Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Superacion Personal. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Superacion Personal. Mostrar todas las entradas

No encuentro razones para vivir.

No quería olvidar. Sí, las cosas habían cambiado con el tiempo, pero ese trozo de historia inconclusa marcó toda su vida. Tenía los labios rotos, impregnados de frío ausente. Cada noche debía acostarse sola en la cama que antes compartían. Abrazaba su almohada, y se aferraba a su recuerdo. Aún no encuentro la razón principal que me sostenga cada día, aquella que llene por completo mi corazón con un suspiro.




Lucha por lo imposible.


Lo mejor es perseguir cosas imposibles. Luego, cuando ya no lo haces, la vida no tiene sentido. Ponte en la boca más de lo que puedes masticar. Compro-métete a hacer más de lo que crees que puedes hacer y, entonces, hazlo. Sigue tus sueños, cree en ti mismo y no te rindas.




Y, de repente, ya no tienes miedo.

Hace un par de años inicié una nueva etapa de mi vida, intensa y un tanto extraña. La verdad es que cuando parece que ya te quedan pocas cosas nuevas por experimentar a nivel de emociones, sentimientos y vivencias, te das cuenta de que la vida es un constante ir y venir, un fluir permanente de experiencias nuevas que te siguen sorprendiendo a cada paso y te hacen descubrir nuevos recovecos en lo más hondo de ti misma, por donde nunca te habías adentrado.

Sin ninguna duda, lo más sorprendente para mí y lo que más me ha marcado estos últimos meses, ha sido el ver como se tambaleaban bajo mis pies algunos de los cimientos sobre los que había construido mi vida. Aprender a caminar por la vida guardando silencios, practicando el oficio de soltar algunas de las cosas a las que me había ido aferrado sin darme cuenta, y aceptar su pérdida.

Tengo que reconocer que he llorado mucho en estos meses y que tuve que aprender a vivir con muchos miedos nuevos que nunca había experimentado, y aprender a enfrentarme a ellos para seguir caminando.

A veces me tambaleaba y, cuando estaba a punto de caer, conseguía abandonarme a la vida, acallar mi mente, incluso ir más allá del corazón, más allá de mí misma, más allá del más allá. Entonces me sentía renacer y el único sentimiento que me embargaba era el de la profunda gratitud a la Vida por su infinita generosidad.

Voy, vengo, vengo, voy..., hoy me pierdo, mañana me encuentro y me vuelvo a perder...Pero anoche, bajo un cielo plagado de estrellas, en la soledad de la noche, volví a agradecer a la vida por tanto y tanto. Y, mirando ese cielo, volví a recocer en cada estrella a cada amigo y en cada amigo, cada sueño compartido y cada abrazo.

Estamos solos, es verdad. En el fondo, todos lo sabemos. Pero qué dulce es saber que aunque caminamos solos siempre hay una estrella que te guía y un amigo que te abraza y sueña contigo. Y, de repente, ya no tienes miedo. Tan solo, esa infinita gratitud que aletea con cada latido de tu corazón y con cada bocanada de aire que respiras.



La vida es demasiado corta, la gente demasiado estúpida.

Te hierve la sangre. Llevas demasiado tiempo intentando aparentar que estás bien con el mundo, que no odias tanto como pueda parecer, que hay cosas buenas , que tienes fuerza suficiente para enfrentar cualquier cosa. Pero ahora te hierve la sangre porque llevas demasiado tiempo intentando controlar ese impulso, esas ganas atroces de destruir todo lo que tienes alrededor, porque las cosas rotas siempre han sido tu favoritas, y el orden establecido por la sociedad te parece tan insulso y estúpido como todas las putas personas. Y ahí esta de nuevo lo que has intentado controlar con todas tus fuerzas, ese lado antisocial, esas voces que te susurran siempre al oído que el mundo esta podrido y toda la gente no son más que animales intentando ser otra cosa. Pero la naturaleza es más fuerte y por más que luchen ,como tú, al final siempre aflora su esencia real.

Lo has intentado, de verdad, pero a veces no sirve solo con intentar, se tiene que hacer, y no has podido hacerlo. Por eso te hierve la sangre, porque tienes que estar 24 horas al día luchando contra quien eres, contra lo que eres, callando las voces , callando los pensamientos, dejando la mente en blanco para ser mejor persona o simplemente para poder ser. Y a veces, hay días, que por más que quieras, no puedes. Te sale ese instinto animal, esas ganas de saltar por la ventana , no con la finalidad de matarte, sino para poder volar, lejos de todo, y llegar a un mundo donde las sonrisas merezcan la pena de verdad y los juicios y sentencias sean irrelevantes.

Y te hierve la sangre. Empiezas tus respiraciones. Eso es, respira hondo mientras cuentas hasta 10.
1, 2, 3...Hazlo las veces necesarias para calmarte, porque tú eres así, no vas a tirar la toalla, no vas a convertirte en un monstruo para luchar contra ellos. 4,5,6. No eres un monstruo. 7,8,9. Puedes reponerte, puedes dejar la rabia a un lado y volver al rin. 10. Puedes vencerte. Y como puedes, lo vas a hacer.

¿Lo entiendes? Lo vas a hacer.
Fuera los gritos, el malestar, el sentirte un cáncer de páncreas. La vida es demasiado corta, la gente demasiado estúpida. Nadie tiene que pagar por eso. Así que sigue contando y respirando profundamente. Porque hay cosas más importantes, hay gente muriéndose de hambre mientras tú tienes una disputa más. Hay gente secuestrada por el mundo mientras a ti te echan algo más en cara.

Hay gente que quiere vivir con toda su alma mientras las condenan a la muerte. Y como el mundo esta lleno de miserias, tú, no puedes darte por vencida. Porque no vas a ser como ellos, centrándote solo en ti , porque hay más cosas ahí fuera.

Vas a salir de esa habitación, con la sangre fría y la mente en blanco.
Vas a esconder esa parte de ti. Eres buena persona. Quédate con eso. Y lo que digan los demás, como de costumbre, no te va a importar nada, ¿entiendes? No te puede importar.

Sigue respirando. Coge todas las etiquetas que te cuelgan, todos los prejuicios, todas las acusaciones , y mételas en una bañera con gasolina. Prende fuego. Y adiós.

Ahora abre los ojos. Has quemado todo lo negativo.
Ya puedes volver a ser esa parte de ti que puede con todo.

Sonríe.

La posibilidad de realizar un sueño, hace que la vida sea interesante.


¿Realmente se pueden alcanzar todos los sueños? El dolor está en nuestra vida cotidiana, en el sufrimiento escondido, en la renuncia que hacemos y culpamos al amor por la derrota de nuestros sueños. Adiós al miedo de los fracasos que hayamos podido vivir en el pasado y empecemos a extender nuestros sueños. "La posibilidad de realizar un sueño, hace que la vida sea interesante"
“Nadie pone sus sueños en manos de aquellos que pueden destruirlos.”




Busco la salida, me levanto y recomienza el camino.


No me preocupo en olvidar el dolor, pues él es parte de mi. Son las cicatrices las que me vuelven una persona más completa, más rica internamente y más viva. Puede ser que tarde y que tenga que “resbalar” mucho, pero echarle la culpa a una persona o situación (aunque sean culpables) no va a sacarme a mi, o a mis sueños, del fondo del pozo. Solamente la acción puede generarme resultados. Me acuerdo de que la ventaja de estar en el fondo del pozo, es que cualquier movimiento me lleva hacia arriba. Busco la salida, me levanto y recomienza el camino. Mientras más pronto, mejor.



Se viaja no para buscar el destino sino para huir de donde se parte.


No saben cuanto feliz soy disfrutando del silencio a solas. Cuando no hay nadie. Cuando ni siquiera capto mi propia existencia. Cuando el dinero que tengo en la cartera no importa. Cuando solo existe la naturaleza... y la nada. La nada porque en ese instante no hay absolutamente algo que te importe, salvo huir. Huir de ti misma y de tanta aglomeración de pensamientos que, de repente, me invaden sin previo aviso. Se viaja no para buscar el destino sino para huir de donde se parte.


Cuando dos almas se encuentran no existe ni edad, ni condición, ni distancia, ni sexo.

Cuando desnudas tu cuerpo, y la otra persona permanece con la ropa puesta, puedes sentirte vulnerable, incómodo o aceptarlo de forma natural. Sin embargo desnudar nuestra alma no creo que lo hagamos ante cualquiera, sólo unos pocos escogidos pueden ver nuestra alma al desnudo. Si alguna vez has desnudado tu alma y la otra persona ha continuado vestida, ¿cómo te has sentido?, ¿Ante quien serías capaz de desnudar tú alma? ¿Has hecho ese tipo de desnudo alguna vez? Bueno sé que las preguntas no son fáciles, pero.... yo personalmente cuando alguna vez lo hago es como una forma de compartir lo mejor que tengo de mí misma o por lo menos lo más importante, si lo hago es como un acto de entrega hacía la otra persona, no espero nada a cambio, aunque si la otra persona también lo hace puede darse una conexión especial, creo que es lo más hermoso. Cuando dos almas se encuentran no hay ningún cuerpo que las pueda eclipsar, no existe ni edad, ni condición, ni distancia, ni sexo. Sólo dos almas que se comunican entre sí.

Cuando desnudas tu cuerpo, y la otra persona permanece con la ropa puesta, puedes sentirte vulnerable, incómodo o aceptarlo de forma natural. Sin embargo desnudar nuestra alma no creo que lo hagamos ante cualquiera, sólo unos pocos escogidos pueden ver nuestra alma al desnudo. Si alguna vez has desnudado tu alma y la otra persona ha continuado vestida, ¿cómo te has sentido?, ¿Ante quien serías capaz de desnudar tú alma? ¿Has hecho ese tipo de desnudo alguna vez? Bueno sé que las preguntas no son fáciles, pero.... yo personalmente cuando alguna vez lo hago es como una forma de compartir lo mejor que tengo de mí misma o por lo menos lo más importante, si lo hago es como un acto de entrega hacía la otra persona, no espero nada a cambio, aunque si la otra persona también lo hace puede darse una conexión especial, creo que es lo más hermoso. Cuando dos almas se encuentran no hay ningún cuerpo que las pueda eclipsar, no existe ni edad, ni condición, ni distancia, ni sexo. Sólo dos almas que se comunican entre sí.

Nadie me aplasta, nadie me puede, nadie me retiene, nadie me detendrá.

Quizás confié en la gente equivocada, quizás debí fijarme mejor con quien me relacionaba, con quien compartía mi tiempo, mi sagrado tiempo. Todos esos "amigos" que duraron sólo un verano, esos que me usaron, que me dejaron en los momentos más difíciles de mi vida, los que me fueron indiferentes, los que me quisieron hacer la vida imposible, los que me envidiaron en vez de felicitarme, los que colocaron piedras para que me caiga en el camino, los que sumaron un granito de arena diciendo que no iba a poder, que era una tonta, que no entendía nada de la vida, que soñaba demasiado, que pedía mucho, que no alcanzaría, que en este mundo se necesitaba más que eso, más que ganas, voluntad y esfuerzo.
Aquí me tienen, parada con la cabeza bien en alto, me río, sí, me río. Nadie me aplasta, nadie me puede, nadie me retiene, nadie me detendrá. Si algo malo me sucede será porque lo he provocado, porque soy obra de mis causas, soy lo que resultan de ellas. Y si me caigo me levantaré, porque eso es lo que hacen las que no se rinden y yo no me rindo. Puedes ir soñando que un día no podré, que un día no alcanzará. Sueña, porque eso, no pasará.
Debemos buscar los amigos como se buscan los buenos libros.


Voy a ser feliz y al que no le guste, que se muerda la lengua.



Que sí, que lo se, que no soy perfecta, ni mucho menos,
 que tengo un carácter que me puede joder,
 que se me va la cabeza, que puedo caer mal y bien,
 claro está, que muchos me quieren,
 pero el doble me odiarán y me da igual,
que soy como soy y estoy muy orgullosa.

 Lucho por lo que quiero, cueste lo que me cueste,
 doy la vida por cualquiera que valga la pena, 
que soy inocente, que me la clavan demasiadas veces
 y aún así volveré a confiar,
 que le echaré dos saludos a la vida
 cuando esta esté en mi contra, 
que mi sonrisa vale mucho más que cualquier hombre,
que cuando llore será de alegría, 
que mi cuerpo será testigo de cada fiesta.

Que me ahogaré en litros de alcohol
hasta que mi cabeza no pueda más,
 diré la verdad aunque duela, mentiré y haré feliz,
 cantaré debajo de la ducha,
 la música se escuchará por toda la casa,
bailaré hasta desmayarme.

Llega mi momento y me importa un bledo
 lo que digan o piensen,
 voy a ser muy feliz y al que no le guste,
 que se muerda la lengua.

Que sí, que lo se, que no soy perfecta, ni mucho menos,  que tengo un carácter que me puede joder,  que se me va la cabeza, que puedo caer mal y bien,  claro está, que muchos me quieren,  pero el doble me odiarán y me da igual, que soy como soy y estoy muy orgullosa.   Lucho por lo que quiero, cueste lo que me cueste,  doy la vida por cualquiera que valga la pena,  que soy inocente, que me la clavan demasiadas veces  y aún así volveré a confiar,  que le echaré dos saludos a la vida  cuando esta esté en mi contra,  que mi sonrisa vale mucho más que cualquier hombre, que cuando llore será de alegría,  que mi cuerpo será testigo de cada fiesta.  Que me ahogaré en litros de alcohol hasta que mi cabeza no pueda más,  diré la verdad aunque duela, mentiré y haré feliz,  cantaré debajo de la ducha,  la música se escuchará por toda la casa, bailaré hasta desmayarme.  Llega mi momento y me importa un bledo  lo que digan o piensen,  voy a ser muy feliz y al que no le guste,  que se muerda la lengua.


La limpieza atrae las buenas energías y nos cambia el humor.

Hoy amanecí con deseos de hacer nuevos cambios en mi casa. La verdad que ver todos los días lo mismo y en el mismo lugar como que ya me aburre. Así que decidí ponerle manos a la obra. Con una cierta creatividad, podemos cambiar la decoración de nuestra casa siempre que queramos y hasta el aroma. La vida de una casa es muy larga, podemos hacer de ella un escenario perfecto para todos los momentos de nuestra vida. La limpieza atrae las buenas energías y nos cambia el humor.

(Aclaración la de la foto no soy yo jajajja)

Existen cosas que no tienen precio.



Siento tranquilidad...Paz...Calma...no siento ansiedad. Esas cosas "NO TIENEN PRECIO." La madurez que uno adquiere a través de los años lleva a uno a tener una vida más tranquila.. Mi consejo amigas(o): Se tu siempre sin importar que los demás piensen sobre ti, haz el bien siempre y no intentes complacer a todo el mundo por aceptación porque por cada uno que te critique, habrá diez que en silencio crecen con tu ejemplo, y tu coraje los impulsará a buscar en sí mismos la fuerza que tú tienes. "Nada te puede traer paz más que tú mismo"


Deja que tu personalidad sea tu autógrafo.

Mantén una sonrisa en tu cara y deja que tu personalidad sea tu autógrafo. Sonreír hace muy bien al corazón.

Mantén una sonrisa en tu cara y deja que tu personalidad sea tu autógrafo. Sonreír hace muy bien al corazón.





Un día siempre será un instante, un parpadeo, haz de ese instante algo único.

Un día puede tener el color que diga tu corazón,
 nublado, lleno de vida, azul como las ilusiones, rosa como los sueños.
 Pero un día siempre será un instante, un parpadeo,
 haz de ese instante algo único.

Quizás sólo lo consigas con una mirada, con una sonrisa, 
con un pensamiento, pero intenta que cada día
 sea una foto única en el paseo de tu vida.

Vive la vida en colores porque ella ya es en blanco y negro.
Basta con que le pongas una gotita de violeta,
 para que tu vida sea color de rosa.



Aprende a escribir tus heridas en la arena.


De acuerdo a estudios médicos contemporáneos se ha concluido que el odio y el resentimiento son una de las principales causas del cáncer. Una vez leí: "Cuando alguien nos lastima, debemos escribirlo en la arena, donde los vientos del perdón puedan borrarlo, pero cuando alguien hace algo bueno por nosotros, debemos grabarlo en piedra donde ningún viento pueda borrarlo. Aprende a escribir tus heridas en la arena y grabar con piedra tus aventuras".


El odio afecta a nuestra salud y envenena nuestro corazón.


Cuando alguien nos ha defraudado, herido o traicionado, sentimos que tenemos que hacérselo pagar. Creemos que así haremos justicia. Consideramos inaceptable lo que ha hecho y esa rabia nos mantiene atados a la situación y a la persona que nos ofendió. En vez de perdonarla y soltarla, nos atamos más a ella, nutriendo el resentimiento. Y al hacerlo, somos injustos con nosotros mismos: nos mantenemos en el infierno de nuestro fuego interior. El odio afecta a nuestra salud, envenena nuestro corazón, mata nuestra paz interior, nos seca de amor y felicidad. El odio es una emoción “incendiaria”, destruye la concentración y mata la capacidad de actuar con dignidad y excelencia. Unas sabias palabras dicen: “¿Quieres ser feliz un momento? Véngate. ¿Quieres ser feliz siempre? Perdona”.



Solamente tu puedes decidir si hoy es el peor o el mejor día de tu vida.


"Vive, ama, sueña, ríe, se feliz
 y recuerda siempre que solo tu,
 solamente tu  puedes decidir
 si hoy es el peor o el mejor día de tu vida"
Esta es Mi filosofía de la vida…


 "Vive, ama, sueña, ríe, se feliz  y recuerda siempre que solo tu,  solamente tu  puedes decidir  si hoy es el peor o el mejor día de tu vida" Esta es Mi filosofía de la vida…

La vida suele hacernos payasadas.


La vida suele hacernos payasadas. 

Es natural, el mundo es un gran circo. 

Procuremos estar entre el público espectando y aplaudiendo

y no ser parte del espectáculo como un triste payaso.


La soledad es el camino por el cual Dios quiere llevar al humano hacia si mismo.

La soledad es el camino por el cual Dios quiere llevar al humano hacia si mismo. No todo el que esta rodeado de gente se siente acompañado.  No todo el que sonríe es feliz. Aveces el resto no sabe lo difícil que es sonreír cuando en verdad no tienes ganas de nada...Es mas fácil sonreír, que explicar por qué estas triste.