Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Tentación. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Tentación. Mostrar todas las entradas

Empiezo a sentir una oleada de caricias desordenadas en mi piel.

Siento el susurro de una mirada en la nuca, la reconozco, mientras respondo a su invitación dándome la vuelta, dejándome llevar por la dulce tentación de su sonrisa que me toma y comienza a bailar suavemente al ritmo de mi boca. Solo quiero dejarme llevar por sus manos, dejo de pensar, un latido se desperdicia en mi corazón, cada uno armoniza con el siguiente, empiezo a sentir una oleada de caricias desordenadas en mi piel, envolviéndome. Me abandono a ellas. Solo soy piel, bendita piel.


Siento el susurro de una mirada en la nuca, la reconozco, mientras respondo a su invitación dándome la vuelta, dejándome llevar por la dulce tentación de su sonrisa que me toma y comienza a bailar suavemente al ritmo de mi boca. Solo quiero dejarme llevar por sus manos, dejo de pensar, un latido se desperdicia en mi corazón, cada uno armoniza con el siguiente, empiezo a sentir una oleada de caricias desordenadas en mi piel, envolviéndome. Me abandono a ellas. Solo soy piel, bendita piel.

Dicen que siempre hay espacio para el amor.

La tentación de ir corriendo a buscarte, sin importar las consecuencias. El orgullo que no me permite hacerlo. El corazón que por momentos parece manejar todas mis acciones y que por otros  parece congelarme sin saber qué hacer.  Mi cabeza que analiza y sobre analiza todo lo que siente.
 Que me frena y me aleja de lo que realmente quiero. ¿Dónde se traza la línea entre la necesidad de avanzar  y el miedo de volver a ser lastimados? Dicen que siempre hay espacio para el amor,
 sólo tenemos que remover algunas cosas del pasado en nuestro corazón.

"Hay que dejar venir lo que viene y dejar pasar lo que se va."


La tentación no es pecado.


Es muy importante la diferencia entre “tentación” y “pecado”. 
La tentación no es pecado. La tentación es anterior al pecado.
 El pecado es el consentimiento de la tentación. 
Así que no es lo mismo ser tentado que pecar. 
Todo pecado va antecedido de una tentación, 
pero no toda tentación termina en pecado.


¿Y tú qué opinas?