Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta besos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta besos. Mostrar todas las entradas

Así somos las mujeres.


Aveces necesitamos de un beso apasionado y sentir que volamos en el espacio, otras veces lo único que queremos es un tierno beso, y hasta un abrazo sincero en el que podamos sentir la mayor seguridad... Somos vulnerables, caprichosas, dulces, tiernas, inocentes, traviesas, arrogantes, orgullosas y hasta odiosas algunas veces... Basta un pequeño detalle,el mas sencillo y eso puede hacer que nuestros ojos brillen como estrellitas, y que en nuestra cara la sonrisa nos acompañe todo el día, basta un minuto de silencio para entristecer, y basta un piropo para que nuestras mejillas se sonrojen...



Todos aquellos recuerdos.


Metí en una caja todos tus regalos,
 tus cartas llenas de amor falso., 
los últimos pétalos de las rosas marchitas y.....,
 aunque era poco, en esa caja tan grande
 no entraron todos aquellos recuerdos, 
canciones, momentos, besos, llamadas,
 pasiones, abrazos; deseos y sueños 
que nunca pude hacer realidad.


Metí en una caja todos tus regalos,  tus cartas llenas de amor falso.,  los últimos pétalos de las rosas marchitas y.....,  aunque era poco, en esa caja tan grande  no entraron todos aquellos recuerdos,  canciones, momentos, besos, llamadas,  pasiones, abrazos; deseos y sueños  que nunca pude hacer realidad.

Para mi es la canción mas romántica del mundo.

Cuando tus piernas dejen de ser como solían ser y ya no pueda hacer que te enamores de mí. ¿Tu boca aún recordaría el sabor de mi amor? ¿Tus ojos seguirían sonriendo al son de tus mejillas? Baby, te seguiré amando hasta que tengamos 70. Baby, mi corazón te seguiría amando como ahora a los 23. Yo me pregunto, cómo las personas se enamoran de una manera tan mística y quizá sea por solo tocar sus manos. Cada día me enamoro más de ti y quiero decirte que aún lo estoy...Así que baby llévame hacia tus brazos provocativos y dame un beso bajo la luz de miles de estrellas. Coloca tu cabeza en mi corazón latente, Y ahora pienso en voz alta "que a lo mejor nos encontramos cuando mi cabello se haya caído y comience a perder mi memoria y la gente ya no recuerde mi nombre, cuando mis manos no toquen las cuerdas de la misma manera" pero sé que todavía me seguirás amando de la misma manera porque la dulzura de tu alma nunca podrá envejecer, Será siempre natural baby tu sonrisa siempre la llevaré en mi mente. Yo me pregunto, cómo las personas se enamoran de una manera tan mística, y quizá todo esto sea parte de un plan. Yo seguiré cometiendo los mismos errores esperando a que entiendas todo. Llévame hacia tus brazos provocativos dame un beso bajo la luz de miles de estrellas, coloca tu cabeza en mi corazón latente, y ahora pienso en voz alta que a lo mejor  encontramos el amor justo donde estamos.



Cuando tus piernas dejen de ser como solían ser y ya no pueda hacer que te enamores de mí. ¿Tu boca aún recordaría el sabor de mi amor? ¿Tus ojos seguirían sonriendo al son de tus mejillas? Baby, te seguiré amando hasta que tengamos 70. Baby, mi corazón te seguiría amando como ahora a los 23. Yo me pregunto, cómo las personas se enamoran de una manera tan mística y quizá sea por solo tocar sus manos. Cada día me enamoro más de ti y quiero decirte que aún lo estoy...Así que baby llévame hacia tus brazos provocativos y dame un beso bajo la luz de miles de estrellas. Coloca tu cabeza en mi corazón latente, Y ahora pienso en voz alta "que a lo mejor nos encontramos cuando mi cabello se haya caído y comience a perder mi memoria y la gente ya no recuerde mi nombre, cuando mis manos no toquen las cuerdas de la misma manera" pero sé que todavía me seguirás amando de la misma manera porque la dulzura de tu alma nunca podrá envejecer, Será siempre natural baby tu sonrisa siempre la llevaré en mi mente. Yo me pregunto, cómo las personas se enamoran de una manera tan mística, y quizá todo esto sea parte de un plan. Yo seguiré cometiendo los mismos errores esperando a que entiendas todo. Llévame hacia tus brazos provocativos dame un beso bajo la luz de miles de estrellas, coloca tu cabeza en mi corazón latente, y ahora pienso en voz alta que a lo mejor  encontramos el amor justo donde estamos.

Para mi esta es La Canción mas romántica del mundo. No se si la traducción es la mejor pero tiene una letra que me saca muchas lágrimas.

Son mejores los amaneceres compartidos.

"Con el tiempo comprendí"


Que amar no es tan solo rozar unos labios, acariciar una piel o decir simplemente “Te Quiero”.
Entendí que el amor no tenía formas sinuosas ni estaba compuesto de materia orgánica, que los príncipes azules iban en baqueros y chupas de cuero y las princesas con minifalda y tacón y que por descontado, no existen los cuentos de hadas.
Entendí también que son mejores los amaneceres compartidos, las cenas de dos y los verbos conjugados en plural. Que las discusiones no son más que las escusas para una reconciliación en toda regla y que los inviernos son mucho menos fríos en una cama compartida.
Comprendí que el mejor bálsamo para las resacas son sus brazos, su cariño y comprensión y que es mejor tener los labios agrietados por los besos que por otra cosa.
Entendí que los celos son solo síntomas de amor y que la confianza son los pilares principales.
Comprendí que las estrellas brillan más y mejor sin las miran dos, que las lágrimas son solo el miedo a perder lo que tanto se desea, que la ternura siempre es uno de los mejores ingredientes…


 -Autor Desconocido.

Se busca corazón dispuesto a romperse con el mio.

Me colgué un cartel en el pecho que decía: "Se busca corazón dispuesto a romperse con el mio y aprenda a querer sobre los cristales. Busco sonrisa que quiera desgastar sus labios a besos, que se rompa los dientes por mis caderas, una boca que se pierda si no le orienta mi lengua. Busco a alguien que me encuentre cuando ando perdida y que me muestre que todo mapa que necesito está entre sus piernas."

Me colgué un cartel en el pecho que decía: "Se busca corazón dispuesto a romperse con el mio y aprenda a querer sobre los cristales. Busco sonrisa que quiera desgastar sus labios a besos, que se rompa los dientes por mis caderas, una boca que se pierda si no le orienta mi lengua. Busco a alguien que me encuentre cuando ando perdida y que me muestre que todo mapa que necesito está entre sus piernas."

Luna, tu que lo ves, dile cuanto lo extraño.

Luna, tu que lo ves, dile cuanto le amo. Luna, tu que lo ves, dile cuanto lo extraño. Esta noche se que el esta contemplándote igual que yo. A través de ti quiero darle un beso. Tu que sabes de soledad  aconséjale por favor de que vuelva convéncelo te ruego. Luna, tu que lo ves, dile cuanto es que sufro, luna dile que vuelva porque ya es mucho. Tu que sabes en donde esta, acaríciale con mi amor. Dile que es a quien yo mas, mas quiero. Tu que sabes por donde va ilumínale con tu luz su sendero porque quizás no es bueno pero dile que lo quiero.
Luna, tu que lo ves, dile cuanto lo extraño.
Artist: Ana Gabriel
Album: Luna
Released: 1993

Y en esta vida, yo no estoy dispuesta a perder.


Una torta y un beso. Una sonrisa y una lágrima a la vez.
Perder la cabeza, guiarse por impulsos y decir siempre las cosas claras,
tragándome la vergüenza y el orgullo a bocados, que no engordan.

Arriesgarme, saltar y subir el volumen al máximo de mi canción favorita.
Y escaparme de casa, viviendo al día, sin pensar en lo que pueda pasar mañana.
Pidiendo perdón antes que permiso, sin nada que me preocupe 
ni que me haga pensar más de la cuenta.

Sé que estaría bien eso de reflexionar un poco antes de actuar, 
pero me gusta más ir improvisando,
sin saber las posibles consecuencias ni calcular el daño que pueda sufrir.
De arriba abajo y de abajo arriba en una milésima de segundo.
Sin parar, como una frenética montaña rusa que parece no tener fin.

Muchos dicen que he cambiado, que antes yo no era así;
pero la verdad es que no me apetece parar a pensarlo.
Que antes pensaba, que ahora estoy loca, que camino sin rumbo fijo.
Todo por ese punto fuerte, o débil, según cómo lo mires.

El todo y la nada. Los dos extremos de la balanza; 
un desequilibrio constante que se me ha contagiado,
se ha introducido en mi sangre, y ya corre por mis venas envenenada.
Con ganas de gritar, de saltar, y automáticamente de quedarme en silencio.

Que nadie lo entienda, me da igual, no lo pretendo.
Darlo todo por una sonrisa, arriesgándome a tirar todo por la borda.
Pero, ¿sabes qué?
No hay tiempo de pararse a pensar, además, quien no arriesga, no gana.
Y en esta vida, yo no estoy dispuesta a perder.




Enamorarse de un Idiota.


Volar con las alas rotas, después del doloroso choque contra el desengaño, es mitad estrellarse en el suelo a cada nuevo intento y mitad alcanzar el cielo y sus encantos. Besar se vuelve descubrir y rutina dependiendo de quien sean los labios. Una caminata bajo las estrellas se puede volver tan solo una lejana idea, una pintura hermosa descrita en mis poemas, todo menos una realidad que se acerca. Y el empezar a construir ilusiones desde cero, con esto me gusta y esto no lo quiero, se vuelve intolerable después de pedir un poco mas a la derecha, dos centímetros mas alto, no no, mejor más bajo, y al fin ves como nada queda bien centrado, dentro de ese espacio que ya decidiste crear, respetando todas esas normas que te permitirán no volverte a enamorar de otro idiota.



Necesito tantos abrazos que a veces me falta el aire.

Tengo guardados tantos recuerdos en cajas que a veces olvido que están ahí,
 tengo almacenados tantos sentimiento que a veces exploto, 
tengo escritas tantas palabras que a veces pierden sentido, 
tengo reservados tantos besos que a veces dejan de tener sentido.

Me falta tanta gente que quiero que a veces me veo sola,
 necesito tantos abrazos que a veces me falta el aire, 
tengo tantos sueños que a veces me pierdo,
 he derramado tantas lágrimas que a veces creo que no puedo llorar mas.

 He perdido tantas sonrisas que a veces creo que no volveré ha hacerlo, 
me han roto tantas veces el corazón que creo que ya no lo uso,
 me han demostrado tantas veces que la amistad no es nada
 que ya desconfió de todo el mundo,
 me han dicho que pida perdón y a veces 
soy yo la que espera que le pidan perdón.

Tengo guardados tantos recuerdos en cajas que a veces olvido que están ahí,  tengo almacenados tantos sentimiento que a veces exploto,  tengo escritas tantas palabras que a veces pierden sentido,  tengo reservados tantos besos que a veces dejan de tener sentido.  Me falta tanta gente que quiero que a veces me veo sola,  necesito tantos abrazos que a veces me falta el aire,  tengo tantos sueños que a veces me pierdo,  he derramado tantas lágrimas que a veces creo que no puedo llorar mas.   He perdido tantas sonrisas que a veces creo que no volveré ha hacerlo,  me han roto tantas veces el corazón que creo que ya no lo uso,  me han demostrado tantas veces que la amistad no es nada  que ya desconfió de todo el mundo,  me han dicho que pida perdón y a veces  soy yo la que espera que le pidan perdón.


Esas pequeñas sensaciones.

A veces una vieja estación deja de serlo y es un precioso lugar. A veces una sencilla comida servida sin mantel, es un sofisticado manjar lleno de glamour. A veces un parque es una ola azul donde sumergirnos entre risas. A veces por tanto, nada es lo que parece.

Somos nosotros los que dotamos de magia los momentos y les dotamos de vida. 
Somos nosotros los que nos entregamos en una sonrisa, en una mirada, en un silencio, en un abrazo, los que nos dejamos sorprender y sorprendemos, los que nos dejamos descubrir y descubrimos, somos nosotros los de siempre y los que acabamos de nacer, los que encerramos toda la sabiduría del mundo y toda su ingenuidad, y yo me siento feliz por tan bella entrega.

Sentir, sentir, sentir, sin miedo, porque el miedo se fue al sentirse derrotado tal y como la vida le enseñó, y algunos guerreros valientes somos capaces de ganarle cuando él ya sueña en la victoria.

Con los ojos abiertos, con la sonrisa abierta, con la piel abierta, con el corazón y el alma bailando en una balada donde la música no necesita de violines para sonar sublime en nuestros oídos y donde ni siquiera se necesita seguir el ritmo para sentir que estas bailando con el alma entre los brazos.

A veces solo a veces la realidad puede ser más bella que lo imaginado y entonces
 rompes el silencio sin necesidad de palabras y sigues sonriendo y bailando
 sin moverte del sitio y sientes que sientes y sentir te hace feliz. 
Y echas de menos un abrazo y un beso incluso antes de que se hayan separado de tu piel.
 Y sabes que la vida puede estar llena de momentos perfectos solo tienes que dejarte fluir solo eso.


Y echas de menos un abrazo y un beso  Y sabes que la vida puede estar llena de momentos perfectos

¿Qué guardas en tu cajita de recuerdos?


Yo, tengo guardadas maripositas de mi niñez, 
perlas de los collares de mi abuela, 
tardes de sol junto a mis primos, 
el primer beso, jamás repetido, 
el dolor aquél que me hizo mujer.

Tengo guardada la esperanza del ayer 
los recuerdos que no se olvidan 
la infancia que perdura en mi piel. 
vestidos, cds y voces de personas 
que se perdieron por culpa del destino.
Tengo sueños escritos en papel 
tengo alegrías, tristezas, emociones 
guardadas en mi caja de cartón.

Mil sueños que no dejan de latir, 
juegos y risas que de niña me hacían reír
 y ahora me hacen llorar, 
canciones para dormir y otras para recordar, 
y los besos de mi madre que ya no volverán...

Atesoro en mi cajita de los recuerdos 
tantas cosas. 
Momentos llenos de ternura 
Navidades pasadas con la familia grande. 
La primer ilusión, 
los versos que escribía en mi adolescencia, 
los años del colegio secundaria, 
los rostros no olvidados de tantos seres queridos. 

Un beso irrepetido, 
Un baile. 
Mis niños cuando chiquitos, 
cuando eran muchachitos, 
Mis perros. 
Mis sueños no cumplidos. 
Mi música, libros y canciones. 
Mi carpeta de dibujo. 

Cuánta nostalgia. Pero no, 
Estar triste está prohibido 
Tenemos por delante un año no vivido. 

Llenemos de flores la ventana 
de pájaros y nidos. 
Dejemos entrar el sol, la luz 
que llene el alma 
de un mágico sentir distinto. 

 Yo, tengo guardadas maripositas de mi niñez,  perlas de los collares de mi abuela,  tardes de sol junto a mis primos,  el primer beso, jamás repetido

Un beso.

Oscuridad hecha de deseos y de ganas.

Oscuridad. Suspiros repentinos. Manos que se cruzan, divertidas, ligeras. Desabotonan, buscan, encuentran. Una caricia, un beso. Y otro beso y una camisa que resbala. Un cinturón que se abre. Una cremallera que baja lentamente. Un salto en la oscuridad pintada de oscuridad. Feliz de estar allí... Oscuridad hecha de deseo, de ganas, de ligera transgresión. La más hermosa, la más suave, las más deseable. Coches que pasan veloces por la carretera. Faros que iluminan como un rayo y desaparecen. Ráfagas de luz que dibujan bocas abiertas, deseos suspendidos, sufridos, alcanzados, cumplidos, ojos cerrados, luego abiertos. Y más y más. Como entre las nubes. Cabellos alborotados y asientos incómodos. Manos que proporcionan placer. Bocas en busca de un mordisco y autos que continúan pasando, tan veloces que nadie tiene tiempo de reparar en aquel amor que sigue el ritmo de una música al azar, procedente de la radio. Y dos corazones acelerados que no frenan, que están a punto de chocar dulcemente.

Oscuridad. Suspiros repentinos. Manos que se cruzan, divertidas, ligeras. Desabotonan, buscan, encuentran. Una caricia, un beso. Y otro beso y una camisa que resbala. Un cinturón que se abre. Una cremallera que baja lentamente. Un salto en la oscuridad pintada de oscuridad. Feliz de estar allí... Oscuridad hecha de deseo, de ganas, de ligera transgresión. La más hermosa, la más suave, las más deseable. Coches que pasan veloces por la carretera. Faros que iluminan como un rayo y desaparecen. Ráfagas de luz que dibujan bocas abiertas, deseos suspendidos, sufridos, alcanzados, cumplidos, ojos cerrados, luego abiertos. Y más y más. Como entre las nubes. Cabellos alborotados y asientos incómodos. Manos que proporcionan placer. Bocas en busca de un mordisco y autos que continúan pasando, tan veloces que nadie tiene tiempo de reparar en aquel amor que sigue el ritmo de una música al azar, procedente de la radio. Y dos corazones acelerados que no frenan, que están a punto de chocar dulcemente.

Oscuridad hecha de deseo, de ganas, de ligera transgresión. La más hermosa, la más suave, las más deseable.


La ternura está en aquello que parece pequeño pero que se hace grande en el corazón.


La ternura es un sentimiento grande y noble que engrandece a las personas. Hay muchas cosas y situaciones que despiertan ternura: la inocencia o la candidez de un niño, las personas desvalidas, el sufrimiento, el dolor... Decimos que se puede hablar con ternura, mirar con ternura, abrazar con ternura. Ternura es ser sensible ante las situaciones del otro. La ternura es el arte de “sentir” a la persona, al ser humano en su totalidad. El beso sincero, el apretón cálido de manos, el abrazo inesperado, una mirada llena de cariño que nos dice: ¡estoy aquí, puedes contar conmigo! La ternura parece por momentos olvidada. Tendríamos que revivirla pues es lo que logra que nuestros días y nuestra vida pasen de ser un mero transitar a ser inolvidables. La Ternura es la fuerza más humilde, y sin embargo la más poderosa, para cambiar el mundo. No es debilidad, no es flaqueza, sino fuerza que surge sólo en un corazón libre, capaz de ofrecer y recibir amor. Es la manifestación de dos exigencias fundamentales del corazón: desear amar y saber ser amado. Es la capacidad que tiene cada ser humano de dar lo mejor de si, para recibir como única recompensa la felicidad del otro. Es el respeto, el reconocimiento y el cariño expresado en la caricia, en el detalle sutil, en el regalo inesperado, en la mirada cómplice, en el abrazo entregado y sincero. La ternura es la expresión más serena, bella y firme del amor y está en aquello que parece pequeño pero que se hace grande en el corazón.



Hoy vi..ese primer rayo que se adentró por la ventana.


Hoy vi… una noche convertida en el día, un susurro que creció hasta convertirse  en el grito de reclamo que llamaba, a esas letras  que caminaron al regazo de los sueños  que habitan tu almohada. Hoy vi… como la luz devolvía ese brillo que tu ser desprendía,  como los pasos no se borran en esa arena  que a veces fue tormenta y otras una plácida playa. Hoy vi… esa sonrisa que gana siempre a la magia de la media noche,  una estrella que adorna el firmamento y sirve de dulce compañía a la luna. Hoy vi… como tus manos guardan esa huella invisible que dejaron las mías,  como de tus labios nacían nuevos besos que entregar en la mañana. Hoy vi… el camino recorrido como un inmenso valle,  donde esta primavera crea versos entre las flores que con paciencia colorea. Hoy vi… como entre tu pelo el viento jugaba a esconderse,  enredando una y otra vez hasta peinar esa trenza  y dejar allí oculto ese último segundo de un beso. Hoy vi… el lugar donde guardas todas las caricias que fueron entregadas,  impregnadas del tacto de seda, del perfume fresco con la que las bañas. Hoy vi… como ni mi soledad importaba, como miles de mis anhelos se tornaron en un ciclón,   y como en ti desembocaron para venir a mi vera de nuevo  y entregarme un breve latido de tu corazón. Hoy vi… ese primer rayo que se adentró por la ventana  y que dibujó delicadamente nuestras siluetas bajo las sábanas.
Hoy vi…
una noche convertida en el día, un susurro que creció hasta convertirse 
en el grito de reclamo que llamaba, a esas letras 
que caminaron al regazo de los sueños  que habitan tu almohada.
Hoy vi…
como la luz devolvía ese brillo que tu ser desprendía,
 como los pasos no se borran en esa arena
 que a veces fue tormenta y otras una plácida playa.
Hoy vi…
esa sonrisa que gana siempre a la magia de la media noche,
 una estrella que adorna el firmamento y sirve de dulce compañía a la luna.
Hoy vi…
como tus manos guardan esa huella invisible que dejaron las mías, 
como de tus labios nacían nuevos besos que entregar en la mañana.
Hoy vi…
el camino recorrido como un inmenso valle,
 donde esta primavera crea versos entre las flores que con paciencia colorea.
Hoy vi…
como entre tu pelo el viento jugaba a esconderse, 
enredando una y otra vez hasta peinar esa trenza 
y dejar allí oculto ese último segundo de un beso.
Hoy vi…
el lugar donde guardas todas las caricias que fueron entregadas,
 impregnadas del tacto de seda, del perfume fresco con la que las bañas.
Hoy vi…
como ni mi soledad importaba, como miles de mis anhelos se tornaron en un ciclón,  
y como en ti desembocaron para venir a mi vera de nuevo 
y entregarme un breve latido de tu corazón.
Hoy vi…
ese primer rayo que se adentró por la ventana 
y que dibujó delicadamente nuestras siluetas bajo las sábanas.

Tengo el amor castigado en un rincón.

Tengo el amor castigado en un rincón, de cara a la pared. 
Lo castigué por abuso de poder. 
Se me desbordó a manos llenas como solía usarlo, 
y ahora me dicen que lo tengo que repartir con migajas 
de lo que antes fue un amor lleno de efusividad,
 de largos besos de amante promiscua.

Tengo el amor amarrado a una de las patas de la cama, 
para que no vaya de casa en casa mendigando un poco de amor,
 no eso se acabó.
Sobreviviré, ya no lo necesito.
 Cambié la cerradura de la puerta, y puse clave en Internet 
para que no navegues regalando amor.

Me pregunto si te AMO.

Silencio, espacios vacíos, recuerdos que me pertenecen y que son solo míos. 
No los llamo, no los quiero, solo espero en silencio.
Te llamo pero no me escuchas, te grito pero no me oyes,
Te escribo y no lees las letras que escribí por ti aquella noche.
 Me tiemblan las manos, las piernas, me siento pérdida y ajena,
Te nombro aunque no se tu nombre, no reconozco tu rostro como aquella noche.

Silencio espacios ausentes, te mire tanta veces, 
perdí tu nombre en aquel recuerdo que no era nuestro.
 Palabras gastadas que no me pertenecen, silencios, y nadas me alejan de noche. 
No te abrace tanto como he querido, me alejo la duda y me callo. 

Silencios de besos que se fueron yendo, de abrazos que parten con algún pretexto, 
te deje las letras un espacio en blanco una luz a medias y este triste llanto. 
Me miraste triste, me dejaste sola, te volviste gris, con frío en mis manos,
 una y otra lágrima y estoy llorando.

 Me miras en silencio, me siento pequeña, no consigo hablar y eso me sofoca,
 Me quejo de todo, todo me molesta, vestigios de fantasmas que dejas tan cerca,
 las dudas los miedos me acosas, me gritas, me dejas perpleja. 
Me hablan de confianza, de ser sincera, si digo que siento, 
Ya no hablamos como amigos, me enojo te enojas y nada es la respuesta.

 Silencio en mi alma el corazón no habla, y empieza el proceso del alma que añora.
 Palabras de aire, y siento que preciso mi espacio mi tiempo, y ya no tiemblo tanto, tengo tanto frío, me acosa, me agota y siento que nada es como he querido. 

No soy victima ni héroe, no soy maestra ni alumna, no soy verdad o mentira,
 solo soy una humana con buenos y malos días, no me perteneces, no te pertenezco, 
no hay formulas mágicas, ni cuentos en rosas como en otros tiempos. 

Te miro en silencio no tienes rostro ni nombre, no tienes tonos mas que grises,
 no tienes respuestas solo dudas, no tienes halagos sino esa mirada perdida, 
me alejo de tus silencios que ahogan, me alejo de las conversaciones que nunca llegaron. 

El espacio en blanco se llena de las letras que tanto preciso como el aire mismo,
 te miro sonrío, te miro y te alejas, miro al cielo y me pregunto quien es para mí la fortaleza,
 de esta alma que no quiere perderse en medio de tanta grandeza. 

Hago silencio sin dudas, sin temores, confiando una vez mas, me pregunto si lo AMO, 
y sonrío sin pensar, con o sin tristezas, con buenos y malos días, sin recetas mágicas, 
Solo amando como ley fundamental, pero amando sin ser amada. 
Me pregunto si te AMO.

Lo aceptaba todo porque te queria.

Lo aceptaba todo porque te queria.


Fuiste tú, Tenerte fue una foto tuya puesta en mi cartera, un beso y verte hacer pequeño por la carretera. Lo tuyo fue la intermitencia y la melancolía, lo mío fue aceptarlo todo porque te quería. Verte llegar fue luz, verte partir un blues. Fuiste tú, de más está decir que sobra decir tantas cosas, o aprendes a querer la espina o no aceptes rosas. Jamás te dije una mentira o te inventé un chantaje, las nubes grises también forman parte de paisaje. Y no me veas así, si hubo un culpable aquí…Fuiste tú. Que fácil fue tocar el cielo la primera vez, cuando los besos fueron el motor de arranque, que encendió la luz que hoy se desaparece. Así se disfraza el amor para su conveniencia, aceptando todo sin hacer preguntas, y dejando al tiempo la estocada a muerte. Nada más que decir, sólo queda insistir… Dilo…. Fuiste tú, la luz de neón del barrio sabe que estoy tan cansada, me ha visto caminar descalza por la madrugada. Estoy en medio del que soy y del que tú quisieras, queriendo despertar pensando como no quisiera. Y no me veas así, si hubo un culpable aquí… Fuiste tú. Lo aceptaba todo porque te queria.


No me llores por caprichos.


Sufre el que jamás perdió y está perdido, es tan fácil encontrarse que se busca donde no se está. Sufrir por amor es tener demasiado, porque hay quien sufre por la pérdida de un hijo, la silla que rueda sin esperanza abrazando un cuerpo, la madre en el hospital esperando el final, el que siendo inocente vive preso y hasta el amante, el amante que no tuvo oportunidad de dar un beso. Ámame a mi... Jamás me llores por caprichos.


No me llores por caprichos.


El mundo es un lugar hermoso.

¿Has sentido la respiración de un ángel en la suave brisa? ¿Una lágrima en la lluvia? ¿Has escuchado un susurro entre el crujido de las hojas? ¿O te ha besado un solitario copo de nieve?. ¿Sabías, que "La naturaleza es el escondite favorito de un ángel?".
 El mundo es un lugar hermoso, y lUtimamente, mucha gente no puede pensar que sea así con todo lo que ocurre, pero tomate el tiempo para apreciar la belleza a tu alrededor en una hermosa flor, un arco iris después de una ducha de lluvia, una hermosa puesta de sol o un amanecer; cuanto más se aprecias la belleza a tu alrededor, más apreciaras la vida.


Mensajes que son Caricias al corazón.


Estuve esta tarde 
( mi tarde y tu madrugada)
 en tu blog
"La Soledad".
Búscame cuando estés triste. 
Deja conmigo tu tristeza y vuelve a los tuyos 
con alegría y optimismo.
No me importa que vengas triste; 
me importa que me necesites. 
Me importa que sea parte de tu vida.
Un beso en la rodilla derecha,
Manuel.


 Esto lo recibí anoche de alguien que me lee desde el Japón.
Gracias Manuel por siempre estar cuando necesito gritar.