Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Computadora. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Computadora. Mostrar todas las entradas

A mis Amigos Cibernéticos.


En el correr de los años, muchas veces nos deparamos con pérdidas terribles, por ellas asumimos actitudes y hacemos cosas que jamás soñamos hacer, pero las mismas siempre nos traen una moraleja, un aprendizaje.
Yo he aprendido que más allá de mi soledad, existe un personaje extraordinario. Esos hermosos amigos que creemos saber como piensan y como son, y que nos brindan una mano cálida. Siendo perfectos desconocidos, nos brindan más que los que dicen ser nuestros amigos cotidianos. No conocemos sus rostros, ni sus voces, ni su color de piel, apenas sus pensamientos y la esencia misma del ser humano, y se tornan tan indispensables como el aire mismo.
En el silencio y el frío de una habitación encontramos, un ser capaz de escucharnos y oír de nuestras tristezas, de vez en cuando arranca una risa y muchas sonrisas.
Otros son capaces de confrontarnos con el niño que llevamos dentro. Muchos se vuelven tan indispensables, que al llegar a casa lo que deseamos es que se encuentren conectados.
Estos personajaes se convirtieron en las estancias del hogar de una familia, que tras una pantalla forma hermosos vínculos de amistad, muchos descubren el amor, y otro el reencuentro con ese sentimiento. Algunos entran solo para observar que se dice en el chat. 
De todo esto solo una cosa lamento, que podamos hacer lazos tan fuertes de esta manera, sin mirarnos a la cara, ver el brillo de los ojos de quien nos escucha y nos da una frase amiga.
Gracias por entregarte sin esperar nada a cambio, y haberme dado tanto. Gracias por estar, y haber sido la mano presente que me dio coraje, para alzar mi rostro y mi mirada nuevamente a la esperanza de la vida. A mis amigos especiales. A mis Amigos Cibernéticos.
En el correr de los años, muchas veces nos deparamos con pérdidas terribles, por ellas asumimos actitudes y hacemos cosas que jamás soñamos hacer, pero las mismas siempre nos traen una moraleja, un aprendizaje. Yo he aprendido que más allá de mi soledad, existe un personaje extraordinario. Esos hermosos amigos que creemos saber como piensan y como son, y que nos brindan una mano cálida. Siendo perfectos desconocidos, nos brindan más que los que dicen ser nuestros amigos cotidianos. No conocemos sus rostros, ni sus voces, ni su color de piel, apenas sus pensamientos y la esencia misma del ser humano, y se tornan tan indispensables como el aire mismo. En el silencio y el frío de una habitación encontramos, un ser capaz de escucharnos y oír de nuestras tristezas, de vez en cuando arranca una risa y muchas sonrisas. Otros son capaces de confrontarnos con el niño que llevamos dentro. Muchos se vuelven tan indispensables, que al llegar a casa lo que deseamos es que se encuentren conectados. Estos personajaes se convirtieron en las estancias del hogar de una familia, que tras una pantalla forma hermosos vínculos de amistad, muchos descubren el amor, y otro el reencuentro con ese sentimiento. Algunos entran solo para observar que se dice en el chat.   De todo esto solo una cosa lamento, que podamos hacer lazos tan fuertes de esta manera, sin mirarnos a la cara, ver el brillo de los ojos de quien nos escucha y nos da una frase amiga. Gracias por entregarte sin esperar nada a cambio, y haberme dado tanto. Gracias por estar, y haber sido la mano presente que me dio coraje, para alzar mi rostro y mi mirada nuevamente a la esperanza de la vida. A mis amigos especiales. A mis Amigos Cibernéticos


La noche inspira tantas historias...


 Soy una romántica y no lo puedo evitar. La noche siempre me ha lanzado ideas que me he visto obligada a recoger casi en cualquier momento, sin importarme las ojeras, el sueño, o las obligaciones del día siguiente. Algo tiene que tener. Pero aunque es fácil imaginarlo, no es tan fácil explicarlo, aunque en ocasiones creamos que es obvio.   Te sientas tranquila, sin ruidos molestos, sin gente hablando a tu alrededor, con la simple intención de descansar del día, de todo. Te zambulles en un río de pensamientos que te hacen dilucidar historias, planes, locuras… Todo tu vida pasada, presente y futura, se agolpa en tu cabeza cuando solo, en la se mi oscuridad de un cuarto alumbrado con una simple bombilla, la noche te permite centrarte solo en ti y en tus pensamientos. Y es entonces cuando todo fluye.     La mayoría de las veces no pasa nada, pero hay días en que ocurre, en que esa musa te persigue hasta que desempolvas el bolígrafo, la pluma o el teclado, y escribes, escribes, escribes…, sin saber casi ni qué quieres expresar. Es entonces cuando te paras a razonar sobre esto, y ahí termina la magia. Porque la inspiración termina con el razonamiento, al menos la inspiración que nos nace sin pensar en ella, la que nace en medio de nuestros pensamientos más profundos.    Yo misma lo he probado alguna que otra vez, con resultados desiguales. Me he sentado frente a la computadora, y en medio de la nada, solo conmigo mismo, he comenzado a escribir sin parar, - tal vez lo esté haciendo ahora.-, sin pensar qué significan todas estas palabras apretujadas contra frases y párrafos. Qué más da, es nuestra esencia la que se refleja, sin orden ni concierto, rodeada por la noche y la magia que nos hace sentir..   Las ideas geniales surgen del trabajo, del esfuerzo porque aparezcan, pero la noche nos inspira las verdaderas historias, la inspiración en estado puro, nosotros mismos frente a nuestra musa. Y eso es lo mágico. Que salga bien o mal, ¿a quién le importa?


Soy una romántica y no lo puedo evitar. La noche siempre me ha lanzado ideas que me he visto obligada a recoger casi en cualquier momento, sin importarme las ojeras, el sueño, o las obligaciones del día siguiente. Algo tiene que tener. Pero aunque es fácil imaginarlo, no es tan fácil explicarlo, aunque en ocasiones creamos que es obvio.

Te sientas tranquila, sin ruidos molestos, sin gente hablando a tu alrededor, con la simple intención de descansar del día, de todo. Te zambulles en un río de pensamientos que te hacen dilucidar historias, planes, locuras… Todo tu vida pasada, presente y futura, se agolpa en tu cabeza cuando solo, en la se mi oscuridad de un cuarto alumbrado con una simple bombilla, la noche te permite centrarte solo en ti y en tus pensamientos. Y es entonces cuando todo fluye.


 La mayoría de las veces no pasa nada, pero hay días en que ocurre, en que esa musa te persigue hasta que desempolvas el bolígrafo, la pluma o el teclado, y escribes, escribes, escribes…, sin saber casi ni qué quieres expresar. Es entonces cuando te paras a razonar sobre esto, y ahí termina la magia. Porque la inspiración termina con el razonamiento, al menos la inspiración que nos nace sin pensar en ella, la que nace en medio de nuestros pensamientos más profundos. 

Yo misma lo he probado alguna que otra vez, con resultados desiguales. Me he sentado frente a la computadora, y en medio de la nada, solo conmigo mismo, he comenzado a escribir sin parar, - tal vez lo esté haciendo ahora.-, sin pensar qué significan todas estas palabras apretujadas contra frases y párrafos. Qué más da, es nuestra esencia la que se refleja, sin orden ni concierto, rodeada por la noche y la magia que nos hace sentir..


Las ideas geniales surgen del trabajo, del esfuerzo porque aparezcan, pero la noche nos inspira las verdaderas historias, la inspiración en estado puro, nosotros mismos frente a nuestra musa. Y eso es lo mágico. Que salga bien o mal, ¿a quién le importa?





Nadie sabe lo que tiene hasta que lo ve perdido.

Hoy me di cuenta lo importante que es para mi, poder mirar hacia atrás sin una gótica de rencor, recordar con exactitud como fue mi ayer, observar viejas fotografías, y reír y llorar con ellas.    Recuerdo como antes bastaba con sacar el viejo álbum del closet, o del cajón del buro, y disfrutar de aquel olor al pegamento de la película protectora de cada pagina, un olor que te envolvía en viejos y bellos recuerdos, como lo era la foto escolar con todo el grupo, la foto del gran patio trasero de mi abuelita, en el que yo disfrute tanto la niñez, etc..    Hoy nos limitamos solo a dar click en las fotos que queremos ver, y nos es tan fácil eliminar aquellas en donde no salimos tan guapas(o salimos francamente feas), por lo que vamos dejando solo las mejores fotos según nuestro ego, sin embargo hay un peligro latente de dar un mal click y no tener ni un solo recuerdo de los últimos cinco años al menos; hoy sentí un escalofrío al ver que parte de mi se había ido para siempre cuando por error borre la memoria en mi computadora.    El punto es que una vez mas confirmo que nadie sabe lo que tiene hasta que lo ve perdido, y que los recuerdos modernos, ya sean fotos o vídeos tienen un valor inimaginable, al menos para mi.

Hoy me di cuenta lo importante que es para mi, poder mirar hacia atrás sin una gótica de rencor, recordar con exactitud como fue mi ayer, observar viejas fotografías, y reír y llorar con ellas.

Recuerdo como antes bastaba con sacar el viejo álbum del closet, o del cajón del buro, y disfrutar de aquel olor al pegamento de la película protectora de cada pagina, un olor que te envolvía en viejos y bellos recuerdos, como lo era la foto escolar con todo el grupo, la foto del gran patio trasero de mi abuelita, en el que yo disfrute tanto la niñez, etc..

Hoy nos limitamos solo a dar click en las fotos que queremos ver, y nos es tan fácil eliminar aquellas en donde no salimos tan guapas(o salimos francamente feas), por lo que vamos dejando solo las mejores fotos según nuestro ego, sin embargo hay un peligro latente de dar un mal click y no tener ni un solo recuerdo de los últimos cinco años al menos; hoy sentí un escalofrío al ver que parte de mi se había ido para siempre cuando por error borre la memoria en mi computadora.

El punto es que una vez mas confirmo que nadie sabe lo que tiene hasta que lo ve perdido, y que los recuerdos modernos, ya sean fotos o vídeos tienen un valor inimaginable, al menos para mi.


Los instantes los podemos disfrutar con toda intensidad sin necesidad de convertirnos en idiotas.

 Recuerdos buenos y malos, dulces y amargos, tristes y felices, estamos formados de eso, de recuerdos, nacemos y desde ese instante empezamos a recopilar información. Nuestro disco duro se empieza a llenar y así como una computadora, podemos depurar los datos, guardar lo bueno, eliminar lo malo y aun así quedan pequeños destellos de esa información. Quiero solo bellos recuerdos, trabajo en eso, no necesito dolor, ni sobresaltos, ya tuve bastante de eso en mi pasado, ahora solo quiero paz, la paz que se siente al ver a mis hijos cada día mejor. Solo eso quiero, porque mañana tal vez no exista, porque la vida esta llena y edificada de solo instantes pequeños en los que una mirada, una palabra, un suspiro, puede hacer la diferencia. Ya no miro hacia adelante, al final yo tenia razón, los sueños son solo eso, lo único que tenemos es lo que vivimos; el pasado sirve para entender que por mucho que nos lastimen podemos levantarnos y caminar. Los instantes los podemos disfrutar con toda intensidad, sin necesidad de convertirnos en idiotas, solo hay que tener los ojos bien abiertos y si encuentras a alguien que ves que es diferente de manera natural tómalo de la mano y camina junto a él mientras sea posible. Porque ese instante se convertirá en el recuerdo que te hará sonreír cuando al final tengamos que partir.


Recuerdos buenos y malos, dulces y amargos, tristes y felices, estamos formados de eso, de recuerdos, nacemos y desde ese instante empezamos a recopilar información. Nuestro disco duro se empieza a llenar y así como una computadora, podemos depurar los datos, guardar lo bueno, eliminar lo malo y aun así quedan pequeños destellos de esa información. Quiero solo bellos recuerdos, trabajo en eso, no necesito dolor, ni sobresaltos, ya tuve bastante de eso en mi pasado, ahora solo quiero paz, la paz que se siente al ver a mis hijos cada día mejor. Solo eso quiero, porque mañana tal vez no exista, porque la vida esta llena y edificada de solo instantes pequeños en los que una mirada, una palabra, un suspiro, puede hacer la diferencia. Ya no miro hacia adelante, al final yo tenia razón, los sueños son solo eso, lo único que tenemos es lo que vivimos; el pasado sirve para entender que por mucho que nos lastimen podemos levantarnos y caminar. Los instantes los podemos disfrutar con toda intensidad, sin necesidad de convertirnos en idiotas, solo hay que tener los ojos bien abiertos y si encuentras a alguien que ves que es diferente de manera natural tómalo de la mano y camina junto a él mientras sea posible. Porque ese instante se convertirá en el recuerdo que te hará sonreír cuando al final tengamos que partir.

 Recuerdos buenos y malos, dulces y amargos, tristes y felices, estamos formados de eso, de recuerdos, nacemos y desde ese instante empezamos a recopilar información. Nuestro disco duro se empieza a llenar y así como una computadora, podemos depurar los datos, guardar lo bueno, eliminar lo malo y aun así quedan pequeños destellos de esa información. Quiero solo bellos recuerdos, trabajo en eso, no necesito dolor, ni sobresaltos, ya tuve bastante de eso en mi pasado, ahora solo quiero paz, la paz que se siente al ver a mis hijos cada día mejor. Solo eso quiero, porque mañana tal vez no exista, porque la vida esta llena y edificada de solo instantes pequeños en los que una mirada, una palabra, un suspiro, puede hacer la diferencia. Ya no miro hacia adelante, al final yo tenia razón, los sueños son solo eso, lo único que tenemos es lo que vivimos; el pasado sirve para entender que por mucho que nos lastimen podemos levantarnos y caminar. Los instantes los podemos disfrutar con toda intensidad, sin necesidad de convertirnos en idiotas, solo hay que tener los ojos bien abiertos y si encuentras a alguien que ves que es diferente de manera natural tómalo de la mano y camina junto a él mientras sea posible. Porque ese instante se convertirá en el recuerdo que te hará sonreír cuando al final tengamos que partir.