Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Huellas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Huellas. Mostrar todas las entradas

Y al final tienes un cúmulo de cosas negativas luchando por recuerdos positivos.


Dicen que la gente que los amigos vienen y van. Hay personas que conoces en una estación de paso y eso ya condiciona la relación. Va a ser solo eso, una parada. Luego cada cual se ira y seguirá su camino. Quizá alguna vez recuerdes ese amigo de paso, pero no trascenderá. Solo se queda en eso. Hay otras personas que llevas contigo siempre, aunque no las puedas ver todos los días, aunque incluso pasen meses…da igual, son personas que han calado hondo, han dejado huellas y pase lo que pase, siempre te acordarás de ellas. Incluso aunque a veces el recuerdo duela. Es inevitable. Si una marca se graba con fuego, no se puede quitar. Y luego están otras personas, que empiezan siendo amigos, gente con la que compartes muchas cosas, risas, noches, días, películas, llantos, miles de cosas. Gente con la que te sientes bien, pero un día las cosas se tuercen. Las personas cambian, nosotros cambiamos, y si el cambio se produce por ambas partes, se produce una escisión en la amistad, una rotura por ambas partes, por lo que se nota menos. Sin embargo si el cambio solo viene de parte de uno entonces surgen la distancia y el dolor, porque es solo uno el que ve. Porque uno no puede luchar por acercarse cuando el otro solo le pone barreras. Puedes tener paciencia, pero seamos realistas, la paciencia no cura las heridas, y no puedes esperar eternamente a que esa persona que era, aparezca de nuevo. No va a aparecer porque si ha cambiado ha sido por algo, quizá simplemente ha dejado una parte de su ser de lado, la pena es que sea la parte que te hacía estar ahí por él (o por ella). Cuando eso pasa te ves en una situación complicada. Tienes muchos recuerdos buenos, pero tienes también muchas rencillas producidas por el cambio. Rencores, o frases que te has callado por hacer caso a la paciencia (que a escondidas de todos te susurraba: chsss no digas nada, tiene un mal día, no le des importancia a tal o cual comentario). Y al final tienes un cúmulo de cosas negativas luchando por recuerdos positivos. Estás en guerra, una guerra que si no acabas te hace meterte en un círculo difuso que parece no tener fin (por algo los círculos son infinitos). No le dices nada porque ya apenas le ves pero si tienes oportunidad de verle luchas por estar callado y no causar problemas (porque para una vez que le ves no merece la pena gritar). Entonces asumes la realidad, que ese amigo con el que tienes años de recuerdos ya no está, y lo que más duele, no va a volver. Te das cuenta de que solo compartís los mismos silencios incómodos, que es eso lo que tenéis en común, las pausas eternas donde nadie dice nada porque ninguno se atreve a lanzar ,al aire o a la cara, la excusa adecuada para rechazar la invitación ( y así no tener que verse) Y cuando descubres todo esto, cuando te paras a pensar y ves lo que fuisteis y lo que nunca más volverás a ser, te envuelve una nostalgia extraña. Pero el tiempo pasa, y al final lo que es nostalgia se convierte en indiferencia. Aunque es cierto que a veces esa indiferencia viene porque, el cambio ha producido tantos golpes, que ya eres inmune. Eres inmune a las frases mal dichas, a desprecios, desplantes y a cualquier cosa que pueda herirte. Y con esa indiferencia como arma podrías romper el círculo, pero en realidad no se rompe. Sigue ahí, con el silencio de palabras que todo el mundo sabe pero nadie se atreve a decir. Bueno yo creo que ya es hora de decir algo, algo que me he dicho a mi misma: Felicidades, has perdido un amigo. La parte positiva es que, no merece la pena ponerse triste. Si se ha ido, ha sido por cuenta propia. Uno solo no puede tirar del carro. Esto es ley de vida. Y como último consejo: las cosas nunca vuelve a ser como antes. Nunca. Mejor asumir y seguir sonriendo junto a las personas que de verdad quieran tu sonrisa. Estas son mis reflexiones y así las he contado. . Y deja de coser tu sombra a mis pies.

Y al final tienes un cúmulo de cosas negativas luchando por recuerdos positivos.

Quiero creer en la palabra - esperanza.


Se esperó a que el tren pasase puntual. Sin ninguna compañía se adentró en el primer vagón y avanzó hasta sentarse en el último asiento. Aquel lugar era tan acogedor como solitario, resultaba hasta íntimo. Sí, había escogido un buen sitio. Y miró por última vez el paisaje, nostálgico. Sabía que era mucho lo que dejaba atrás, pero quizás fuera más lo que se encontraría delante. Había aprendido que quien no arriesga, no gana, y ella nunca perdía. Que por poca fuese la probabilidad, nada es imposible. No consiste en creer en el azar, sino creer en uno mismo. Veía cada vez su destino más cerca, pero a la vez, nuevas metas lejanas. Y aunque fuese una locura, se deshizo de toda una vida para marcar con su huella otra. Le iban los retos. "Quiero creer en la palabra "esperanza" tal como está escrita en el libro de los humanos."


Quiero creer en la palabra - esperanza.

Quizás lo único que falta era el color que le ponías a mi vida.

"Tampoco es para tragedias, que vivir sin tí, francamente, es bastante fácil." 
La ausencia da un poquito de ventaja y ya aprendí
 a no revisar el teléfono  ahora que nunca envías mensajes.
 Río a diario y el mundo es exactamente igual a antes de conocerte.
 "Quizás lo único que falta era el color que le ponías a mi vida."


Mi vida es un eterno ahora, donde el pasado es sólo un eco.


En mi corazón el pasado, el presente y el futuro no están divididos. 
Son parte de un Todo, de un mismo continuo.
Mi vida es un eterno ahora donde el pasado es sólo el eco de una melodía
y el futuro es la composición que cree a través de lo aprendido con cada eco, 
con cada sonido que me dejo una huella. 
En mi corazón la Luz es la esencia de cada Alma
y perdón es el anhelo más profundo.


Sola, a pesar del murmullo que la acompañaba.

Llovía en su interior...
De pie entre dos mundos, la joven sentía perdida la mirada al otro lado de su ser.
Contemplaba en su reflejo impasible, como una a una iban resbalando las lágrimas por su rostro,
 lo recorrían lentamente, algunas reposaban entre sus pestañas  antes de lanzarse
 a la aventura de su recorrido.

Estaba de espaldas al mundo, cubierta solo por un manto de impotencia y un sentimiento de pérdida.
El espejo robaba su reflejo, aprovechándose de su vulnerabilidad.
Cada uno de los poros de su piel sentía la tristeza que la acontecía y en ese momento, era mucha.
No luchaba contra la humedad ni ejercía resistencia sobre sus emociones, 
sencillamente las reconocía, las aceptaba, las dejaba pasar, 
como si a su marcha todo pudiera quedar como antes de su inesperada aparición, 
pero nada fue igual a partir de ese momento.

Dejo por momentos de llorar, aunque no pudo abandonar la tristeza así que la llevó consigo
como si fuera parte de su equipaje de mano sin mediar palabra.
Comenzó a avanzar, no estaba segura de hacía adonde se dirigía, solo tímidamente lo intuía, 
necesitaba ayuda, pero no estaba segura de poder obtenerla, así que primero un paso y luego el otro, 
 'Sola', a pesar del murmullo que la acompañaba. 'Sola'...
Dejo de oír su propia voz, reconoció su respiración junto a sus huellas, 
en el silencio del camino y en su mente solo lograba construir un pensamiento
 "Esperanza".

 Sola, a pesar del murmullo que la acompañaba.

Abrir el corazón significa estar dispuesto a perder.


Fui lastimada, una y otra vez. Me dejé hacer algunas de las muchas cicatrices que llevo en la piel, y muchas otras, me las infringí. Quería ser querida, quería que la gente, aquel hombre y mis conocidos me quisieran. Lo quise con tanta desesperación que dejé de respetarme, de quererme, olvidé que soy humana y me duele que me pongan en segundo lugar, que no les importe si me duele, que le de igual tenerme a su lado, que un día me quería y al otro, me despreciaba. Me han matado, pero sobreviví. Y ahora soy yo quien debe llevar las heridas día a día como marcas que el tiempo grabo en mí, como si no fuesen las huellas que dejaron quienes me lastimaron, quienes rompieron mi corazón y dejaron los restos para que los recoja. Me dicen que abra mi corazón, que confíe, que no me dañarán pero todos en el fondo sabemos que cuando uno confía, es cuando las peores cosas pasan. Abrir el corazón significa estar dispuesto a perder.


Escondida entre los arbustos, resignada e inmóvil.



Haber sido feliz alguna vez te encadena a ser esclava de tus huellas,
 a pisar mierda, revolver la basura y vivir entre ella... 
Mientras, los días se te caen encima como pianos desafinados,
 como macetas de cemento que esconden semillas de lugares inútiles e inoportunos
 que tocan a tu puerta.. y tu abres sin mirar, sin preguntar nada... 
Las carcajadas y las miradas se revientan como insectos contra tu invisible coraza
 que de a poco se degrada... Llevas en el bolsillo vidrios rotos, 
antiguas copas que reventaste contra esa pared amarga que intentaste atravesar tantas veces
 y que tantas veces te rebotó como una pelotita de goma, dejándote lejos... 
difícil de encontrarte... escondida entre los arbustos, resignada e inmóvil, débil y cobarde..


El paisaje es evocador, pero el cristal está sucio.


El paisaje es evocador, pero el cristal está sucio. Se puede ver, de vez en cuando, claro, pero no es lo mismo que ven lo demás. Hay manchas atravesadas que no dejan distinguir las aves, ciertos brillos, el río. Me muevo de un lado al otro y no logro la plenitud. Sé que todo está ahí, pero, simplemente, no puedo verlo. No es un cristal que esté incrustado en una pared, que esté incrustado en mi nariz o en mis ojos: es un cristal que llevo dentro de mí, no manipularle, extremadamente difícil de limpiar o quitar. Dondequiera que voy es la misma esclavitud, que comienza en mis ojos y parece no terminar más. He usado todo tipo de medicamentos, pero éstos no encuentran la enfermedad en ninguna parte de mi cuerpo. Al parecer, según los entendedores, debo comenzar por usar mis ojos, por querer abrirlos… pero dicen que, tal vez, cuando lo logre, ya no habrá paisaje.



Sonríe Siempre porque no existe la felicidad ni la infelicidad completa.


Si todo fuera color rosa, la vida sería muy fácil. Si todo fuera color negro, la vida sería imposible vivirla. Por eso yo elijo el color de mi esperanza, por eso yo elijo vivir con varios colores que me hagan sentirme bien y mal, porque no existe la felicidad ni la infelicidad completa.
Yo vivo con una sonrisa, y con la felicidad en la manga.. lo cuál no significa que algún día se puedan derribar, o caer a pedazos. Lo que importa es que siempre voy a volver a levantarme, con ese color de mi esperanza, siguiendo las huellas que vaya dejando sobre el camino, porque capaz no sepa hacia dónde voy, capaz no sepa que camino tomar, pero siempre seguiré caminando. " Sonríe Siempre."


Si todo fuera color rosa, la vida sería muy fácil. Si todo fuera color negro, la vida sería imposible vivirla. Por eso yo elijo el color de mi esperanza, por eso yo elijo vivir con varios colores que me hagan sentirme bien y mal, porque no existe la felicidad ni la infelicidad completa. Yo vivo con una sonrisa, y con la felicidad en la manga.. lo cuál no significa que algún día se puedan derribar, o caer a pedazos. Lo que importa es que siempre voy a volver a levantarme, con ese color de mi esperanza, siguiendo las huellas que vaya dejando sobre el camino, porque capaz no sepa hacia dónde voy, capaz no sepa que camino tomar, pero siempre seguiré caminando. " Sonríe Siempre."

Amores Prohibidos.


Alguien tiene que haber manejado los hilos de nuestra historia, para que sin querer coincidiéramos en esa pagina, donde ambos buscábamos encontrar un poema, con el solo fin de matar nuestro gastado tiempo. Sin querer nos conocimos a través de la distancia y sin querer nos buscamos percibiendo afinidad. Es una cosa de locos pero en verdad te esperaba, a esa hora, ese lugar, la ansiedad conque buscaba, que tu nombre apareciera frente a mi en el monitor. Se que jamás nos veremos, tu tienes una vida lejos de este lugar, no entiendo porque el destino entretejió nuestro camino y nos hizo enamorarnos y desearnos de este modo, no tiene ningún sentido esta pasión irreal cuando ambos pertenecemos a dos mundos diferentes. Tal vez tengamos cita en otra vida y esté solo sea un breve ensayo, jamás sabremos si es así, tal vez si endentáramos mañanas, el hoy no nos sería tan estrecho.
Quien nos impide creer, que nos impide crear, hagamos profecía de lo nuestro y creamos que el mañana está a la vuelta, total, si no volvemos a la vida, la vida no echara nada de menos. Dibuja un corazón sobre la arena, a la orilla de la mar que mas te guste, veras que cuando el agua se retire ya no hallarás ninguna huella, pero piensa, recordando ese momento, en algún lugar aún existe, ese corazón que dibujaste, se quedó dibujado eternamente, en algún lugar recóndito del tiempo. Es por eso que debemos de saber, que todo lo que fue aun existe, de lo contrario deberíamos haberlo olvidado. Hagamos poesía, vivamos poesías, grabemos todo aquello que sea grato, para que quede en la memoria de los tiempos, ¿Quien te dice que algún día, en algún rincón del universo, nuestras almas rememoren los momentos que hoy con tanto amor hemos creado? El amor es el amor, como quieran de-nominarlo. Nada esta prohibido para el corazón, el no pregunta.


Alguien tiene que haber manejado los hilos de nuestra historia, para que sin querer coincidiéramos en esa pagina, donde ambos buscábamos encontrar un poema, con el solo fin de matar nuestro gastado tiempo. Sin querer nos conocimos a través de la distancia y sin querer nos buscamos percibiendo afinidad. Es una cosa de locos pero en verdad te esperaba, a esa hora, ese lugar, la ansiedad conque buscaba, que tu nombre apareciera frente a mi en el monitor. Se que jamás nos veremos, tu tienes una vida lejos de este lugar, no entiendo porque el destino entretejió nuestro camino y nos hizo enamorarnos y desearnos de este modo, no tiene ningún sentido esta pasión irreal cuando ambos  pertenecemos a dos mundos diferentes. Tal vez tengamos cita en otra vida y esté solo sea un breve ensayo, jamás sabremos si es así, tal vez si endentáramos mañanas, el hoy no nos sería tan estrecho. Quien nos impide creer, que nos impide crear, hagamos profecía de lo nuestro y creamos que el mañana está a la vuelta, total, si no volvemos a la vida, la vida no echara nada de menos. Dibuja un corazón sobre la arena, a la orilla de la mar que mas te guste, veras que cuando el agua se retire ya no hallarás ninguna huella, pero piensa, recordando ese momento, en algún lugar aún existe, ese corazón que dibujaste, se quedó dibujado eternamente, en algún lugar recóndito del tiempo.Es por eso que debemos de saber, que todo lo que fue aun existe, de lo contrario deberíamos haberlo olvidado. Hagamos poesía, vivamos poesías, grabemos todo aquello que sea grato, para que quede en la memoria de los tiempos, ¿Quien te dice que algún día, en algún rincón del universo, nuestras almas rememoren los momentos que hoy con tanto amor hemos creado? El amor es el amor, como quieran de-nominarlo. Nada esta prohibido para el corazón, el no pregunta.

No trates de hacer cambiar al mundo, trata de hacerlo evolucionar.

Vivimos en un mundo donde los cambios son constantes. Un mundo en el que es más fácil lastimar a alguien que pedir perdón. Las personas tienen dificultad al momento de querer utilizar el valor de la confianza, ya que han sido lastimadas una y otra vez. Necesitamos hacer evolucionar a este mundo, ya que no podemos remediar lo que ya esta hecho. Es demasiado tarde para poder querer cambiar a todas aquellas mentes, culturas, formas de ver las cosas, opiniones, puntos de vista, formas de vida. El mundo esta así por que todos nos hemos encargado de ello, pero si todos pusiéramos un granito de arena creo que esto sería otra cosa. Ayudémonos unos a otros, vivamos sin control, amemos a nuestros seres queridos, valoremos más, y despreciemos menos. El día en que eso suceda, veremos mucha diferencia entre nosotros. No trates de hacer cambiar al mundo, trata de hacerlo evolucionar.


Llegó el momento de decirle adiós al año viejo.


Ha llegado el momento de abandonar el año, de empezar uno nuevo y con él, dejar atrás viejas metas cumplidas o no. Reinventar nuevos sueños, comenzar a reflexionar en lo que hemos hecho bien o mal y ser suficientemente sabios para saber rectificar, disfrutar todos los momentos con la gente que más quieres y hacer oídos sordos a quién con malas intenciones, lo único que pretende es hacerte llorar. Llegó el momento de decirle adiós al año viejo y guardar en ese cajón dorado todo lo lindo que vivimos y desechar todo lo malo, porque solo así podemos empezar un año nuevo. Mis Bendiciones para el que me lee y para todos los que un día pasaron por aquí y dejaron su huella. Besos.


 Ha llegado el momento de abandonar el año, de empezar uno nuevo y con él, dejar atrás viejas metas cumplidas o no. Reinventar nuevos sueños, comenzar a reflexionar en lo que hemos hecho bien o mal y ser suficientemente sabios para saber rectificar, disfrutar todos los momentos con la gente que más quieres y hacer oídos sordos a quién con malas intenciones, lo único que pretende es hacerte llorar. Llegó el momento de decirle adiós al año viejo y guardar en ese cajón dorado todo lo lindo que vivimos y desechar todo lo malo, porque solo así podemos empezar un año nuevo. Mis Bendiciones para el que me lee y para todos los que un día pasaron por aquí y dejaron su huella. Besos.


Mi eterna musa.



¿Quién pudiera ser sol

para acariciar tu arena?

o ser agua y saciarla sed de tus fuegos

ser atrevido como el viento

dando alienta la flama

o ser poeta dejando huellas

de inspiración entre letras

que acaricien deslumbradas tu silueta

desde la "A" hasta la zeta

para mi serás mi eterna musa

la bella mujer que embelesa mis poemas.


~Rudyard Bonilla

La vida es como ese tren....nuestro tren, y en el viajan infinidad de personas...




Hace algún tiempo atrás, leí un libro que comparaba la vida con un viaje en tren. Una lectura extremadamente interesante, cuando es bien interpretada. Sin duda..la vida es como ese tren....nuestro tren, y en el viajan infinidad de personas...muchos se bajaron del tren, otros nuevos subirán...muchos mas seguirán subiendo y bajado del mismo...unos nos dejan huella, otros pasan desapercibidos...pero queramos o no...estuvieron en ese tren..Y como en nuestro tren, en nuestro corazón siempre van a estar...😍





¿Por qué es tan difícil sentir como siento?


A veces me elevo doy mil volteretas. A veces me encierro tras puertas abiertas. A veces te cuento porque este silencio. Y es que a veces soy tuyo. Y a veces del viento. A veces de un hilo a veces de un ciento. Hay veces mi vida te juro que siento. ¿Por qué es tan difícil sentir como siento? Sentir como siento que sea difícil.
A veces te miro a veces te dejas, me prestas tus alas revisas tus huellas. A veces por todo aunque nunca me falles. A veces soy tuyo y a veces de nadie. A veces te juro de veras que siento no darte la vida entera darte sólo esos momentos. ¿Por qué es tan difícil? vivir solo es eso. ¿Por qué es tan difícil?
 Cuando nadie me ve puedo ser o no ser. Cuando nadie me ve pongo el mundo al revés. Cuando nadie me ve no me limita la piel. Cuando nadie me ve puedo ser o no ser. Cuando nadie me ve. Te escribo desde los centros de mi propia existencia donde nacen las ansias la infinita esencia.
Hay cosas muy tuyas que yo no comprendo. Y hay cosas tan mías pero es que yo no las veo. Supongo que pienso que yo no las tengo. No entiendo mi vida se encienden los versos. Que a oscuras te puedo lo siento no es cierto. No enciendas las luces que tengo desnudos el alma y el cuerpo.
Cuando nadie me ve puedo ser o no ser. Cuando nadie me ve me parezco a tu piel. Cuando nadie me ve yo pienso en ella también. Cuando nadie me ve puedo ser o no ser. Cuando nadie me ve puedo ser o no ser. Cuando nadie me ve no me limita la piel. Cuando nadie me ve puedo ser o no ser.  A veces me elevo doy mil volteretas. Te encierro en mis ojos tras puertas abiertas. A veces te cuento porque este silencio. Y es que a veces soy tuyo. Y a veces del viento...

-ღ♫ Cuando Nadie Me Ve - Niña Pastori ♫ღ

 A veces me elevo doy mil volteretas. A veces me encierro tras puertas abiertas. A veces te cuento porque este silencio. Y es que a veces soy tuyo. Y a veces del viento. A veces de un hilo a veces de un ciento. Hay veces mi vida te juro que siento. ¿Por qué es tan difícil sentir como siento? Sentir como siento que sea difícil. A veces te miro a veces te dejas, me prestas tus alas revisas tus huellas. A veces por todo aunque nunca me falles. A veces soy tuyo y a veces de nadie. A veces te juro de veras que siento no darte la vida entera darte sólo esos momentos. ¿Por qué es tan difícil? vivir solo es eso. ¿Por qué es tan difícil?  Cuando nadie me ve puedo ser o no ser. Cuando nadie me ve pongo el mundo al revés. Cuando nadie me ve no me limita la piel. Cuando nadie me ve puedo ser o no ser. Cuando nadie me ve. Te escribo desde los centros de mi propia existencia donde nacen las ansias la infinita esencia. Hay cosas muy tuyas que yo no comprendo. Y hay cosas tan mías pero es que yo no las veo. Supongo que pienso que yo no las tengo. No entiendo mi vida se encienden los versos. Que a oscuras te puedo lo siento no es cierto. No enciendas las luces que tengo desnudos el alma y el cuerpo. Cuando nadie me ve puedo ser o no ser. Cuando nadie me ve me parezco a tu piel. Cuando nadie me ve yo pienso en ella también. Cuando nadie me ve puedo ser o no ser. Cuando nadie me ve puedo ser o no ser. Cuando nadie me ve no me limita la piel. Cuando nadie me ve puedo ser o no ser.  A veces me elevo doy mil volteretas. Te encierro en mis ojos tras puertas abiertas. A veces te cuento porque este silencio. Y es que a veces soy tuyo. Y a veces del viento...


Esta no es una canción, es una obra de arte.





No hay nada más que el hoy y el ahora.


Nos pasamos la vida buscando el camino por el que seguir, buscando nuestra felicidad, a las personas perfectas para vivirla. Nos pasamos la vida mirando al futuro y recriminándonos el pasado, sin llegar a comprender que no hay nada más que el hoy y el ahora, que el mejor camino no es el planeado, si no el que se va haciendo mientras andamos. Tampoco comprendemos que las verdaderas personas las que merecen la pena; no son las perfectas; sino que son aquellas que no paran de darnos razones para seguir caminando; son aquellas que nos hacen reír para que ninguna lágrima pueda borrar nuestra huella.

 Nos pasamos la vida buscando el camino por el que seguir, buscando nuestra felicidad, a las personas perfectas para vivirla. Nos pasamos la vida mirando al futuro y recriminándonos el pasado, sin llegar a comprender que no hay nada más que el hoy y el ahora, que el mejor camino no es el planeado, si no el que se va haciendo mientras andamos. Tampoco comprendemos que las verdaderas personas las que merecen la pena; no son las perfectas; sino que son aquellas que no paran de darnos razones para seguir caminando; son aquellas que nos hacen reír para que ninguna lágrima pueda borrar nuestra huella.

¿Quién sabrá?


¿Quién sabe?
  • ¿Si lo que se ama está cerca, si viene, si pasó, si ya está y es invisible?
  • ¿Si lo que se necesita está mucho más al alcance que lo que se quiere?
  • ¿Si lo ausente no comienza a ser más presente de lo que antes era?
  • ¿Si las huellas son marcas en el piso del pasado o guías para más adelante?
  • ¿Si las cosas que dijimos nos cambiaron más a nosotros que a otros?
  • ¿Si un arranque de malcriadez es más revelador que la consideración abnegada?
  • ¿Si cerrar los ojos nos ayuda a ver todo más claro?
  • ¿Si la felicidad es un cuento más creíble de lo que se pueda leer?
  • ¿Si desperdiciar el vivir es botar el tesoro más costoso?
  • ¿Si quince minutos de honestidad ayudan más que años de esfuerzos torcidos?
  • ¿Si una sonrisa dice más que un guiño de ojo?