Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Necesidad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Necesidad. Mostrar todas las entradas

Si pudiera ser tu respirar cuando te ahogas de melancolía por las noches.


Si pudiera despertar tus sentimientos, esos que se quedaron dormidos aquella última vez que hicimos el amor. Si pudiera olvidar por ti tus resentimientos, esos que te alejaron de mí y que por las noches no te dejan dormir. Si pudiera ser tu respirar cuando te ahogas de melancolía por las noches, apagar tus miedos y mostrarte que no hay nada mejor que arriesgarse por amor, lo haría. Si pudiera mi vida, ser tu vida por un momento, y hacer lo imposible por cambiar todo lo que te hiere e incómoda, te juro que lo haría. Si pudiera amor mío, amar por ti lo que estas olvidando, quizás esto no esté perdido.

Si pudiera despertar tus sentimientos, esos que se quedaron dormidos aquella última vez que hicimos el amor.


Siento como mis ojos se humedecen -pero rayos, no quiero llorar.



Y en el silencio y la oscuridad de mi habitación, 
siento como mis ojos se humedecen,
pero rayos, no quiero llorar… 

No puedo evitarlo,
sólo siento un constante hilo de agua salada
que se esparce por mis mejillas.

Te extrañaré, y no quiero ni puedo evitarlo, 
porque eres tú quien me da la armonía necesaria para caminar, 
para dar un respiro, para sentir los latidos, 
para mirar a un espacio sin vida e inventarme una propia. 

Te amo. ¿Qué tan difícil es de entender? 
Si eres tú quien me presta un poco de energía, 
eres tu quien se preocupa de que yo viva, 
eres tú, sólo tú,  quien sabrá hacerme sonreír…



Que se calle el mundo que quiero silencio.


En la escuela no me enseñaron a amar, a enamorarme, no me enseñaron la formula de ser feliz y sonreír cuando todo va mal. Tampoco me enseñaron la forma de levántarme cuando el suelo se derrumbaba bajo mis pies o me caía. No me enseñaron a hacer las cosas bien ni a caminar sola. Ni lo que se supone que debo hacer cuando quiero gritar y siento que no tengo voz ni gente a mi alrededor para escucharme. Desearía tanto incluir a otras personas en este mi mundo tan pequeñito. Lástima, a no muchos parece importarles.


En la escuela no me enseñaron a amar, a enamorarme, no me enseñaron la formula de ser feliz y sonreír cuando todo va mal. Tampoco me enseñaron la forma de levántarme cuando el suelo se derrumbaba bajo mis pies o me caía. No me enseñaron a hacer las cosas bien ni a caminar sola. Ni lo que se supone que debo hacer cuando quiero gritar y siento que no tengo voz ni gente a mi alrededor para escucharme. Desearía tanto incluir a otras personas en este mi mundo tan pequeñito. Lástima, a no muchos parece importarles.



 En la escuela no me enseñaron a amar, a enamorarme, no me enseñaron la formula de ser feliz y sonreír cuando todo va mal. Tampoco me enseñaron la forma de levántarme cuando el suelo se derrumbaba bajo mis pies o me caía. No me enseñaron a hacer las cosas bien ni a caminar sola. Ni lo que se supone que debo hacer cuando quiero gritar y siento que no tengo voz ni gente a mi alrededor para escucharme. Desearía tanto incluir a otras personas en este mi mundo tan pequeñito. Lástima, a no muchos parece importarles.