Visitor

Translate

Mostrando entradas con la etiqueta Aprendi. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Aprendi. Mostrar todas las entradas

Así somos las mujeres.


Aveces necesitamos de un beso apasionado y sentir que volamos en el espacio, otras veces lo único que queremos es un tierno beso, y hasta un abrazo sincero en el que podamos sentir la mayor seguridad... Somos vulnerables, caprichosas, dulces, tiernas, inocentes, traviesas, arrogantes, orgullosas y hasta odiosas algunas veces... Basta un pequeño detalle,el mas sencillo y eso puede hacer que nuestros ojos brillen como estrellitas, y que en nuestra cara la sonrisa nos acompañe todo el día, basta un minuto de silencio para entristecer, y basta un piropo para que nuestras mejillas se sonrojen...



Son mejores los amaneceres compartidos.

"Con el tiempo comprendí"


Que amar no es tan solo rozar unos labios, acariciar una piel o decir simplemente “Te Quiero”.
Entendí que el amor no tenía formas sinuosas ni estaba compuesto de materia orgánica, que los príncipes azules iban en baqueros y chupas de cuero y las princesas con minifalda y tacón y que por descontado, no existen los cuentos de hadas.
Entendí también que son mejores los amaneceres compartidos, las cenas de dos y los verbos conjugados en plural. Que las discusiones no son más que las escusas para una reconciliación en toda regla y que los inviernos son mucho menos fríos en una cama compartida.
Comprendí que el mejor bálsamo para las resacas son sus brazos, su cariño y comprensión y que es mejor tener los labios agrietados por los besos que por otra cosa.
Entendí que los celos son solo síntomas de amor y que la confianza son los pilares principales.
Comprendí que las estrellas brillan más y mejor sin las miran dos, que las lágrimas son solo el miedo a perder lo que tanto se desea, que la ternura siempre es uno de los mejores ingredientes…


 -Autor Desconocido.

No juzgues solamente comprende y si no puedes comprender, siempre respeta.


El respeto es aceptar y comprender tal y como son los demás, aceptar y comprender su forma de pensar aunque no sea igual que la nuestra, aunque según nosotros esta equivocado. Respetar las opiniones del otro, es una de las mayores virtudes que un ser humano puede tener.
Las personas son diferentes, por lo tanto actúan diferente y piensan diferente. No juzgues…solamente comprende…y si no puedes comprender, siempre respeta. Nos dicen que nos pongamos en el zapato del otro y ha algunos que ni zapatos tienen.

No juzgues solamente comprende y si no puedes comprender, siempre respeta.


Callé TE QUIERO, que por miedo, se quedaron en el aire.

Cometí MUCHOS errores... Lloré por quien no debía y reí con falsas amistades... Callé te quiero, que por miedo, se quedaron en el aire. Callé VERDADES por no ...hacer daño... Abracé a personas que NO SE MERECÍAN ni el roce de mi piel. ...y aprendí poco a poco en qué consiste vivir... Y el secreto está en NO ARREPENTIRSE DE NADA.

Callé TE QUIERO, que por miedo, se quedaron en el aire.


Besitos de su Amiga "La Soledad".


Nada más atractivo y excitante que una mujer de 50 años sonriente y serena en la vida.


Los 30 fueron una tragedia: me pillaron separada y con dos hijas. Ahora es tiempo para mí. Más que las arrugas o las canas, la fatalidad de que por mucho que hagas ejercicio la piel se suelta. Cuesta mirarte y ver que no tienes una piel de mujer joven. Para mí, los 30 años, los 40, no fueron tema. Pero cumplir 50, medio siglo… Me costó asumirlo. Las arrugas se han marcado y ni las cremas ni las bases las tapan. Veo que el tiempo se va acortando y quiero aprovecharlo. Ya no hago cosas que me dan problemas. Salgo a caminar, leo y me levanto temprano, porque la mañana tiene una energía especial. “Nada más atractivo y excitante que una mujer de 50 años sonriente y serena en la vida”


Mi vida es un eterno ahora, donde el pasado es sólo un eco.


En mi corazón el pasado, el presente y el futuro no están divididos. 
Son parte de un Todo, de un mismo continuo.
Mi vida es un eterno ahora donde el pasado es sólo el eco de una melodía
y el futuro es la composición que cree a través de lo aprendido con cada eco, 
con cada sonido que me dejo una huella. 
En mi corazón la Luz es la esencia de cada Alma
y perdón es el anhelo más profundo.


Sueños que quedaron por el camino.

Hoy miro atrás en el libro de mi vida
 y veo a una niña que vivió feliz, 
veo tachones y nombres a medio borrar,
 veo experiencias de las que aprendí
 y sueños que quedaron por el camino.

Veo olores y sabores, personas que nunca
 llegaron a saber lo importantes que fueron en mi vida, 
veo miradas ingenuas que aun hoy siguen sin entender, 
pero sobretodo veo cimientos, 
los cimientos que fundaron un camino
 que a día de hoy sigo construyendo.

La humanidad progresa.  Hoy solamente quema mis libros;  siglos atrás me hubieran quemado a mi.

La humanidad progresa.
Hoy solamente quema mis libros;
siglos atrás me hubieran quemado a mi.



Nadie siente el amor sin probar sus lágrimas.

  1.  Nadie alcanza la meta con un solo intento, ni perfecciona la vida con una sola rectificación, ni alcanza altura con un solo vuelo. 
  2. Nadie camina la vida sin haber pisado en falso muchas veces. 
  3. Nadie recoge cosechas sin probar muchos sabores, enterrar muchas semillas y abonar mucha tierra. 
  4. Nadie mira la vida sin acobardarse en muchas ocasiones, ni se mete en el barco sin temerle a la tempestad, ni llega al puerto sin remar muchas veces. 
  5. Nadie siente el amor sin probar sus lágrimas, ni recoge rosas sin sentir sus espinas. 
  6. Nadie hace obras sin martillar sobre su edificio, ni cultiva amistad sin renunciar a si mismo. 
  7. Nadie llega a la otra orilla sin haber ido haciendo puentes para pasar. 
  8. Nadie puede juzgar sin conocer primero su propia debilidad. 
  9. Nadie consigue su ideal sin haber pensado muchas veces que perseguía un imposible. 
  10. Nadie reconoce la oportunidad hasta que esta pasa por su lado y la deja ir. 
  11. Nadie debe vivir sin cambiar, ver cosas nuevas, experimentar otras sensaciones, y tener la capacidad de corregir sus errores.
  12. Nadie tiene el derecho de consumir el amor o la amistad de las personas si uno mismo no la produce. 
  13. Nadie puede intercambiar un apretón de manos con el puño cerrado.
Lo que aprendí de otros.


El mundo te quiere veloz para recordar sólo el sonido de tus pasos.

Fuera de mi ventana sólo veo coches veloces, 
motos alocadas, que dejan el tráfico atrás. 
He aprendido una pequeña verdad:
El mundo te quiere rápido para que llegues a tiempo,
te quiere veloz para recordar sólo el sonido de tus pasos 
y es por eso que cuando te acuerdas que no vas a ningún lado 
aceleras.

Hoy brindo por mi.

Hoy me río de el, por las veces que me he caído y no ha estado, por todas las lágrimas que he derramado y no las ha entendido, por que cuando más lo necesitaba se fugo, dejando en mí un vacío imperdonable, puesto que no era mi amigo, no era mi novio, no era una bocanada de aire fácil olvidar, era una de esas personas que me vio crecer, pero hoy grito al mundo entero que gracias a el he madurado, gracias a el me fui a buscar por otro mundo, por un mundo que no sabría bien decir hoy por hoy si del todo va a funcionar, pero que estoy segura que el clímax de la vida, llamado felicidad un día lo voy a pisar, eso sí, sin el.... ¡Lo juro! Hoy brindo por mi, por la fortaleza que he necesitado para soportar todo lo que he llegado a soportar, por la gente que ha estado a mi lado y me ha demostrado que me quiere, por todos los errores que he cometido y que he sabido enmendar...


Puedo ser y hacer muchas cosas.


Sueño con cosas que nunca van a pasar,
pero no me arrepiento de soñarlas. 
Pienso cosas que no se si deberían ni pensar siquiera,
 pero no me importa. 
Me rió sola en la calle, unos sonríen amistosamente al verme,
otros, piensan que estoy loca. 
La verdad, me da igual.

Soy sincera conmigo misma, nunca me engaño,
 porque engañarme no me va a llevar a ninguna parte. 
Puedo cogerte de la mano y llevarte a donde tú quieras, 
y sabes que no te vas a arrepentir. 
Puedo contar el chiste más malo de la historia y hacerte reír, 
al darme cuenta de lo malo que es. 

 Puedo ser y hacer muchas cosas.
 Puedo romper el hielo, o simplemente dejarlo derretir. 
Pero hay algo que nunca voy a hacer y es quedarme de brazos cruzados. 
Porque después de muchos palos he aprendido 
que el miedo no se vence pensando, si no actuando.


La vida es tan solo un instante construido por instantes.

El tiempo transcurre inexorable y cada vez a mayor velocidad y no quiero malgastarlo desalentándome por ello, ya que el tiempo seguirá transcurriendo inexorablemente y cada vez a mayor velocidad.

Elijo, pues, abrir mis ojos y exprimir cada instante que la vida me regala.
No me permito quedarme sentada junto a la ventana viendo cada atardecer pensando que es otro menos y añorando los que ya pasaron, cuando la verdad es que, justamente, éste es el más importante de todos los vividos, ya que es el que realmente evidencia que estoy viva y que estoy aquí.

No quiero malgastar el tesoro de la vida, acumulando tiempo muerto en la biografía de mi alma cuando todavía sigo viva.

¡Claro que sé que el tiempo se agota! Y así empezó siendo desde el mismo día en que nací, así era cuando construía mis castillos en la playa, así cuando me enamoré tantas veces, así cuando trazaba tantos planes de futuro desde aquella atropellada juventud que brotaba por cada poro de mi piel. Pero entonces no me planteaba que el tiempo pasa rápido, sino que vivía como si todo fuera para siempre.

Y, sin embargo, el tiempo podría haberse esfumado detrás de cualquier risa, de cualquier pupitre, de cualquier castillo de arena junto al mar. Pero no era consciente de ello, tan solo, era consciente de cada momento que vivía.

Me gusta mirar hacia atrás de vez en cuando, porque mi experiencia vital es mi mayor erario para seguir caminando y, de tanto en tanto, está bien refrescar la memoria y recolocar las cosas. Pero no quiero anclarme en el pasado que tanto me dio y tanto me enseñó, sino apoyarme en él para tomar impulso desde donde estoy.

Vivir el presente, sin tiempo, sin esperar mucho más del futuro que lo que nos aguarda en el instante siguiente. Evidentemente, no puedo evitar ir siempre un paso más allá; no puedo evitar hacer planes para futuros un tanto más lejanos, pero intento que esos proyectos jamás se conviertan en una venda alrededor de mis ojos que me impida ser consciente del momento presente.

No sé por cuantos instantes permaneceré aquí, pero pienso vivir cada uno de ellos. Y no quiero vivirlos como si fueran el último, eso jamás. Quiero vivir cada uno como si fuera el que es, el de ahora, el de este momento.

Si pienso que cualquier tiempo pasado fue mejor, o paso mis días haciendo planes para un futuro que ni siquiera sé si llegará, me pierdo la magia de este tiempo en el que cada día amanezco a la vida nuevamente. Lo mejor está por llegar... tal vez. Aunque creo que lo mejor es, sencillamente, ser consciente de mi Ahora.

No quiero desperdiciar mi tiempo pensando en que se me acaba.
La vida es tan solo un instante construido por instantes cotidianos. Y en ese momento fugaz, hasta caben los sueños.

Por eso, labro cada uno de esos momentos con un sueño en la mirada, sabiendo que, de hacerse realidad, será también instante a instante, con cada parpadeo, y desde el presente.

Eso aprendí. Y no quiero ser tan estúpida como para olvidarlo.


Querer es hermoso y amar es divino.


¿Que has aprendido de la vida...?
He aprendido….que cuando sólo una persona me dice:”
Tú me alegraste el día”, me alegra el día.
He aprendido….que cuando te amarras a tu amargura,
la felicidad amarrará en otro muelle.
He aprendido que desearía haberle dicho a mi padre que lo quiero
una vez más, antes de que falleciera.
He aprendido… que cuando estás enamorado,
se nota.
He aprendido….que ser bondadoso es más importante que tener la razón.
He aprendido…que nunca debemos rechazar el regalo de un niño.
He aprendido…que yo siempre puedo rezar por otro cuando no tengo
 las fuerzas para ayudarlo de alguna otra manera..

He aprendido….que la vida es como un rollo de papel;
mientras más se acerca a su fin, más rápido se acaba.
He aprendido….que deberíamos estar contentos de que Dios
no nos dio todo lo que necesitamos.

He aprendido….que el dinero no compra amor.
He aprendido….que las pequeñas cosas de todos los días hacen la vida tan espectacular.
He aprendido….que bajo la coraza más dura hay alguien que quiere ser apreciado y amado.
He aprendido….que el Señor no lo hizo todo en un día. ¿qué me hace pensar que yo puedo?
He aprendido….que cuando planeas vengarte de alguien,
estás dejando que esa persona continúe hiriéndote.

He aprendido…que el amor y no el tiempo cierra todas las heridas.
He aprendido….que todos con los que te encuentras se merecen que los recibas con una sonrisa.
He aprendido…que nadie es perfecto hasta que te enamoras de esa persona.
He aprendido….que la vida es dura pero yo soy más duro.

He aprendido…que las oportunidades nunca se pierden; alguien tomará la que dejaste pasar.
He aprendido…que debemos mantener nuestras palabras tiernas,
 porque mañana tal vez debamos masticarlas.
He aprendido….que una sonrisa es una forma muy barata de mejorar la presencia.
He aprendido…que no puedo decidir cómo me siento, pero sí puedo decidir qué voy a hacer al respecto.

He aprendido…
que mientras menos tiempo tengo disponible, más cosas termino.
He aprendido que la mujeres alegran a los hombres
y los hombres alegran a las mujeres, pero siempre cuando ambos se tratan con cariño.
He aprendido que entregar amor a todos es mi mejor arma y deseo compartirla.
Hoy he aprendido que cuando dos se quieren, además son amigos.
Hoy he aprendido…que reír me hace bien y ser alegre es contagioso..

Hoy he aprendido…que querer es hermoso y amar es divino
Hoy he aprendido…que dos pueden ser uno.
Hoy he aprendido…que ser positivo es usar mi inteligencia
Hoy he aprendido…que todos tienen capacidad de amar, pero algunos aún no lo saben.
Hoy he aprendido…que volar es hermoso y que se puede hacer sentado.

Hoy he aprendido…que sentir tiene varias escalas
y algunos no sabemos subir algunos peldaños.
Hoy he aprendido que los sentidos se desarrollan…
Y también se atrofian.
Hoy he sentido que la vida es corta y hermosa…
 Y que deseo compartirla.

Autor Desconocido

Porque no hay nunca un instante mejor que el ahora, ni un tiempo más cierto que el presente.

La vida es frágil.
Irrumpe, nos bandea de un lado a otro, nos acerca y nos separa. 
Nos atrapa, nos aisla. Nos sorprende, nos conquista, nos convence.

Y, algunas veces, y sin previo aviso, nos golpea con violencia
 y de forma inesperada desaparece.

 A nuestro lado, surge entonces, el silencio, el vacío.
 Las palabras se ahogan en la desesperación;
porque el dolor busca ser compartido
 pero no quiere ser aliviado.

Y la convulsión transforma el ahora en el ayer,
 y el mañana en agonía.
No sabemos esquivarlo,
no podemos ignorarlo y no queremos aceptarlo.

Por eso, si un día a las tres de la madrugada
tienes ganas de dar los buenos días,
 no esperes a que amanezca.

Si una noche el teléfono te despierta, no dejes de contestarlo. 
No renuncies a un paseo porque esté lloviendo,
a encender un fuego
  porque sea verano o a un momento
 porque haga frío.

Porque no hay nunca un instante mejor que el ahora,
 ni un tiempo más cierto que el presente.
Y ahora, estamos, aquí.
Y hoy, el cielo se puede convertir en  lágrimas.


¡Quien riendo la hace, llorando la paga!


Si te molesto, entiendo. Si no te importo, entiendo. Si no tienes tiempo para mi, entiendo. Si me ignoras, entiendo. Si te enojas, entiendo. Pero cuando me pierdas, no preguntes de quien fue la culpa, es tu turno de entender. ¡Quien riendo la hace, llorando la paga! Ley de vida.

¡Quien riendo la hace, llorando la paga!

El amor es cuando no respiras.

Soñamos con el amor, lo perseguimos, lo encontramos y luego acabamos perdiéndolo. 
Día tras día, pensando que lo bueno estaba aún por llegar, esperando... y sin darnos cuenta acabamos perdidos en el presente. El amor es cuando no respiras,  cuando es absurdo, cuando echas de menos, cuando es bonito aunque esté desafinado, cuando es locura...


El tiempo arrasa y lo que el tiempo rompe no se arregla.

Dicen que el tiempo es la fuerza mas poderosa, mas que el amor. El amor muere, el tiempo no, el tiempo perdura y transforma todo, nos cambia, se quiera o no. Uno cree que maneja el tiempo, hablamos de ganar o perder tiempo, de dejar pasar el tiempo, pero el tiempo pasa, lo dejemos o no. Dicen que uno cree que el tiempo lo arregla todo: Con el tiempo te va a amar, con el tiempo la vas a olvidar, pero también dicen que el tiempo no arregla nada, que el tiempo arrasa, y lo que el tiempo rompe no se arregla. Dicen que el tiempo es la fuerza mas poderosa, los arqueólogos luchan contra eso, tratan de rescatar objetos, historias, y tratan de salvarlas del paso del tiempo, pero el tiempo avanza, avanza y avanza...El tiempo no es malo ni bueno, algunas cosas las destruye, a otras las vuelve mejores, como a un buen vino, y están las que resisten al paso del tiempo, como una silla de roble,  el tiempo pasa y el roble sigue intacto, como los sentimientos nobles, que pase lo que pase no mueren con el tiempo. Porque el tiempo pasa y se olvida de mi, de ti, pero aun no puede olvidarse del amor.

El tiempo arrasa y lo que el tiempo rompe no se arregla.

Ser sincera es lo peor que puedes hacer.


Hoy aprendí que ser sincera es lo peor que puedes hacer. Aprendí que hay gente que tapa el sol con un dedo y así viven, a la sombra de su dedo... Otra relación amorosa terminada por decir las cosas cómo son.... Esto me lleva a pensar: Que quizá no he aprendido nada de la vida.



Ésta es mi vida, ha estado bien. Pero no como yo quería.

¿Qué se siente al sentir tu cuerpo vacío? 
Vacío y negro. Sin esa chispa que algunos llaman vida. 
Cuando todo se acaba, puede que pienses que tu vida,
 sí, esa millonésima parte de una millonésima parte de la Eternidad,
 no ha servido de nada; o, al contrario, al llegar el fin de tus días pienses:
 "Qué vida más plena. Ha merecido la pena". 
¿Qué somos? ¿Qué hacemos aquí? ¿Por qué estamos aquí? 
Por casualidad. Una coincidencia de entre otras muchas millones de situaciones.


Piensas:
 "Ésta es mi vida, ha estado bien. Pero no como yo quería".
¿Y qué hay luego? Algunos dicen que un paraíso o una condena. 
Otros el final de un penoso camino. Una reencarnación, tal vez. 
¿O sólo oscuridad en un sueño eterno? 
Yo ya no sé qué creer. 
Nadie sabe qué es lo correcto, ni lo que realmente existe. 
Sólo sé que vida sólo hay una. Así que, la  aprovecharé. 
Reiré siempre que pueda, seré amable en todas las ocasiones posibles. 
No fingiré cuando esté mal. No me vendare los ojos para pensar que todo sigue igual.
 Llorare cuando tenga que llorar, y sonreiré cuando tenga que sonreír.
Mi vida no se mide por el número de veces que e respirado, 
sino por los momentos que me dejaron sin respiración.


¡Venga pequeña! ¡Tú puedes! ¡CÓMETE EL MUNDO!


Se calló. Se sentó, y cansada de luchar comenzó a llorar. Su apariencia rota, su ropa sucia y su pelo despeinado al viento. Se miró, estaba fea, llena de rasguños, heridas abiertas, cicatrices sin sanar y moretones de la vida. ¿Cuándo el mundo se te quedó tan grande? Lloraba y recordaba tiempos mejores, tiempos en los que podía sentirse grande. En los que no le faltaba de nada. Donde todo estaba perfecto, donde podía volar alto ¡MUY ALTO! y sin miedo a caer. Su corazón latía lento, casi a punto de pararse, como pidiendo que uno de esos fuese su último latido. Se miró las manos. Las tenía enrojecidas y agrietadas, le costaba mucho tirar de todo. Mientras su cabeza daba vueltas, dio en la respuesta acertada. La única que va a estar ahí siempre era ella. Ella que fallaba y aprendía. Ella tan valiente como para seguir con vida, tras cada golpe por duro que sea. Tras cada paliza, aunque quedase medio muerta. Comprendió que vivir se basa en saltar las piedras del camino y aprender a caerte lo menos posible. Tratando de ser feliz. Concentrando la felicidad en pequeños instantes que se recordarán durante toda una vida. ¡Venga pequeña! ¡Tú puedes! ¡CÓMETE EL MUNDO!