Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Pecado. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Pecado. Mostrar todas las entradas

¿Qué es exactamente el pecado?

Pecado Pecado  es no sentir la vida en cada aliento, caminar mirando siempre hacia el pasado, no ser tu mismo ante la gente y renegar tu identidad. Pecado Pecado es no intentar alcanzar tus sueños, quedarte a las puertas y llorar por no haberlo cumplido. Pecado es caminar, tropezar y no volverte a levantar. No dejes pasar ninguna oportunidad.  Aprende, Cae, Avanza y no te rindas jamas.

Pecado
Pecado  es no sentir la vida en cada aliento,
caminar mirando siempre hacia el pasado,
no ser tu mismo ante la gente
y renegar tu identidad.
Pecado
Pecado es no intentar alcanzar tus sueños,
quedarte a las puertas y llorar
por no haberlo cumplido.
Pecado es caminar, tropezar
y no volverte a levantar.
No dejes pasar ninguna oportunidad.
 Aprende, Cae, Avanza y no te rindas jamas.

Original Post de mi estimada amiga Alicia Fernandez

O Comes o Te Comen.


Nací en un mundo donde lo exterior, la belleza, lo caro, el egoísmo siempre fue la clave del éxito. Donde una vida pequeña valía menos que una población. Donde para dar, primero tenías que recibir, porque de ti no podía salir la iniciativa. Por ello nadie daba; estaban todos esperando a recibir.
Donde si estabas feliz, era por ayudas medicinales o alucinógenos que te hacían ver el mundo de otra manera. Donde querer era pecar. Donde el amor se expresaba con textos y mensajes, y no por acciones y hechos. Donde los amigos más íntimos se conocían por Internet en 3 días y no por tardes caminando a la cafetería a tomar algo. Donde el lema era: "O Comes o Te Comen". Donde no importaba lo que pensabas, ni siquiera la razones porqué lo pensabas, sólo valía el lado del que estuvieses... Eso me dijeron... Menos mal que no me creí nada de lo dicho y sobreviví como pude. Sé lo que tu quieras ser, no lo que los demás quieren que seas.


 Nací en un mundo donde lo exterior, la belleza, lo caro, el egoísmo siempre fue la clave del éxito. Donde una vida pequeña valía menos que una población. Donde para dar, primero tenías que recibir, porque de ti no podía salir la iniciativa. Por ello nadie daba; estaban todos esperando a recibir. Donde si estabas feliz, era por ayudas medicinales o alucinógenos que te hacían ver el mundo de otra manera. Donde querer era pecar. Donde el amor se expresaba con textos y mensajes, y no por acciones y hechos. Donde los amigos más íntimos se conocían por Internet en 3 días y no por tardes caminando a la cafetería a tomar algo. Donde el lema era: "O Comes o Te Comen". Donde no importaba lo que pensabas, ni siquiera la razones porqué lo pensabas, sólo valía el lado del que estuvieses... Eso me dijeron... Menos mal que no me creí nada de lo dicho y sobreviví como pude. Sé lo que tu quieras ser, no lo que los demás quieren que seas.





Si besar es un pecado, yo no tendría perdón de Dios.



Ese momento cuando besas a alguien y desaparece todo lo que tienes alrededor y lo único que existe eres tu y esa persona. Y te das cuenta de que esa persona es el único hombre al que debes besar el resto de tu vida y sientes por un momento algo realmente asombroso y quieres reír y también llorar.
Te inunda la felicidad de haberlo encontrado Si besar es un pecado, yo no tendría perdón de Dios.
y te invade el temor de perderle al mismo tiempo. 


Lo que hacen las gentes de la cintura para abajo son sus historias, no las mías.


¿Sabe lo que no es normal? ¿Quiere que yo le diga lo que no es normal?. No es normal pensar que hacer el amor es pecado, no es normal. No es normal pensar que Dios no quiere a las lesbianas ni a los homosexuales, no es normal. No es normal que la iglesia oculta abusos de niños, ni que los sacerdotes no se puedan casar. No es normal la riqueza del vaticano ni los anillos, ni el oro ni el dinero tirado en campañas de publicidad, ni todo el celibato absurdo mientras treinta millones de personas, se contagian de sida en África por no usar preservativo. Dios nos hizo con dos brazos y con dos piernas, y también con la capacidad de amar, de querernos, de tocarnos, de sentir con la yema de los dedos un pecho fregado por la estación y eso, eso no puede ser pecado. La gente se empeñan en hacerlo más difícil y más enrevesado como si no nos bastarnos nosotros mismos, como si no se bastara la propia humanidad para complicarlo todo. Amar, amar es entender también el rechazo. Entender que te van a hacer daño, entender que vas a sufrir, que vas a llorar. Y es entender que las cosas son muy distintas al sacramento. ¿Hoy te casas y vives feliz para toda la vida? ¡Falso! 
¿Saben que creo? Creo que mucha gente no sabe lo que es el amor. Si algo he aprendido éstos años, es que: Si apretar un cuerpo hasta convertirse en uno es pecado, entonces; ¡Soy una pecadora! Porque el único Dios en el que creo, es un Dios de amor.




El que esté libre de pecado, que arroje la primera piedra.


"El que esté libre de pecado, que arroje la primera piedra."  Una frase con mucho peso y valor que ha servido para taparle la boca a personas que se creen con la fuerza moral de señalar y juzgar a sus semejantes... Cuantas veces nosotros hemos arrojado la piedra sin piedad, olvidando que también nosotros somos imperfectos propensos a fallar y que cuando nos encontráramos en una situación similar desearíamos que alguien, nos de la mano y nos ayude a levantar sin condiciones.



Le conté de tus besos y de mis esperanzas.

Anoche estuve conversando con mi cigarrillo, me sentí cansada, cansada, aburrida y tan vacía que a veces hasta pienso que ni siquiera existo, Lo encendí muy lentamente le dí una fumada y al mirar el humo que en el espacio se volatizaba, recordé tantas cosas que creí olvidadas, se las conté todas mientras que lo fumaba. Le converse de ti y de mis añoranzas, le conté de tus besos y de mis esperanzas, le conté de tu olvido de mis lágrimas tantas, de aquello que vivimos y que hoy se ha vuelto nada, le dije que es posible que a mí nadie me quiera por que he intentado vivir a mi manera, por que me he negado ha pagar el tributo de bajeza y pecados que hoy nos exige el mundo. Que a lo mejor estoy acabada o que la vida me ha vencido, que e sufrido y e llorado que he luchado y e reído y que es lo que he ganado por ser así tan comprensiva, solo vivir desesperada en un mundo tan vació. A noche estuve conversando con mi cigarrillo, y al terminarlo pensando me quede entre sus pies. Que en este verso triste, que es el mundo en que vivo, solo el me va quedando como único amigo.






La tentación no es pecado.


Es muy importante la diferencia entre “tentación” y “pecado”. 
La tentación no es pecado. La tentación es anterior al pecado.
 El pecado es el consentimiento de la tentación. 
Así que no es lo mismo ser tentado que pecar. 
Todo pecado va antecedido de una tentación, 
pero no toda tentación termina en pecado.


¿Y tú qué opinas?

Nos toca solo un cachito de suerte en la vida.


Nos toca solo un cachito de suerte en la vida
y el peor de los pecados es dejarlo pasar.
Hay que estar atento a las señales, atento a las citas,
que se cumplen porque son muy pocas, 
atento a los sueños que se dan, que son muy pocos...
solo algunas veces  vas a una esquina y hay alguien, bueno.