Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Hombres. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Hombres. Mostrar todas las entradas

Expulsa el veneno, llora las penas, que cuando acabes quiero fumarme la vida a medias contigo.


¿ Para qué negadlo? Todos necesitamos a alguien, más allá del amor, más allá del hombre o mujer perfecta... Todos necesitamos que alguien, cuando no podemos más, Cuando el mundo nos pesa; nos abrace y nos diga: !Expulsa el veneno, llora las penas, que cuando acabes quiero fumarme la vida a medias contigo! Oír eso, y sentir como con cada calada el mundo va perdiendo peso, como esa persona está ayudándote a sostener tu mundo, gana peso para que tú puedas volver a nadar. Y un día, cuando tengas esa misma sensación, sabes que siempre, cuando el mundo vuelva a coger peso, cuando de nuevo te sientas incapaz de todo, en ese momento sabes que volverá y te dirá: ¿ Tengo una cajetilla entera Nos encendemos otro?.


 ¿ Para qué negadlo? Todos necesitamos a alguien, más allá del amor, más allá del hombre o mujer perfecta... Todos necesitamos que alguien, cuando no podemos más, Cuando el mundo nos pesa; nos abrace y nos diga: !Expulsa el veneno, llora las penas, que cuando acabes quiero fumarme la vida a medias contigo! Oír eso, y sentir como con cada calada el mundo va perdiendo peso, como esa persona está ayudándote a sostener tu mundo, gana peso para que tú puedas volver a nadar. Y un día, cuando tengas esa misma sensación, sabes que siempre, cuando el mundo vuelva a coger peso, cuando de nuevo te sientas incapaz de todo, en ese momento sabes que volverá y te dirá: ¿ Tengo una cajetilla entera Nos encendemos otro?.


No he conocido todavía al hombre que sea capaz de manejar sentimientos.


¿Quién puede asegurar que el tiempo es olvido?, ¿Quién puede asegurar que el transcurso de los años se vuelvan asesinos del amor? Yo creo que nadie. No he conocido todavía al hombre que sea capaz de manejar sentimientos como si hilos de marioneta se tratara.



Siempre hay un roto para un descosido.


Lo que más me gusta de un hombre es la inteligencia, no hay nada como alguien que te desafié, es como una competencia... Que sea seguro de sí mismo (no soberbio, ni creído)... Que sea amable y sepa tratar a una mujer con caballerosidad.. Amo los gestos sutiles que marcan la diferencia entre un hombre y un adolescente.. Que no sea vulgar en sus modos o forma de hablar.... Que se interese por incrementar su cultura. Que me haga sentir cuidada y protegida aunque yo me pueda cuidar sólita, eso si, sin convertirse en mi carcelero, ni controlador. Que no coarte mi libertad y confié en mi.
Que me apoye en mis proyectos. Que siempre tenga algo bonito para decirme. Que se tome tiempo para hacer el amor. Que se tome tiempo para el romance. Incluso que prepare él algo romántico para sorprenderme. Que me escuche, como yo soy una buena oyente. Que sea trabajador pero no EXCESIVO. Que trabaje para vivir y no viva para trabajar. Todavía existen hombres que le abren la puerta del carro a las mujeres... Mi abuela decía: "Siempre hay un roto para un descosido."

Siempre hay un roto para un descosido.


Abrir el corazón significa estar dispuesto a perder.


Fui lastimada, una y otra vez. Me dejé hacer algunas de las muchas cicatrices que llevo en la piel, y muchas otras, me las infringí. Quería ser querida, quería que la gente, aquel hombre y mis conocidos me quisieran. Lo quise con tanta desesperación que dejé de respetarme, de quererme, olvidé que soy humana y me duele que me pongan en segundo lugar, que no les importe si me duele, que le de igual tenerme a su lado, que un día me quería y al otro, me despreciaba. Me han matado, pero sobreviví. Y ahora soy yo quien debe llevar las heridas día a día como marcas que el tiempo grabo en mí, como si no fuesen las huellas que dejaron quienes me lastimaron, quienes rompieron mi corazón y dejaron los restos para que los recoja. Me dicen que abra mi corazón, que confíe, que no me dañarán pero todos en el fondo sabemos que cuando uno confía, es cuando las peores cosas pasan. Abrir el corazón significa estar dispuesto a perder.


Tequila, Limón y Sal.



Mis pobres cuerdas vocales me piden clemencia, llevan un buen rato trabajando sin parar. Trago de Tequila. Limón y Sal. Y vuelta a empezar. A medida que mi sobriedad disminuye, mi afonía aumenta.
Grito, chillo, al cielo, a las nubes que esta noche me cubran las estrellas. Me descargo, abro los brazos. Me doy cuenta de que pocas veces antes había sido tan feliz. Pienso, hago trabajar a mi cerebro, las botellas de tequila no le hacen bien. Ahora pruebo con el corazón. Enamorarse no sirve de nada, excepto para sufrir. Solo un tipo de entre un millón merece la pena, y resulta que en el 99% de los casos, ya está cogido. Dejando a un lado la estadística y volviendo al mundo real, encontrar a un hombre por el que merezca la pena arriesgar es algo muy difícil. Y difícil no es sinónimo de imposible, pero, mientras tanto, yo sigo ahogando mis penas en el cielo, ese que tanto ansiamos rozar con la yema de los dedos. Solo que yo utilizo el tequila, limón y sal. Prefiero maltratar a mi hígado antes que a mi ya destrozado corazón.



Me levantare y no mirare que es lo que falta, sino todo lo que tengo.


Me levantare y no mirare que es lo que falta, sino todo lo que tengo. De eso se trata vivir. De aprender a querer hasta lo mas insignificante de lo que nos forma. No cerrare mis ojos. Me quedare bajo este cielo lleno de estrellas, que iluminaran mi noche. Mis sueños vuelven a mí. y escucho a lo lejos una melodía que me hace sonreír. Vuelvo una vez más, quiero renacer. Quiero matar a cada uno de los miedos que tengo, para poder caminar sin tropezar nunca mas. Percibo luces, y se que en mi interior hay muchas más. Cada gota de sangre que derrame hoy, es una señal que me recuerda que no debo ir por ese camino. Tengo todo el tiempo que necesite, solo me falta entregarme por completo a esta fantasía de vivir con alegría. El sol quiere aparecer y yo aun sin dormir. No siento cansancio, no siento miedo. Siento ganas de correr, escapar por el cielo. Me orientare como pueda. Dejare caer desde lo más alto todos esos recuerdos que me hacen mal, y vomitare cada vez que sea necesario el dolor mezclado con miedo de sentirme perdida. Cuando me siento desahuciada, siempre alguien aparece, compartiendo mi dolor. Y hoy podré dar una mano, para caminar por el abismo, sin buscar saltar. Luchare con todo lo que se me presente, mientras que no sea mi reflejo porque hoy por hoy es mi peor enemigo. Aunque confieso que quiero encontrar el método para dejar de sentir temor frente a el (mi reflejo), y poder darle mi espalda para que vea que mis ojos no le dan importancia…Aquí estaré hasta que deba partir. Mis ganas no me harán alejarme, ni quiero hacerlo. No será el mejor escenario, pero es donde empezara la función. Débil, asustada pero con ganas de vivir.


El alma descansa cuando echa sus lágrimas; y el dolor se satisface con su llanto.

¿Hace cuánto tiempo que no lloras?
¿Cuanto tiempo tus ojos no son inundados por lágrimas,
 por estas pequeñas gotas que parecen nacer en nuestro corazón?
¿Desde cuando?

Necesitamos aprender a expresar nuestros sentimientos. 
Nuestra cultura posee conceptos arraigados, como el de el 
“hombre no llora”, o  “es feo llorar” 
Todo lo que dejamos guardado vendrá de vuelta, tarde o temprano.

 Las lluvias de los ojos hacen un bien muy grande. 
Desahogar, colocar hacia fuera lo que angustia nuestro interior,
 o lo que le da alegría, es un ejercicio precioso.
 Un hábito saludable.

Decir a alguien cuanto amamos, 
cuando este sentimiento surgiera en nuestro corazón 
_incluso sin un motivo especial_ 
será siempre una forma de fortalecimiento de lazos.

El alma descansa cuando echa sus lágrimas;
 y el dolor se satisface con su llanto.


Estar a su lado es burlar la muerte.

Un hombre con los ojos del color del tiempo, 
con un fulgor en la mirada que me provoca el deseo incontenible
 de mirarlo también a los ojos, 
disfrutando una lucha de colores y pupilas 
que se encuentran y se afrontan,
se pelean y combaten para ver quién cede primero, 
acercándose y dilatándose al extremo,
buscando el reflejo cada uno en el espejo del otro.

Y es color del tiempo el que se impone, dejándome quebrada, 
ciega y mirado hacia un costado, 
como pidiendo permiso para mirar y perdón por haber mirado. 

Estar a su lado es burlar la muerte.

Saberlo cerca es sentirlo fuerte. 
Y estar a su lado es burlar la muerte.

Ojalá que la espera no desgaste mis sueños.



Marilyn Monroe fue la personificación del glamour de Hollywood por excelencia. Ese icono de belleza que todos deseaban no vivió la bonita historia de amor que siempre soñó. A pesar de que la rubia más famosa de América lo intentó con toda clase de hombres, ninguno supo corresponderla como tocaba. "Ojalá que la espera no desgaste mis sueños".


Si besar es un pecado, yo no tendría perdón de Dios.



Ese momento cuando besas a alguien y desaparece todo lo que tienes alrededor y lo único que existe eres tu y esa persona. Y te das cuenta de que esa persona es el único hombre al que debes besar el resto de tu vida y sientes por un momento algo realmente asombroso y quieres reír y también llorar.
Te inunda la felicidad de haberlo encontrado Si besar es un pecado, yo no tendría perdón de Dios.
y te invade el temor de perderle al mismo tiempo. 


Sólo quien es capaz de llorar es capaz de amar.

Sólo quien es capaz de llorar es capaz de amar. Cuando se está seguro del amor de una persona, se va siempre por el mundo convencido del afecto de todos. El amor es la piel sensible de la prisa por vivir. Si ninguno de nosotros dos puede dominar al otro, el amor nuestro será imposible. Cuando el amor le llega a una mujer, admira. Cuando le comienza el desamor, respeta, pero cuando definitivamente ha dejado de amar a ese amor, odia. ¡Hay que ver cuánto se aprende de la expresión del rostro infeliz de una mujer! Los amantes y los criminales se asemejan por cuanto ambos reflejan en su rostro la exaltación del pecado consentido. Si se pudiera hablar de celos inteligentes, tendríamos que referirnos a los de las mujeres. El amor y la solidaridad tal vez no atajen a la muerte, pero la retrasan. Piénselo bien, toda infidelidad de mujer es más perdonable. La mejor amante es la que comienza y termina por ser nuestra mejor amiga. En cualquier tipo de ruptura amorosa uno tiene más culpabilidad que el otro. Uno de los mayores encantos de la mujer es su encantadora lucha contra su propia vulnerabilidad. La estabilidad en una relación amorosa depende más de la voluntad de uno que del deseo de dos. Lo que hace más espléndido al amor es su tendencia a objetivarlo todo. Es inevitable que cuando se deja de admirar se comienza a dejar de amar. Mientras las mujeres prefieren hacer el amor con el hombre a quien aman, los hombres prefieren hacerlo con la mujer que los ama.
Las soledades que logran concordancia en un amor hacen del amor el sepulturero de toda soledad. Terminamos siempre por amar en los demás lo que más amamos en nosotros. En toda infidelidad pierden dos. Mientras que el hombre tiene a la pornografía como un placer, la mujer hace del placer erótico un culto. Cuando las necesidades sexuales del hombre son mayores que su sentido común, su sentido del amor queda desplazado. En todo caso, la antesala del amor y su requisito previo, más que el fugaz conocimiento mutuo, es la amistad. No existe, entonces, el amor a primera vista. A la mujer, si no te gusta, déjala; pero lo que no te guste de ella no se lo digas si no quieres que sea ella quien te deje. El amor no nos salva de la muerte, pero al menos impide que tengamos que morir con el corazón arrugado por la soledad.



Un hombre está dispuesto a creer aquello que le gustaría que fuera cierto.

"El corazón del hombre necesita creer algo, y cree mentiras
cuando no encuentra verdades que creer”
“El corazón del hombre no desea saber la verdad,
cuando cree que no va a saberla gestionar,
entonces prefiere creer que la verdad no existe”
Un hombre está dispuesto a creer aquello que le gustaría que fuera cierto.

Un hombre está dispuesto a creer aquello que le gustaría que fuera cierto.
Un hombre está dispuesto a creer aquello que le gustaría que fuera cierto.

Voy a ser feliz y al que no le guste, que se muerda la lengua.



Que sí, que lo se, que no soy perfecta, ni mucho menos,
 que tengo un carácter que me puede joder,
 que se me va la cabeza, que puedo caer mal y bien,
 claro está, que muchos me quieren,
 pero el doble me odiarán y me da igual,
que soy como soy y estoy muy orgullosa.

 Lucho por lo que quiero, cueste lo que me cueste,
 doy la vida por cualquiera que valga la pena, 
que soy inocente, que me la clavan demasiadas veces
 y aún así volveré a confiar,
 que le echaré dos saludos a la vida
 cuando esta esté en mi contra, 
que mi sonrisa vale mucho más que cualquier hombre,
que cuando llore será de alegría, 
que mi cuerpo será testigo de cada fiesta.

Que me ahogaré en litros de alcohol
hasta que mi cabeza no pueda más,
 diré la verdad aunque duela, mentiré y haré feliz,
 cantaré debajo de la ducha,
 la música se escuchará por toda la casa,
bailaré hasta desmayarme.

Llega mi momento y me importa un bledo
 lo que digan o piensen,
 voy a ser muy feliz y al que no le guste,
 que se muerda la lengua.

Que sí, que lo se, que no soy perfecta, ni mucho menos,  que tengo un carácter que me puede joder,  que se me va la cabeza, que puedo caer mal y bien,  claro está, que muchos me quieren,  pero el doble me odiarán y me da igual, que soy como soy y estoy muy orgullosa.   Lucho por lo que quiero, cueste lo que me cueste,  doy la vida por cualquiera que valga la pena,  que soy inocente, que me la clavan demasiadas veces  y aún así volveré a confiar,  que le echaré dos saludos a la vida  cuando esta esté en mi contra,  que mi sonrisa vale mucho más que cualquier hombre, que cuando llore será de alegría,  que mi cuerpo será testigo de cada fiesta.  Que me ahogaré en litros de alcohol hasta que mi cabeza no pueda más,  diré la verdad aunque duela, mentiré y haré feliz,  cantaré debajo de la ducha,  la música se escuchará por toda la casa, bailaré hasta desmayarme.  Llega mi momento y me importa un bledo  lo que digan o piensen,  voy a ser muy feliz y al que no le guste,  que se muerda la lengua.


No sé dónde encontrarte ni donde alcanzarte.

No sé dónde encontrarte amor.

No sé dónde encontrarte ni donde alcanzarte. Oigo tu voz en el viento. Te siento por toda mi piel. Dentro de mi corazón y mi alma que Te Espera. Todas estas noches sin ti. Todos mis sueños los tengo contigo. Veo y toco tu cara. Caigo entre tus abrazos. Y cuando el tiempo sea correcto, sé que estarás en mis brazos. Cierro mis ojos y encuentro un camino. No necesito ya rezar. He caminado tan lejos. He luchado tan duro. No queda nada más para explicar. Antes de que esta luz se desvanezca. Antes de que me quede sin fe. Sé el único hombre que me diga: Que oirás mi corazón, que darás tu vida y te quedarás para siempre. No dejes que esta luz se desvanezca. No dejes que se acabe mi fe.




Y es que me gustan tantas cosas.


Me gusta la gente transparente pero no simple, la gente inteligente y la gente lista. Me gusta la sinceridad, el compromiso y odio las ataduras. Me gusta no dar explicaciones a nadie más que a mi misma. Me gustan los hombres inteligentes que aporten cosa valiosa a mi vida. Me gusta andar descalza y escuchar música instrumental. No creas que soy así por que no puedo ser de otra manera,
soy así por que no quiero ser de otra manera.


Sexo por teléfono o internet.



Este es un tema delicado amigas, pero conveniente de exponerlo y quizá, por el cual, muchas mujeres se escandalizarían si quiera mencionarlo, pero algunas otras que abandonadas en su propia soledad y desamparo emocional, se atreven a probar suerte o a buscar aventuras a la deriva de cualquier circunstancia, incluso con personas que ni siquiera conocen personalmente sin medir consecuencias. Y así le dicen a cualquier desconocido "No puedo sacarte de mi cabeza."

Este es un tema delicado amigas, pero conveniente de exponerlo y quizá, por el cual, muchas mujeres se escandalizarían si quiera mencionarlo, pero algunas otras que abandonadas en su propia soledad y desamparo emocional, se atreven a probar suerte o a buscar aventuras a la deriva de cualquier circunstancia, incluso con personas que ni siquiera conocen personalmente sin medir consecuencias. Y así le dicen a cualquier desconocido "No puedo sacarte de mi cabeza."
Un día cualquiera estas mujeres se deciden a ingresar a fríos e impersonales chats públicos, donde impera la osadía más atroz, la majadería y el desorden psicológico de cualquiera, como si fuera un mercadeo de intercambio de emociones fuertes a cualquier precio, e incluso hasta gratis.


Un día cualquiera estas mujeres se deciden a ingresar a fríos e impersonales chats públicos, donde impera la osadía más atroz, la majadería y el desorden psicológico de cualquiera, como si fuera un mercadeo de intercambio de emociones fuertes a cualquier precio, e incluso hasta gratis.
No te beso, no te huelo... no te toco pero soy experta en sexo por teléfono.


Tan pronto alguien les aborda: “hola preciosa”, contestan inmediatamente a tal “halago traicionero”, sin siquiera imaginar lo que les espera. Se entabla la comunicación en el mejor de los términos con las preguntas de rigor: De dónde eres?, ¿qué edad tienes?, ¿a qué te dedicas? ¿eres casada, soltera, viuda, separada, divorciada o qué?– Huy, dan un brinco de emoción estas mujeres, pensando que ya flecharon y que tal vez hasta les propongan matrimonio –

Sigue el cortejo y galanteo deliberado de parte y parte, hasta que llegan a la parte culminante y más emocionante de la conversación: “Dame tu teléfono, hablaremos más a gusto”, y sin pensarlo dos veces, aquella solitaria y ansiosa mujer suelta toda la sopa de números enseguida a la hora que sea y desde donde sea, o a quien sea.

“Dame tu teléfono, hablaremos más a gusto”, y sin pensarlo dos veces, aquella solitaria y ansiosa mujer suelta toda la sopa de números enseguida a la hora que sea y desde donde sea, o a quien sea.


Suena el teléfono más que inmediatamente y empieza el intercambio de adulaciones. De pronto todo el mundo de soledad de aquella pobre ilusa, cambia como por arte de magia, pensando que hasta se sacó la lotería sin comprar cachito, para terminar entregándose en caricias íntimas a aquel perfecto desconocido, y en algunas ocasiones, para ya nunca volver a saber de él jamás.

¿Y qué decir del amigo o compañero, vecino o simplemente conocido que pretende lo mismo vía telefónica, y algunos lo logran con bastante éxito no sólo la primera vez, sino en repetidas ocasiones?


Pero yo me pregunto: ¿Sexo por teléfono?, motivos, causas, circunstancias o lo que sea… ¿no resulta para tal caso lo mismo, un insulto a la integridad de la mujer?
 ¿Cómo es posible que una mujer se preste a tales bajezas?

Algunas lo hacen por amor con su pareja en la distancia, otras porque son casadas y no pueden reunirse con el oportunista en turno, otras por satisfacer instintos, otras por vergüenza de hacerlo personalmente, otras porque les gustan las relaciones ocasionales en secreto absoluto, y otras que se dedican hasta a vender sexo profesionalmente por teléfono mediante las famosas compañías de “online sexo shop”…

¡qué horror! ¿pero qué les pasa por Dios! 
¿Hasta dónde se ha denigrado la mujer hoy día?

Y me sigo preguntando: ¿Es prudente, conveniente y digno de una mujer decente, este tipo de relaciones por teléfono? ¿y por Internet?, también se dan millones de casos de éste tipo, en que ambos, hombre y mujer terminan abrazando su computadora, o besando el micrófono, resarciéndose de las ganas frente a ella y hasta casi adorando su propio teclado, desnudándose frente a la camarita para que al otro se le alteren sus hormonas, y algunos (no todos), por supuesto no les satisface ya la camara y terminan pidiendo el teléfono de la mujer, para culminar en verdaderas orgías a través de los cables y redes… ¡qué degenere y qué asco!

¿Sería conveniente amigas queridas que tratemos sanamente éste tema? ¿qué les parece? ¿qué opinan ustedes de las relaciones sexuales por teléfono o por Internet? ¿será que a algunas les parece muy sano éste tipo de actividades? ¿justo, prudente y digno de una mujer?

Por favor y con todo respeto, fuera miedos para expresarse amigas: Quiero aclarar que esto es algo tomado de la red y no significa que tenga que ver con mi opinión personal . ¿Ustedes qué opinan al respecto?

Consiéntete de pies a cabeza.


Las emociones influyen profundamente en nuestra vida diaria. Leer, Pensar, Amar, Caminar, Soñar, Escribir, Hablar...  ¿Sabes lo que sientes?  A veces resulta bastante complicado expresar lo que sentimos. Emoción. Una palabra que significa mucho, pero que resulta complicado transmitir.
Hacer las cosas con emoción, como si estuvieras enamorada(o) de la vida es hermoso. !Recuerda vivir con emoción y contagiarlo a tu visualización! Las emociones del amor y el odio traen problemas a la mente y agotan el espíritu a diario. La razón por la que un hombre no llega a alcanzar el fin predestinado de su vida es porque vive a un ritmo demasiado rápido. Con-siéntete de pies a cabeza y Sana tus emociones deja de desgastar tus energías en cosas negativas.

 Las emociones influyen profundamente en nuestra vida diaria. Leer, Pensar, Amar, Caminar, Soñar, Escribir, Hablar...  ¿Sabes lo que sientes?  A veces resulta bastante complicado expresar lo que sentimos. Emoción. Una palabra que significa mucho, pero que resulta complicado transmitir. Hacer las cosas con emoción, como si estuvieras enamorada(o) de la vida es hermoso. !Recuerda vivir con emoción y contagiarlo a tu visualización! Las emociones del amor y el odio traen problemas a la mente y agotan el espíritu a diario. La razón por la que un hombre no llega a alcanzar el fin predestinado de su vida es porque vive a un ritmo demasiado rápido. Con-siéntete de pies a cabeza y Sana tus emociones deja de desgastar tus energías en cosas negativas.

Por supuesto que se puede querer más a un gato que a un hombre.


Los gatos tienen también sentimientos humanos. A los gatos, por norma general, les suele encantar que les acaricien y parece ser que los humanos siempre estamos dispuestos a ello, para los gatos esto es un recuerdo materno, nuestras manos son como inmensas lenguas que los limpian al igual que un día lo hizo su madre. También las caricias son una mezcla de olores, de esa manera el olor del gato se mezcla con el nuestro y así de paso nos marca como su territorio. "Por supuesto que se puede querer más a un gato que a un hombre. De hecho, el hombre es el animal más horrible de la creación." La elegancia quiso cuerpo y vida, por eso se transformó en gato.


Por supuesto que se puede querer más a un gato que a un hombre.

¿Los hombres no tienen corazón?


En principio cualquier cardiólogo te puede demostrar que todos los hombres tienen corazón, de hecho, según las estadísticas, los hombres sufren mayor cantidad de paros cardíacos que las mujeres. Si tienen sentimientos, sí que los tienen. Lo que sucede a veces es que muchos hombres fueron educados con frases del estilo "un hombre nunca llora" y pavadas como esas. Todos, hombres y mujeres, cuánto más desarrollen su sensibilidad, más comprenderán el sentido de la vida. "Hay hombres que se creen dioses y esos son los peores enemigos". Los hombres que creen que tener mujeres a montón los hace más hombres, demuestran una baja autoestima, creen que solo pueden ser valorados por su desempeño sexual y no por alguna cualidad adicional que pudieran tener, en apariencia esto los satisface y los hace entrar en la idea retorcida que la sociedad ha ido formando de que entre más mujeres, eres más hombre, todo esto es una mascara, ese tipo de "Machos" lo único que consiguen es lograr mantener una apariencia ante los ojos de las personas. (De personas iguales a ellos claro está, que solo se fijan en cosas superficiales).

¿Los hombres no tienen corazón?





Se Busca Novio.

Un novio que me quiera, que me entienda y que le entienda, que me necesite y yo le necesite a él, que sepa lo que me pasa y cuando me pasa, y sobretodo que sepa hacerme olvidar las cosas malas cuando estoy con él. Uno que no tenga prisa por nada, que este siempre conmigo, que sepa cuando llamarme y que decirme para alegrarme el día. Que este dispuesto a discutir y a arreglarlo todo, y volver a discutir, y volver a arreglarlo... Quiero que sea él, que se de cuenta de lo que hace mal y que lo arregle, pero que no cambie ninguno de sus defectos ni sus virtudes. Que me recuerde cuanto me quiere!!!!. Y sobretodo, que no se vaya con la primera zorra o perra que se cruce.