Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Ojos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ojos. Mostrar todas las entradas

Así somos las mujeres.


Aveces necesitamos de un beso apasionado y sentir que volamos en el espacio, otras veces lo único que queremos es un tierno beso, y hasta un abrazo sincero en el que podamos sentir la mayor seguridad... Somos vulnerables, caprichosas, dulces, tiernas, inocentes, traviesas, arrogantes, orgullosas y hasta odiosas algunas veces... Basta un pequeño detalle,el mas sencillo y eso puede hacer que nuestros ojos brillen como estrellitas, y que en nuestra cara la sonrisa nos acompañe todo el día, basta un minuto de silencio para entristecer, y basta un piropo para que nuestras mejillas se sonrojen...



El amor es el sentimiento más antiguo del mundo.

Hoy día me parece increíble estar llena de planes y sueños, llega a asustarme el sentimiento de querer
estar con una persona hasta el día de mi muerte, siempre me pregunto: ¿Cómo es que lo deje entrar en mi vida?,¿Será que no usó las estrategias absurdas de otros?, ¿Será que me gustaba su manera de hacerme reír?, ¿Será que vi en sus ojos sinceridad?, no lo sé; sólo sé que fue un acuerdo de ver si nos entendíamos y cuando menos lo pensé lleno mi vida de paz,  tranquilidad, de cariño y respeto, de cosas que nunca tuve, como seguridad. La yo independiente se convirtió en alguien que necesitaba
lo único que no tenía, AMOR.
El amor es el sentimiento más antiguo del mundo. "Tiene 3.000 millones de años y surgió en el momento en el que una bacteria se preguntó si había alguien más ahí porque no podía sobrevivir sola."


Sólo cerrando puertas detrás de uno se abren ventanas hacia el porvenir.

Aunque sientas el cansancio...
...aunque el triunfo te abandone,
aunque un error te lastime,
aunque una traición te hiera,
aunque una ilusión se apague,
aunque el dolor queme tus ojos,
aunque ignoren tus esfuerzos,
aunque la ingratitud sea la paga,
aunque la incomprensión corte tu risa,
aunque todo parezca nada…
¡¡ VUELVE A EMPEZAR!!

Cuando me parece que todo se vuelve en contra,
cuando todas las puertas parece que se cierran,
automáticamente me viene a la cabeza la frase
 "¿dónde está la ventana?"
 y comienzo a buscar. 

Nostalgia...Tengo ganas de llorar y no puedo.


¿Alguna vez tuviste ese deseo irrefrenable de llorar? ¿Alguna vez no has tenido el valor para quedarte en un sitio? ¿O el deseo de permanecer allí, pese a todo y aún con todas las lágrimas a tus espaldas por la tonta idea, tonta, de creer que serías feliz? ¿Por qué a veces ir en busca de las cosas bonitas son tan difíciles? ¿Por qué he de quedarme esperando? ¿Por qué tengo que perderme las locuras de la vida que desactivan la razón y agudizan sentimientos que se creían perdidos? Tengo ganas de llorar y no puedo, ese nudo en el estómago y la mudez que se ha posado en mi garganta me indican que, ante la primera lágrima, no habrá marcha atrás. Será por eso que necesito varios segundos para derramar la primera y horas, muchas horas para que mis ojos se cansen y digan: ¡basta!



Tengo ganas de un abrazo de sofá.



Tengo ganas de un abrazo de sofá. De esos que duran horas mientras se charla bajito . Si, de esos en los que el tiempo parece no pasar y te sientes rodeada de una burbuja protectora Y cerrar los ojos … y no sentir nada más que un pecho cálidoy unos brazos que me quieren abrazar.Abrázame.😘



No sé si llegues a leerme aunque espero que cuando llegue la soledad me leas por error.



"Hoy estás lejos y el olvido está cerca, tu olvido, de mí, de mis horas, de las dulces noches poseídas por la poesía. Tu ausencia que llega liviana y silenciosa como el filo de la mañana, mis manos se congelan en el frío de tu recuerdo y la vida es amarga como el café que has dejado servido. No me queda más consuelo, más miseria, que regarte como agua en mis palabras, para que así a mis letras le crezcan flores y nazca un jardín en la parte trasera de los ojos. No sé si llegues a leerme aunque espero que cuando llegue la soledad me leas por error cuando cruces la calle y ahí pueda tocar tu corazón. No es fortuna, es un verdadero triunfo."

-Juan Felipe M

Este mundo está loco pero aun respiran muchos seres humanos que valen la pena.


A todos un día nos pisaron las entrañas y nos cubrieron de promesas que no se llegaron a cumplir. A todos nos han hecho daño y que también hemos roto más de un corazón." Y menos mal, sí digo bien, menos mal, menos mal que vivimos, que nos equivocamos, que nos hacen daño pudiendo así crecer y ser más fuertes y menos mal que damos esa oportunidad a otros cuando les causamos dolor.
"Este mundo está loco pero aun respiran muchos seres humanos que valen la pena." !Y lo mejor es que lo hacen acompañados de mágicas melodías! La vida de a dos no es fácil, pero por suerte tenemos la oportunidad de "mirar con cuatro ojos", o de seguir adelante en la búsqueda con 2 (los nuestros)... Alguien dijo alguna vez que lo importante no es la eternidad sino el mientras tanto, y creo que eso debiera ser ley en cuestiones del corazón, ni el pasado ni el futuro, el ahora... Que sea eterno mientras dure.. valen la pena.


 Este mundo está loco pero aun respiran muchos seres humanos que valen la pena.


Oscuridad hecha de deseos y de ganas.

POEMAS DE AMOR.

Oscuridad. Suspiros repentinos. Manos que se cruzan, divertidas, ligeras.

Desabotonan, buscan, encuentran. Una caricia, un beso.

Y otro beso y una camisa que resbala. Un cinturón que se abre.

Una cremallera que baja lentamente.

 Un salto en la oscuridad pintada de oscuridad.

 Feliz de estar allí...


Oscuridad hecha de deseo, de ganas, de ligera transgresión.

La más hermosa, la más suave, las más deseable.

Coches que pasan veloces por la carretera. Faros que iluminan como un rayo y desaparecen.

Ráfagas de luz que dibujan bocas abiertas, deseos suspendidos,

sufridos, alcanzados, cumplidos, ojos cerrados, luego abiertos.

Y más y más. Como entre las nubes. Cabellos alborotados y asientos incómodos.

Manos que proporcionan placer.

Bocas en busca de un mordisco y autos que continúan pasando,

 tan veloces que nadie tiene tiempo de reparar en aquel amor

 que sigue el ritmo de una música al azar, procedente de la radio.

Y dos corazones acelerados que no frenan, que están a punto de chocar dulcemente.

Cada vez duermo más y sueño menos.


Las personas se parecen a los árboles. Para saber la edad que tiene un árbol sólo necesitas contar los anillos que tiene en el tronco, y para saber la edad de una persona te basta con medir el brillo que tiene en los ojos. Y me da rabia, no debería ser así. Cada vez duermo más y sueño menos, cada vez la gente tiene menos ganas de comerse el mundo, y cada vez quiero rendirme antes. Los años, los daños, ya no sé como llamarlo, afectan a todos...Pero yo intento ser más fuerte.


Tengo ganas de gritar, de sacar a flote el alma desgarrada.

Tengo ganas de enamorarme con la luz de la luna,
 con el canto del silencio y el cobijo de las estrellas........
Tengo ganas de reírme de la tristeza acumulada, 
de la soledad instalada y del llanto incesante que reclama el amor.......

Tengo ganas de gritar, de sacar a flote el alma desgarrada,
 de vaciar al corazón de los sentimientos
 profundos que solo causan dolor.......

Tengo ganas de ti,
 que aún sin conocerte mi alma te reclama,
 mis ojos buscan tu mirada,
 mi ser ya siente que te pertenece.......

Tengo ganas de sentir,  de que las palabras se expresen en miradas,  de que las caricias sean tatuadas,  tatuadas por siempre en lo profundo de mi alma  y que al recordarlas las vuelva a vivir......  Tengo ganas de vivir,  de que el amor me envuelva,  de volver a reír,  tengo ganas de creer que el amor es para siempre,  de que tu estas en un lugar esperándome impacientemente.......

Tengo ganas de sentir, 
de que las palabras se expresen en miradas, 
de que las caricias sean tatuadas, 
tatuadas por siempre en lo profundo de mi alma 
y que al recordarlas las vuelva a vivir......

Tengo ganas de vivir,
 de que el amor me envuelva,
 de volver a reír,
 tengo ganas de creer que el amor es para siempre, 
de que tu estas en un lugar esperándome impacientemente.......

Cerrar los ojos e imaginar el lugar que añoras.

Miró por última vez el atardecer. La tenue luz del sol ocultándose bajo el mar, se reflejaba en sus ojos. Sabía que esa sería la última vez, dentro de mucho tiempo, en que vería al sol en el mar. Porque allí a donde se marchaba, no había mar; no frente a sus ojos todo el día. Era una buena idea: realmente nunca le había gustado el mar.

Quiso besar la arena, que se escurriese por sus manos, porque de cierto modo también la extrañaría, aunque no le gustaba para nada. Hubo tardes en que la arena fue un buen soporte a sus dolores y también a sus alegrías. Hubo tardes en que la arena aguanto sus pisadas alocadas, porque corría al agua y volvía, corría y escapaba otra vez. El mar había sido bueno con ella, y eso lo podía valorar.

Cerró los ojos y se imagino en aquel lugar. Aquel lugar que necesitaba, que deseaba con todas sus fuerzas. En alguna parte, alguna vez, había leído que la tele-transportación consistía en cerrar los ojos e imaginar el lugar que añorabas, y desearlo con todo tu corazón. Y eso era lo que ella hacía desde que se había separado desde ese lugar, todos los días, a toda hora.

Inhaló. Dejó que esa brisa se apoderara por última vez de sus pulmones. Ese aroma a mar; a peces, a sal. Ni siquiera ahora, que se estaba marchando, le bajaba la melancolía. Ni siquiera ahora, sentía que extrañaría todo aquello.

Observó todo. El mar, los edificios, la gente, los autos, las gaviotas. Desde entonces todo sería mejor. Se rió con fuerzas. Sonrió luego al cielo azul, se dio media vuelta tratando de que el viento no la despeinara por completo, y corrió lo más rápido que pudo hacia las rocas. Abrochó su cinturón de seguridad y miró por última vez todo lo que abandonaba. Y era cierto, a veces tenías que marcharte de un lugar para saber que perteneces a él. Ella estaba volviendo a donde pertenecía.


La vida es tan solo un instante construido por instantes.

El tiempo transcurre inexorable y cada vez a mayor velocidad y no quiero malgastarlo desalentándome por ello, ya que el tiempo seguirá transcurriendo inexorablemente y cada vez a mayor velocidad.

Elijo, pues, abrir mis ojos y exprimir cada instante que la vida me regala.
No me permito quedarme sentada junto a la ventana viendo cada atardecer pensando que es otro menos y añorando los que ya pasaron, cuando la verdad es que, justamente, éste es el más importante de todos los vividos, ya que es el que realmente evidencia que estoy viva y que estoy aquí.

No quiero malgastar el tesoro de la vida, acumulando tiempo muerto en la biografía de mi alma cuando todavía sigo viva.

¡Claro que sé que el tiempo se agota! Y así empezó siendo desde el mismo día en que nací, así era cuando construía mis castillos en la playa, así cuando me enamoré tantas veces, así cuando trazaba tantos planes de futuro desde aquella atropellada juventud que brotaba por cada poro de mi piel. Pero entonces no me planteaba que el tiempo pasa rápido, sino que vivía como si todo fuera para siempre.

Y, sin embargo, el tiempo podría haberse esfumado detrás de cualquier risa, de cualquier pupitre, de cualquier castillo de arena junto al mar. Pero no era consciente de ello, tan solo, era consciente de cada momento que vivía.

Me gusta mirar hacia atrás de vez en cuando, porque mi experiencia vital es mi mayor erario para seguir caminando y, de tanto en tanto, está bien refrescar la memoria y recolocar las cosas. Pero no quiero anclarme en el pasado que tanto me dio y tanto me enseñó, sino apoyarme en él para tomar impulso desde donde estoy.

Vivir el presente, sin tiempo, sin esperar mucho más del futuro que lo que nos aguarda en el instante siguiente. Evidentemente, no puedo evitar ir siempre un paso más allá; no puedo evitar hacer planes para futuros un tanto más lejanos, pero intento que esos proyectos jamás se conviertan en una venda alrededor de mis ojos que me impida ser consciente del momento presente.

No sé por cuantos instantes permaneceré aquí, pero pienso vivir cada uno de ellos. Y no quiero vivirlos como si fueran el último, eso jamás. Quiero vivir cada uno como si fuera el que es, el de ahora, el de este momento.

Si pienso que cualquier tiempo pasado fue mejor, o paso mis días haciendo planes para un futuro que ni siquiera sé si llegará, me pierdo la magia de este tiempo en el que cada día amanezco a la vida nuevamente. Lo mejor está por llegar... tal vez. Aunque creo que lo mejor es, sencillamente, ser consciente de mi Ahora.

No quiero desperdiciar mi tiempo pensando en que se me acaba.
La vida es tan solo un instante construido por instantes cotidianos. Y en ese momento fugaz, hasta caben los sueños.

Por eso, labro cada uno de esos momentos con un sueño en la mirada, sabiendo que, de hacerse realidad, será también instante a instante, con cada parpadeo, y desde el presente.

Eso aprendí. Y no quiero ser tan estúpida como para olvidarlo.


Me pregunto si alguien me extrañara mañana.


¿Y si me muero mañana quién me recordará?

Si la muerte viene por mí

quisiera no ser solo un fugaz pensamiento,

ni un llanto desechable,

quizás esto que siento sea algo egoísta de mi parte.

Tal vez ya no vuelva a perder un suspiro,

una lágrima, de esas que regalo y nunca me quedo.

¿Si muero mañana?

No cerrare los ojos si estos no se abren,

no me dejare caer si mi cuerpo queda frió e inerte,

no diré tengo miedo por orgullo.

¿Quedare inmortalizada en recuerdos?

¿U olvidada al momento?

¿Seré borrada de este mundo?

¿O añorada por todos?

Que falsa mi sonrisa blanca,

que mentirosos mis ojos secos,

y mi alma que llora en silencio.

Y como cada triste mañana,

con mi corazón herido y el miedo por delante

¿me pregunto si alguien me extrañara mañana ?.


Inexplicable angustia, hondo dolor del alma, recuerdo que no muere.

Me estoy desvaneciendo de a poquito,
mis ojos se van convirtiendo en dos gotitas de líquido salado. 
Es complicado, ¿sabes?
Porque no tengo ni la menor idea de lo que está pasando aquí, 
no sé qué estoy sintiendo, no sé por qué me pierdo en todo esto...

Ahora noté que, necesito apagar la luz. Es complicado,
porque ni siquiera estoy segura de querer salir de este lugar,
de prender la luz, de secarme las lágrimas.

Quiero salir corriendo a un lugar en que nadie me pueda encontrar,
 un lugar en que no pueda recibir noticias de ningún tipo, 
un sitio, en el que, pase lo que pase, yo no me entere.
Siento que me desvanezco,

cierro los ojos e intento abrirlos y me pesan los párpados, 
cada vez un poquito más. 
Siento esa cosa rara a la que todos le llaman angustia,
 pero no puedo definirla, no puedo describirla,
 por qué no estoy segura de qué es, ni cómo es precisamente...

Inexplicable angustia, hondo dolor del alma, recuerdo que no muere.

 Inexplicable angustia, hondo dolor del alma,
 recuerdo que no muere, deseo que no acaba.

Miras sus ojos, el amor brilla en ellos.


Tener alguien a quien amar es suficiente, 
pero imagínese que vive con la persona que amas, por años y años;
 usted come, duerme, ríe, llora, discuten juntos y todavía se aman. 
Es sorprendente encontrar a alguien que se quede con uno para siempre, 
pase lo que pase .. alguien que se preocupa por ti ... 
alguien que te hace sentir bien contigo mismo ... 
alguien que te cuide cuando estás enfermo y cambia tu estado de ánimo 
cuando estas teniendo un día difícil. 
Miras sus ojos, el amor brilla en ellos .. 
Ellos están llenos de alegría .. 
parecen estar fascinados y cautivados en su amor ....


Malditos Recuerdos que llegan sin avisar.

Malditos Recuerdos que llegan sin avisar.

Malditos Recuerdos que llegan sin avisar, de improvisto, cuando nadie les esperaba, y como ladrones invaden mi espacio, mi tiempo, mi corazón y como ellos se instalan en mi casa y se llevan algo de mí.Y provocan zozobra, malestar, escozor de ojos y dolor de alma y cuando se van, después de llevarse su peaje, uno se queda como después de la fiebre: cansado, desanimado, débil… El tiempo puede curar un corazón herido, pero también puede herir de muerte a un corazón que espera.


Me levantare y no mirare que es lo que falta, sino todo lo que tengo.


Me levantare y no mirare que es lo que falta, sino todo lo que tengo. De eso se trata vivir. De aprender a querer hasta lo mas insignificante de lo que nos forma. No cerrare mis ojos. Me quedare bajo este cielo lleno de estrellas, que iluminaran mi noche. Mis sueños vuelven a mí. y escucho a lo lejos una melodía que me hace sonreír. Vuelvo una vez más, quiero renacer. Quiero matar a cada uno de los miedos que tengo, para poder caminar sin tropezar nunca mas. Percibo luces, y se que en mi interior hay muchas más. Cada gota de sangre que derrame hoy, es una señal que me recuerda que no debo ir por ese camino. Tengo todo el tiempo que necesite, solo me falta entregarme por completo a esta fantasía de vivir con alegría. El sol quiere aparecer y yo aun sin dormir. No siento cansancio, no siento miedo. Siento ganas de correr, escapar por el cielo. Me orientare como pueda. Dejare caer desde lo más alto todos esos recuerdos que me hacen mal, y vomitare cada vez que sea necesario el dolor mezclado con miedo de sentirme perdida. Cuando me siento desahuciada, siempre alguien aparece, compartiendo mi dolor. Y hoy podré dar una mano, para caminar por el abismo, sin buscar saltar. Luchare con todo lo que se me presente, mientras que no sea mi reflejo porque hoy por hoy es mi peor enemigo. Aunque confieso que quiero encontrar el método para dejar de sentir temor frente a el (mi reflejo), y poder darle mi espalda para que vea que mis ojos no le dan importancia…Aquí estaré hasta que deba partir. Mis ganas no me harán alejarme, ni quiero hacerlo. No será el mejor escenario, pero es donde empezara la función. Débil, asustada pero con ganas de vivir.


Ahora lo único que importa es mi presente.



Veo como mis párpados se cierran... Veo como mis pestañas se mezclan con los suspiros que lanzan mis poros... Puedo sentir que a veces necesito callar, necesito calmar mi ritmo y meditar un poco más antes de hacer las cosas... Pero, no lo sé... Ahora no estoy segura de nada... Sólo siento que quiero estar a tu lado, siento que quiero oír una segunda oportunidad que provenga desde tus labios, desde tus manos, desde tu corazón. Y es que no puedo seguir viviendo culpando a los demás de lo que me sucede, pues yo soy la única que maneja mi mente... Nada ni nadie mas está dentro de mi cabeza, por lo tanto, yo soy la única responsable también de los buenos y malos momentos que suelen rodearme. Me cansé de una vez por todas de todo el daño que me han causado, y estoy dispuesta a salir adelante sin pensar mas en el pasado, sin pensar en lo que pudo haber sido, sin pensar en lo que pude haber echo... ¿De qué me sirve lamentarme? De nada, pues lo hecho ya está hecho, y ya nadie lo puede cambiar, ahora lo único que importa es mi presente, y así podré ir creando un futuro perfecto, con ventajas y desventajas, pero será mí futuro, y de nadie más.


Ahora lo único que importa es mi presente.



Con el corazón en la mano...a pedazos así me siento.




Que tengo las rodillas descarnadas de rozar el suelo y suplicar; y las manos las tengo ensangrentadas de agarrar la voluntad... de seguir, de vivir. Y no me quedan uñas para arañar, ni me quedan dientes para morder. No me queda voz para gritar. Y las lágrimas se secan y yo quiero llorar. A pecho descubierto, a brazo partido, a ojos ciegos; con el corazón en la mano... a pedazos así me siento.

El amor y la magia, no tienen rostro, ni voz, hasta que aparecen y nos cambian la vida.


No se requiere de habilidades especiales para estar bien, tampoco hace falta una vida de ensueño. Lo importante es el amor de nuestros seres queridos, de los pocos, pero fieles amigos, la pureza de los niños, la belleza de lo natural, la salud… Hay infinidad de instantes y de cosas que nos ocurren en nuestra vida cotidiana, las cuales nos gratifican. Cualquiera puede hacer magia, con una sonrisa, una mirada, una caricia, una palabra, esas acciones que consiguen hacer posible lo que parecía imposible.
El amor y la magia, no tienen rostro, ni voz, hasta que aparecen y nos cambian la vida. Podemos hacer magia casi a diario descubrir nuestras artes y cultivarlas. Sin ilusiones ni trucos, hacer magia con lo que se tiene y reír, si uno cree, si tiene fe en lo que ve, entonces es real, solo hay que abrir los ojos y mirar la magia que la vida nos regala día a día. Muchas veces buscamos soluciones ilusorias y no existen fórmulas mágicas, eso solo ocurre en la ficción…La vida en si misma está llena de magia, de misterios, de sorpresas, de sueños, de encuentros inesperados, también de desencuentros. Sería fantástico ser magos por un día, pero nada nos garantiza que algo o alguien nos quiten el encantamiento, la ilusión, el amor, la vida. No creo en las soluciones mágicas… Pero, si creo que, en ocasiones, el amor suele ser mágico y eterno mientras dura...