Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta El amor despues de los 40. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta El amor despues de los 40. Mostrar todas las entradas

Para mi es la canción mas romántica del mundo.

Ed Sheeran - Thinking Out Loud -Traducion Para mi es la canción mas romántica del mundo.



Cuando tus piernas dejen de ser como solían ser y ya no pueda hacer que te enamores de mí. ¿Tu boca aún recordaría el sabor de mi amor? ¿Tus ojos seguirían sonriendo al son de tus mejillas? Baby, te seguiré amando hasta que tengamos 70. Baby, mi corazón te seguiría amando como ahora a los 23. Yo me pregunto, cómo las personas se enamoran de una manera tan mística y quizá sea por solo tocar sus manos. Cada día me enamoro más de ti y quiero decirte que aún lo estoy...Así que baby llévame hacia tus brazos provocativos y dame un beso bajo la luz de miles de estrellas. Coloca tu cabeza en mi corazón latente, Y ahora pienso en voz alta "que a lo mejor nos encontramos cuando mi cabello se haya caído y comience a perder mi memoria y la gente ya no recuerde mi nombre, cuando mis manos no toquen las cuerdas de la misma manera" pero sé que todavía me seguirás amando de la misma manera porque la dulzura de tu alma nunca podrá envejecer, Será siempre natural baby tu sonrisa siempre la llevaré en mi mente. Yo me pregunto, cómo las personas se enamoran de una manera tan mística, y quizá todo esto sea parte de un plan. Yo seguiré cometiendo los mismos errores esperando a que entiendas todo. Llévame hacia tus brazos provocativos dame un beso bajo la luz de miles de estrellas, coloca tu cabeza en mi corazón latente, y ahora pienso en voz alta que a lo mejor  encontramos el amor justo donde estamos.
Para mi esta es La Canción mas romántica del mundo. No se si la traducción es la mejor pero tiene una letra que me saca muchas lágrimas.

El sufrimiento es lo que nos da fuerza y nos hace crecer.


¿Qué se siente al ser vieja? El otro día, una persona joven me preguntó: -¿Qué sentía al ser vieja? 
-Me sorprendió mucho la pregunta, ya que no me consideraba vieja. Cuando vio mi reacción, inmediatamente se apenó, pero le expliqué que era una pregunta interesante. Y después de reflexionar, concluí que hacerse viejo es un regalo. A veces me sorprendo de la persona que vive en mi espejo. Pero no me preocupo por esas cosa mucho tiempo. Yo no cambiaría todo lo que tengo por unas canas menos y un estomago plano. No me regaño por no hacer la cama, o por comer algunas "cositas" de más. Estoy en mi derecho de ser un poco desordenada, ser extravagante y pasar horas contemplando mis flores. He visto algunos queridos amigos irse de este mundo, antes de haber disfrutado la libertad que viene con hacerse viejo. -¿A quién le interesa si elijo leer o jugar en la computadora hasta las 4 de la mañana y después dormir hasta quien sabe qué hora?-Bailaré conmigo al ritmo de los 50's y 60's. Y si después deseo llorar por algún amor perdido...¡Lo haré! Caminaré por la playa con un traje de baño que se estira sobre el cuerpo regordete y haré un clavado en las olas dejándome ir, a pesar de las miradas de compasión de las que usan bikini. Ellas también se harán viejas, si tienen suerte...Es verdad que a través de los años mi corazón ha sufrido por la pérdida de un ser querido, por el dolor de un niño, o por ver morir una mascota. Pero es el sufrimiento lo que nos da fuerza y nos hace crecer. Un corazón que no se ha roto, es estéril y nunca sabrá de la felicidad de ser imperfecto. Me siento orgullosa por haber vivido lo suficiente como para que mis cabellos se vuelvan grises y por conservar la sonrisa de mi juventud, antes de que aparezcan los surcos profundos en mi cara. Ahora bien, para responder la pregunta con sinceridad, puedo decir: -¡Me gusta ser vieja, porque la vejez me hace más sabia, más libre!-.Se que no voy a vivir para siempre, pero mientras esté aquí, voy a vivir según mis propias leyes, las de mi corazón. No pienso lamentarme por lo que no fue, ni preocuparme por lo que será. El tiempo que quede, simplemente amaré la vida como lo hice hasta hoy, el resto se lo dejo a Dios.
El sufrimiento es lo que nos da fuerza y nos hace crecer.

Vida después de los 40. No me perdería vivir esta etapa por nada.



Me veo al espejo y me rió mientras trato de encontrar a esa "mujer cuarentona", que debe esconderse en algún lado, me rió porque sé que nada tengo que ver con ella, al principio tenía muchas dudas y temores sobre lo que pasaría con el correr del tiempo, pero cuando miro atrás comprendo que todo aquello que viví, me hacen la mujer que ahora soy. Vivo a plenitud, disfruto de los momentos románticos que puedo. Siento que éste es nuestro momento, seguimos siendo mujeres vitales, guapas y llenas de actividad pero con muchas más libertades y tiempo para nosotras. Tal vez con algunas arrugas más, fruto de las vivencias que hemos pasado, pero son esas mismas las que nos han transformado en las mujeres que somos hoy. La Vida después de los 40. No me perdería vivir esta etapa por nada.

El amor no tiene edad y puede sorprendernos a la vuelta de cualquier esquina.

El amor es como una llave que nos permite entrar a un mundo de situaciones inesperadas. A los 18 años esas situaciones inesperadas son llamadas “locuras de amor” En la madurez esas situaciones inesperadas son más bien decisiones alocadas. Como mujer con experiencia, puedo decir que las decisiones amorosas te permiten una vida sentimental más plena. Tomarlas significa ser consciente de los riesgos, y saber que existen riesgos incrementa mis ganas de afrontarlos. La Madurez es una etapa de experiencia, de sabiduría, de energías, de ímpetu, de pasión. Y también es una etapa de reconocimiento. Me veo ahora como una mujer que no tiene por qué renunciar a los placeres que solo el amor puede brindarme. En estos momentos ciertas opiniones me parecen ridículas y sin sentido: que las mujeres maduras pierden la capacidad de amar, que no disfrutan plenamente de la vida sexual, que son menos sensibles. ¡Mentiras! La Madurez nos permite hacer todo lo que esos comentarios absurdos niegan, y mucho más. El amor no tiene edad y puede sorprendernos a la vuelta de cualquier esquina. Solo el espejo nos depara una imagen distinta físicamente, pero nuestro corazón siempre es el mismo. Siempre necesitamos la mirada, la compañía y vivir el mundo de a dos.
Así es que ¡Paren el mundo, que quiero amar!



Y uno intenta tontamente olvidar…

Uno intenta como puede sonreír. Demostrar que se encuentra bien y que todo pasará. Racionaliza la situación y seca las lágrimas. Se hace a la idea de que nada es eterno y mucho menos seguro pero no olvida…y es obvio que no olvidará, porque se quiere con la mente, las emociones,el corazón, el hígado, la piel, los labios, la nariz, los ojos…y hasta el alma. Porque cuando de verdad se quiere, se quiere hasta el alma. Y uno intenta tontamente olvidar…


Quiero envejecer acompañada.


Amor para siempre. Envejecer juntos. Hasta que la muerte nos separe. Enamorados como el primer día. Son conceptos y propósitos que parecen ilusorios ante una realidad plagada de divorcios, separaciones, relaciones y matrimonios mal avenidos, de maltratos y abusos que ocurren en el seno de la pareja, a veces con consecuencias fatales. “El problema del matrimonio es que se acaba todas las noches después de hacer el amor, y hay que volver a reconstruirlo todas las mañanas antes del desayuno”.