Visitor

Translate

No me han dejado cicatrices, pero sí heridas graves.

Todos esos momentos en los que lo has pasado mal te han dejado cicatrices y a pesar de todos esos malos momentos, sigues aquí cada día, luchando y siendo fuerte, y te enorgulleces de haber podido seguir adelante por tu cuenta, entonces llevas tus cicatrices con orgullo y como recordatorio de que una vez estuviste realmente jodida, pero que aún así, aquí sigues. En parte sí, me identifico con ella. Ha habido momentos en mi vida que no han sido muy buenos que digamos, y nadie me ayudó a superar esos momentos, por lo que tuve que hacerlo yo sola. No me han dejado cicatrices, pero sí heridas graves. Todos esos momentos me han enseñado a ser más fuerte y a no hundirme por cualquier cosa, así que podría decirse que sí, llevo mis heridas como si fueran medallas."Hoy decido darle libertad a mi ser interno, reconociendo y aceptando mis triunfos y mis fracasos"- 💕💕💕💕💕 No me arrepiento de los momentos en los que sufrí, llevo mis cicatrices como si fueran medallas, sé que la libertad tiene un precio alto, tan alto como el precio de la esclavitud; la única diferencia es que pagas con placer y con una sonrisa, incluso cuando es una sonrisa manchada de lagrimas. La libertad absoluta no existe; lo que existe es la libertad de escoger cualquier cosa y a partir de ahí comprometerse con esa decisión. En el momento en el que las personas deciden afrontar un problema, se dan cuenta de que son mucho mas capaces de lo que piensan. Toda la energía, toda la sabiduría, viene de la misma fuente desconocida, que normalmente algunos llaman Dios y otros Universo.  Lo que intento en mi vida, desde que comencé a seguir aquello que considero mi camino, es honrar esa energía, conectarme con ella todos los días, dejarme guiar por las señales, aprender mientras hago y no mientras pienso en hacer algo. Si el sufrimiento está ahí, entonces es mejor aceptarlo, porque no se va a ir solo por fingir que no existe. Si la alegría esta ahí, también es mejor aceptarla, incluso con miedo de que se acabe un día porque el único momento válido es el Aquí y Ahora. - Frase de Paulo Coelho.

Todos esos momentos en los que lo has pasado mal te han dejado cicatrices y a pesar de todos esos malos momentos, sigues aquí cada día, luchando y siendo fuerte, y te enorgulleces de haber podido seguir adelante por tu cuenta, entonces llevas tus cicatrices con orgullo y como recordatorio de que una vez estuviste realmente jodida, pero que aún así, aquí sigues. En parte sí, me identifico con ella. Ha habido momentos en mi vida que no han sido muy buenos que digamos, y nadie me ayudó a superar esos momentos, por lo que tuve que hacerlo yo sola. No me han dejado cicatrices, pero sí heridas graves. Todos esos momentos me han enseñado a ser más fuerte y a no hundirme por cualquier cosa, así que podría decirse que sí, llevo mis heridas como si fueran medallas."Hoy decido darle libertad a mi ser interno, reconociendo y aceptando mis triunfos y mis fracasos"- 💕💕💕💕💕
No me arrepiento de los momentos en los que sufrí, llevo mis cicatrices como si fueran medallas, sé que la libertad tiene un precio alto, tan alto como el precio de la esclavitud; la única diferencia es que pagas con placer y con una sonrisa, incluso cuando es una sonrisa manchada de lagrimas.
La libertad absoluta no existe; lo que existe es la libertad de escoger cualquier cosa y a partir de ahí comprometerse con esa decisión. En el momento en el que las personas deciden afrontar un problema, se dan cuenta de que son mucho mas capaces de lo que piensan. Toda la energía, toda la sabiduría, viene de la misma fuente desconocida, que normalmente algunos llaman Dios y otros Universo.
Lo que intento en mi vida, desde que comencé a seguir aquello que considero mi camino, es honrar esa energía, conectarme con ella todos los días, dejarme guiar por las señales, aprender mientras hago y no mientras pienso en hacer algo. Si el sufrimiento está ahí, entonces es mejor aceptarlo, porque no se va a ir solo por fingir que no existe. Si la alegría esta ahí, también es mejor aceptarla, incluso con miedo de que se acabe un día porque el único momento válido es el Aquí y Ahora.
- Frase de Paulo Coelho.

No me arrepiento de los momentos en los que sufrí, llevo mis cicatrices como si fueran medallas