Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta desilusión. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta desilusión. Mostrar todas las entradas

Nunca nos dijimos para siempre, pero tampoco hasta nunca.


Nunca fuimos de esos que hacen las cosas como se han de hacer. Nunca fuimos juntos de viaje. Nunca fuimos juntos a lavar el coche. Nunca estuvimos juntos en ninguna boda. Nunca nos dijimos “para siempre”, pero tampoco “hasta nunca”.
Yo siempre fui tu puerta abierta. Tu vida y tus arrugas de expresión. Tú fuiste mi último primer amor. Mi cara más bonita sin enojarse. Mi precipicio emocional.
Pero no recordemos nuestras carencias. No hagas que piense de nuevo en las vidas que podría haber vivido mientras esperaba a que la tuya arrancara. No me mires como lo haces, como si estuvieras delante mío ahora. Y no, tampoco me toques la mejilla como si fuera de cristal. Te aseguro que si no me había decepcionado ya, ahora es el momento.


Nunca fuimos de esos que hacen las cosas como se han de hacer. Nunca fuimos juntos de viaje. Nunca fuimos juntos a lavar el coche. Nunca estuvimos juntos en ninguna boda. Nunca nos dijimos “para siempre”, pero tampoco “hasta nunca”.  Yo siempre fui tu puerta abierta. Tu vida y tus arrugas de expresión. Tú fuiste mi último primer amor. Mi cara más bonita sin enojarse. Mi precipicio emocional.  Pero no recordemos nuestras carencias. No hagas que piense de nuevo en las vidas que podría haber vivido mientras esperaba a que la tuya arrancara. No me mires como lo haces, como si estuvieras delante mío ahora. Y no, tampoco me toques la mejilla como si fuera de cristal. Te aseguro que si no me había decepcionado ya, ahora es el momento.




Hoy brindo por mi.

Hoy me río de el, por las veces que me he caído y no ha estado, por todas las lágrimas que he derramado y no las ha entendido, por que cuando más lo necesitaba se fugo, dejando en mí un vacío imperdonable, puesto que no era mi amigo, no era mi novio, no era una bocanada de aire fácil olvidar, era una de esas personas que me vio crecer, pero hoy grito al mundo entero que gracias a el he madurado, gracias a el me fui a buscar por otro mundo, por un mundo que no sabría bien decir hoy por hoy si del todo va a funcionar, pero que estoy segura que el clímax de la vida, llamado felicidad un día lo voy a pisar, eso sí, sin el.... ¡Lo juro! Hoy brindo por mi, por la fortaleza que he necesitado para soportar todo lo que he llegado a soportar, por la gente que ha estado a mi lado y me ha demostrado que me quiere, por todos los errores que he cometido y que he sabido enmendar...
Hoy me río de el, por las veces que me he caído y no ha estado, por todas las lágrimas que he derramado y no las ha entendido, por que cuando más lo necesitaba se fugo, dejando en mí un vacío imperdonable, puesto que no era mi amigo, no era mi novio, no era una bocanada de aire fácil olvidar, era una de esas personas que me vio crecer, pero hoy grito al mundo entero que gracias a el he madurado, gracias a el me fui a buscar por otro mundo, por un mundo que no sabría bien decir hoy por hoy si del todo va a funcionar, pero que estoy segura que el clímax de la vida, llamado felicidad un día lo voy a pisar, eso sí, sin el.... ¡Lo juro! Hoy brindo por mi, por la fortaleza que he necesitado para soportar todo lo que he llegado a soportar, por la gente que ha estado a mi lado y me ha demostrado que me quiere, por todos los errores que he cometido y que he sabido enmendar...

Hoy me río de el, por las veces que me he caído y no ha estado, por todas las lágrimas que he derramado y no las ha entendido, por que cuando más lo necesitaba se fugo, dejando en mí un vacío imperdonable, puesto que no era mi amigo, no era mi novio, no era una bocanada de aire fácil olvidar, era una de esas personas que me vio crecer, pero hoy grito al mundo entero que gracias a el he madurado, gracias a el me fui a buscar por otro mundo, por un mundo que no sabría bien decir hoy por hoy si del todo va a funcionar, pero que estoy segura que el clímax de la vida, llamado felicidad un día lo voy a pisar, eso sí, sin el.... ¡Lo juro! Hoy brindo por mi, por la fortaleza que he necesitado para soportar todo lo que he llegado a soportar, por la gente que ha estado a mi lado y me ha demostrado que me quiere, por todos los errores que he cometido y que he sabido enmendar...

Buscaba sus besos, sus caricias, su olor.


Sus finos brazos abrazaron aún con más fuerza aquel cojín descosido. Era la quinta vez en esa semana que soñaba con él, y la décima que de sus verdes ojos llovían lágrimas con su nombre y apellido.
En mi calendario había una fecha marcada en rojo: el día en que volvería a verlo. Pero aún quedaba mucho para eso. Su confundida mente no alcanzaba a comprender por qué echaba de menos a alguien que me HABÍA DESPRECIADO TANTAS VECES.
Lo necesitaba tanto como al oxígeno que ambos respiramos. Se había enganchado a algo mejor que cualquier droga, mucho más adictivo. Que colocaba el triple y no traía efectos secundarios.
Buscaba sus besos, sus caricias, su olor. Pero es que lo que no sabía era que mientras yo lloraba su ausencia, él ya no recordaba SOLO el nombre de aquella MUJER a quien había seducido hacía un par de semanas.


Sus finos brazos abrazaron aún con más fuerza aquel cojín descosido. Era la quinta vez en esa semana que soñaba con él, y la décima que de sus verdes ojos llovían lágrimas con su nombre y apellido.  En mi calendario había una fecha marcada en rojo: el día en que volvería a verlo. Pero aún quedaba mucho para eso. Su confundida mente no alcanzaba a comprender por qué echaba de menos a alguien que me HABÍA DESPRECIADO TANTAS VECES. Lo necesitaba tanto como al oxígeno que ambos respiramos. Se había enganchado a algo mejor que cualquier droga, mucho más adictivo. Que colocaba el triple y no traía efectos secundarios.  Buscaba sus besos, sus caricias, su olor. Pero es que lo que no sabía era que mientras yo lloraba su ausencia, él ya no recordaba SOLO el nombre de aquella MUJER a quien había seducido hacía un par de semanas.

El paisaje es evocador, pero el cristal está sucio.


El paisaje es evocador, pero el cristal está sucio. Se puede ver, de vez en cuando, claro, pero no es lo mismo que ven lo demás. Hay manchas atravesadas que no dejan distinguir las aves, ciertos brillos, el río. Me muevo de un lado al otro y no logro la plenitud. Sé que todo está ahí, pero, simplemente, no puedo verlo. No es un cristal que esté incrustado en una pared, que esté incrustado en mi nariz o en mis ojos: es un cristal que llevo dentro de mí, no manipularle, extremadamente difícil de limpiar o quitar. Dondequiera que voy es la misma esclavitud, que comienza en mis ojos y parece no terminar más. He usado todo tipo de medicamentos, pero éstos no encuentran la enfermedad en ninguna parte de mi cuerpo. Al parecer, según los entendedores, debo comenzar por usar mis ojos, por querer abrirlos… pero dicen que, tal vez, cuando lo logre, ya no habrá paisaje.

Sé que todo está ahí, pero, simplemente, no puedo verlo.


You killed me

Cuando la tragedia nos golpea todo pierde sentido.


Todos estamos ocupados con nuestra pequeña vida. Triunfos y sin sabores, logros y frustraciones cotidianas, pequeñas o grandes metas con la que le damos sentido a nuestra vida. Pero cuando la tragedia nos golpea todo pierde sentido. Eso que creíamos que era nuestra razón de existir se desvanece, se vuelve de aire, pierde consistencias y nos encontramos frente al vacío del sin sentido.


Todos estamos ocupados con nuestra pequeña vida. Triunfos y sin sabores, logros y frustraciones cotidianas, pequeñas o grandes metas con la que le damos sentido a nuestra vida. Pero cuando la tragedia nos golpea todo pierde sentido. Eso que creíamos que era nuestra razón de existir se desvanece, se vuelve de aire, pierde consistencias y nos encontramos frente al vacío del sin sentido.

Me siento sola, tan sola, que al tocarme soy capaz de tocar mi soledad.

Esa lágrima que puede evaporarse en cualquier momento, contiene mis emociones, mis silencios, mis ausencias, mis miedos secretos, mis lamentos, mis gritos, mi dolor, mi locura, mis sueños rotos, la miro, me miro y una profunda tristeza me envuelve.  Me siento sola, tan sola, que al tocarme soy capaz de tocar mi soledad.

Esa lágrima que puede evaporarse en cualquier momento, contiene mis emociones, mis silencios, mis ausencias, mis miedos secretos, mis lamentos, mis gritos, mi dolor, mi locura, mis sueños rotos, la miro, me miro y una profunda tristeza me envuelve.
Me siento sola, tan sola, que al tocarme soy capaz de tocar mi soledad.

Esa lágrima que puede evaporarse en cualquier momento, contiene mis emociones, mis silencios, mis ausencias, mis miedos secretos, mis lamentos, mis gritos, mi dolor, mi locura, mis sueños rotos, la miro, me miro y una profunda tristeza me envuelve.  Me siento sola, tan sola, que al tocarme soy capaz de tocar mi soledad.

La desilusión te anestesia.


  
La indiferencia hiere a muerte al corazón y la desilusión te anestesia.

El amor tiene dos enemigos principales: la indiferencia, que lo mata lentamente,

y la desilusión, que lo elimina de una vez...

La indiferencia hiere a muerte al corazón y la desilusión te anestesia.    El amor tiene dos enemigos principales: la indiferencia, que lo mata lentamente,    y la desilusión, que lo elimina de una vez...

Cuando la razón no entiende de razones.


¿Cómo, cuándo, dónde? Me da igual.     Me da todo absolutamente igual, con tal de que sea de verdad,     ni un capricho ni una conformidad, ni tan siquiera un objetivo.    Yo lo que quiero, lo único que pido es la sinceridad,    lo bruto, lo puro, lo verdadero...    alejada de mierdas pasadas, de historias de contemplación,    de errores no superados y sobre todo del temor.    Con eso ya me basta y me sobra.     Ahora piénsalo tú, que yo ya no quiero pensar más.

¿Cómo, cuándo, dónde? Me da igual. 

Me da todo absolutamente igual, con tal de que sea de verdad, 

ni un capricho ni una conformidad, ni tan siquiera un objetivo.

Yo lo que quiero, lo único que pido es la sinceridad,

lo bruto, lo puro, lo verdadero...

alejada de mierdas pasadas, de historias de contemplación,

de errores no superados y sobre todo del temor.

Con eso ya me basta y me sobra. 

Ahora piénsalo tú, que yo ya no quiero pensar más.

¿Cómo, cuándo, dónde? Me da igual.     Me da todo absolutamente igual, con tal de que sea de verdad,     ni un capricho ni una conformidad, ni tan siquiera un objetivo.    Yo lo que quiero, lo único que pido es la sinceridad,    lo bruto, lo puro, lo verdadero...    alejada de mierdas pasadas, de historias de contemplación,    de errores no superados y sobre todo del temor.    Con eso ya me basta y me sobra.     Ahora piénsalo tú, que yo ya no quiero pensar más.

Las heridas sanan, pero las cicatrices quedan aferradas al alma.


Me gusta comer de verdad, beber de verdad, 


besar de verdad, enamorarme de verdad. 


Y pasa que cuando pones tanto en todas esas cosas


lo más normal es que salgas llena de cicatrices. 


Son pruebas de que has vivido. 


Son como las corneadas de los toreros 


que se llevan como una medalla. 

Las heridas sanan, 


pero las cicatrices quedan aferradas al alma.


 Me gusta comer de verdad, beber de verdad,       besar de verdad, enamorarme de verdad.       Y pasa que cuando pones tanto en todas esas cosas      lo más normal es que salgas llena de cicatrices.       Son pruebas de que has vivido.       Son como las corneadas de los toreros       que se llevan como una medalla.     Las heridas sanan,       pero las cicatrices quedan aferradas al alma.


Nada es para siempre.

Ni la juventud, ni la salud, ni la belleza, ni el dinero, ni los amores, ni siquiera la risa, ni las lágrimas, tampoco el olvido.  El Sexo Dura los minutos que dura el Placer... y tampoco es Siempre... . Nada es para siempre, porque ni la vida misma es para siempre.   No pienso enterrar mis dolores para que me duelan menos, voy a sacarlos de dentro para que se los lleve el viento.

Ni la juventud, ni la salud, ni la belleza, ni el dinero, ni los amores,
ni siquiera la risa, ni las lágrimas, tampoco el olvido.
 El Sexo Dura los minutos que dura el Placer... y tampoco es Siempre... .
Nada es para siempre, porque ni la vida misma es para siempre.
  No pienso enterrar mis dolores para que me duelan menos,
voy a sacarlos de dentro para que se los lleve el viento.

Ni la juventud, ni la salud, ni la belleza, ni el dinero, ni los amores, ni siquiera la risa, ni las lágrimas, tampoco el olvido.  El Sexo Dura los minutos que dura el Placer... y tampoco es Siempre... . Nada es para siempre, porque ni la vida misma es para siempre.   No pienso enterrar mis dolores para que me duelan menos, voy a sacarlos de dentro para que se los lleve el viento.

No creo poder mantener en pie el último trozo que queda en mi corazón.


 Fortaleza es lo que quiero, no intentaré iluminar un camino con pasos tan amargos, tan secos y llenos de oscuridad...tan largos. No creo poder mantener en pie el último trozo que queda en mi corazón que por muy destrozado que se encuentre late con más fuerza en aquel escondido rincón. Entero entregó cada pedazo, pero nunca espero nada de lo que recibió. ¿Qué recibió? nada..traición escondida en miradas, crueldad acompañada de destrucción. Pretendí ser menos vulnerable, intenté , creí y terminé siguiendo el ritmo de mis lágrimas e inquietandome de soledad y silencio, con un día oscuro junto a un silencio de enorme profundidad, sombras rodeaban mi alma , la empujaban a detenerse, me congelaban las venas y me impedían el paso hacia el presente, este infierno que me obligaba a caminar un paso atrás calmó y por fin esta historia construida de melancolía acabó. Acabó peor, trayendo recuerdos, momentos y lamentos con la inocencia de la espera de un final feliz, lo coronó la primera lágrima que el alma soltó por mi, ahora no quiero despertar, tu figura me persigue y mi corazón no late creyendo que nuevamente lo vas a matar, se esconde tras un carácter dominante, con respuestas negativas y arrogantes, No te pone atención, ya no te mima como antes, te hipnotiza y hace pensar que tú ya no importas, que lo que tú hagas esta fuera de su interés, pero el sabe que siempre latirá fuerte con solo volverlo a ver.

Fortaleza es lo que quiero, no intentaré iluminar un camino con pasos tan amargos, tan secos y llenos de oscuridad...tan largos. No creo poder mantener en pie el último trozo que queda en mi corazón que por muy destrozado que se encuentre late con más fuerza en aquel escondido rincón. Entero entregó cada pedazo, pero nunca espero nada de lo que recibió. ¿Qué recibió? nada..traición escondida en miradas, crueldad acompañada de destrucción.
Pretendí ser menos vulnerable, intenté , creí y terminé siguiendo el ritmo de mis lágrimas e inquietandome de soledad y silencio, con un día oscuro junto a un silencio de enorme profundidad, sombras rodeaban mi alma , la empujaban a detenerse, me congelaban las venas y me impedían el paso hacia el presente, este infierno que me obligaba a caminar un paso atrás calmó y por fin esta historia construida de melancolía acabó.
Acabó peor, trayendo recuerdos, momentos y lamentos con la inocencia de la espera de un final feliz, lo coronó la primera lágrima que el alma soltó por mi,
ahora no quiero despertar, tu figura me persigue y mi corazón no late creyendo que nuevamente lo vas a matar, se esconde tras un carácter dominante, con respuestas negativas y arrogantes, No te pone atención, ya no te mima como antes, te hipnotiza y hace pensar que tú ya no importas, que lo que tú hagas esta fuera de su interés, pero el sabe que siempre latirá fuerte con solo volverlo a ver.


 Fortaleza es lo que quiero, no intentaré iluminar un camino con pasos tan amargos, tan secos y llenos de oscuridad...tan largos. No creo poder mantener en pie el último trozo que queda en mi corazón que por muy destrozado que se encuentre late con más fuerza en aquel escondido rincón. Entero entregó cada pedazo, pero nunca espero nada de lo que recibió. ¿Qué recibió? nada..traición escondida en miradas, crueldad acompañada de destrucción. Pretendí ser menos vulnerable, intenté , creí y terminé siguiendo el ritmo de mis lágrimas e inquietandome de soledad y silencio, con un día oscuro junto a un silencio de enorme profundidad, sombras rodeaban mi alma , la empujaban a detenerse, me congelaban las venas y me impedían el paso hacia el presente, este infierno que me obligaba a caminar un paso atrás calmó y por fin esta historia construida de melancolía acabó. Acabó peor, trayendo recuerdos, momentos y lamentos con la inocencia de la espera de un final feliz, lo coronó la primera lágrima que el alma soltó por mi, ahora no quiero despertar, tu figura me persigue y mi corazón no late creyendo que nuevamente lo vas a matar, se esconde tras un carácter dominante, con respuestas negativas y arrogantes, No te pone atención, ya no te mima como antes, te hipnotiza y hace pensar que tú ya no importas, que lo que tú hagas esta fuera de su interés, pero el sabe que siempre latirá fuerte con solo volverlo a ver.



Poseo todo el tiempo del mundo para esperar que pase, aunque no sé muy bien el qué, pero pasará.

Tengo una colección de decepciones. Grandes, pequeñas, previsibles, inesperadas...Pese a todo no las cambiaría por nada, cada una de ellas fue una lección que nunca repetí. Poseo miles de promesas, y aunque nunca se cumplirán, jamás las devolvería a sus dueños. Son esperanzas de algo mejor, y me recuerdan que un día lo fueron todo.
Guardo miles, no, millones de lágrimas, y aunque ahora duelan, no puedo olvidar que fueron fruto de una sonrisa. Tengo imágenes del primer beso, un retorno esperado, las más suaves caricias, el abrazo más tierno, el último adiós...Películas veladas por la luz del tiempo, almacenadas en las cajas metálicas de mi memoria.
Poseo todo el tiempo del mundo para esperar que pase, aunque no sé muy bien el qué, pero pasará. Lo sé, alguien me lo prometió, me dijo que no derramara más lágrimas, que era cuestión de tiempo, que no me decepcionaría. -Nunca olvidaras esa imagen.
Guardo letras con las que me hago collares de palabras, para adornar mi pecho. Los pinto con todos los colores que vi en sus ojos. Los acaricio cuando me asalta el miedo a descubrir que siempre fueron negros. Puede que creas verte entre estas frases. Solo puedo decirte que te equivocas, estas frases nunca pertenecieron a nadie.
Sentimientos a la espera de un dueño que nunca volverá. Los arrastro con cada paso, son zapatos viejos y pesados, calados de agua en una noche gris. Y aun así nunca he sido más feliz.

Tengo una colección de decepciones. Grandes, pequeñas, previsibles, inesperadas...Pese a todo no las cambiaría por nada, cada una de ellas fue una lección que nunca repetí. Poseo miles de promesas, y aunque nunca se cumplirán, jamás las devolvería a sus dueños. Son esperanzas de algo mejor, y me recuerdan que un día lo fueron todo.  Guardo miles, no, millones de lágrimas, y aunque ahora duelan, no puedo olvidar que fueron fruto de una sonrisa. Tengo imágenes del primer beso, un retorno esperado, las más suaves caricias, el abrazo más tierno, el último adiós...Películas veladas por la luz del tiempo, almacenadas en las cajas metálicas de mi memoria.  Poseo todo el tiempo del mundo para esperar que pase, aunque no sé muy bien el qué, pero pasará. Lo sé, alguien me lo prometió, me dijo que no derramara más lágrimas, que era cuestión de tiempo, que no me decepcionaría. -Nunca olvidaras esa imagen.  Guardo letras con las que me hago collares de palabras, para adornar mi pecho. Los pinto con todos los colores que vi en sus ojos. Los acaricio cuando me asalta el miedo a descubrir que siempre fueron negros. Puede que creas verte entre estas frases. Solo puedo decirte que te equivocas, estas frases nunca pertenecieron a nadie.  Sentimientos a la espera de un dueño que nunca volverá. Los arrastro con cada paso, son zapatos viejos y pesados, calados de agua en una noche gris. Y aun así nunca he sido más feliz.

Aveces la vida es mejor si todo te importa nada.

La gente empieza a fallarte una y otra vez, y eso te molesta.
Porque pelear ya aburre, por eso te callas, 
y no crees mas en nadie. 
No sabes en quien confiar, 
no encuentras ese hombro donde llorar. 
Aveces la vida es mejor si todo te importa nada.

La gente empieza a fallarte una y otra vez, y eso te molesta.  Porque pelear ya aburre, por eso te callas,   y no crees mas en nadie.   No sabes en quien confiar,   no encuentras ese hombro donde llorar.   Aveces la vida es mejor si todo te importa nada.

Hoy no te voy a escribir algo bonito.



Hoy no te voy a escribir algo bonito, te voy a dejar un basurero lleno de Rosas, mil palabras de amor en el hueco de una calle llena de encrucijadas donde perdí a mi corazón destrozado, lo más probable es que cada pedazo este en un Burdel Parisien, será el enojo de mis amores lo que hará decirte que deseo hundirme en un mar turbulento a seguir sedienta, sin la esperanza de recibir de tu Luna un reflejo de esperanza.


 Hoy no te voy a escribir algo bonito, te voy a dejar un basurero lleno de Rosas, mil palabras de amor en el hueco de una calle llena de encrucijadas donde perdí a mi corazón destrozado, lo más probable es que cada pedazo este en un Burdel Parisien, será el enojo de mis amores lo que hará decirte que deseo hundirme en un mar turbulento a seguir sedienta, sin la esperanza de recibir de tu Luna un reflejo de esperanza.



¿Será que escribir consuela?


Escribo porque en mis letras se refleja mi corazón, porque en mis letras se ha desnudado mi alma esperando que tú la veas, que tú la sientas y entiendas porque me matas con tu ausencia. Sé que mañana despertaré de nuevo intentando vivir, sé que mañana el mundo habrá dado otra vuelta, sé que mañana será otro de mis intentos fallidos por seguir la vida sin ti, una vida amarga, sin ilusiones ni motivos, sé que mañana te echaré de menos, sé que mañana será igual que tantos días, grises, sin color, sin ti.. Desde que escribo en mi blog, las noches son más cortas ... y los días más largos por la espera.


 Escribo porque en mis letras se refleja mi corazón, porque en mis letras se ha desnudado mi alma esperando que tú la veas, que tú la sientas y entiendas porque me matas con tu ausencia. Sé que mañana despertaré de nuevo intentando vivir, sé que mañana el mundo habrá dado otra vuelta, sé que mañana será otro de mis intentos fallidos por seguir la vida sin ti, una vida amarga, sin ilusiones ni motivos, sé que mañana te echaré de menos, sé que mañana será igual que tantos días, grises, sin color, sin ti.. Desde que escribo en mi blog, las noches son más cortas ... y los días más largos por la espera.