso y que ahora una vez en pie toca descubrir nuevos caminos.

¿Sabes qué es soledad?

¿Sabes qué es soledad?   La soledad es mirar lentamente cada pared de tu cuarto   y darte cuenta de que todo es tan grande.   Eso que alguna vez pensaste que era pequeño.   Es ver una parte de tu cama vacía. La soledad se limita a tan solo pensar.   Olvidamos que tenemos voz. Es sentarse a comer   y solo escuchar el sonido de tu boca comiendo.   Son todos los sonidos de tu casa que solo escuchas tu.   Son besos desperdiciados en la almohada.   ¿Sabes qué es soledad? Soledad es la carencia de todo lo que anhelas.   "Soledad es igual que independencia, la había deseado y conquistado   en el transcurso de largos años. Resultaba fría, ¡oh sí!,   pero también quieta, maravillosamente quieta y grande   como el espacio frío y silencioso en el que giran las estrellas".

¿Sabes qué es soledad?
 La soledad es mirar lentamente cada pared de tu cuarto 
y darte cuenta de que todo es tan grande.
 Eso que alguna vez pensaste que era pequeño.
 Es ver una parte de tu cama vacía. La soledad se limita a tan solo pensar.
 Olvidamos que tenemos voz. Es sentarse a comer
 y solo escuchar el sonido de tu boca comiendo.
 Son todos los sonidos de tu casa que solo escuchas tu. 
Son besos desperdiciados en la almohada.
 ¿Sabes qué es soledad? Soledad es la carencia de todo lo que anhelas. 
"Soledad es igual que independencia, la había deseado y conquistado 
en el transcurso de largos años. Resultaba fría, ¡oh sí!,
 pero también quieta, maravillosamente quieta y grande 
como el espacio frío y silencioso en el que giran las estrellas".

¿Sabes qué es soledad?   La soledad es mirar lentamente cada pared de tu cuarto   y darte cuenta de que todo es tan grande.   Eso que alguna vez pensaste que era pequeño.   Es ver una parte de tu cama vacía. La soledad se limita a tan solo pensar.   Olvidamos que tenemos voz. Es sentarse a comer   y solo escuchar el sonido de tu boca comiendo.   Son todos los sonidos de tu casa que solo escuchas tu.   Son besos desperdiciados en la almohada.   ¿Sabes qué es soledad? Soledad es la carencia de todo lo que anhelas.   "Soledad es igual que independencia, la había deseado y conquistado   en el transcurso de largos años. Resultaba fría, ¡oh sí!,   pero también quieta, maravillosamente quieta y grande   como el espacio frío y silencioso en el que giran las estrellas".

Abrázate a la soledad si es lo que anhelas, pero no dejes de sonreír.

Sonríe porque el que este a tu lado sonreirá también, si lloras y te aferras a la nostalgia siempre será todo gris y el que este a tu lado llorara por ti, no contigo será por ti, por el solo hecho de que esa persona quiere verte sonreír. En la vida siempre hay cosas buenas y malas, y en las malas siempre hay algo hermoso por valorar.

Sonríe porque el que este a tu lado sonreirá también, si lloras y te aferras a la nostalgia siempre será todo gris y el que este a tu lado llorara por ti, no contigo será por ti, por el solo hecho de que esa persona quiere verte sonreír. En la vida siempre hay cosas buenas y malas, y en las malas siempre hay algo hermoso por valorar.

La Necesidad del Silencio.


Sí, necesitamos silencio en nuestras vidas para poder vivir a plenitud en nuestros corazones, para contemplar las maravillas que nos rodean, la belleza de un atardecer, de una noche de luna, o de un día soleado. La paz se pierde porque nos falta silencio y soledad para contemplar y meditar sobre la paciencia que han tenido algunos con nosotros. El silencio no es una amenaza a la soledad como algunos piensan, sino un excelente lugar de encuentro y conexión con lo más profundo de nuestro ser. Por falta de silencio se ahogan oportunidades maravillosas de amar, el ruido nos impide pensar, nos impide reflexionar. Necesitamos silencio porque la lengua es un arma muy peligrosa. En el sólo se escucha lo esencial. Con nuestro ruido robamos a otras personas la paz que podrían tener. En el silencio se han concebido las grandes obras artísticas, se han escrito los mejores poemas, la mejor música, las mas grandes reflexiones, los mejores descubrimientos científicos y hasta los mas apasionados versos. Frase:  "En el silencio muchos hombres se han hecho grandes, porque han podido pensar."

, necesitamos silencio en nuestras vidas para poder vivir a plenitud en nuestros corazones, para contemplar las maravillas que nos rodean, la belleza de un atardecer, de una noche de luna, o de un día soleado. La paz se pierde porque nos falta silencio y soledad para contemplar y meditar sobre la paciencia que han tenido algunos con nosotros. El silencio no es una amenaza a la soledad como algunos piensan, sino un excelente lugar de encuentro y conexión con lo más profundo de nuestro ser. Por falta de silencio se ahogan oportunidades maravillosas de amar, el ruido nos impide pensar, nos impide reflexionar. Necesitamos silencio porque la lengua es un arma muy peligrosa. En el sólo se escucha lo esencial. Con nuestro ruido robamos a otras personas la paz que podrían tener. En el silencio se han concebido las grandes obras artísticas, se han escrito los mejores poemas, la mejor música, las mas grandes reflexiones, los mejores descubrimientos científicos y hasta los mas apasionados versos.
Frase:
"En el silencio muchos hombres se han hecho grandes, porque han podido pensar."

 Sí, necesitamos silencio en nuestras vidas para poder vivir a plenitud en nuestros corazones, para contemplar las maravillas que nos rodean, la belleza de un atardecer, de una noche de luna, o de un día soleado. La paz se pierde porque nos falta silencio y soledad para contemplar y meditar sobre la paciencia que han tenido algunos con nosotros. El silencio no es una amenaza a la soledad como algunos piensan, sino un excelente lugar de encuentro y conexión con lo más profundo de nuestro ser. Por falta de silencio se ahogan oportunidades maravillosas de amar, el ruido nos impide pensar, nos impide reflexionar. Necesitamos silencio porque la lengua es un arma muy peligrosa. En el sólo se escucha lo esencial. Con nuestro ruido robamos a otras personas la paz que podrían tener. En el silencio se han concebido las grandes obras artísticas, se han escrito los mejores poemas, la mejor música, las mas grandes reflexiones, los mejores descubrimientos científicos y hasta los mas apasionados versos. Frase:  "En el silencio muchos hombres se han hecho grandes, porque han podido pensar."

Usa tu vida de esta manera.

Usa la soledad, para enseñar la convivencia. Usa la rabia para mostrar el valor infinito de la paz. Usa el tedio para resaltar la importancia de la aventura y del abandono. Usa el silencio para enseñar sobre la responsabilidad de las palabras. Usa el cansancio para que se puedas comprender el valor del despertar.


Usa la soledad, para enseñar la convivencia. 
Usa la rabia para mostrar el valor infinito de la paz. 
Usa el tedio para resaltar la importancia de la aventura y del abandono.
 Usa el silencio para enseñar sobre la responsabilidad de las palabras. 
Usa el cansancio para que se puedas comprender el valor del despertar.
 APRECIA LA VIDA.


Usa la soledad, para enseñar la convivencia. Usa la rabia para mostrar el valor infinito de la paz. Usa el tedio para resaltar la importancia de la aventura y del abandono. Usa el silencio para enseñar sobre la responsabilidad de las palabras. Usa el cansancio para que se puedas comprender el valor del despertar.



Hay momentos, en que la tristeza es la mejor alegría.

Hay momentos, en que lo mejor que puedes no hacer, es hacer. Hay momentos, en que lo mejor que puedes decir, es el silencio. Hay momentos, en que ser tu misma se convierte en una religión. Hay momentos, en que la tristeza es la mejor alegría. Hay momentos en que la mejor compañía es la soledad. Hay momentos en que un beso se convierte en Ley. Hay momentos en que solo necesitas saber.... que hay momentos.

Hay momentos, en que lo mejor que puedes no hacer, es hacer. Hay momentos, en que lo mejor que puedes decir, es el silencio. Hay momentos, en que ser tu misma se convierte en una religión. Hay momentos, en que la tristeza es la mejor alegría. Hay momentos en que la mejor compañía es la soledad. Hay momentos en que un beso se convierte en Ley. Hay momentos en que solo necesitas saber.... que hay momentos.